Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Información y Opinión

Nos hacemos anarquistas. El Estado es el gran señor feudal del siglo XXI


Nota

El Estado es el gran señor feudal del siglo XXI. Los políticos lo han convertido en un monstruo enemigo del hombre y de la civilización. Hay que abatirlo si queremos libertad y progreso. El Estado, hoy en manos de delincuentes y corruptos en numerosos países, es mentiroso, injusto, tramposo y asesino. La guerra de Ucrania es la prueba concluyente de que hay estados que se han convertido en refugios de criminales.

En España, donde el deterioro del Estado es brutal, gobierna un Pedro Sánchez que es un concienzudo fabricante de anarquistas que se sienten enemigos del poder y que rechazan visceralmente a los políticos por sus abusos, injusticias, privilegios inmerecidos y mal gobierno que empobrece y aplasta a los ciudadanos.

La Historia demuestra que el anarquismo resucita siempre que el pueblo padece los excesos y maldades. como está ocurriendo hoy en España y en otros muchos países.

El mal gobierno que infecta a muchos países del mundo trae consigo peligros y dramas como el desprestigio de la democracia, el auge de los extremismos y el asesinato de ciudadanos.

Si alguien duda, que analice lo que está ocurriendo en Irán, Cuba, Venezuela, Nicaragua y algunas otras tiranías devastadoras, donde el Estado asesina a la gente libre y cuyas injusticias y abusos hacen avanzar el pensamiento anarquista, el que condena el poder del Estado sin paliativos.
---



Nos hacemos anarquistas. El Estado es el gran señor feudal del siglo XXI
La crisis económica, la corrupción y el mal gobierno son tres enfermedades graves que están logrando que renazcan fantasmas que parecían olvidados, como el desprestigio de la democracia y el resurgimiento de pensamientos y doctrinas que se creían derrotadas, como el comunismo, el fascismo y, sobre todo, el anarquismo, que se está instalando en el corazón de las sociedades desarrolladas.

El pensamiento anarquista resucita en el siglo XXI y está detrás de esa definición nueva y veraz de la auténtica democracia como "la organización de la libertad al margen del poder del Estado". Los ciudadanos, frustrados ante sus gobiernos, que les maltratan, saquean y decepcionan, recuperan el espíritu anarquista que rechaza el Estado como el peor invento de la Humanidad y a esos partidos políticos que se lo han apropiado, expulsando al ciudadano de la vida pública y de la política.

El pensamiento anarquista, en retroceso durante el siglo XIX y derrotado en el siglo XX, resucita vigoroso en el siglo XXI, perfilándose claramente como fuerza inspiradora de la actual política ciudadana, que experimenta una reacción "libertaria" del hombre, enfrentado a "estados brutales", verdaderos engendros que acumularon demasiado poder y que aplastan al pueblo desde gobiernos que mienten, expolian y maltratan autoproclamándose "democracias".

Siempre idealistas, confiados ingenuamente en la capacidad de los colectivos para resolver sus propios problemas, poseedores de una sorprendente y terca fe en el hombre, individualistas y a veces violentos, los anarquistas acertaron siempre en lo que criticaban y fallaron en lo que construían. Su mayor acierto histórico ha sido generar una propuesta de emancipación sin haber creado al mismo tiempo una política, una constitución, un programa económico y un gobierno.

Su terca fe en la libertad constituye hoy un ejemplo y un faro de inspiración, hasta el punto de que son ya muy pocos los intelectuales de pensamiento libre que no comparten esa crítica esencial del anarquismo a las instituciones, que demuestran cada día que han sido creadas no para beneficio de los ciudadanos, sino para reforzar el poder del Estado.

Los anarquistas fracasaron al querer fabricar una maquina autónoma que, sin pretender conquistar el poder del Estado, diera vida a una sociedad nueva en la que el Estado no tuviera sitio, pero su intento fue y sigue siendo uno de los más hermosos y esperanzadores sueños de la Humanidad.

Cuando los anarquistas denunciaron al socialismo autoritario como una aberración política, recibieron en pleno rostro el brutal puñetazo de una Unión Soviética triunfadora, teórica patria de obreros y campesinos. Pero, sin embargo, tenían razón, como ahora resulta evidente.

Los ciudadanos del siglo XXI, decepcionados de una falsa democracia prostituida por los políticos y sus amos multimillonarios, estamos redescubriendo el anarquismo, desprestigiado y vilipendiado por las poderosas maquinarias de propaganda del comunismo y el socialismo.

Ahora reluce la verdad y resulta que las tesis anarquistas no eran tan violentas, irracionales y peligrosas como decían y que su rechazo al Estado todopoderosos e intervencionista, aquel que asesinó a decenas de millones de sus propios ciudadanos, que terminaron abandonándolo y derribando el vergonzoso Muro de Berlín, era un acierto lúcido y una vigorosa defensa de la libertad y del ser humano.

El pensamiento anarquista no ha dejado de estar presente en todas las luchas del hombre moderno contra la opresión de los gobiernos, contra el poder abusivo de los partidos políticos, contra la ocupación y sojuzgamiento de la sociedad civil, contra el absolutismo, el comunismo, el nazismo, el capitalismo y la opresión, en la lucha de los alzados y guerrilleros y en los movimientos de liberación y en las cruzadas contra los grandes dramas de la humanidad: la guerra, la pobreza, el hambre, la esclavitud, la marginación, la desprotección de los débiles y la desigualdad.

Hoy, el anarquismo, como filosofía que eleva al ser humano por encima del Estado y de todas esas instituciones y artilugios que lo refuerzan y lo hacen imponente, recupera cada día mas brío y potencia.

Bendito sea porque es portados de libertad.

Francisco Rubiales

- -
Miércoles, 19 de Octubre 2022
Artículo leído 725 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 19/10/2022 08:42

No seré yo el que discuta las bondades del anarquismo, pues me considero como tal. Sin embargo el anarquismo tiene un defecto de base y debido a él nunca podrá triunfar, a pesar de la cantidad de gente que nos sentimos anarquistas.

El concepto básico es que la sociedad es capaz de funcionar sola ni necesidad de estructuras superiores que, al final, conducen inevitablemente a un estado opresor. Y ese es el defecto de base.

Una sociedad no puede funcionar sin una cierta organización, entre otras cosas porque somos animales sociales. Una vez que el anarquista acepta un mínimo de organización, está perdido, porque esa mínima organización acaba conviertiendose en un estado opresor. Esto es lo que ocurriría en una sociedad perfectamente anarquista.

Pero luego está la condición humana y esta nos conduce a que siempre hay algunos individuos o muchos individuos, que intentan aprovecharse de los demás. Por tanto los que soportan a estos abusones, no tienen más remedio que asociarse para defenderse y esa es otra forma de llegar al estado, que se acaba convirtiendo en opresor.

El anarquista es individualista, pues si se asocia con otros crea una estructura social, que acaba en lo que acaba. Por tanto, cuando unos cuantos se asocian para obtener ventajas, el individuo solo no tiene la menor posibilidad de conseguir algo.

El anarquismo fue muy potente en la España de los 30, eran más bien sindicatos, pues no era cosa de meterse en formar partidos. Y al finar acabaron, primero persiguiendo fascistas y luego masacrados por los socialcomunistas, de modo que lo que ha quedado en el pensamiento colectivo, es que eran organizaciones violentas.

Así que el anarquismo es una bella teoría que no puede funcionar en la práctica.

2.Publicado por Blogger el 19/10/2022 09:27
Ayer tuve un problema con la plataforma de edición del blog, que siempre ha funcionado magistralmente, y no pude revisar algunos comentarios. Pido disculpas.

Un saludo cordial.

F. Rubiales

3.Publicado por F. Rubiales el 19/10/2022 09:54
El problema del anarquismo, señor Vanlop, es que ha sido asesinado antes de nacer. Se topó de bruces con el comunismo, que es la doctrina más canalla y depredadora de la Humanidad, y fue asesinado antes de nacer. No le dejaron demostrar que el hombre puede autogobernarse porque es una obra sublime de Dios, que lo hizo libre y autónomo. Pero los adoradores del Estado, que son también adoradores del poder, de los privilegios, la rapiña y el odio, impidieron que esa idea sublime de libertad prosperara. La única democracia es la que se construya algún día al margen del Estado. Es falso que el anarquismo niegue todo tipo de organización. Acepta un cierto poder de arbitraje, sumamente controlado, para los casos de conflictos, que algún día, cuando los ciudadanos estén entrenados en el ejercicio del poder, desaparecerían. ¿Una utopía?, Sí, pero alcanzable, como fueron también el fin de la esclavitud, la liberación de a mujer, la jornada laboral de ocho horas y la medicina púbica. Mientras existan depredadores egoístas y capaces de todo para acaparar poder, como Sánchez, Putin y otros muchos, la democracia será imposible y el anarquismo será cien veces acuchillado porque su canto de libertad coloca en ridículo a los malditos tiranos.

Mi primer trabajo, en 1967, cuando tenía 19 años y lo hacia para pagarme mis estudios en Madrid, fue el de corrector de pruebas en una editorial anarcosindicalista de Madrid (ZYX). Recuerdo que uno de los libros que corregí fue "El apoyo mutuo" de Kropotkin. Me dejó tan impresionado que sigo bebiendo en sus fuentes y me ayudo a rechazar desde entonces todo tipo de abuso de poder y autoritarismo. Nadie me ha convencido desde entonces de que el Estado no es el peor invento de la Historia y el más nocivo para la causa del humanismo y la libertad. Los defensores a ultranza del Estado, como los comunistas, socialistas y fascistas, han sido y son los peores depredadores y asesinos. Basta mirar a Cuba, Corea del Norte, Venezuela, Irán y otros totalitarismos estatales para descubrir como aplastan, asesinan y se revuelcan en la sangre de los ciudadanos.

F. Rubiales

4.Publicado por mentalmente el 19/10/2022 18:47
Buenas a todos,

Bakunin, ideólogo del anarquismo era amigo de Marx, ideólogo del comunismo.

A mi modo de ver estas ideologías no funcionarían aunque todo el mundo las apoyase.

La época de esas ideologías está lejos, pero sobretodo por lo convulsivo, simplista y radical de esos planteamientos y sus consecuencias.

Lo que ahora las convierte en algo como cultos paganos a símbolos de dioses antiguos. Así como juegos de rol y fantasía épica sobre la revolución industrial.

O sea, algo que no concuerda con un análisis de la realidad y planteamientos políticos al respecto del conocimiento actual del mundo, y sobretodo de la condición humana.

Yo planteo que es psicología lo que ha hecho viejas esas ideologías en 100 años. Por esa visión simplista y neutralizante de la condición humana en ambas ideologías.

Resulta inevitable que los gobiernos inspirados por el comunismo sean dictatoriales, porque dicha ideología no respeta al ser humano.

Y los anarquistas, por mucho que hablen de paz y convivencia, siempre terminan en grupos violentos que acosan, que okupan casas, que viven al margen de la ley, y terminan de un modo u otro justificando y alentando la violencia para lograr "remover conciencias", o sea, que no respetan a las personas, y no se respetan ni a sí mismos, ni unos ni los otros.

Por eso, no funcionaría aunque todo el mundo apoyará esas ideas, surgirían los roces naturales que existen desde siempre, por mucho que quieran negarlos, cambiarían las palabras para referirse a las mismas cosas de siempre. En el fondo nada cambiaría, solamente a peor, por la represión psicológica, el cinismo y la hipocresía de la sociedad, y los gobiernos o no-gobiernos, que lo serían igualmente.

Un saludo

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros