Voto en Blanco
Voto en Blanco
Voto en Blanco


Buscar en artículos:
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.

Información y Opinión

¿Dónde están los partidos constitucionalistas?


Nota

En Cataluña se divide el espectro político en partidos "constitucionalistas" e "independentistas", pero es una división impropia y truculenta, ya que todos ellos violan la Constitución vigente. Hay decenas de violaciones a la Constitución desde el corazón del Estado y la política, pero tan sólo la convivencia con la corrupción o el irrespeto a la igualdad, dos males que infectan la política española hasta el tuétano, bastarían para jamás otorgar a un partido político el título de "constitucionalista".
---



¿Partidos constitucionalistas? Pero si todos violan la Constitución. En teoría, partidos como el PSOE, el PP y Ciudadanos se someten a la Constitución Española de 1978, pero nadie viola la ley de leyes como los dos viejos partidos que han construido la España actual durante las últimas cuatro décadas. Llamar constitucionalistas al PSOE y el PP es un cruel sarcasmo porque ellos son los artífices de una España desigual, donde los derechos y deberes dependen de la región donde uno viva y en la que la política está tan desacreditada y desprestigiada que los ciudadanos señalan a los políticos en las encuestas como uno de los grandes problemas de la nación.

Hay tanta corrupción en la política que la Constitución ni siquiera cuenta. Los dos grandes partidos han construido el independentismo cerrando los ojos y oídos a los abusos y arbitrariedades del nacionalismo extremo, abandonando a los ciudadanos catalanes y vascos que se sentían españoles y pactando con los nacionalistas, a cambio de los votos que necesitaban para seguir gobernando, impunidad y manos libres para saquear y expandir el adoctrinamiento, el odio y la marginación de los que no eran nacionalistas, toda una barbaridad contraria a la Constitución perpetrada por los falsos "constitucionalistas".

Las violaciones de los políticos y de sus partidos a la Constitución Española son numerosas y de una gravedad inconcebibles. La ley no es igual para todos; no existe separación en los poderes básicos del Estado; los partidos nombran jueces y magistrados en los altos tribunales; hay una Justicia rápida y otra angustiosamente lenta, como también hay una justicia cruel para el débil y suave para el fuerte. Se roba dinero público, se cobran comisiones por la concesión de algunos contratos públicos, se roba dinero público en transaciones y en operaciones ilegales perpetradas desde el corazón del poder, se otorgan subvenciones a los amigos, se beneficia a los amigos y compañeros de partido para la obtención de puestos de trabajo y ayudas, violando una y mil veces el principio de que los españoles son iguales ante la ley y las oportunidades.

Se cobran impuestos anticonstitucionales como el de Sucesiones y Donaciones, permitiendo que un andaluz pague por heredar cien veces más que un madrileño. La sanidad, la educación y otros servicios vitales son mejores en algunas regiones que en otras. La fiscalidad también es diferente y el mercado único que debe presidir la vida económica de España ha sido dinamitado.

En España, en contra del espíritu de la Constitución, se legisla y se gobierna en contra de la voluntad popular y no existe equilibrio alguno entre el poder político y el poder ciudadano. Los ciudadanos han sido marginados de la política y los políticos jamás rinden cuenta ante el pueblo. La Constitución exige que los partidos políticos funcionen con democracia interna, pero esos partidos son verticales, autoritarios y hornos donde sólo prosperan los que se someten al líder y renuncian al debate, la crítica y el libre pensamiento.

¿Como pueden ser "constitucionalistas" unos políticos que sabiendo que el pueblo exige más castigo contra los corruptos, el fin de las autonomías, que los partidos dejen de ser financiados con dinero procedente de los impuestos y que el Estado adelgace y deje de ser el más obeso de toda Europa, con más políticos a sueldo del Estado que Francia, Alemania y Gran Bretaña juntos, no hacen caso a esas demandas populares y hacen justamente lo contrario?

En España no hay constitucionalistas sino unos que mandan y otros que obedecen, unos que imponen sus criterios y otros que son sometidos por la fuerza.

La Constitución establece derechos básicos que el Estado ignora y desprecia. Destacan el derecho a la igualdad, a una vivienda digna, a participar en la vida política y, sobre todo, a trabajar, derechos todos ellos ignorados y violados en un país desigual, con millones de ciudadanos al borde de la pobreza extrema, expulsados de la política y sin apenas posibilidades de obtener un puesto de trabajo digno.

¿Puede considerarse constitucionalista un partido que permite que cientos de miles de jóvenes españoles con títulos superiores y bien preparados tengan que emigrar para encontrar trabajo?

No es justo ni decente dividir la política catalana en dos bandos, el de los constitucionalistas y el de los independentistas. Más correcto seria dividirlo en independentistas y anti-independentistas, ya que en el desprecio a los principios y valores constitucionales apenas existen diferencias entre unos y otros.


Francisco Rubiales

- -
Sábado, 30 de Diciembre 2017
Artículo leído 944 veces




Comentarios:

1.Publicado por toni el 30/12/2017 08:59


Desgraciadamente salió viciada y sin contenido de salida, los que la redactarón no creyerón en ella y actualmente, solo es UN TEMARIO PARA LAS OPOSICIONES

2.Publicado por vanlop el 30/12/2017 10:26

Hicieron la constitución para ser violada. Nació así y ese debía ser su destino. Y a ello se aplica la casta con verdadero entusiasmo.

Fue algo que quedaba bien en el papel pero que sabían no se podría cumplir y ya si se dedican a hacer lo quieren, mucho menos. Se escribieron artículos para lucirse, porque ese mismo que cita, es imposible y ningún gobierno puede garantizar el pleno empleo. Pero al menos podrían garantizar que los sueldos no bajarían, cosa que está ocurriendo.

A lo más que un gobierno puede llegar es a garantizar la búsqueda de la felicidad, todo lo demás es ganas de emborronar papel.

Hay una cuestión que se repite mucho en todas partes y es llamarlos independentistas. Y dado que las palabras no son inocentes, debemos evitarlo pues les hacemos el juego.

Todos los españoles somos independientes pues estamos en un país supuestamente independiente. Ellos lo quieren es separarse, por tanto se les puede llamar separatistas o nacionalistas o más propiamente nazionalistas, pues sus actitudes son propias del nazismo.

La palabra independencia y todas sus derivadas genera en el oyente un cierto grado de simpatía pues la independencia se asocia con algo noble y si tienen algo es la carencia de nobleza.

Hay que utilizar palabras que connoten algo despreciable, pues lo es. Todo el proceso es despreciable, ya que no lo hacen por dar a los ciudadanos más libertad o más beneficios, lo hacen para tapar sus delitos y los ciudadanos no van a mejorar, al contrario, serán menos libres y tendrán menos beneficios.

3.Publicado por CARR el 30/12/2017 11:58
Efectivamente lleva toda la razón el artículo aunque yo los llamaría partidos secesionistas y partidos anti-secesionistas puesto que la Carta Magna es un mero motivo para el postureo de algunos y ocultar sus múltiples vergüenzas, y la incumplen sistemáticamente tanto unos como otros haciendo de ella mero papel mojado. No voy a hacer aquí enumeración de todos los artículos que se violan, el artículo hace mención de algunos, pero basta leerla de vez en cuando para darse cuenta de éllo.
Saludos cordiales a todos.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros