Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Información y Opinión

Dios nos quiere en las calles


Nota

La verdadera religión cristiana es mucho más que un simple rezo. La oración es valiosa e imprescindible, pero la religión es algo más, un compromiso de transformación permanente del mundo. El mensaje de Cristo cambió el mundo romano y también debe cambiar el nuestro, igualmente lleno de crueldades, injusticias, vicios y muerte.

Dios nos hizo libres, pero también creo premios y castigos: paraíso para los buenos e infierno para los malos y los tibios.

Nuestro mundo necesita ahora, quizás más que nunca en muchos siglos, que los buenos se lancen a la calle para mejorar el mundo porque las amenazas son demasiadas y el riesgo de perdición es inmenso.
—-



Propaganda de los progres sin Dios
Propaganda de los progres sin Dios
La Iglesia siempre ha interpretado con cobardía la sentencia de Jesucristo de “A Dios lo que es De Dios y al César lo que es del César. La jerarquía es conservadora y no quiere perder sus privilegios, lo que le ha llevado a interpretar que solo la oración y los sacramentos son de Dios y que el resto es del César, pero eso es una mentira cobarde porque la injusticia, el dolor gratuito de los humanos, la opresión, la guerra, la corrupción y el asesinato de los valores son cosas de Dios.

Los católicos españoles acaban de lanzar la siguiente llamada:

"El 26 de junio tendrá lugar una importante manifestación provida en Madrid. El padre Santiago Martín explica por qué forma parte de los deberes del cristiano apoyar y participar en este tipo de movilizaciones para intentar frenar la matanza de los inocentes y preparar los espíritus para la erradicación de la plaga del aborto."

Se trata de una reacción positiva, aunque no haya sido poderosa ni lanzada a gritos, contra una de las grandes injusticias de nuestro mundo: el asesinato de millones de niños en los vientres de sus madres. Pero el aborto no es el único mal que azota al mundo. Hay países donde la maldad hace estragos. Ucrania es uno de ellos, y hay otros, entre ellos España, donde el mal avanza imparable creando a su paso injusticia, abuso, saqueo, corrupción y destrucción de valores y costumbres que eran un reflejo del reino de Dios.

Hacen falta más movilizaciones: contra la guerra, contra el dolor de los inocentes, contra los canallas que habitan en los palacios y ministerios, contra la mentira y el engaño, contra los asesinos de la libertad y de los valores…

Dios no quiere que el mundo sea un convento de clausura sino pura levadura en la masa, fermento, rebelión y transformación. El amor, que es el núcleo del cristianismo, no es un sentimiento lírico y exige acción contra el odio, la injusticia y el dolor.

Hay demasiadas quejas y protestas inútiles, mientras los malvados transforman el mundo en una cárcel-basurero. acuchillando la libertad, que es el gran don de Dios al hombre. Ha llegado la hora de la movilización. Los humanos religiosos ya no pueden conformarse sólo con la oración. Dios pide al hombre que defienda la Tierra de sus enemigos, que no se dejen avasallar por los delincuentes y los hijos de Satanás, empeñados en llenar la creación de vicios y maldades.

Frenar la matanza de los inocentes que son abortados es importante, pero también lo es acabar con el hambre, con la opresión, la injusticia, el abuso, el dolor y la muerte.

Ha llegado la hora de que los humanos que siguen al Creador se enrolen en su ejército. La tibieza y la cobardía ahora sirven al diablo. Quizás el modelo de la Iglesia Española debe ser ya el de la iglesia polaca que plantó cara al comunismo hace medio siglo y contribuyó a su erradicación.

El obispo de Huelva ha sido acosado por los progres sin Dios por haber alzado su voz contra el aborto y en defensa de la familia tradicional y por haber dicho la verdad indiscutibles de que los cristianos no deben votar en las urnas a los que promueven el aborto y la destrucción de los valores cristianos.

¿Qué haría la falsa progresía marxista si la Iglesia entera alzara su voz contra los abusos, suciedades y crímenes de la ideología marxista?

La Iglesia Católica tiene que salir de sus espacios de seguridad y confort para arriesgar y luchar contra el mal. La oración es importante, pero no libera a los esclavos, ni acoge a los desamparados, ni planta cara a los malvados que utilizan el poder para causar dolor. A Dios rogando y con el mazo dando.

En países como España, donde a diario se contemplan los abusos e iniquidades de los que gobiernan, se echa de menos el grito de la Iglesia y ese silencio frente al mal convierte a la religión en cómplice de Satanás.

Francisco Rubiales

- -
Domingo, 12 de Junio 2022
Artículo leído 978 veces




Comentarios:

1.Publicado por Detox el 12/06/2022 08:12
Si Dios y el Diablo no existen ¿como es que los que mandan están obsesionados de manera enfermiza con hacer referencias de la Biblia continuamente?

Porque desde la creación del mundo las cualidades invisibles de Dios, es decir, su eterno poder y su naturaleza divina, se perciben claramente a través de lo que él creó, de modo que nadie tiene excusa.
Romanos 1:20

La creación testifica la existencia del Dios Creador no tienen excusa los incrédulos y los malvados que difunden propaganda en contra de Dios serán avergonzados en gran manera porque no prosperarán.

¡Ah, Señor mi Dios! Tú, con tu gran fuerza y tu brazo poderoso, has hecho los cielos y la tierra. Para ti no hay nada imposible.
Jeremías 32:17

El Dios cristiano todo lo puede:

Yo soy el Alfa y la Omega --dice el Señor Dios-- el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso. Apocalipsis 1:8

En USA se producen 650.000 abortos al año desde hace decadas:

https://es.wikipedia.org/wiki/Estad%C3%ADsticas_de_aborto_en_los_Estados_Unidos

El sitio provida Life News publicó un nuevo análisis elaborado por el National Right to Life Committee (Comité Nacional del Derecho a la Vida) que estima un total de 61.628,584 abortos desde 1973:

https://www.aciprensa.com/noticias/desde-roe-vs-wade-fueron-abortados-mas-de-61-millones-de-bebes-en-eeuu-50038

Esto es todo un genocidio de niños, algún día el Creador y Padre de estos niños reclamará su sangre, no quedaran impunes los asesinos.

Para mi quien diga que 61 millones de asesinatos no son un problema y están bien es alguien o desalmado o un zombie borrego increíblemente programado.

Esto no pasaba ni en los tiempos de Moloch, para mi los abortos son sacrificios humanos que gustan al Príncipe de este mundo.

Los politicos no son nada ejemplares, corruptos y mentirosos, no tienen potestad para decidir sobre la vida de los demas, ese es un poder que se han atribuido injustamente, algún dia lo pagarán porque los poderosos serán examinados con mucho rigor.

2.Publicado por vanlop el 12/06/2022 09:13

Plantea un tema delicado, es cierto que la Iglesia debe hacer más y que la jerarquía está anquilosada en una situación en la que no debería estar, pero también es cierto que la cosa es compleja.

Hay temas muy claros sobre los que no debería haber dudas, como el aborto, pero hay otros que tienen una serie de matices que no se pueden tratar de forma radical, porque es muy complicado ir a las raíces. Y las guerras suelen ser un ejemplo de ellos. Es muy difícil encontrar el origen de una guerra y el culpable de ella, porque si miramos, detenidamente, todos pueden alegar razones sobre la justicia de sus postura. Por supuesto se puede clamar por la paz, pero eso, a la vista está, no conduce a nada.

Pero es que incluso en casos muy claros, como el aborto, no hay unanimidad. Por ejemplo, el obispo de San Francisco ha prohibido dar la Comunión a la Sra Pelosi, que es feligresa suya, por su actitud ante el aborto. Sin embargo, el obispo de Washinton dice que no hay ningún problema en dar la Comunión al abortero Biden. ¿Cómo se pueden conciliar las dos posturas? Parece claro que la postura del obispo de San Francisco, que se llama Cordileone y hace honor a su nombre, es la adecuada, pero el otro no lo ve así y ante esto ¿qué se hace? Ante posturas tan dispares es complicado ordenar nada porque se puede crear un cisma, que es mucho peor.

El caso del obispo de Huelva es similar. Simplemente recuerda la que debe ser la postura de un católico, sin embargo, el resto de los obispos, sin descalificarlo, dicen lo mismo pero de una forma tan suave, que no se entiende. ¿Cómo podemos obligar a los obispos a decir las cosas suficientemente claras? Porque ellos entienden que lo están haciendo bien y que lo que dicen es la forma adecuada de decirlo.

Esta forma tímida de actuar tiene unas raíces muy profundas, que no se cortaron en su momento, ahora casi es irrelevante, pues las personas que pueden hacer caso a los obispos y dejarse guiar por ellos en cuestiones morales, son muy pocas, son una parte de los que se sienten Iglesia, que cada vez son menos. Hace unos años, no demasiados, la Iglesia era el principal 'partido' de España. Es decir, lo que se decía en las iglesias llegaba a más gente que lo que decía cualquier partido. Hoy lo dudo. No tengo las cifras de asistencia, pero veo las iglesias cada vez más vacías y tengo mis dudas.

Tampoco sé el número de católicos practicantes que hay, cifra también en disminución, ya ni siquiera los bautizos son la norma y eso que sirven para que la familia se reúna.

¿Debe renunciar la Iglesia a ser la voz del Mundo? Por supuesto que no, porque una de sus misiones y no de más pequeñas precisamente, es esa, la de iluminar las conciencias. Pero primero deberán ponerse de acuerdo sobre lo que significa eso de iluminar las conciencias y cómo hacerlo. Y mientras, la gente se va y no hace caso a lo que dice la jerarquía.

Hay algo de lo que dice con lo que no estoy de acuerdo. La oración es el arma más poderosa, porque se dirige a Dios. Y una sola palabra de Dios es más potente que todas las declaraciones y manifas que podamos hacer. Muchos, con muy buen criterio, piensan que el problema que tenemos es la falta de oración. Pero la oración y la acción no son incompatibles, sino complementarias. La acción ayuda mucho a la oración, seguramente porque Dios prefiere que seamos nosotros los que hagamos las cosas, por supuesto con Su ayuda. Una acción directa de Dios nos volvería perezosos, esperando que Dios nos resuelva los problemas, entonces la libertad dejaría de existir y la libertad es lo que nos hace humanos y por tanto Dios no nos va a quitar la libertad.

Son temas complejos y la prueba es que no se ponen de acuerdo los que se supone que saben, pero también es cierto que la actitud del obispo de Huelva, hace unos años era impensable. También hay que considerar que cada obispo tiene sus problemas y muchos de ellos son muy graves. Mantener una diócesis razonablemente unida es complicado y tal vez algunas orientaciones, que vemos muy necesarias, en esas diócesis sólo sirvan para crear más división.

Creo que la mejor actitud que podemos tener es rezar, aunque a muchos les sorprenda, pero ya he dado la razón por la que es lo más importante. También es importante desde el punto de vista meramente personal pues la oración nos hace ver las cosas con más claridad y encontrar respuestas personales.


Ayer encontré menos noticias curiosas, pero muy interesantes. Les recomiendo que vean.


No me suelen gustarlos videos porque se pierde mucho tiempo, pues leo más rápido que hablan en el vídeo, Pero este se lo tengo que recomendar.

Trata del doctor, en economía, hablando de la inflación. Alucinante.

Es en el sitio de una chica, que me parece un crack.

Sólo puedo decir: pasen y vean, pero sobre todo escuchen las teorías económicas del doctor, en Economía.

https://www.youtube.com/watch?v=D_qk6qVCtrI


Cada loco con su tema. Vean este enlace:

https://electomania.es/andaluciavotoant11j22/#

El voto por correo en Andalucía tiene unos valores constantes en las tres últimas votaciones, incluso con un pequeño descenso, pero ¡oh sorpresa! En estas se duplica. Vean los gráficos en el enlace. Mi lado conspiranoico (que me pilla casi todo el cuerpo) grita porque esto huele mal, pero muy mal.


Dicen que están movilizando mujeres en Ucrania. Eso también me huele mal. El ejército ucraniano no ha pasado de medio millón de efectivos, por ponernos generosos, en realidad no creo que haya llegado a 300 000. Dado que el servicio militar obligatorio normal, sería del 1 % de la población, hablamos de unos 400 o 500 000 efectivos. Teniendo en cuenta que había muchas unidades de voluntarios, nunca se ha llegado a una movilización real. En un país de más de 40 millones se pueden movilizar sin problema más de un millón. ¿A cuento de qué viene movilizar mujeres? Me huele a propaganda, si la noticia es cierta, claro.

3.Publicado por mentalmente el 12/06/2022 14:12
Buenas a todos,

Quería tratar de decir algo que se me había quedado en el tintero. Aunque no se muy bien como abordarlo. La idea es que, las guerras, en verdad es algo antiguo. El hombre actual no necesita guerras para nada. Ni siquiera el hombre que se podría decir malvado.

El mal en sí mismo, tampoco es algo exactamente definido. Por eso se debe incluir en todo lo que hace mal al hombre, como las guerras y enfermedades, aparte de los individuos malvados, el caos, el caos, el desorden, la incomunicación, es como aquello a lo que me refería el otro día, cuando he hablado sobre el polaco Zamenhof en 1887 creando el esperanto. Y recordando la historia bíblica de la maldición de Babel. El hombre malvado real tiende a ser en verdad un hombre que es muy estúpido y no sabe lo que está haciendo, además seguramente también es malvado en el sentido de velar solo por sus intereses.

Las guerras actuales se podrían incluir como algo que se circunscribe dentro de una posible parte relacionada con la función vital de la relación, y en eso relacionado con la competencia, y selección natural. Así pues la guerra estaría dentro de una categoría de actividades relacionada de alguna manera indirecta con el progreso. Y tiende a suceder progreso de alguna clase, sea tecnológico o cultural, dentro del contexto de guerras. Pero nadie hace las guerras para producir progreso.

La causa primigenia normalmente de una guerra está relacionada con la función de la alimentación, con el hambre, falta de recursos, etc. Pero eso en verdad, ya no es problema real para el ser humano que domina la naturaleza, que hace leyes, que desarrolla compleja tecnología, etc. existe el hambre a pesar de todo esto, como producto de otra clase de fenómenos complicados de explicar ahora mismo.

Y la guerra de tiempos actuales, si bien todavía pueden tener conexiones con la función vital de la alimentación, parece tener que ver con la función de relación. Las riquezas o territorios que se pretenden tener o conquistar no pertenecen a la función de alimentación, aunque alguien podría tener sentido. No tiene nada que ver, ya que el ser humano puede cambiar de país en cualquier momento, trabajar y acceder a las mismas riquezas de manera pacífica, de manera legal, sin necesidad de ninguna guerra, ya que las riquezas no valen nada sin una gestión y trabajo de los recursos adecuada, ni el comercio, ni los consumidores, etc.

Los inmigrantes desde hace mucho tiempo no se convierten en esclavos, tienden a ser tratados más o menos como iguales, quizás menos o a veces mejor, en todos los países, incluso los más peligrosos y atrasados.

Aunque también hay reproducción, eso sucede por instintos arcaicos, que los soldados hombres de cualquier ejército tienden a tratar de violar mujeres del bando contrario, pero eso no es la causa que motiva las guerras en ningún caso. No se hace una guerra para poder violar mujeres, eso sucede en algunos casos, porque la guerra puede despertar esos instintos arcaicos. En una guerra el hombre vuelve de alguna manera a ser una especie de animal de los que no son inteligentes. A pesar de ser inteligente, va a comportarse como algo no muy diferente de un mono en una guerra por el territorio con otros monos.

Lo que de alguna manera viene a probar mi teoría de que la guerra en sí misma es algo antiguo, que pertence a un pasado lejano. Pertenece al mundo del hombre de tribus muy primitivo. Es algo que no es necesario. No resuelve nada para nadie.

Las guerras no son necesarias y sin embargo suceden. Lo mismo podría decirse del hambre. Y en general de muchas desgracias similares. Esto es un tema que quizás me gustaría volver recurrentemente en varios comentarios dada su importancia, porque esto también me sirve para explicar, mi visión de esta clase de problemas, y por qué asocio la globalización con ideas de sendos polacos, el oftalmólogo Zamenhof y el psiquiatra Lobaczewski. ¿Qué tendran que ver?

Yo lo he tratado de explicar, resulta una coincidencia o tal vez no, la nacionalidad de esas personas. Debido a que ese país ha vivido nazismo y comunismo en una misma vida de una o dos generaciones. Y la globalización es un fenómeno frontera, es un evento histórico fronterizo, que cierra un círculo o llega a un fin de ciclo, en toda la historia de la evolución humana. Ese evento histórico necesariamente nos retrotrae con estudiar nuestro pasado primitivo, el hombre de antes de cualquier civilización, de tribus, el anterior a este, y el paso posterior al hombre de civilización.

Porque estudiar todo eso, y los problemas que hay ahí, tienen que ver con resolver todo lo que implica la globalización para nosotros, y seguramente cualquier forma de vida inteligente que pudiera existir, tendría el mismo problema.

La guerra sucede como una especie de tradición que todos respetamos inconscientemente, no como algo que sirva realmente para lo que se le presupone, que es ganar algo, los que participan en las guerras pierden, y ganan los que no participan en ellas. Especialmente pierden los que participan directamente como los soldados, mercenarios, etc.

Las guerras tienden a ser tramposas. Conquistar, colonizar territorios, y tratar de quedarse sus recursos, siempre ha resultado en un mal negocio a medio y largo plazo. Se termina perdiendo toda la inversión, todo el país entero, e incluso parte del país propio que inicia la conquista. Esto se sabe desde hace mucho, por eso la mayoría de guerras desde hace un siglo o un poco más, son una especie de falsificaciones, de fraude en el que un tercero, busca un beneficio secundario o indirecto, que nada tiene que ver, con las motivaciones creadas y alimentadas de los bandos enfrentados.

A veces ese motivo es convertir en un vertedero un país, para acceder más fácilmente a sus recursos de manera comercial. Sin embargo, esto vuelve a ser lo mismo que antes, sigue siendo una mala inversión, que conlleva pérdidas, vergüenza, conflictos y deuda cada vez más grande para aquellas naciones o poderes que han provocado la guerra.

La acción de someter a pueblos enteros, y tratar de crear una especie de esclavos, que presuntamente mejoran la situación de competencia económica y poder del esclavizador, de una especie de imperio, es antieconómica por naturaleza, independientemente de la manera en como se intente hacer. Ahora se buscan medios tecnológicos para tratar de crear esclavos modernos masivos y que no puedan rebelarse. Sigue siendo una mala inversión, y producto de una patología característica y estupidez sin control.

Eso es algo técnicamente imposible de controlar y de mantener, la esclavitud es contraria a la facultad de inteligencia y libertad, empeora todo en general, es como una especie de sacrilegio contra toda la humanidad, así pues la economía, la paz social, y resulta muy cara de mantener, en camino también humilla al propio género humano, induce a cierto caos general, y lleva a algún tipo de conflicto de enormes proporciones, como una guerra civil o algo similar.

Seguramente Carlo Cipolla diría que la guerra es una de las maneras en como se expresa la estupidez humana. El mejor momento histórico para estudiar la estupidez son los periodos de guerras, porque la estupidez alcanza las cotas más grandes, y se puede tratar de descifrar sus mecanismos funcionales.

Existe la guerra seguramente porque existe esa minoría patológica característica de la que habla Lobaczewski, que es como si fueran activos humanos escacharrados, pero que de algun modo, se adaptan e influyen progresivamente en los demás, sin frenos, y que finalmente hacen que todo se vaya pudriendo. Hasta llegar al colmo del absurdo, del caos, y toda clase de estupidez o conducta de miseria en la sociedad.

Se pudre la sociedad en ciclos de tiempo grandes, que finalmente llevan a sociedades enteras a estas situaciones progresivamente de grandes desastres. Es como una especie de tara en todo el sistema social, que hace repetir una y otra vez situaciones absurdas, pero tarda muchos años conforme se degrada la cultura y la sociedad en varias capas sociales.

Porque ese ingrediente humano patológico, herencia de un pasado muy remoto, contribuye con el resto de la sociedad a ir por ese ciclo absurdo, sin ser consciente de lo que está haciendo.

Contrariamente a todo lo que puedan pensar, a pesar de que haya guerras, la guerra "no es necesaria", y no beneficia a las partes, ni tampoco a las partes que provocan a las partes, es una especie de tara, una especie de bucle que se repite, que se podría teóricamente parar o terminar en cualquier momento, como si fuera una última réplica de un terremoto que empezó a frenarse hace miles de años.

Este terremoto se para conforme la sociedad progresa culturalmente, de tal modo que llega a un punto en el que, ni siquiera entiende que es lo que se presupone que tendría que hacer, al respecto de lo que los individuos patológicos y todo aquel instrumento intermediario social, corrompido directamente o indirectamente por ellos, trata de hacer que hagan.

Muchos ya han llegado a ese punto, es como si no pudieran entender lo que una suerte de trileros quiere que piensen, al respecto de que al descubrir donde está la bola hay un premio, al no poder entender el concepto de ese juego, entonces no pueden caer en su trampa. Y estos sectores patológicos se obsesionan, y cuanto más insisten que que intenten ver las cosas de ese modo y ese juego como algo divertido, todavía más ridículo parece, tanto el juego como los que lo intentan. Estamos en esa situación.

Hay una frontera entre una sociedad que ya está regenerando el tejido social cerebral dañado, y un intento cada vez más infructuoso de la parte patológica, desquiciada de la sociedad, de fanatizar y corromper a la sociedad.

Un saludo.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros