Voto en Blanco
Voto en Blanco
Voto en Blanco


Buscar en artículos:
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.

Información y Opinión

¿Son los partidos políticos españoles instrumentos útiles en democracia?


Nota

Los partidos son instrumentos útiles en democracia sólo si cumplen con su cometido, pero son obstáculos y estorbos si no son democráticos, si están corrompidos, si carecen de controles suficientes y si abusan del poder y de los privilegios, de manera habitual, como ocurre en España.
---



¿Son los partidos políticos españoles instrumentos útiles en democracia?
Los partidos políticos españoles con representación parlamentaria se han salido del cauce democrático y hoy son más un obstáculo para el sistema que instrumentos para la participación democrática de los ciudadanos, fin para el que fueron creados.

Muchos pensadores políticos sostienen que los partidos políticos se pudren y se hacen inservibles para la democracia cuando atraviesan con frecuencia la línea roja, consistente en anteponer sus propios intereses al bien común, algo desgraciadamente habitual en España, donde pueden enumerarse miles de violaciones de esa ley básica.

La última ha sido el mismo gobierno socialista de Pedro Sánchez, constituido con el apoyo de partidos que no respetan la democracia, que exhiben institntos totalitarios y que quieren romper España.

El balance de los partidos políticos españoles en las últimas décadas es sobrecogedor y, según algunos analistas y expertos, suficiente para que los dos grandes partidos españoles, el PP y el PSOE, deban precintarse y declararse ilegales por haber acumulado demasiadas fechorías y violaciones de las leyes. El número de condenados, imputados y de casos de corrupción juzgados que han acumulado esos partidos los convierte en lo más parecido a asociaciones para delinquir, las más temibles y peligrosas en España, detrás de la banda terrorista ETA.

Esos partidos han robado, malversado, despilfarrado, alimentado el independentismo, cambiado impunidad por votos, utilizado fondos públicos para financiarse, ocultado dinero al fisco, endeudado el país hasta la locura, recortado los servicios públicos innecesariamente, destrozado la sanidad y la educación, cobrado impuestos injustos y desproporcionados y han llenado el Estado de empleados innecesarios, convirtiéndolo en insostenible y ruinoso.

Además, los partidos políticos españoles se han acostumbrado a gobernar en contra de la voluntad popular y han logrado que el pueblo les señale en las encuestas como uno de los tres peores dramas del país, lo que en democracia representa un rechazo popular deslegitimador. El pueblo quiere que desaparezcan las ruinosas y destructivas autonomías, que el numero de políticos cobrando del Estado descienda, que los mandatos estén limitados a dos legislaturas, que los partidos y sindicatos se financien por sus propios miembros, no con el dinero de los impuestos, que se controlen y limiten sus poderes, que practiquen la democracia interna, que desconocen, que erradiquen la corrupción, un vicio que les domina, que respeten el principio básico de la separación de los poderes del Estado, que dejen en paz e independencia a la Justicia, que propicien la participación en la política del ciudadano, al que han arrebatado la influencia y expulsado de los público, y que se comprometan a respetar una democracia que cada día devalúan más y envilecen.

En estas circunstancias, decir que los partidos políticos son instrumentos democráticos suena a blasfemia en España, donde son justamente lo contrario: instrumentos de destrucción, ruina y tiranía encubierta.

Por eso, los ciudadanos más honrados y decentes del país cada día recelan más de esta falsa democracia reinante, se abstienen más o votan al que consideran menos malo, sin entusiasmo y con la nariz tapada, frustrados porque no encuentran un partido que encarne la democracia y los más intensos deseos de los ciudadanos libres.

Francisco Rubiales


- -
Jueves, 11 de Octubre 2018
Artículo leído 672 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 10/10/2018 10:46

Lo único que se me ocurre es preguntar si el pueblo es consciente de todo esto y lo que piensa hacer para acabarlo.

Ayer estábamos otro y yo hablando de política y llegó un tercero y dijo que nosotros no sabíamos de política como para hablar de ella. El que hablaba conmigo se mosqueó y dijo que como lo sabía y el otro dijo ¿eres un chorizo, ladrón, corrupto y demás? El otro contestó que no y este le dijo, pues entonces no entiendes de política.

Esa parte creo que la gente la tiene clara, para ser un político hay que ser un sinvergüenza en su más amplia acepción, lo que parece que falla es la forma de luchar contra eso. La gente sigue votando a los que califica como sinvergüenzas tal vez porque los otros lo son más y lo que hace es votar para impedir que lleguen los otros.

2.Publicado por mentalmente el 10/10/2018 13:35
El esfuerzo para cambiar las cosas a mejor, y en beneficio de la sociedad, no sale rentable. Nadie lo paga.

Solo sale rentable si es mentira.

Cuando es mentira que se quieren cambiar las cosas a mejor y en beneficio de la sociedad, encuentras muchos apoyos, mucha gente se quiere sumar porque ahí sí que hay un buen negocio.

3.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 11/10/2018 08:20
En principio la respuesta puede que sea que no, ya que muchos dicen que los partidos políticos son expresión de la libertad de pensamiento y de la libertad política, que son (como dice el Artículo 6 de la Constitución) expresión de la voluntad popular, etc. etc. También los partidos políticos son en realidad los únicos que ejercen un control sobre los otros partidos políticos, ya que al luchar por el poder pues ejercen todo tipo de control sobre los otros de todo tipo. Ahora claro, cuando está en juego el sistema partitocrático se protegen entre ellos, sobre todo aquí en España con lo corporativistas que somos. Entablan un sistema que es difícil de que entren en liza nuevos partidos que no sean permitidos por alguno de los anteriores para dividir el voto del contrario, y establecen normas que protegen a los políticos de todos los partidos.

Y estas cosas, y más, son las que se critican aquí de los partidos políticos que al final son los que ejercen el poder del Estado, y la voluntad popular la dejan de lado pues en el fondo ellos ejercen el poder únicamente en base a sus intereses, nunca en contra de los suyos.

Pero...¿qué sistema democrático se implanta sin que sean los partidos políticos los que ejerzan el poder político?...¿Una dictadura?...¿de quién?. Es difícil de establecer, por no decir imposible. La democracia directa es complicada en sociedades tan numerosas y complejas como la nuestra, eso estaba bien en la Grecia clásica donde eran cuatro gatos, pero ahora con tantos millones de gentes tan diversa es casi imposible. No es cuestión de proponer aquí un sistema político alternativo, para eso están otros, pero queda claro como dice el escrito que los partidos políticos actuales pues no es que hayan hechos grandes cosas por una democracia limpia y sobre todo en la que los ciudadanos nos sintamos más personas y no un simple voto.

4.Publicado por Sr. Vivi el 11/10/2018 09:09
Buenos días a todos.

Sr. Rubiales, hoy nos ha despertado con un vídeo magistral de la "res publica" en nuestra España. Le felicito.

Ahora bien, por mi parte vuelvo a retomar la idea que he expuesto aquí en varias ocasiones. Verá Vd.

Contrapone los políticos al pueblo puesto que se olvidan para lo que fueron elegidos y le roban, engañan, exprimen y ningunean. Perfecto. Pero yo lanzó esta pregunta: ¿Estaría dispuesta esa gran mayoría de paniaguados a "romper las sucias cadenas para conquistar ese otro marivolloso mundo" y no el de cierto manifiesto sino el que emana de la educación y el respeto?

Soy pesimista al respecto, ya se dijo algo parecido a "primun mangere, deinde philosophare".

5.Publicado por pasmao el 11/10/2018 10:22
Buenos días Don Francisco

Alberga usted muchas esperanzas en nuestros partidos, porque parte de la base de que ellos son los que mandan. Ergo piensa que de su regeneración devendría una mejor democracia, o algo mas parecido a una democracia.

El problema es que en la realidad los partidos mandan muy poco, y siempre han mandado muy poco. Otra cosa es que nos salgan muy caros, cómo caro sale un perro al que le ponen una correa de oro y brillantes.

Los partidos son simples testaferros, trampantojos, de quienes verdaderamente manda. Y ¿quien manda?, pues sobre eso me parece que es sobre lo que deberíamos discutir, sucintamente yo doy algunas ideas:

- gente que manda dentro, IBEX o parte del IBEX, básicamente el sector energético y bancario, oligarquias periféricas nazionalistas,

-gente que manda desde fuera. Los Soros, la angloesfera, masonerías diversas (capital Bruselas)..

Entendámoslo así y así entenderemos porque los partidos toman tantas decisiones que apriori van contra sus intereses (es decir contra los nuestros), y que sólo se pueden explicar porque responden a intereses de terceros.

Un muy cordial saludo

6.Publicado por vanlop el 11/10/2018 11:45

Como publicó los dos artículos ayer, ya comenté.

Ciertamente los partidos están sometidos al poder, al verdadero poder y eso se debe a la mediocridad de sus dirigentes. Lo que no me queda claro es si cuando la transición fueron los mediocres los que tomaron el poder por sí mismos o fueron los que mandan los que los pusieron, apartando a la gente de valía. El hecho es que están ahí y cada vez son más mediocres.

El otro día leí algo que se suele olvidar y es la deuda. Cuanta más deuda, más sometido está el país, eso parece claro. Llevamos varios años de intereses negativos, lo normal seŕia aprovechar para bajar la deuda. Pues no, se sigue aumentando.

Eso supone y es algo común en todos los países, que están en manos de los acreedores, que pueden imponer las políticas que quieran y los gobiernos tienen que ceder.

Esto de la deuda ha sido una forma de suicidio lento y no parece que nadie esté por la labor de racionalizar el gasto y bajar la deuda, es más mientras que Uropa insiste en el déficit, no parece que se sientan muy inquietos por la deuda.

Y no es que se necesiten muchas excusas para que la casta obedezca, pero la deuda es un seguro por si acaso.

Mentalmente

En efecto, el concepto de democracia y mucho más el de democracia representativa, choca con nuestros instintos que son seguir a un líder. A lo más que se llega en democracia es a elegir a ese líder en el grupo, grupo pequeño y democracia directa. Una vez elegido, se espera que provea las necesidades del grupo y si no funciona, se elige otro.

De alguna forma, es democracia. Pero la democracia representativa es un concepto que requiere mucho esfuerzo intelectual y físico, constante, lo que supone un esfuerzo de mantenimiento también constante, de vigilancia permanente y demás. Eso está al alcance de muy poca gente, unos por falta de inteligencia y otros por falta de tiempo.

Es simplemente aquello de primero vivir y después filosofar. En tanto no se tiene la vida asegurada no se puede uno poner a pensar en cuestiones políticas. Y eso está al alcance de pocos y dado el deterioro de la sociedad, cada vez menos.

Es más practico un gobierno aristocrático, en el que una serie de personas cualificadas miran por el bien del resto. Pero eso tiene y más en estos tiempos graves problemas.

El resultado es que cuando tenemos una sociedad virtuosa cualquier sistema es bueno, porque los dirigentes serán virtuosos y al contrario. La trampa fue que la casta se dedicó a corromper a la sociedad y ahora gran parte de la sociedad está corrompida, en el sentido que no tienen claros los conceptos de virtud ni de inmoralidad, no es que la gente sea mala, es que no saben lo que es el bien o el mal porque la casta ha creado la confusión. También es cierto que practicar el bien requiere un esfuerzo especial.

7.Publicado por Antuan el 11/10/2018 11:51
Si son útiles si hay una división real de poderes, cuando no la hay como en España se convierten en carceleros privilegiados del resto del pueblo. No hay más

8.Publicado por mentalmente el 11/10/2018 20:26
No sabemos organizarnos sin líderes, sin alguien que de algun modo piense por nosotros o empiece a pensar y actuar por nosotros, sin alguien que interactúe con nosotros y empiece a hacer cosas y a motivarnos, y no podemos establecer una relación de igual a igual con esas personas que nos motivan, en la mente son algún tipo de liderazgo, a veces como un padre o una madre, y eso implica no poder hacer individualmente y libremente algo que tenga que ver con ese liderazgo pero que no sea aprobado o supervisado por esa persona.

Si no podemos movernos con criterio, independencia, autonomía, sin la aprobación de padres/madres sean los reales o sean imaginarios, o sean otras personas que veamos como tales, no podemos pretender vivir en una democracia.

Porque en el momento en el que se implantara, por arte de magia, supongamos un sistema democrático, volveríamos a hacer que fuera partitocrático, ya que si es democrático permitirá que los ciudadanos cambien las reglas, las cambiarán para que sea partitocrático.

Eso sí, bajo esos supuestos, no será igual ni mucho menos que la partitocracia actual. La suposición de implantación mágica de una democracia no es posible.

La democracia necesita por lo menos de que los ciudadanos entiendan mucho, mucho, los mecanismos básicos en los que se fundamenta y depende, para que los defiendan mayoritariamente en vez de querer cambiarlos, y no los alteren para que pueda seguir siendo democracia.

Esa situación no se da actualmente, porque la gran mayoría de ciudadanos defienden distintos tipos de censura, de restricción de libertad a la hora de expresar ideas muchas veces políticas.

Pero no solo eso, incluso cuando defendemos la libertad de expresión, muchos personas tienen todavía conductas castigadoras, persecutorias, hirientes, fiscalizadoras, "censoras" en general, en vez de dialogadoras cuando enfrentan expresiones libres de ideas de terceras personas.

Si no se puede lograr la libertad de expresión, no solo legalmente, si no también, socialmente, la democracia es imposible totalmente. Porque una está directamente relacionada con la otra.

Aunque sí creo que existen estados transitorios, no creo que nadie cambie o sea de forma radical una cosa u otra, hay estados transitorios, tanto en el pensamiento como políticos, y esos son los interesantes ahora mismo. Desde mi punto de vista.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER

Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros