Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Información y Opinión

Los "progres" son una plaga


Nota

Ser auténtico progresista es una bendición para las personas y las naciones porque ellos luchan por el avance y el progreso humano, pero en nuestro mundo existe una tribu de sectarios arbitrarios sometidos, que se autoproclaman "progresistas" sin serlo, a los que los demócratas llamamos despectivamente "progres". En España son muy abundantes y son una plaga dañina que debilita, divide y empeora a los pueblos y naciones.

En realidad son falsos progresistas que esconden, tras su pretendido culto al progreso, un espíritu retrógrado y un profundo miedo a la libertad y a las exigencias del mundo competitivo. No suelen tener huevos u ovarios suficientes para luchar y prosperar en la sociedad y prefieren vivir a la sombra de los partido corruptos que reparten el botín del poder entre sus secuaces. Inevitablemente, votan a la izquierda y eso les lleva a aprobar aberraciones como el totalitarismo, la corrupción del bando propio, los impuestos confiscadores, los privilegios de los okupas, la arbitrariedad en el reparto de los recursos públicos, el clientelismo, el abuso de poder y otras suciedades.
—-



Existe una peligrosa alianza entre los falsos progresistas y el gran capital para acabar con las libertades e imponer un nuevo orden autoritario
Existe una peligrosa alianza entre los falsos progresistas y el gran capital para acabar con las libertades e imponer un nuevo orden autoritario
Se llaman progresistas porque el término tiene prestigio y aporta votos, pero el mundo que ellos defienden no solo no progresa sino que genera retroceso, esclavitud y pobreza, que son claros estigmas del peor pasado de la Humanidad. Mas que "progres" deberían ser llamados "rémoras" porque son un auténtico lastre para el verdadero avance de la Humanidad y el bien común. Su gran meta no tiene nada de modernidad y progreso porque es el poder absoluto, probablemente el peor y más antiguo vicio de la Humanidad.

Suelen ser comunistas o socialistas, lo que viene a ser lo mismo porque unos y otros son adoradores del Estado y enemigos de las libertades y derechos individuales. Hablan del valor de lo “colectivo”, que es una fórmula para eludir el compromiso de ser individualmente libres. Siempre hacen lo contrario de lo que predican y están plagados de contradicciones y creencias absurdas, como por ejemplo la adoración del "Che" Guevara, un tipo al que le gustaba matar, que fusiló a mansalva en Cuba y que disfrutaba torturando a los afeminados.

En realidad son promotores vergonzantes del sometimiento a un Estado fuerte que siempre tiende a eliminar la libertad y el verdadero progreso de la Humanidad, que no es otro que el autogobierno y un mundo de justicia y prosperidad.

En el mundo actual son un peligro grave porque han fraguado una alianza con los grandes poderes financieros que promueven el Nuevo Orden Mundial y la Agenda 2030, una alianza que a algunos sorprende pero que es lógica porque la izquierda y el gran capital están unidos por el autoritarismo, el totalitarismo y el odio a la democracia y a la libertad. Los progres y los multimillonarios quieren cambiar el mundo eliminando la democracia e imponiendo gobiernos autoritarios y vasallos del poder mundial en la sombra.

Los progres siempre anteponen la igualdad a la libertad, pero cuando ellos gobiernan crean desigualdad a gran escala porque sus dirigentes se hacen millonarios a velocidad supersónica y se atiborran de privilegios, mientras el pueblo retrocede y se empobrece al mismo ritmo trepidante.

Sus mayores vicios son la envidia y el odio. Odian a los que demuestran ser mejores que ellos, sobre todo a los triunfadores que han logrado un nivel de vida alto con su propio esfuerzo y siempre sueñan, llenos de rencor, con arrebatarles sus riquezas “para repartirlas”, un objetivo falso porque esas riquezas suelen utilizarlas para aumentar su poder y llenarse los bolsillos.

Otro de sus vicios es que siempre anhelan el reparto del botín del poder. Le apasionan las subvenciones y los privilegios que se derivan de los cargos públicos. Disfrutan con el poder y a cambio de sus privilegios y dineros se convierten en propagandistas de su bando, sin capacidad crítica alguna y aprobando y defendiendo auténticas barbaridades y abusos.

Se autoproclaman demócratas, pero no lo son porque su desprecio a las libertades individuales, que son consustanciales a la democracia, les impide ser demócratas verdaderos.

Son sectarios y arbitrarios y son incapaces de criticar los abusos y las injusticias, si las cometen los suyos.

Su moral es tan laxa y mercenaria que hasta aprueban el fraude electoral, siempre que beneficie a los suyos.

Su mayor peligro y, al mismo tiempo, su peor drama es que se sienten con derecho a gobernar y a impedir por cualquier medio que gane la derecha.

Francisco Rubiales


- -
Domingo, 30 de Enero 2022
Artículo leído 1032 veces




Comentarios:

1.Publicado por mentalmente el 30/01/2022 08:37
Buenas a todos,

Yo creo que es muy acertado al describir a los "progres" como rémoras, pero, pese a todo este es un tipo de personalidad o de ideología de una época, que se resiste mucho a cambiar, a progresar, a avanzar, quizás precisamente por el hecho de que se considera a sí misma progreso, si solo con el poder de la palabra basta para ser progreso, no necesitan progresar.

Es una forma cómoda de progresar el considerarse progreso en sí mismo. Cuando todo progreso conlleva un esfuerzo, un sacrificio, ir hacia una meta y superar ciertos obstáculos. Y no es eso lo que estamos viendo, si no gente que intentar escapar de todo obstáculo utilizando la censura, la hipocresía y la palabrería, echando toneladas de tierra encima de cada uno de los problemas para justificar no hacer nada y dejar que todo vaya a peor.

Esto de sustituir la realidad por la palabra, viene de muy antiguo, pero los "progres" son los mayores expertos en hacerlo.

No hace falta vivir en una democracia, basta con decir que lo es. Aunque esto no lo inventaron ellos, pero les viene perfecto.

No hace falta ser pacífico, basta con decir que se busca la paz, no hace falta mejorar las infraestructuras, cuadrar las cuentas, facilitar la economía, hacer el trabajo que le corresponde a estos políticos, etc. basta con decir que se está haciendo o que se ha hecho.

Básicamente no hace falta hacer esfuerzo si no el mero gesto, la pose, que lo parezca o que los demás crean que se hace. Basta con simular que se hace algo, no se necesita hacerlo realmente.

En vez de preguntar a la gente para saber que piensan, y esforzarme por representar al pueblo español, le pregunto a la gente y luego selecciono los que me interesan y digo que represento al pueblo español. Fingir que las cosas son de una manera ideal y no hacer nunca el esfuerzo por tratar de hacer bien o mejor las cosas de como se estaban haciendo.

Es más barato y fácil fingir las cosas que hacerlas de verdad. Funciona perfecto para la demagogia, da los votos fácilmente, y de hecho muchas personas no son completamente inocentes de ello, como la sociedad es como es, de tal palo tal astilla. Vivir en la mentira tiene ciertas ventajas.

Se apoya al político que se sabe que te está mintiendo porque es relativamente más cómodo para todos. Si hemos aceptado que queremos que nos mientan, es porque en parte decir verdad, demostrar esfuerzo, ser una persona ejemplar, produce algo controvertido en las demás personas.

Habrá quien no quiera aceptar la verdad, y le dolerá más, pero una mentira que todos saben, no agrede a nadie. Una persona que se esfuerza y se pone en cuerpo y alma para tratar de que las cosas vayan mejor, en esta sociedad podría avergonzar a muchas de las que no se esfuerzan, una persona ejemplar en general, deja en mal lugar a las que no lo son.

Así pues tener a un político mentiroso, vago, inmoral, al no decir nunca una verdad no agrede ningún esquema mental preestablecido de nadie, no avergüenza a un vago, ni tampoco deja en mal lugar a alguien inmoral. La peor persona no ofende a las mejores, ni a las peores.

Pero las mejores si ofenden a las peores. Las mejores personas, las que censuran, persiguen y satanizan día tras día los progres, demuestran que se puede ser mejor, y cualquiera pueda, eso les resulta muy molesto.

Prefieren que todos seamos iguales por lo bajo. Iguales de pobres, iguales de mediocres, iguales de tontos. Antes que hacer el esfuerzo por facilitar y potenciar el esfuerzo, el éxito, etc. ya que eso significará poner de relieve que ellos concretamente, no lo son.

Un saludo.

2.Publicado por vanlop el 30/01/2022 09:22

El artículo explica muy bien el gran problema que existe con los autodefinidos progres, que como bien dice, se podrían llamar rémoras, porque lo que hacen es entorpecer el desarrollo natural de la sociedad.

Es cierto que suelen ser marxistas, pero también se dan en la falsa derecha. No hay más que ver las ideas que defienden, para comprender que el progresismo se extiende más allá del marxismo.

El progresismo no es más que una forma de marxismo cultural y por tanto no es más que una palabra vacía. Es lo típico del marxismo cultural, se apropian de las palabras y las retuercen a su conveniencia. Eso es algo que sólo hacen ellos porque la mentira es algo consustancial en su forma de pensar.

El marxismo cultural, a medida que se va quedando sin argumentos, inventa otros y siempre de la misma forma: toma una idea atractiva y la retuerce para convertirla en lo que les interesa. El progresismo es el mejor ejemplo. La idea de progreso es consustancial al ser humano, el avance de la sociedad es algo que nos impulsa, lo cual es natural pues nos hace mejores, como sociedad y como individuos. Ellos se han apoderado de la idea y le han dado la vuelta convirtiendo al progresismo en algo que entorpece el desarrollo de la sociedad y a las personas en seres sin alma y por tanto acercándolos a la forma animal.

Cuando el progresismo pierda fuerza como idea en el marxismo cultural, sacarán otra, de hecho ya tienen varias esperando turno y como siempre las presentan con un aderezo magnífico, la gente se las suele tragar con cierta facilidad. Ellos siempre van a presentar ideas de muy fácil aceptación, pero que por lo mismo, sólo pueden conducir a la degradación de la persona.

El odio es el principal sentimiento que explotan. El odio es un mecanismo básico en la supervivencia y por tanto, todos lo tenemos, la cuestión es racionalizar el odio y comprender que es un sentimiento que sirve en lo inmediato, pero a poco que se cultive, destruye a la persona. Pero como es instintivo, es un sentimiento muy agradable, que produce recompensa inmediata, pero a la larga crea frustración y desesperanza. El truco es mantener actual el odio y conseguir que el lanar odie a sucesivas cosas o ideas, de forma que no llegue a reflexionar si ese odio es racional o no. Si ese odio verdadero o se trata de un espejismo.

No comparto la idea de asociación del capital y el marxismo. El capital está muy por encima de esas cosas y no necesita alianzas. El capital, los capitalistas, son mucho más inteligentes que eso, al fin y al cabo, los tontos no son capaces de crear o mantener fortunas, los tontos sólo aspiran a odiar al los demás y a recibir las migajas en forma de subvención.

El capital desarrolló el marxismo, seguramente como una forma de entretener al lanar, creando una falsa lucha entre los proletarios y el capital, cuando de lo que trataba era de luchar contra las clases medias, que son las que pueden llegar a destruir al capital. Mientras las clases medias se defienden de los proletarios, no atacan el verdadero problema.

Por suerte, esta gente, tanto capitalistas como sus peones, tienen un concepto erróneo de la vida en general y sus ideas les llevarán a su destrucción, lo que pasa es que es algo muy lento y eso nos desespera, pero a larga son ideas que fracasarán y de hecho ya lo están haciendo, pues podemos observar una huida hacia delante.


Hace algunos días que no escribo sobre la plandemia, voy a aportar algunas ideas.

Parece que la cosa ya no da mucho más de sí, los países van abandonado las medidas poco a poco y vuelven a la normalidad, curiosamente a la vieja normalidad y no al nueva que nos dijeron.

Sin embargo aún quedan algunos donde las medidas son mucho más restrictiva y por supuesto, las mentiras también. No se comprende muy bien la obsesión por vakunar a la gente que hay en algunos países, incluso a los niños o tal vez especialmente a los niños. Países como Austria que han convertido la vakunación en obligatoria. Luego se quejan que haya gente que falsifique los pasaportes, cosa que es evidente que se produzca pues no deja de ser una fuente de ingresos, aunque en este caso haya también una componente altruista.

En Andalucía hay un conflicto de intereses que no ha señalado la prensa: supuestamente la esposa del presidente trabaja para una farmacéutica. Es lo de la mujer de Cesar. No dudo que el Sr Moreno hace lo que cree mejor para los andaluces, pero queda feo eso de su mujer.

En todo crimen y no digamos ya en un genocidio, hay que buscar el móvil. Se nos han presentado diversos móviles, que seguramente lo serán, al menos en parte, pero creo que el verdadero móvil es otro. Se trata de probar de forma masiva y con beneficios una nueva tecnología farmacéutica.

El desarrollo de una medicina siempre conlleva unos gastos enormes, pues hay que pagar a los voluntarios y hacerse cargo de las secuelas. Pero como esta técnica, que no es exactamente un medicamento, requiere un número enorme de voluntarios, no está al alcance de ningún laboratorio, así que hubo que diseñar un método para que los gobiernos financiaran el experimento. Existen documentos que mencionan al covid19 ya en 2014, lo que indica que era algo sabido, no un escape de un laboratorio.

Se trataba de ensayar una terapia novedosa, a base de ARNm, que va a producir cambios en el ADN del individuo. De esta forma se pone a punto la técnica, que permitirá en el futuro diseñar medicinas que curen enfermedades con origen genético, como cánceres y otras como la esclerosis y similares. Y para eso se necesitaban millones de voluntarios, que permitirían probar las distintas terapias y ver los fallos.

No se trata de curar el covid y de hecho no lo hace, pues en estos momentos la proporción de enfermos vacunados y no vacunados es la misma que existe entre personas vacunadas y no vacunadas. Es más, en año y medio de plandemia no fue necesario hospitalizar a ningún niño o casi, fue ponerles las vakunas y empezar a llenarse los hospitales de niños, vakunados, aunque el silencio impide conocer ciertos detalles.

El negocio ya es grande con las vakunas, pero el futuro es prometedor. Imaginen un apersona con cáncer, que se puede curar con una inyección, ¿cuanto pagaría por el pinchazo? Y por otra parte, por caro que sea el pinchazo, a la seguridad social le compensa pues un tratamiento tradicional de esas enfermedades es más caro. Y encima, los demás laboratorios quedarán para fabricar las pastillitas de siempre. La ruina.

3.Publicado por Yorick el 30/01/2022 12:24
Decía Schopenhauer que hay épocas en que el progreso es reaccionario y la reacción es progresista. No se precisa un tercer ojo para darse cuenta de que vivimos una de esas épocas.

En realidad, el progre carece de principios, valores o ideas propias; su cabeza es una finca yerma que se va abonando con el estiércol que sus mentores, filósofos de baja ley, le suministran generosamente: ecofeminismo, sostenibilidad, sexodiversidad, animalismo... La lista es larga y me permitirán que la obvie.

Sí, son gente floja de entendederas, dogmática y reduccionista, la versión contemporánea del carca de toda la vida. Conceptos como la verdad o la libertad les resultan inabordables. Hay más libertad y verdad en un niño que comparte su pelota para jugar con los amigos que en todo el discurso progresista, trufado de necedades antinaturales, eslóganes y sofismas.

Para simplificar las cosas y llevarlas a su terreno, han sustituido conceptos como pluralidad por el de diversidad, lo cual evidencia sus pretensiones totalitarias.

Uno de sus referentes es una muchacha sueca visiblemente trastornada. Poco hay que añadir a esto. Aunque aseguran perseguir la erradicación de la pobreza y las desigualdades, comparten discurso con ciertos plutócratas de moda, que en realidad son los que dicen lo que hay que hacer y pensar.

Evidenciar sus contradicciones y falsedades es cosa sencilla; la tarea hercúlea, inabordable para simples humanos, consiste en quitarles la venda de los ojos. Discutir sobre cualquier tema con uno de ellos es perder el tiempo y arriesgar la salud.

Lo que empezó siendo excéntrica y risible moda ha devenido aniquiladora plaga fúngica. Como todas las pesadillas que han atormentado a la humanidad, sus demenciales postulados y políticas pasarán; pero quizá eso lleve décadas o incluso siglos, y nosotros no lo veamos. Preparémonos para lo peor.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros