Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Información y Opinión

Una Constitución mediocre y con grave déficit democrático


Nota

Si la Constitución Española es capaz de soportar un gobierno como el de Sánchez, integrado por totalitarios y aliado con la morralla que odia a España, no debe ser tan buena. Si la Constitución Española, de cuya aprobación se cumplen hoy 43 años, ha sido capaz de imponer en España una partitocracia en lugar de una democracia, no debe ser la adecuada. Si esa Carta Magna hace posible que un mentiroso inepto como Pedro Sánchez, que está destruyendo la nación y liquidando su respeto y prestigio en el mundo, sea presidente del gobierno, es que tiene déficits insoportables para cualquier español que sea demócrata y decente.
---



Una Constitución mediocre y con grave déficit democrático
Algunos dicen que la Constitución es buena y que el problema son los políticos, que no la respetan y la interpretan según sus intereses, pero una buena Constitución también debería impedir la calamidad de una clase política que se limpia el trasero con la Ley de Leyes.

Después de sus muchas insinuaciones y declaraciones sobre la necesidad de reformar la Constitución, el PSOE gobernante, transformado en un bodrío inmoral llamado "sanchismo", dice ahora que la Constitución es buena.

Ese es, precisamente, el gran argumento para concluir que no debe ser tan buena si al sanchismo le gusta y le permite todos sus abusos, arbitrariedades corrupciones y desmanes, desde usar el Falcón para acudir a actos del PSOE y convertir los impuestos en un saqueo confiscatorio de ciudadanos y empresas, hasta gestionar la pandemia con mentiras y engaños, provocando miles de muertos, otorgar beneficios y dinero abundante a los desleales y anticonstitucionales aliados del poder, todos enemigos declarados de España, perjudicando a las regiones leales y a los que se sienten españoles, y un largo etcétera que incluye el avance de la pobreza, el despilfarro, el endeudamiento atroz de España y haber convertido la mentira y el engaño en los ejes de la política del gobierno.

Si la actual Constitución hace posible todo eso, es que no sirve como hoja de ruta de un país demócrata y decente, aunque sirva para que los malos gobernantes, los egoístas, los mediocres, los ladrones, los sinvergüenzas y los que odian a España se sientan a gusto con ella.

La actual Constitución ni siquiera ha servido para consolidar la decisión más noble y hermosa de los españoles desde la muerte de Franco, que fue la reconciliación y el olvido de un pasado de enfrentamientos y sangre para construir juntos una España moderna y próspera. Hoy, aquel perdón, aquella unidad nacional y entierro del pasado han sido dinamitados por los políticos de izquierda, sin que la Constitución se resienta ni lo haya impedido.

Esa Constitución que hoy celebramos ha hecho posible que el destino de España este muchas veces en manos de los nacionalistas extremos que odian nuestra nación y quieren destruirla. Esos miserables han impuesto sus criterios muchas veces al pueblo y al resto de las regiones, con el consentimiento de los dos grandes partidos, el PP y el PSOE.

Aunque pocos nos atrevamos a decirlo, España necesita una nueva política, un nuevo liderazgo y una nueva Constitución que convierta al pueblo en protagonista, que controle de manera férrea a los partidos políticos y que castigue de manera clara e inviolable a los delincuentes y corruptos que se han apoderado del Estado para, desde allí, convertir la presunta democracia española en un basurero abusivo y corrupto.

Celebremos hoy la Constitución porque, para nuestra desgracia, es el único freno que nos queda, aunque demasiado leve, para impedir que la tiranía se imponga por completo, pero sin perder la conciencia de que si es buena para Sánchez y para sus socios, desleales y llenos de odio a España, es que la Constitución no es buena para España, ni para el honor, la democracia, los valores y la decencia. Quizás tengan razón los que dicen que nuestra Constitución no es tan mala y que los únicos malos son los políticos, que no la respetan y la interpretan de manera obscena.

Dicen que la Constitución Española no puede ser mala porque es una copia de las constituciones democráticas de nuestro entorno, pero es mentira porque en esos países los que se equivocan dimiten, los que delinquen van a la cárcel, los enemigos de la nación son rechazados y el pueblo impone sus criterios sobre la clase política.

En el alma de las constituciones democráticas europeas hay dos tres claves que la española no tiene: el poder del pueblo, el control de los políticos y el sagrado principio de que el que incumple la ley lo paga. En España, el pueblo está marginado, no tiene poder ni influencia y los políticos viven sin controles ni contrapesos, rodeados de privilegios inmerecidos y sin rendir cuentas jamás a los que en democracia son sus jefes: los ciudadanos y la ley.

Francisco Rubiales


- -
Lunes, 6 de Diciembre 2021
Artículo leído 872 veces




Comentarios:

1.Publicado por pasmao el 06/12/2021 09:23
Buenos días Don Francisco

Uno no experto en estas cosas, pero parece ser que nuestra Cobstitución no es ta mala como creemos. No es un dechado maravilloso, pero naciones con Constituciones mucho peores funcionan mucho mejor. Y seamos claros, no es un problema de Leyes el que hay en España. No será reformando leyes, que después no se aplican, como se vayamos a mejor. Ahí mismo tenemos a los nazionalsitas catalanes ciscándose en ese 25% de clases en español sin pasar nada.

El problema no siquoera es el espantoso Título VIII, lo pero de nuestra Constitución sin duda. Porque si PP(o lo que hubiere) y PSOE hubieran pactado desde el pricnicipio NO pactar con los nazionalistas, ese título VIII ahoara nos parecería bastante menos malo.

El problema es que PP(o lo que hubiera)+PSOE pactaron, porque arriba lo pactaron otros (Corona, Iglesia, Castas del BOE y del IBEX, generalato de la NATO..., que para robar mas cómodamente (a través dde Hacienda, por ejemplo) a los españoles, habñía que buscar un enemigo que desviara la atención del saqueo. Y eso se consiguió desviando la atencíón de a si pactaban con nazionalistas varipintos... o si se fomentaban nuevos nazionalismos.

Cuando una Ley tiene el sobrenombre de Botín, olvídese que el problema no es la Constitución.

Cuando los Tribunales obvian que pasó ese 11M del 2004 tampoco es el problema la Constitución.

Cuando se bendice la Ley feminazi diecindo que es constitucional, cuando es evidente que no lo es, ídem de ídem. Etc, etc.

Es un problema de castas diriegntes cobardes, antipatriotas y saquedoras. Y de un pueblo que lo consiente.

Un cordial saludo

2.Publicado por vanlop el 06/12/2021 11:05

Ya que menciona que es el único freno que nos queda, es como frenar un coche en una cuesta con una tabla sobre el neumático, porque lo construyeron sin frenos. Y creo que con eso queda definido lo que hay.

Yo voté no. Entonces no tenía ni idea de política y no me iba a leer una ley de la que entendía menos aún, pero me fijé en un detalle: sólo habla de derechos. Se mencionan todos los derechos habidos y por haber, pero no se menciona ninguna obligación. Los españoles no estamos obligados a nada. Así que aquello me pareció algo malo y voté no.

Los años y los comentarios de la gente me han hecho ver la cantidad de disparates que hay en ese texto, porque sigo sin leerla ni pienso hacerlo y cada vez estoy más convencido que hice bien.

Es muy curiosa , a mi humilde entender, la fijación de todo tirano por establecer muchas leyes, que luego incumplen sistemáticamente. Fijémonos en Venezuela, cada día sacan una ley nueva, que no cumplen.

Aparte que la constitución la hicieron un grupo de amigos que se reunieron en locales de hostelería, eso lo sabemos ahora, entonces nos vendieron unas muy sesudas reuniones, se hizo pensando en incumplirla y en utilizarla para que la casta, la incipiente casta, pudiera vivir como los marqueses de antes. 43 años después vemos que nos quedamos cortos en todo lo que pensemos.

Lo del defensor del pueblo también chirriaba. Si hay un defensor del pueblo, es porque los gobiernos no van a trabajar por el pueblo, porque entonces no haría falta nadie que nos defendiera.

Ahora ya sabemos muchas cosas, que entonces no sabíamos, aunque hubo algunas voces discrepantes, pero mal enfocadas. No se insistió en lo de las taifas, ahora sabemos que fue una bomba de relojería, cuando nos ha estallado. No nos fijamos en la separación de poderes, al presidente lo elige el legislativo, pero es que a la cúpula de los jueces los elige también. Es decir, tenemos un solo poder: el legislativo, que en definitiva no es más que la representación de los partidos.

Sólo por esta situación que establece que los partidos eligen todos los poderes del Estado, es suficiente como para hacer una constitución nueva. Pero es que todo está hecho para la casta, así que tendrá que ser o no habrá ningún sujeto de derecho constitucional, una constitución distinta en casi todo o no quedará España para aplicarla.

Y termino diciendo que la prueba del algodón es que en el 76 la gente estaba reconciliada y ahora tenemos las dos o tres Españas de rigor, en las que nos odiamos concienzudamente. Sin duda, por culpa de la casta, pero algo tendrá que ver la constitución.

Pasmao

Al principio he mencionado que los tiranos tienen obsesión por hacer leyes que nunca cumplen. Pues la contraria es cierta, se pueden tener leyes malísimas, pero con políticos honrados, el país marcha y nadie se fija en eso.

El problema es que tenemos una constitución hecha por la casta y para la casta con el objetivo que puedan hacer leyes que les sirvan a ellos para cualquier tropelía que se les ocurra y si no, pues se saltan la ley.

3.Publicado por francisco.lopez.roma@gmai.com el 06/12/2021 13:26
Hay que reconocer que desde la Constitución de 1978, que dicen que tanto pregona la "indisoluble unidad de la Nación española" es cuando más se está viendo la posible división de ésta o separación de algunos territorios del Estado. Eso indica, a mi modo de ver, que por lo menos los políticos que hemos tenido y tenemos desde 1978 no han sabido, o no han querido, mantener esa "indisolubilidad". Ahora hay más independentistas por todos lados que nunca, ni con la República, hasta en Andalucía, Asturias y León hay independentistas. Algo ha fallado por tanto. Y encima ahora con la excusa de la “España vaciada” surgen opciones muy localistas que incluso pueden entrar en el Congreso, y tendremos una multidivisión que no favorecerá en nada la formación de gobiernos duraderos y eficaces.

Creo que se ha abierto mucho la mano en el sentido de favorecer que los partidos con intenciones independentistas, o por lo menos de corte nacionalista, son los que influyen de verdad en los asuntos del Estado cuando en realidad no tienen una representación importante y otros partidos con más votos no la tienen. Esto hace que se sientan con capacidad para influir en que se favorezca a sus territorios que es lo único que pretenden.

Así que es el sistema electoral el que falla, el que hace que partidos de corte regionalista, nacionalista e independentista tengan representación teniendo un número ínfimo de votos en proporción a otros partidos. Ese fue el pacto de la llamada "Transición", el que los entonces partidos nacionalistas catalán y vasco pudieran alcanzar una representación que les valiera para influir en las políticas del Estado, supongo que ese pacto sería a cambio de que esos partidos nacionalistas no se pusieran a exigir entonces la independencia de su territorio, cosa que hoy ya ocurre prácticamente en todos los partidos de carácter nacionalista, incluso el PNV, y no digamos ya ERC, BNG, BILDU, o como dijo un día la canaria del Congreso si siendo independentistas así el Gobierno les favorece más y atiende sus peticiones.

Estos partido únicamente deberían de presentarse a las elecciones autonómicas y municipales, a las elecciones del Congreso y el Senado solo se tendrían que aceptar candidaturas para todo el territorio nacional, de esta forma entiendo no habría estos pactos con los nacionalistas e independentistas que no traen nada bueno para el conjunto de la población de toda España, ya que solo sirven para favorecer a esos territorios y a que el partido gobernante de turno conserve el poder.

Si nos ponemos, la Constitución de la que nace el gobierno no se puede decir que ya sea muy legítima, porque se incumple por parte del gobierno en casi cada uno de sus actos políticos, y una constitución que es tan fácil incumplirla, o por lo menos tan fácil el hacer con ella lo que se quiera y que favorece que los poderes del Estado estén supeditados a la voluntad de los políticos de turno, aparte de mala es que no tiene capacidad de aspirar a estar legitimada por mucho tiempo, y son ya más de cuarenta años (más que Franco).

Se ha demostrado que tras más de cuarenta años la constitución vigente no ha podido anular las capacidades de los independentistas que cada día triunfan más, aparte de que ha convertido el Estado en un nido de políticos que únicamente sirven a su partido y a ellos mismos.

Así que si se pretende considerar a esta constitución, de la que nacen los gobiernos, como legítima para ser la piedra angular del Estado de España sin alcanzar los objetivos marcados en su Preámbulo y en su Título Preliminar pues entonces es que el Estado de España no se apoya en un marco legal que lo defienda, proteja, y desarrolle. Todo lo contrario, el Estado de España es cada día menos de España, de los españoles en general, y más de los independentistas que lo usan para sus privilegios, y los políticos son los que realmente y de verdad los que ejercen el poder sin considerar a los ciudadanos. Por tanto, la legitimidad es cada vez más escasa, mas infravalorada, y más ilegítima.

Es una constitución que su aplicación ha llevado a lo que tenemos hoy:

Que los independentistas, nacionalistas y regionalistas, gracias al sistema electoral influyen e incluso ya casi controlan las políticas del Estado.
Que la Monarquía, debido sobre todo al establecimiento de las nulas funciones del Rey en la propia Constitución, es una institución que ya prácticamente no sirve para nada, por lo que de facto somos una republiqueta de varias republiquetas, cada una actuando prácticamente por su cuenta, unas más ajustadas a la Constitución y otras rozando lo inconstitucional.
Que los políticos, gracias a esa propia Constitución, son los que dominan los poderes del Estado (todos), sin que exista un contrapoder a ellos y sus partidos políticos.

Por lo tanto, no es tan buena como nos la pintaron la Constitución de 1978.


El "sistema" constitucional de 1978 ya no existe. Perdió toda su legitimidad, quizás no su legalidad, pero ya en la práctica no se ejecuta. Todas las imposiciones de los nacionalistas e independentistas se están cumpliendo, y las que estarán por venir, y ninguna de esas imposiciones son cumplimiento de la Constitución, todas son fuera de la constitución, hay y habrá recursos de inconstitucionalidad sobre ellas pero ninguna o casi ninguna será tildada de tal, es otra consecuencia de esta constitución partitocrática que los poderes del Estado son todos controlados por quién domina el Estado que son los partidos políticos gobernantes, e incluso influyen más los "no gobernantes" que los "gobernantes", porque los nacionalistas e independentistas, y ahora quizás también los "localistas", serán los que realmente y de verdad dominen el Estado, y por ende a España.

4.Publicado por TONY el 06/12/2021 14:52

Una Constitución que consiente el privilegio de unas autononomias sobre otras

5.Publicado por mentalmente el 06/12/2021 18:01
Buenas a todos,

Yo considero que la democracia como tal es una utopía, pero no en un sentido peyorativo, como algo inalcanzable, si no una utopía como lo que significa etimológicamente utopía, "lugar que no existe". Pero que no quiere decir que no sea posible.

Ahora bien, otra cuestión muy distinta, es pensar sobre la experiencia, sobre lo que de verdad existe, y saber valorarlo en su justa medida. En ese sentido los sistemas constitucionales, en mi opinión son lo mejor que tenemos, y si en algún momento existiera una democracia, necesitaría de tener una base en estos sistemas constitucionales, que se basan en la defensa de las libertades individuales, junto a los deberes del individuo básicos al respecto de los suyos, de defender la nación por ejemplo, de ser educado, de respetar las tradiciones, de ser civilizado, de ayudar a sus padres, a su propia familia, a las personas mayores, etc.

La democracia que yo idealizo, no rompe la constitución, se basa en ella, la necesita más que nada precisamente para sustentarse. Porque en esa democracia el individuo medio, no puede usar el poder que le brinda la democracia para destruir sus propios derechos básicos, que sustentan la misma democracia, para autodestruir el sistema.

La democracia es una capa adicional de toma de decisiones políticas del grupo que se superpone a las decisiones políticas que se toman por la vía actual basada en partidos, tendencias de pensamiento, ideológicas y grupos de poder económicos, académicos y militares. Se superpone quiere decir que ambas coexisten al mismo tiempo. Existen para ocupar un rol de acuerdo a la evolución de las sociedades cumpliendo necesidades viejas o nuevas adaptadas a su forma y características, siendo producto de la historia.

Si se fijan en la partitocracia, hay muchos problemas que están ahí en diversos programas políticos y nunca se pueden solucionar, o llevan a callejones sin salida. Este tipo de problemas son los que derivan en la necesidad de una democracia. Pero para algunas personas desde el siglo XX hasta hoy, estos problemas se "solucionan" en vez de con democracia, con la libertad de una sola persona que gobierne de manera autoritaria, y el resto obedezca presionado por fuerzas opresoras. Depositan todas las esperanzas en la libertad y conciencia de una sola persona ante su aparente incapacidad o falta de medios, o de conocimiento, de producir dicha conciencia y libertad en el grupo entero, haciendo que directamente se responsabilice, sin necesidad de fuerzas represoras.

Estos problemas competen a la sociedad de cada nación y del mundo en su conjunto en su falta de cohesión como una gran familia. Muchas personas, el bando actual del mundo que defiende un gobierno mundial, una dictadura mundial, la agenda 2030, etc. es la suma de todas estos grupos histerizados ante estos problemas, la histeria colectiva que lleva al totalitarismo nace por esto, pero ciegos de sí mismos, y de las condicion humana, que están intentando una especie de absurdo en todo el mundo. Ya pues el costo de mantener a la fuerza o por otros medios una dictadura mundial no hay manera de pagarlo ni por tanto de conseguirlo. No hay manera de controlarnos, somos los "animales más libres que conocemos", y estamos pensando en encerrarnos a todos para solucionar nuestros problemas, es como una paradoja, en realidad será como inducir al mundo a la mayor de las anarquías e injusticias.

La mente humana individual, funciona por capas, y no controlamos al 100% todo lo que hacemos con la voluntad, tenemos diversas fuerzas de inercia inconscientes, y la libertad es una parte pequeña en la que podemos tomar una decisión conscientemente, que no siempre resulta relevante para mejorar nuestras vidas, muchas veces resulta una conclusión predecible de las funciones básicas de la vida, pero por ejemplo. Es imposible decir que una obra de arte es una conclusión de funciones básicas, y sin embargo a ese arte, que puede ser de muchos tipos, damos a veces un valor incalculable, porque para nosotros es muy importante ese pequeño espacio de libertad, y por eso lo valoramos por encima de muchas cosas.

Pocas cosas a excepción de la propia vida pueden ser tan sagradas como la libertad, y sin embargo estamos en todo el mundo intentando aplastarla, como si ese fuera nuestro problema, el hecho de ser una especie inteligente y por tanto libre y juiciosa en sus decisiones. Tiene que entender que debe ser justo al revés. Por la libertad, por el orden en la libertad, compartida, se encontrará la manera de armonizar nuestra presencia en el entorno natural y conflictos entre individuos y grupos de diverso tipo. Lo que representa la constitución es la base necesaria. Lo que ha creado el liberalismo, es la base precursora necesesaria de desarrollo de una democracia.

Fijarse por ejemplo que en los períodos iniciales de gestación de un ser humano, como somos fruto de la evolución, el embrión humano va adquiriendo muchas formas diferentes, primero una célula, luego una especie de renacuajo, como un pez, luego una especie de lagarto, luego como de un ratón, y finalmente va adquiriendo forma humanoide. El cerebro humano tiene un área que a veces se suele llamar "de reptil", a la que generalmente se hace incapie ante los casos más graves de psicopatía de la más salvaje. Todos tenemos el cerebro del reptil y funciona para diversas cosas, solo que por encima de ese cerebro tenemos otro y otro. No se anula uno a otro, si no que ocupa una función más compleja que no niega ni elimina completamente la anterior.

Lo mismo debe ocurrir en una democracia y en un sistema como los que conocemos actualmente, constitucionalista y partidocrático. La constitución y los partidos deben seguir existiendo de alguna forma, aunque su relevancia es diferente para el resultado final, y no debe haber histeria, porque la histeria se produce porque por muy inteligentes que seamos, con este tipo de herramienta, ciertos problemas no podemos solucionarlos, aunque creamos que sí, esto nos lleva a la locura en la que está el mundo actualmente.

Conforme se vayan aplastando libertades, por esta histeria erróneamente enfocada a las soluciones directas, sin centrarnos en los motivos por los que fallan, y son anti-eficientes, cada vez tendremos más problemas mentales en la población. Los hospitales psiquiatricos más grandes, y fuera de ellos, también la vida será como un gran hospital psiquiatrico, la terapia contra el sufrimiento inespecífico y diversas patología derivadas del mismo, será la forma de vida cotidiana. Todo esto porque se está eliminando el factor de la libertad del sistema, siendo sustituido por un proceso mecanicista, que controla todo, y así, no se pueden satisfacer las necesidades finales vitales de cualquier especie inteligente. El sistema colapsa de una manera u otra.

Espero que les haya gustado este análisis.

Un saludo

6.Publicado por Jorge el 06/12/2021 18:30
Para empezar, no es una constitución, sino una carta de derechos y fueros medieval falsamente presentada como constitución.

No hubo asamblea constituyente con poderes legítimos para redactarla. No establece separación de poderes radical y de origen, no le priva al ejecutivo de potestad normativa, no fija un verdadero legislativo parapolítico y con miembros elegidos por sufragio directo y nominativos, cesables por sus electores y con capacidad de veto al ejecutivo. El poder judicial está sometido jerárquicamente al ejecutivo. No hay representación de la ciudadanía sino privación de la misma a través del voto. Es un bodrio totalitario que establece un régimen de partidos de Humboldt, siendo todos parte del Estado. En vez de partido/sindicato único, múltiples partidos/sindicatos, pero todos parte del Estado criminal.

Sin representación, separación total de poderes e independencia judicial real no existe ni puede existir la democracia. En España no hay constitución ni hay, ni ha habido nunca ni un segundo de democracia. Es la peor de las dictaduras, la que se presenta como lo que no es, con el cinismo infinito y la negación constante de la evidencia, propia de los peores criminales, sólo que con impunidad absoluta.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros