Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos



Información y Opinión

La herida abierta de Cataluña amenaza la vida de España


Nota

La única manera de solucionar el drama de España en Cataluña es dar un volantazo y rediseñar el sistema, que claramente ha fracasado, toda una revolución que debería incluir la desaparición del PSOE y del PP, los dos grandes culpables del desastre catalán, además de un nacionalismo que se ha convertido en una fuente de odio sedienta de violencia y tal vez de sangre. Hay que hacer un examen crudo y riguroso de lo que ocurre, sin paños calientes ni mentiras.

El mayor drama de España es que sus líderes son tan cobardes que no se atreven a analizar con rigor el mundo que les rodea, ni a adoptar las terapias necesarias para solucionar los males. España es el país de las cataplasmas y de los placebos. Algo muy malo y dañino debe haber en la política española cuando ha creado en Cataluña un rebelión plagada de fanáticos y una sociedad tan desquiciada y enferma que da miedo. Cataluña, sin duda alguna, es el gran fracaso de la política española y, sobre todo, de la mal llamada época democrática, un periodo donde en lugar de elevar el nivel de la convivencia y los valores, los políticos nos han construido una España escasamente democrática, injusta, dividida, enfrentada, desigual e internacionalmente desprestigiada que repugna cada día más a un mayor número de ciudadanos.
---



Una de las imágenes duras de la batalla electoral en la España fracasada, que convierte en héroes a delincuentes y asesinos.
Una de las imágenes duras de la batalla electoral en la España fracasada, que convierte en héroes a delincuentes y asesinos.
Cataluña es el gran fracaso de España. Si millones de catalanes quieren independizarse y luchan para conseguirlo como están luchando, incluso arriesgando su seguridad y prosperidad, es porque el deseo de independencia es muy fuerte. Se mire como se mire, España no ha sabido ser lo bastante atractiva como nación para cautivar a los independentistas. Es cierto que los catalanes son una sociedad incómoda, enferma de arrogancia y supremacismo desde hace siglos, pero, a pesar de eso, no hay otra manera de entender el actual drama catalán que como uno de los mayores fracasos de España como nación.

Por muchas leyes que se apliquen y por mucha represión que se desate contra los miserables que han conducido a su pueblo hasta el odio y la ruptura, la nación española está rota. Se podrá culpar del fracaso a los políticos, con toda razón, porque son ellos, los que desde una parte y otra, han conducido la situación hasta el borde del abismo, donde nos encontramos, pero los ciudadanos de España y de Cataluña no pueden eludir su responsabilidad por haber elegido en las urnas a políticos miserables que han antepuesto sus propios intereses al bien común y que han protagonizado, durante años, sin que nadie se lo impida, brutalidades y abusos que han deteriorado la convivencia en Cataluña y puesto en peligro a la nación entera.

Si el drama catalán no es aprovechado para poner sobre la mesa el actual diseño de España, analizarlo y extraer conclusiones lógicas, entonces se habrán demostrado dos cosas: que el sistema no funciona y que es incapaz de regenerarse.

El drama catalán y el fracaso de la clase política en Cataluña son la base del deterioro de España, de la frusttración de los ciudadanos y del nacimiento de opciones duras y drásticas como la representada por VOX, intensamente apoyada por una sociedad asqueada de politicos fracasados que gobiernan sin solucionar nada.

Cataluña está dejando de formar parte de España como nación, nos guste admitirlo o no, porque una nación siempre es el resultado de la voluntad colectiva de unos ciudadanos que han decidido caminar juntos en la Historia, dotándose de normas, leyes e instituciones comunes para conformar un Estado. tras asumir objetivos y metas compartidas. Si una parte importante de Cataluña abomina de España, la nación como tal deja de existir.

Este gran fracaso de España es atribuible casi por completo a su clase política, que ha permitido y hasta estimulado que el independentismo y el odio a España hayan crecido en Cataluña durante las ultimas décadas. Ninguno de los dos grandes culpables de ese desastre, el PSOE y el PP, deberían tener sitio en la España del futuro, pues su fracaso es lo bastante grave para borrarlos del mapa.

Con esos partidos en el poder, España no será capaz de restañar las heridas abiertas en Cataluña y revertir la situación de odio y rechazo hasta convertirla en deseos de convivir juntos en una misma nación. No es razonable pensar que los mismos que han estimulado la ruptura sean capaces de tejer la unidad.

En tierras catalanas se vive la mayor cruzada de odio desatada en la Europa desde la Guerra de los Balcanes, en la que serbios, croatas, bosnios y otros pueblos de la zona se despedazaron. En Cataluña, los políticos han desatado persecuciones encubiertas contra ciudadanos, adoctrinamientos totalitarios, estimulo del odio, corrupción en gran escala y un plan sistemático (proceso) para que el conflicto culmine en una independencia. El veneno ha penetrado en el ADN catalán y la vileza de los políticos independentistas solo es ya comparable con la vileza de los políticos españoles.

Cataluña es la prueba de la inutilidad y perversión del actual sistema de partidos, del fracaso del modelo autonómico, de la baja calidad de la democracia española, de la insuficiencia de las leyes, de la escasa fiabilidad de los partidos políticos y de los políticos profesionales, de los defectos de la Ley Electoral y de los efectos demoledores que está teniendo la corrupción generalizada sobre la nación y sus instituciones.

Si millones de catalanes quieren independizarse y luchan para conseguirlo como están luchando, incluso arriesgando su seguridad y prosperidad, es porque el deseo de independencia es muy fuerte. Se mire como se mire, España no ha sabido ser lo bastante atractiva como nación para cautivar a los independentistas. En buena ley, no hay otra manera de entender el actual drama catalán que como uno de los mayores fracasos de España como nación.

Si el drama catalán no es aprovechado para poner sobre la mesa el actual diseño de España, analizarlo y redefinirlo, entonces se habrán demostrado dos cosas: que el sistema no funciona y que es incapaz de regenerarse.

Si la mitad de los catalanes quieren abandonar la nación, hay que asumir que el proyecto español está fracasando y que nuestros políticos, protagonistas de ese drama, son un veneno letal para la nación.

Francisco Rubiales

- -
Domingo, 31 de Marzo 2019
Artículo leído 799 veces




Comentarios:

1.Publicado por Isacar el 31/03/2019 08:14
Convendría que precisara Sr. Rubiales.

Cuando habla usted de "Millones" de catalanes que aspiran a la independencia de Cataluña, habría que precisar que son, en el mejor de los casos para ellos, 2 millones de catalanes, frente a 7 millones que constituyen el total de la población catalana. O sea, que no son, ni mucho menos, la mayoría de catalanes. Ni siquiera la mas decente, digna y democrática.

Sigo pensando que no cabe otra solución para la situación del golpismo instaurada en Cataluña que el cumplimiento estricto de la legislación vigente, "Dura Lex sed Lex", empleando sin complejos para ellos la fuerza coercitiva que sea necesaria. y dejarse ya de tanto dialogo inútil, manipulador, sin otra finalidad por parte de los rebeldes catalanes que ejercer un repugnante victimismo y aparentar que se está intentando resolver un problema mientras se mantiene una inflexibilidad absoluta.

Parece ser que el partido VOX es el único que está entendiendo la cuestión en su justa dimensión. La frase de Abascal ayer "España no se negocia sino que se defiende" me parece de una claridad luminosa.

2.Publicado por pasmao el 31/03/2019 09:37
Buenos días Don Francisco

Yo mas bien diría que la herida abierta de España amenza Cataluña.

El problema que usted dice "Si millones de catalanes quieren independizarse y luchan para conseguirlo como están luchando, incluso arriesgando su seguridad y prosperidad, es porque el deseo de independencia es muy fuerte. Se mire como se mire, España no ha sabido ser lo bastante atractiva como nación para cautivar a los independentistas. En buena ley, no hay otra manera de entender el actual drama catalán que como uno de los mayores fracasos de España como nación. " no es por un sentimeinto en contra de.. es porque piensan que eso les sale gratis, es mas incluso piensan que ganarán con ello.


Y quienes afirman eso son los medios de poder del resto de España, empezando por las empresas del IBEX, La Iglesia Católica, y los medios de comunicación.. mas la mayoría de los poderes asociados a los 16 miniestaditos restantes.

Cuando nos olvidemos de esos millones de catalanes rabiosos y lloriqueantes, como bebés delante de las chuches mientras hacemos la fila para pagar en el Carrefur de turno, y nos dediquemos a pensar en las verderas demandsa de los ciudadanos españoles y que compromiso se necesita por su parte para llevarlas a cabo, habiéndo olvidado o condenado a esos PSOE, y sus 17 acompañamientos; sólo entonces podremos avanzar.

El problema es que de la herida abierta de España hay mchos que viven muy bien. Y no necesariamente están sólo en Cataluña.

Un cordial saludo

3.Publicado por Blogger el 31/03/2019 09:39
Sr. Isacar:

Tiene usted razón, pero yo parto de la idea de que los independentistas son en torno a la mitad de los catalanes, dato imposible de constatar pero comúnmente asumido. Ojalá fueran menos.

4.Publicado por TONY el 31/03/2019 10:15

Cataluña es la continuidad de lo que pasó en el Pais Vasco el abandonoi del PPSOE de los vascos t catalanes que se sentian españoles, mientras los partidos nacionales se arrastren pidiendo el voto de los nacionalistas esto siempre será así, en el pais vasco ETA entró en las instituciones gracias a jueces y politicos

5.Publicado por Vanlop el 31/03/2019 10:51

Como en todos los procesos secesionistas hay una casta dirigente que tiene claras las ideas y sabe perfectamente a donde quiere llegar y una masa que no se entera y que no se quiere enterar. Cuando la masa se hace una idea de lo que ocurre, ya suele ser tarde para revertir el proceso y por otra parte intentar revertirlo supone un costo que muchos no quieren o no pueden asumir. Si además le añadimos la tradición de los dirigentes, la secesión es inevitable.

Tal cosa ocurrió con la secesión americana, donde el pueblo no se enteró hasta que fue tarde. No sé si las traiciones en la península tuvieron un efecto significativo o simplemente adelantaron un poco lo ine inevitable.

Los procesos secesionistas actuales parten de unos dirigentes iluminados que van creando el ambiente. Estos procesos parten del desastre del 98, porque pierden un mercado cautivo y eso provoca la pérdida de ingresos. De no ser por eso, que afecta a la burguesía, las ideas de un perturbado como Sabino Arana se hubieran considerado como lo que eran, los delirios de un loco, pero se consideraron la voz del profeta. En Cataluña sucedió algo similar, la pérdida de ingresos y el correspondiente aumento del paro crearon la situación inestable adecuada.

Si los gobiernos no hubieran estado en otras cosas y no hubieran sido traidores, el problema secesionista se hubiera cortado de raíz, pero había otros problemas y no supieron o no quisieron atajar el problema. Exactamente igual que en la transición.

También es cierto que el secesionismo aprovecha las crisis para reclamar derechos y ofensas inventadas. Por supuesto las crisis, especialmente las políticas, se producen cuando mandan los incompetentes y nunca cuando gobiernan estadistas. Y si a la incompetencia sumamos la connivencia o directamente, la tradición, el secesionismo triunfa.

Y así estamos, en una duda existencial, porque nos jugamos la existencia y en la que no sabemos si el problema se debe abordar sobre los actores principales o sobre los gobiernos que lo permiten. Y como cada cual tiene sus ideas, el pueblo, con sus votos divididos, lo único que puede hacer es contemplar como avanza la secesión.

El asunto secesionista es cosa de ciertas élites, pero se arrastra a la masa con ciertos criterios, la suma de varios y si no se contrarrestan, la masa alcanza el valor crítico. El terrorismo fue un elemento importante que arrastró mucha gente ante la respuesta equivocada fruto de la inexperiencia y de no poder, por las razones que fueran, ir a la raíz del problema neutralizando a los auténticos dirigentes.

En ambos casos la actitud de dar dinero se ha visto que es la peor, puesto que el problema parte de la burguesía y esta sólo entiende de dinero. Un desarrollo adecuado de otras regiones que quiten protagonismo a los secesionistas hubiera sido una buena medida, hace cuarenta años, ahora, tal y como se ha visto con la huida de empresas tiene poca eficacia inmediata. Porque tal y como está el proceso, es algo que no va a llegar a tiempo.

El dinero sigue siendo fundamental y junto a eso una cierta guerra sucia sacando a relucir los choriceros de los dirigentes. Pero para ello, es necesario estar limpio y me temo que no haya ningún político limpio.

Como dice, la casta no puede hacer lo necesario porque está corrompida hasta el fondo. Tendrá que ser gente nueva la que con una hábil mezcla de palo y zanahoria reconduzca la situación. Las ideas socialdemócratas basadas en el marxismo cultural, sólo sirven para aumentar el secesionismo.

El gran problema es que la sociedad en las regiones separatistas está dividida por la mitad, no existe una mayoría clara en un sentido u otro, es más, si hubiera una actitud clara de los gobiernos, todos aquellos que se montan en el carro que piensan ganador, se montarian en el otro carro y la idea de secesión se quedaría minoritaria y si a eso se le añade la eliminación de subvenciones, una acción decidida en los medios y en la escuela y alguna que otra acción de menor importancia, los votos separatistas se reducirían drásticamente con tendencia a desaparecer en futuro lejano.

Hay un espejismo que hasta aceptamos de forma acrílica y es que los separatistas ganan las elecciones. Y eso, sin considerar la enorme abstención, se debe a la inexistencia de partidos de carácter netamente nacional. Cuando haya partidos netamente beligerantes con el separatismo habrá que ver. No es casualidad que el ppsoe sea testimonial y eso que los votantes del pp lo hacen con la nariz tapada los del psoe lo hacen por disciplina proletaria.

Y por supuesto, nadie quiere seguir en un barco que se hunde.

6.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 31/03/2019 11:24
Sobre si son 2 millones, 7 millones, la mitad o sean los que sean los que quieren la independencia de Cataluña, pienso que daría igual si fueran el cien por cien, todos.

Aunque todos los habitantes actuales de Cataluña quisieran la independencia, no tendrían derecho a ella de ninguna de las maneras por mucho que aduzcan "derecho de autodeterminación" o "derecho a decidi" o lo que sea. Porque en el tema de la independencia de un territorio de lo que se trata no es de la gente que habita ese territorio, sino del territorio mismo. Los habitantes de un territorio no son los "dueños" de ese territorio, porque podrán establecer normas y leyes los habitantes del territorio, pero quién de verdad controla un territorio es un Estado, y Cataluña no es un Estado, los independentistas pretenden crear el Estado catalán pero para crear un Estado no basta el derecho de autodeterminación ni el derecho a decidir. El Estado de España no puede (ni debe) abandonar una parte de su territorio simplemente porque haya una mayoría que pretenda salirse de las normas del Estado de España y además adueñarse de una parte de su territorio.

Si el Estado de España deja de ejercer sus funciones, sobre todo de control del territorio, en Cataluña, pues entonces es que ha dejado de ser un Estado eficaz, como dice el escrito, los políticos están haciendo porque este gran fracaso de España haya permitido y hasta estimulado que el independentismo y el odio a España hayan crecido en Cataluña durante las ultimas décadas.

Como dice Iceta, puede que dentro de 10 años pueda haber independencia porque un 65 por ciento de los catalanes la quieren. Pero como he dicho antes, aunque si el cien por cien quisiera el Estado de España, como Estado, no debe ni puede abandonar una parte de su territorio así como así, no se qué medidas habría que tomar, pero entiendo que habría que prever esta situación y el Estado prepararse para lo peor que pueda ocurrir.

7.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 31/03/2019 12:19

Comentarista 7:

Que sujeto más repulsivo eres, indentificándose siempre con mil seudónimos y escupiendo todo tu odio visceral y echando todas tus bilis a todo aquel que no prumulgen con sus oscuros intereses, saliendose siempre del tema porque su desmesurado odio no le deja ver más allá de sus propias narices y, creyéndose que así vas a logar convencer a alguien, solo lograrás dar más asco del que por sí ya das, usted y toda su mala ralea.

8.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 31/03/2019 12:21
La única forma "legal" de alcanzar la independencia es con violencia, como la de ayer en Barcelona, pero multiplicada por 100.000 millones de veces, no tienes una neurona válida porque no tienes ni idea qué es eso de la "independencia". Morirán muchos antes de ella.

9.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 31/03/2019 12:54
Mi ansiedad me lleva a contestar al troll, por favor Sr. Rubiales, quite los comentarios 7 y 8, ya sobran.

Gracias

10.Publicado por Julia el 31/03/2019 16:05
No os preocupeis por la cantidad de separatas. El territorio de cataluña es Español y como tal hay muchos más millones de Españoles que separatistas con derecho a opinar sobre ese territorio que se ha beneficiado a través de la historia.

11.Publicado por Vanlop el 31/03/2019 16:11

Por supuesto estamos hablando en un plano hipotético, ya que, como dice Fco López, la secesión de una región es cosa de todos y los habitantes de esa región son unos de tantos para decidir.

El gran problema es que el Estado ha renunciado a su función porque a la casta le va muy bien con esta situación, por aquello del río revuelto. Y por eso los separatistas van tan felices. Si verdaderamente les costara un esfuerzo, no habría tantos.

El esfuerzo lo van a notar cuando las empresas que han emigrado hagan inversiones, que las harán en las nuevas sedes. Seguramente y para ahorrarse los despidos la gente siga en la empresa, pero no contratarán y eso no se ve de inmediato. El aumento del paro se verá dentro de unos años.

En el fondo la solución pasa por ahí. Eso debieron hacerlo los gobiernos fomentando la riqueza de otras regiones, no a costa de Cataluña o vascongadas, pero al final va a salir así, subirán unas porque otras se van a empobrecer. Ellos se lo han buscado y no se puede decir que no se les ha advertido durante muchos años. Pero no hay peor sordo que el que no quiere oír.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros