Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Información y Opinión

YO ACUSO DE ESTE DESASTRE A LOS JUECES EN EL GOBIERNO


Nota

Junto con Sánchez, los grandes culpables del desastre actual de España, cuyo epicentro es la ruptura del Estado de Derecho, son los jueces que están en el gobierno: Marlasca y Margarita Robles.

José María Macías Castaño, Vocal del Consejo General del Poder Judicial, escribe un artículo, que reproducimos hoy en Voto en Blanco, donde acusa con argumentos solventes, solidez jurídica y dignidad, a los jueces que están en el gobierno Marlaska y Margarita Robles, del desastre que padece España por el golpe contra la democracia, la Constitución y la decencia que está impulsando el gobierno de Pedro Sánchez y el PSOE.

Merece la pena leer este alegato, cargado de razón, para adquirir conciencia de toda la sucia y miserable conspiración contra España que está en marcha y que todo español libre y demócrata debe detener.
---



García Castaño con el Rey Felipe
García Castaño con el Rey Felipe
Soy vocal del CGPJ y yo acuso de este desastre a los jueces en el Gobierno

Me he decidido a escribir este artículo, después de algún tiempo de no hacerlo, no tanto por la amarga desolación que me produce la situación que vivimos en España como por la indignación anticipada que me genera la actitud de quienes, pudiendo ahora evitar este drama, van a colaborar con un silencio innoble.

Me refiero a personas o personajes como la Sra. Margarita Robles, el Sr. Grande-Marlaska o el Sr. García-Page. De ellos voy a hablar. No tengo la menor duda de que, cuando llegue el momento de responder de sus actos, afirmarán que no tuvieron ninguna participación e incluso presumirán de heroísmo. Cuando no, lo que será aún más doloroso, de patriotismo. Desde mi punto de vista, serán los únicos responsables de lo que está por llegar, ellos y otros como ellos.

No escribo para expresar mi desolación porque ya he tenido cauce para ello en el Consejo General del Poder Judicial. Nunca pensé, cuando me incorporé a este órgano constitucional hace ya más tiempo del debido, que viviría algo semejante a lo que estoy viviendo ahora. Y eso que he vivido de todo.

De hacer frente desde el gobierno del Poder Judicial a un intento de golpe de Estado en una parte de nuestro territorio nacional a organizar la justicia en tiempos de pandemia, pasando por el enfrentamiento cotidiano con los ataques al Poder Judicial del propio Gobierno y de nuestro Parlamento, con el intermedio de "manadas" y suelta de violadores por aquello de que "sólo sí es sí".

No me arrepiento, pese a la dureza de la situación, de seguir en el CGPJ: es el único órgano constitucional (lo creo así, el único) que queda en pie y con sentido de Estado para reaccionar ante el ataque frontal a nuestra democracia que ahora estamos viviendo.

La desolación, por otro lado, creo que está más que justificada. Abiertamente se pacta que, a cambio de un puñado de votos para seguir gobernando, se conceda la impunidad por sus crímenes a quien, con sus votos, se ha concedido la capacidad de autoamnistiarse, al más puro estilo de las antiguas dictaduras argentina o chilena.

Obvio es que eso supone la ruptura del Estado de derecho, totalmente irrecuperable. Una vez que se pierde el pudor para romper las reglas y se demuestra que los tribunales y la ley pueden ser pisoteados por el interés personal, es imposible saber cuándo va a volver a suceder, aunque la respuesta es previsible: sucederá siempre que le convenga al que lo ha hecho una primera vez y comprueba que puede seguir haciéndolo sin asumir ninguna responsabilidad por sus actos.

Francamente, he dejado de verle sentido a seguir enseñando Derecho en la Facultad.

También está justificado que diga que esa desolación se ha incrementado a medida que, del pisoteo del Estado de derecho, se ha pasado a su pura y simple destrucción.

Eso ha sucedido cuando, a cambio del Gobierno de España, se ha pasado de regalar (en el caso del Sr. Sánchez) y arrogarse (en el caso del Sr. Puigdemont) la irresponsabilidad y la impunidad por crímenes que incluyen la corrupción, a pactar que las investigaciones judiciales de esos delitos fueron lawfare (guerra sucia judicial) y que la responsabilidad de los jueces será declarada en comisiones parlamentarias de investigación (¿también de parlamentos autonómicos?) para, después, ser exigida (¿por quién?).

Aquí gana todo su sentido aquella pregunta que en su día hizo el Sr. Sánchez a un periodista: "¿Quién nombra al fiscal general del Estado? Pues eso".

Es cierto que después se ha querido matizar por uno de sus autores el sentido de esa cesión al independentismo. Pero ¿quién puede creerse esa "explicación"? El acuerdo dice literalmente lo que dice, y hasta las asociaciones judiciales y fiscales de rotunda tendencia izquierdista lo han interpretado así.

Sin olvidar que ese acuerdo responde a la exigencia de los independentistas, que en absoluto han desmentido ese sentido literal.

En todo caso, la explicación alternativa llega tarde. Si al más puro estilo mafioso se ha querido atemorizar a los jueces para que no cuestionen por vías legítimas la validez de la venta del Estado de derecho y la autoamnistía del Sr. Puigdemont, la amenaza ya ha sido lanzada.

Insisto en que gana sentido haberse preguntado en voz alta quién nombra al fiscal general del Estado que puede querellarse contra los jueces al dictado del Gobierno.

Pero, como decía, no es esa desolación la que me hace escribir ese artículo, sino el interés por compartir una reflexión.

Pienso en los muchos personajes de la historia, dictadores y dictadorzuelos, muchos de ellos psicópatas o sociópatas, la mayor parte ineptos enfermos de avaricia por el poder, y me pregunto cómo es posible que consiguieran hacerse con el gobierno de naciones que después llevaron al desastre.

Y a menudo la respuesta no está en ellos, sino en otros personajes que les rodeaban y que, pudiendo impedir el desastre, no lo hicieron. Personajes que, después del desastre, pretendieron aparentar pureza y marcar distancias.

Esta reflexión me lleva a varios personajes actuales. La Sra. Margarita Robles, ministra, que ha reaccionado ante los acuerdos del CGPJ que denuncian los pactos con los independentistas diciendo que los vocales debemos quedarnos callados, pero sin criticar nuestro mensaje, no sea que después le convenga decir que estuvo en contra de esos acuerdos y de la ley de amnistía.

Me lleva también al Sr. Grande-Marlaska, ministro, que en privado (se conoce que no lo suficiente como para que no se le oiga en los restaurantes) confiesa que el tema le plantea una "dicotomía", en términos que me hacen dudar de que entienda el correcto sentido de la palabra, pero que parecen sugerir que no acaba de decidirse entre la vergüenza y la desvergüenza, con lo que se deja la puerta abierta para poder refugiarse en lo que más le convenga.

O el Sr. García-Page, presidente de comunidad autónoma que, mientras proclama que recurrirá la ley de amnistía, al mismo tiempo rechaza que los diputados de su región voten en contra, lo que le permite mostrarse muy patriótico al mismo tiempo que ayuda a pisotear el Estado de derecho con su aparente pasividad.

La mayoría de las personas nos morimos sin haber tenido la oportunidad de demostrar nada, ni valía ni valor. Yo he tenido y tengo amigos que sí han podido hacerlo. Lo hizo mi querido amigo Juan Antonio Ramírez Suñer, juez de Instrucción nº 13 de Barcelona, que, a costa de su salud y de su vida, se empeñó en cumplir con su deber para con la nación cuyo Estado de derecho juró proteger.

Lo ha hecho y lo sigue haciendo mi gran amigo Pablo Llarena, anteponiendo ese mismo juramento a su seguridad y la de su familia.

Y lo ha hecho y lo hace mi admirado amigo Manolo Marchena, que dio una lección al mundo de lo que es un juicio justo y que un pacto innoble quiere convertir en lawfare.

La Sra. Robles y el Sr. Grande-Marlaska tienen ahora la oportunidad de demostrar algo, si no valía y valor, al menos vergüenza. Abandonar el Gobierno cuando tiene sentido lanzará un mensaje nítido y les ahorrará tener que mentir cuando se les pidan explicaciones.

Y la oportunidad que tiene el Sr. García-Page es aún mucho mayor, porque es de las pocas personas (no la única, pero de las pocas) que puede impedir la destrucción de nuestro marco de convivencia. Si no lo hace, su anunciado recurso sólo le delatará como el impostor en que se habrá convertido.

Si ninguno de ellos lo hace, yo les acuso hoy y les acusaré mañana.

José María Macías Castaño es vocal del CGPJ


- -
Miércoles, 15 de Noviembre 2023
Artículo leído 1496 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 15/11/2023 09:06


Interesante y verdadero. Por supuesto no seré yo quién critique los argumentos del artículo, pero sí voy a matizar algunas cosas.

Por cierto, he conseguido enterarme de esa palabreja que está en todos los medios y que ningún plumífero explica, pensando que todos tenemos la sagrada obligación de saber inglés. Así que ya sé que se trata de guerra sucia judicial. Esa es otra calumnia indecnete que lanzan los adictos al tirano, para destruir la independencia judicial y englobar a los jueces en el «aparato». Esto cada vez es más asqueroso.

Lo primero que tengo que decir, aunque me acusen de conspiranoico, que lo que ocurre son cosas de «arriba» y que estos, podrían negarse, pero que puesto que el objetivo es mandar y perpetuarse en el poder, aceptan complacidos y felices. Si no se acepta esto, es imposible que hayamos llegado a este punto, es más, los catalanes no plantearían ninguna secesión, es más, ni siquiera se hubiera establecido el sistema autonómico, que fue el primer paso para todo esto.

Sé que causa risa mencionar conspiraciones externas, pues se pretende explicarlo todo desde el interior, sin embargo, ahora que ya se están desvelando algunas cuestiones oscuras del siglo XIX, vemos que toda la política d entonces fue cosa de las potencias Gran Bretaña y Francia y que aquí todos se sometieron como buenos y obedientes sicarios. Esto continuó hasta la dictadura, con asesinato de algún político de primera fila incluido. La república no fue inmune a estas influencias externas, aunque seguramente los influenciadores no fueran exactamente esos. La democracia vino desde fuera, es decir, a la evolución natural del franquismo, se le impuso la acción de los que mandan y como consecuencia tenemos lo que tenemos y la cosa no ha parado.

Por tanto, acusar a dos ministros de origen judicial de los desaguisados, en mi opinión, no es exacto, puesto que todo el gobierno se pliega a lo que les dicen y el premio es la perpetuación del tirano, en un país muy reducido, pero lo importante es mandar.

Cierto que estos ministros no son inocentes, son responsables de muchas cosas y ninguna buena, pero creo que, en este caso, han hecho lo que les han mandado, seguramente con entusiasmo.

La Sra Robles tiene algunos asuntos presuntos en su haber, algunos muy feos. Se habla de sentencias adaptadas y se habla de dinero en paraísos en cantidad suficiente como para decir que eso no lo gana un juez en su vida. Pero eso no se investiga, tal vez hasta haya prescrito.

Del otro ministro no tengo referencias, salvo lo que todo el mundo conoce, pasó de ser martillo de etarras a ser martillo de policías, lo cual no deja de tener su aquel.

En cuanto al Sr García Page, parece ser un experto nadador entre aguas, porque dice una cosa y la contraria, de modo que cuando tanga que definirse, podrá hacerlo sin problema. El otro día comenté algo que dijo su jefa de comunicación, completamente opuesto a lo que él dijo. Eso imponía el cese de la señora, creo que sigue en su puesto.

Respecto a los diputados manchegos la cosa no es tan sencilla, él sólo ocntrola uno, del que es amigo y que él lo puso, el resto son sanchistas a muerte. El tirano no es tonto, con los antecedentes del Sr García no es cosa de dejarle el poder sobre los diputados, por si acaso.

Así que por esa parte, puede estar tranquilo, votaran como se debe.

Por lo demás coincido. Todos los que han ayudado a encumbrar al tirano, serán los primeros en jurar que ellos hicieron lo que les mandó, todos los colaboradores de los tiranos lo hacen, es una constante en la Historia. El problema para ellos es que existieron los juicios de Nuremberg, donde quedó establecido que no se pueden obedecer órdenes injustas y por tanto, la obediencia no exime de nada y tal y como se están desarrollando las cosas, tiene que haber juicios para toda esta gente, el pueblo no va a tragar con el borrón y cuenta nueva o al menos, eso esperamos algunos.

2.Publicado por julia el 15/11/2023 12:41
Acordémonos de esta fecha, hoy 15 de noviembre de 2023 empieza en España la destrucción del Estado de Derecho y, además, el comienzo de la Dictadura Sanchista Comunista. Se acabó y me duele España porque los que no se enteran seguirán como si no pasase nada y el Monarca pasará a la historia porque estará también desaparecido preocupado tan solo por sus quehaceres domésticos. Se acabó y me duele mucho, pero que mucho España porque se ha convertido en un país de avestruces.

3.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 15/11/2023 14:18
Este Sr. del CGPJ lo que tiene que hacer es predicar con el ejemplo, y junto a sus compañeros Magistrados y Jueces reberlarse efectivamente y no aplicar la amnistía que se apruebe. Y detrás de la Justicia el resto de la Administración del Estado, las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos no socialistas ni , ni nacionalistas ni independentistas.

Sin rebelión y con sólo palabras no se consigue nada.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros