Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Información y Opinión

Esperando al gran cirujano


Nota

Muchos países del mundo están tan desesperados ante la corrupción, estupidez y torpeza de sus gobiernos que esperan la llegada de un radical que sea capaz de imponer medidas drásticas. En esos países, la democracia está siendo despreciada por inútil, quizás de manera injusta porque hace décadas que los políticos han asesinado la verdadera democracia y la han sustituido por una sucia dictadura camuflada de ellos y de sus partidos.

Todo está preparado para que llegue "el gran cirujano", alguien capaz de reconducir el mundo por otros caminos menos corrompidos, injustos y dañinos, que supriman la violencia en las calles, los guetos de inmigrantes en rebeldía, la caída de los viejos valores, la corrupción masiva y la desconexión creciente entre el pueblo y sus dirigentes.
---



Esperando al gran cirujano
El deseo masivo de regeneración y cambio explica en España el auge de nuevos partidos como Podemos y VOX, a los que se unen los indignados y descontentos en masa, decepcionados por la deriva corrupta e inepta de los viejos partidos.

El gran cirujano, esperado por millones de ciudadanos, será un tipo sin ideología, pero dispuesto a restablecer el orden, el ahorro, el trabajo, la paz y los valores despedazados por los viejos partidos de izquierda y derecha. En realidad, las masas experimentan una sorprendente ansia de soluciones, que muchas veces se confunden con el fascismo, aunque nadie se atreva a decirlo, porque lo que se busca es dureza contra la inmigración masiva y descontrolada, el gasto excesivo, los impuestos abusivos y la corrupción que infecta a las instituciones y a la clase política.

Lo que muchos sueñan es una democracia decente y limpia, aunque los valores soñados son aquellos que el fascismo exaltaba: unidad, cooperación, austeridad, orden, trabajo, esfuerzo, disciplina y amor a la patria y a sus símbolos. El mismo fascismo surgió para superar en algunos países la degeneración de los valores, la corrupción y el abuso de poder.

Los nacionalismos están eludiendo, por el momento, esa fuga hacia el cambio radical porque ellos mismos se están haciendo fascistas.

La reacción mundial contra el globalismo, el poder en las sombras y la corrupción que domina los grandes poderes, político y financiero, crece cada día más y amenaza con convertirse en un vendaval.

Pedro Sánchez y el PSOE, pactando con partidos llenos de odio a España y haciendo concesiones a los separatistas, golpistas y amigos del terrorismo, está llamando a gritos al gran cirujano que extirpe todo lo que ellos representan: arbitrariedad, arrogancia, despilfarro, amiguismo, privilegios, corrupción, abuso de poder, impuestos elevados, acoso a los que trabajan, subvenciones corruptas, tato desigual a ciudadanos y regiones, opacidad, mentira y suciedad masiva.

Afirman que en Cataluña hay un "problema político", cuando la inmensa mayoría de los españoles saben que lo que realmente hay es un problema de delincuentes políticos y de violadores de las leyes. Comprando masivamente medios de comunicación para esconder la verdad, engañar y manipular, están logrando un efecto rebote que se traduce en desconfianza y rechazo ciudadano hacia los que utilizan el Estado en su propio beneficio.

En realidad están llevando a España hasta el borde del precipicio y llamando a gritos a los que pretenden salvar a España a mamporros.

Desde la Segunda República y la Guerra Civil, en 1936, no se habían vivido tanta insensatez en el gobierno de España.

Cada día son más los que piensan que Sánchez y el PSOE ya dan la espalda a la Constitución y con tal de gobernar son capaces de provocar el desastre.

Una parte cada día más importante de la sociedad española, cansada de soportar a corruptos, imbéciles y canallas en el poder, está esperando ya un líder político capaz de salvarla. El "deseado" no tiene que ser, necesariamente, un militar golpista, ni un mesías, ni siquiera un dictador, sino únicamente un ser íntegro con credibilidad y decencia, alguien en quien poder depositar la confianza y todas nuestras ilusiones para que nos saque de la pocilga que alimentan nuestros actuales gobernantes y el trio PSOE, PP y nacionalistas, que son los que han fabricado al unísono la actual España decadente, injusta y rufiana.

Con esas virtudes y valores, el líder esperado, el Gran Cirujano, tendría el apoyo de la mayoría de los españoles, acostumbrados desde hace décadas a votar al menos mediocre de los candidatos, al menos miserable y al que nos parece menos malo, sin ilusión ni esperanza, con tristeza y pesimismo.

La solución de los gravísimos problemas de España es la que ya propuso Joaquín Costa: una política quirúrgica de urgencia, realizada por un "cirujano de hierro", ojo, no un dictador, sino alguien que garantice que todas las instituciones constitucionales del régimen presidencial funcionen: un Parlamento, un Poder Judicial independiente y una Administración eficaz.

Si una noche de estas apareciera en la televisión un señor con rostro serio, rodeado de uniformes e instituciones constitucionales y de rigurosa solemnidad, capaz de proyectar seguridad y de conectar con el deseo de cambio que atraviesa la España sana, de norte a Sur y de Este a Oeste, y dijera algo así como "A partir de este momento, en España se acabó el cachondeo", no tendría que añadir nada más porque todos entenderíamos que por fin habría llegado la hora de la cirugía: partidos políticos depredadores maniatados, corruptos a la cárcel, devolviendo lo robado, trabajo productivo para los parásitos que ordeñan la nación, el fin de la rapiña, del compadreo con los nacionalistas del odio a España y la necesidad de barrer la podredumbre infernal que nos agobia y nos llena de pestilencia.

La práctica totalidad de los españoles, seamos de izquierdas o de derechas, sabemos que este país necesita una limpieza a fondo y un drástico "reseteo" que nos sitúe de nuevo en la vía del verdadero progreso. Esa misma mayoría está convencida de que los actuales políticos y sus partidos están tan podridos y deteriorados que es imposible que solucionen el drama. El "cirujano" tiene que llegar de fuera y ser diferente, un ser nuevo con autoridad y fuerza, con decisión y liderazgo suficientes para expulsar del poder a la carroña política inútil que nos domina desde hace décadas.

El deseo de un cirujano de hierro no es exclusivo de España sino un sentimiento que crece en toda Europa y en buena parte del mundo, impulsado por el fracaso y la decepción de políticos como Boris Jonhson, Pedro Sánchez, Macrón y otros muchos, pero es en España sonde el deseo es mas fuerte, quizás porque el deterioro moral y la depravación de la política son más dañinos y dolorosos.

Francisco Rubiales

- -
Domingo, 23 de Enero 2022
Artículo leído 1305 veces




Comentarios:

1.Publicado por Juan Garcia Chacon el 23/01/2022 08:24
Buenos días. Le felicito por su escrito de hoy. Por fin alguien dice las cosas claras.
Yo estoy harto de lo que hay. Estamos rodeados de porquería por todos lados.
A mi me da igual como se llame el que tenga que arreglarlo o el partido al que pertenezca. Yo lo que quiero es volver a lo de antes y volver a vivir con tranquilidad y esperanza. Antes cuando trabajabamos mucho consegíuíamos estabilidad pero ahora todo se va a ir a la mierda por culpa de tanto chorizo.

Que venga alguien y que lo arregle. Eso es todo. Y que no me cuenten como lo van a arreglar.
Yo no entiendo de esas cosas. Pero el que venga a arreglarlo sea cirujano o fontanero, me da igual como lo haga.
Ya esta bien de tener que pagar impuestos e intereses a los bancos para mantener a tanto funcionario y politico.

2.Publicado por José A López esteras el 23/01/2022 09:06
Francisco.
Siento que somos millones de españoles que pensamos lo mismo que tú aquí estás publicando y por tanto a leer este artículo lo hagan Vidal y consigamos qué es el cirujano qué Joaquín Costa proponía.
Llegue lo antes posible a fin de parar el desastre que Pedro Sánchez está llevando a España
.

3.Publicado por vanlop el 23/01/2022 09:16

Estoy de acuerdo en el cirujano de hierro, pero llevamos más de un siglo esperando y no aparece por ningún sitio y lo peor, que no se ve la menor posibilidad.

En lo que no estoy de acuerdo es asociar al 'cirujano' con le fascismo. No tiene nada que ver un deseo de paz y orden con el fascismo. El fascismo promueve el endiosamiento del estado y eso ya lo tenemos, En realidad el gobierno Sánchez es una forma de fascismo, pues han endiosado al Estado aunque más bien han endiosado al gobierno. Y lo han endiosado con todas las consecuencias, especialmente se puede apreciar en el aspecto de hacer lo quieren y además que la gente lo sepa.

Esos deseos que dice existían mucho antes, por ejemplo, en los USA, que siempre fuero la antítesis del fascismo, aunque ahora ya sean un fascismo más.

Es más, pienso que esos deseos son los deseos de cualquier demócrata, pero nos han convencido que desearlos, es de fascistas. Fijémonos en quienes promueven esos 'valores' y nos encontramos a tipos o regímenes más o menos fascistas. Esos 'valores' son típicos de los marxistas, son puro marxismo cultural y no me negarán que le marxismo promueve la deificación de estado. Llámese paraíso de los trabajadores o estado proletario, al final, como vemos en Cuba y ahora vamos viendo en otros países americanos, de lo que se trata es de conseguir un estado omnímodo, que naturalmente es representado por los dirigentes del partido, pues los estados no son nada, en realidad.

Ese cirujano de hierro es lo que los franceses buscan con Zemmour. supongo que no se puede acertar a la primera, pero hay que intentarlo hasta que la cosa funcione.

No sé si en Europa la gente reaccionará y castigarán a los gobiernos fascistoides que existen, la mayoría, se irá viendo en la sucesivas votaciones. Pero tampoco es que tenga una fe ciega en los uropeos.

Tomemos el caso de Austria. La vacunación obligatoria es una aberración que contradice todas las leyes y sin embargo la han impuesto.

Con estas restricciones a causa de la plandemia, hemos descubierto que los gobiernos uropeos son muy fascistas, porque miran más a la conveniencia de lo que consideran estado, que al bienestar de los ciudadanos, que han pasado a ser los emisores de los votos, unos votos que no sabemos si se contabilizan realmente. El ciudadano, como emisor de votos, seguramente ficticios, se ha convertido en eso que el fascismo establece para los habitantes del paraíso que se supone es el estado fascista. Y fuera de la emisión de votos, el ciudadano no existe, es el sujeto pasivo de las decisiones de los que mandan. También es la justificación para mandar, porque siempre se manda en nombre del pueblo.

El parto, como todos los partos, de ese cirujano de hierro, va a ser largo y difícil. Suponiendo que los que mandan nos dejen tiempo para poder encontrarlo. Tal vez porque la gente busca ese cirujano, los que mandan tengan prisa.


En Ucrania se está celebrando una partida de poker. De momento estamos en la fase de las apuestas, veremos quién tira las cartas y abandona, porque la alternativa, no conviene a nadie.

La plandemia se está resolviendo de una forma muy extraña. si todos estuvieron de acuerdo al principio, en este final, tan cutre si no fuera por los muertos, cada uno practica lo que le parece. Mientras Cataluña, ante la subida espectacular de contagios a pesar del pasaporte, lo retira, el Sr Moreno, por poner un caso cercano al bloger, lo mantiene. Y lo mismo ocurre en el resto del mundo, parece que hay un sálvese quién pueda.

En UK han hecho un análisis de los fallecidos por covid y de los 150 000 que dijeron, se han quedado en 6000, considerando que los otros murieron por diversas enfermedades y que al dar positivos los test, de poco valor, los pusieron como muertos por covid.

En las pistas del open de Australia se están dando muchos casos de enfermedad, entre los tenistas, que tienen que retirarse e incluso hubo un recojepelotas afectado. Alguien se ha entretenido en montar sobre el mapa las redes 5G que hay allí y resulta que se solapan justo sobre las pistas de tenis, con lo cual la radiación en ellas es del doble o más que en cualquier otro punto de la ciudad. ¿Tiene algo que ver con las indisposiciones? Ni idea, sólo se señala el hecho.

4.Publicado por Blogger el 23/01/2022 09:34
Sr. Vanlop:

Si lee con atención el artículo verá como no "vinculo" ni "identifico" lo que desean los españoles ni la figura del cirujano con el fascismo. Sólo digo que curiosamente coinciden y digo también que los fascismos surgieron como reacción contra sociedades muy corrompidas. Si mis palabras se han prestado a confusión, rectifico. El cirujano de hierro que pedía Joaquín Costa, en el que me inspiro para escribir este artículo, no era un fascista, sino un dirigente íntegro y decente, con autoridad y arrojo suficiente para limpiar la pocilga.

Francisco Rubiales

5.Publicado por albertov el 23/01/2022 10:31
Me parece una acertadísima teoría, lo que no entiendo es, si no es de los partidos políticos, de dónde puede venir esa figura, pues lo contrario supondría abrir un cauce no previsto en el ordenamiento constitucional.
Yo lo tengo muy claro: ese cirujano de hierro es VOX, llámese Santiago Abascal, Macarena Olona o quien sea. Y los españoles lo tenemos muy fácil: votarles masivamente. Mientras eso no se produzca y siga habiendo varios millones de ciudadanos que, con la nariz tapada o descubierta, sigan depositando en las urnas las papeletas de PSOE y PP, tendremos lo que nos merecemos.

6.Publicado por Juan Garcia Chacon el 23/01/2022 10:48
Sr Rubiales, muy agradecido de que haya publicado un comentario mío pero permítame una pregunta :
Su amigo , o así se presenta el, José A. López Esteras cuantos chiringuitos tiene?

Cada vez que escribe en este blog nos pone un enlace diferente a una pagina web de chiringuitos de los que se llevan mis dineros. Sinceramente no me gusta su amigo.

7.Publicado por mentalmente el 23/01/2022 12:14
Buenas a todos,

Un caso de ejemplo del cirujano es lo que sucedió con en Singapur, con Lee Kuan Yew, abogado, estadista y político. Que llevó el país de ser la nada a una potencia económica mundial, con unos indices bajísimos de corrupción y delincuencia.

Muchos deseos que la gente tiene en general, se suelen cumplir, aunque no exactamente como se imaginan. En España tuvimos a Primo de Rivera, que se identificaba a sí mismo con el personaje del cirujano de hierro, y luego también a Franco, con la misma idea básicamente, aunque sin decirlo directamente.

Aunque Joaquín Costa fue criticado por sus escritos, dijo que el cirujano "no tenía porque ser necesariamente identificado con un dictador". Para lo cual se deduce que dentro de esa idea si cabe la posibilidad de que lo sea.

Cuando todo falla parece ser que la figura de un líder carismático y populista, como una especie de Julio César, parece ser la única solución desesperada, contra la corrupción del poder, de la aristocracia establecida y de una parte de la sociedad pervertida.

Yo veo en deseo del cirujano de hierro, que es una versión más moderna de algo que ya existía, el deseo básico de una sociedad sumida en alguna crisis o anarquía como consecuencia de haber muerto el rey, o de haberse podrido el gobierno, quizás en luchas de poder, y guerras entre territorios y herederos, de que se establezca un nuevo rey lo antes posible y se acabe de una vez con las guerras y el caos.

Y este deseo del pueblo de tener un rey, se puede ver por ejemplo en la leyenda del rey Arturo. Pero si vamos incluso antes de la existencia de reyes. O figuras similares dentro de la sociedad, que representan el liderazgo de todo un pueblo, grande o pequeño. Tenemos el jefe de la tribu como la primera forma de liderazgo social.

Y antes de que existan las tribus, antes de que el hombre sea considerado hombre, habría formas intermedias de lo que vemos ahora como jefes de manadas de mamíferos, la figura del macho alfa, en un grupo de simios, que irían aprendiendo a manejar herramientas y a desarrollar el pensamiento complejo, para luego ser progresivamente serían jefes de tribu, capaces de comunicar ideas complejas.

Si el macho alfa muere o desaparece, por la causa que sea en una manada, se puede iniciar cierto caos en la manada, y sobretodo luchas entre otros machos para ser el nuevo macho alfa. El resto de miembros de la manada, hembras y machos que no está interesados en ser el líder de la manada, tiene que sufrir un período de inestabilidad, tal es así que ese mismo grupo masivo tiende a intervenir en favor de un macho alfa nuevo, lo más rápido posible, para evitar que dure mucho ese tiempo de incertidumbre de liderazgo.

Así surge, incluso cuando el hombre ya es una especie inteligente, tanto la leyenda del rey Arturo, como la figura del pensador Joaquín Costa, y el apoyo popular a líderes populistas, normalmente militares contra el gobierno establecido.

Existen otros tipos de orden en la sociedad no basado en un único individuo, como macho alfa, o a veces también sistemas matriarcales donde hay una hembra alfa, en la figura de varias personas, que también han ido derivando al concepto de aristocracia. El sistema proviene del grupo de ancianos de una tribu que tienden a tener muchos conocimientos, por los que el resto de la tribu depende de su consejo, y estos suelen decidir directamente quien va a ser el jefe. Dando lugar al sistema parlamentario y al presidente. Pero a veces eso también se corrompe.

Ese sistema es el que cuando tiende a pervertirse, genera condiciones para ser reemplazado por un sistema de superliderazgo contrario a la aristocracia, y apegado a una especie masa popular, que va y piensa al margen de lo que dicta el grupo de ancianos. El grupo de ancianos en occidente es esa especie de corrección política dominante, de hegemonía cultural que hay por todos sitios. Esa mayoría silenciosa popular, a la que se le achacan victorias como las de Donald Trump, y que ese "grupo de ancianos moderno" intenta desbaratar como sea, incurriendo incluso el fraude electoral.

Se suele tildar de dictador al lider populista, pero no al grupo de ancianos aunque sea gente que solo mira su propio ombligo, de ideas viciadas, caducadas y obsoletas. En parte por vivir tan bien, por ser gente rica que no tiene que lidiar directamente con los problemas sobre los que les dice al resto de la tribu moderna como deben comportarse. Decirnos como tenemos que pensar, lo que está bien y mal, etc.

No existe ninguna dictadura que no tenga algo de democrático. Ni ninguna democracia que sea fielmente democrática.

El concepto de dictadura o de democracia es relativo según quizás cuanta gente y que tipo de gente es la que apoya al gobierno y de que manera, y que tipo de cosas hace ese gobierno una vez constituido para tratar de mantenerse en el poder y no ser reemplazado por otro distinto.

Quizás lo que caracteriza a una dictadura actualmente, es la dificultad de ser modificada una vez ha sido establecida, y no el hecho de si es apoyada por mucha o poca gente, o el tipo de gente que la haya apoyado en primer momento.

Tenemos un sistema que en teoría podemos modificar asociándonos entre muchos ciudadanos, creando un partido político, financiándolo libremente con nuestro dinero, e incluso usando medios gratuitos como youtube y otros para promocionarnos e introducir contenidos. Sin embargo, nada de esto sucede. Aparecen partidos nuevos, pero ninguno es esto, son otra cosa.

Hay una hegemonía cultural que pesa por encima de todo, y la figura de un lider populista apoyado por una mayoría silenciosa, es una herramienta que entraña cierta posible trampa y peligro, porque nunca se sabe realmente que puede salir de ahí. Realmente, yo veo que el progreso y la solución está en intentar fraguar algo que sea verdaderamente democrático. Que ese paso es algo que entraña el uso de la inteligencia, de la razón, no de emociones de grupo, como el de ser parte de la corriente dominante, o de liderazgo a contracorriente, ya que ambas versiones, de alguna manera son incontrolables, son emociones de manada, que no se sabe adonde pueden llevar.

Parece más sencillo seguir pensando que tiene que haber alguien específico que nos lidere a todos, y que aparezca por algún sitio, quizás dentro de algun partido político de los principales, y sin haber puesto nada de nuestra parte, por supuesto dinero menos todavía. Entonces estamos asumiendo nuestra propia responsabilidad sobre la corrupción política, y la incapacidad de vivir ordenadamente en libertad.

Yo planteo lo siguiente, no estoy negando en absoluto que eso pueda ocurrir, el caso de Singapur es un ejemplo curioso de éxito de un cirujano de hierro, y que los humanos medios de la masa salgamos beneficiados indirectamente sin haber hecho nada por tratar de gobernar.

Planteo que la gente se haga preguntas para que encontrar una especie de solución definitiva, que además pueda ser una victoria definitiva para la humanidad, no una dictadura de éxito, sino una democracia fiel, con todas sus consecuencias.

Un saludo.

8.Publicado por Yorick el 23/01/2022 13:30
Sí, esperemos al gran cirujano, pero no lo hagamos de brazos cruzados.

Para empezar, no estaría de más votar a Vox en las próximas elecciones, y sin avergonzarse de ello. No es que sea mi partido favorito, porque no tengo partido favorito, pero, dentro de lo que hay, me parece el único votable.

Si sabemos perfectamente lo que podemos esperar del abyecto socialismo de PSOE-Podemos y la adocenada socialdemocracia del PP, es decir, nada bueno, ¿por qué no dar una oportunidad a un partido conservador? Peor que lo que tenemos no puede ser; peor es imposible.

9.Publicado por TONY el 23/01/2022 16:22

Para mí el problema está en los ciudadanos si los ciudadanos no no volvemos exigentes con los póliticos estos no cambiarán y digo el famoso dicho que Kennedy le dijo a los americanos.

No te preguntes lo que America puede ser por tí sino tu que puedes hacer por America

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros