Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Información y Opinión

Sacar a la izquierda del poder. La agonía de los zurdos


Nota



Algunos zurdos con poder en América
Algunos zurdos con poder en América
En muchos lugares del planeta se está luchando por expulsar a la izquierda del poder y se hace por tres razones principales: porque han fracasado como gobernantes, porque han robado a manos llenas y porque odian la libertad y son más tiranos que demócratas.

América es un ejemplo en la lucha contra las izquierdas. Argentina, con la victoria de Milei, y el Salvador, con el éxito de Bukele, son hoy la vanguardia en la lucha contra los zurdos.

En Europa, la izquierda retrocede en todo el continente. Ha sido derrotada en Italia y acaba de perder Portugal, mientras en España la lucha contra el sanchismo, que es un modelo de izquierda corrupta, fracasada y enemiga de la libertad, crece cada día más.

Las izquierdas no están siendo derrotadas sólo por el pueblo, ni por los jueces, ni por políticos decentes, sino también por la Historia, que demuestra que el socialismo fracasa siempre, como ha quedado demostrado en Rusia, sus países satélites, Cuba, Venezuela, Nicaragua y otros infiernos de pobreza y esclavitud instalados en la Tierra.

Fidel Castro repetía que "El futuro pertenece por completo al socialismo", pero esa doctrina, a pesar de algunos triunfos, está en declive y cada día sufre con más fuerza el desprecio del pueblo, que contempla como el socialismo sólo beneficia a los políticos que gobiernan, que se atiborran de poder, privilegios y dinero.

El futuro es liberal y de la democracia, que se reconstruirá para recuperar sus valores originales, esos que los políticos, sobre todo los de izquierda, han prostituido y suplantado por mecanismos bastardos que les permiten abusar del poder y cometer todo tipo de atropellos, arbitrariedades y delitos con impunidad.

La democracia nació como un sistema ideado para limitar el poder de los gobiernos y someterlos a controles permanentes a través de mecanismos como la división de los poderes del Estado, la competencia entre partidos, la prensa libre y la soberanía de los pueblos en libertad, que deben ser los que deciden quien les gobierna. Sin embargo, todo ese edificio ha sido alterado y trucado por los políticos, que han reducido la democracia a unas votaciones cada cuatro o cinco años, que ni siquiera suelen ser limpias.

Los zurdos y los tiranos, de las falsas derechas contaminadas de cultura marxista serán arrojados al basurero de la Historia en un proceso que ya ha empezado, pero que tardará todavía en culminar.

Después de la borrachera de tanta izquierda intervencionista, adoradora del Estado y liberticida, llegará un liberalismo que disminuirá el Estado, bajará los impuestos y devolverá el protagonismo al ciudadano y a la sociedad. Es la ley del péndulo o, si eres marxista, la dialéctica. Después del mal llegará el bien. Después de los abusos marxistas entrará en escena una democracia limpia y libertadora.

Recuerdo que cuando era corresponsal el La Habana, entre 1975 y 1977, le dije a Marta Harnecker que existe la ley del péndulo y que después del diablo siempre llega Dios. Por poco me mata.

El intervencionismo Estatal ha sido la excusa para crear muchos males, entre ellos la oligarquía de gobernantes zurdos, dictatoriales, corruptos y mentirosos, el auge de la pobreza, el capitalismo de amigos con carné del partido,

Es repugnante ver lo que roban y como han robado, con la anuencia de los jueces, tan corruptos como ellos, encubridores y cómplices del desfalco del Estado y del acoso a la libertad y a los derechos humanos.

En España tenemos un ejemplo de rabiosa actualidad: la orden dada por el Juez Santiago Pedraz, de obediencia socialista, para el cierre de Telegram, la mensajería de internet que funciona como vehículo de libertad de expresión, información y opinión.

Francisco Rubiales


- -
Domingo, 24 de Marzo 2024
Artículo leído 1119 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 24/03/2024 09:16

No sé si los zurdos están en las últimas, creo que no, que todavía van a dar mucha guerra, lo cual es normal, unas estructuras de poder asentadas tantos años no caen de lanoche a la mañana, pero sin duda se ven detalles en todas partes que nos hacen pensar que el fin se acerca.

Hay que tener en cuenta que gran parte de la llamada derecha, no es más que socialismo disfrazado y el ejemplo lo tenemos en España, con un pp colaborador del socialismo. El último ejemplo de colaboración es el paso por el senado de la ley de amnistía. No digo, que no lo sé, que esa ley no se pueda admitir a trámite, como parece pretender vox, pero lo que sí está claro es que todo tiene unos plazos y que se pueden aprovechar y con unas excusas u otras, meternos en la uropeas y si los socialistas pillan la del pulpo, iríamos a las generales y se acabó la ley y si siguen en el gobierno, pues la cosa se habrá alargado hasta el verano y nos meteríamos en octubre, al menos. Sin embargo, el pp va a tramitar la ley lo más rápido que se pueda, permitiendo que Cocomocho se presente.

Así que el fin todavía está lejos, salvo cosas que puedan ocurrir y que den un vuelco a la situación y esos vuelcos se pueden dar, aunque es muy difícil. Por ejemplo, una victoria de Trump supondría un golpe para el marxismo, pero no el hundimiento, pues los marxistas useños van a hacer todo lo posible para que Trump fracase.

Otra cuestión importante es la economía. Toda la economía de Occidente se basa en un capitalismo salvaje con unos toques de demagogia con el «estado del bienestar», que no es más que un invento socialista que saca el dinero de las clases medias y lo reparte a los ricos y a los pobres. Por tanto, los que mandan, se van a oponer ferozmente a las políticas liberales, porque los impuestos bajos y la libertad empresarial, les fastidia el invento.

Dentro de esta dinámica marxista, tenemos el asunto de Ucrania. No nos engañemos, el fondo de esto no es más que le sometimiento de Rusia. Pienso que un sistema liberal hubiera invitado a Rusia a unirse y sin embargo se ha optado por el sometimiento, muy propio del marxismo.

El problema de la guerra es que como no está saliendo como esperan, están mandando tropas de la otan, franceses, alemanes y polacos, en cantidades ridículas, pero que pueden provocar que Rusia considere que está siendo atacada por la otan y responda con los misiles. En cualquier caso la escalada es patente y el peligro real, tal vez haya más riesgo que en la guerra fría.

Nuestro tirano ha mandado 700 efectivos a Eslovaquia, supongo que para gastar un dinero que no tenemos.

Al parecer, Rusia ha lanzado una ofensiva seria sobre Jarkov, trescientos mil efectivos. A eso se le oponen menos de dos mil de la otan más los ucranianos. Eso lo único que va a suponer es que el número de bajas rusas sea algo mayor, pero la toma de Jarkov se hará aunque sea un poco más tarde. Insisto, suponiendo que esa ofensiva sea cierta.

Luego tenemos el atentado terrorista, que aún es pronto para dar culpables, pero podría apuntar a la cia y a Ucrania.

Como ven, las posibilidades de irnos de vacaciones este verano se están reduciendo bastante en favor de la vacaciones definitivas.

Mentalmente

El asunto de telegram no es más que un asunto de libertad de expresión y si lo enfocamos desde ese punto de vista la cosa queda clara.

Es posible que acepte contenido piratas, pero eso se puede solucionar con una sanción y si no paga, entonces cerrarlo, pero cerrarlo por unas películas pirateadas, que supongo que serán españolas, porque si no, serían los titulares de la propiedad los que protestarían, películas que no ve nadie, pues queda como muy fuerte.

Lo que dice de Alvise puede ser cierto. Con inmunidad parlamentaria, puede decir cosas que hasta al lanar más tonto le subleve.

Será interesante observar las reacciones de los «demócratas», el resto de partidos.

2.Publicado por mentalmente el 24/03/2024 09:30
Buenas a todos,

Este es un tema quizás de los que más he escrito, pero es fundamental, y nunca será suficiente. Por cierto antes de que se me olvide, busquen un artículo reciente con el nombre "No es Sánchez, es el PSOE", lo escribe "Liberal Enfurruñada" en okdiario. Lo suscribo completamente y creo que ese artículo debería aparecer en portada.

Volviendo al tema en cuestión, quiero incidir mucho sobre este asunto. Porque como dije hace mucho tiempo, no se trata solo de una ideología, es una manera de pensar, una mentalidad que está en la sociedad. El socialismo del que yo hablo, no me refiero únicamente a una ideología claramente definida, ni a los sistemas políticos que se aproximan o definen como tales por los eruditos, como Cuba o Corea del Norte.

Me refiero a cierta manera de pensar subyacente, que puede cobrar otras formas también desastrosas como es el PSOE y Sumar en España y otros países.

Esto se puede analizar desde muchos elementos que componen esta manera de pensar, pero hay puntos que son muy claros y que podría decirse que son los factores fundamentales por los cuales una persona tiende bien al liberalismo o al socialismo. Como maneras de pensar, no como ideologías. El liberalismo ampliado podría decirse, y socialismo ampliado.

Luego habría que tratar de explicar, pero ahí no voy a entrar ahora, como es que hay países donde la izquierda es diferente, y es socialdemocracia dentro de lo constitucional liberal, no en contra, ahí se puede decir que el socialismo no entró porque el liberalismo evolucinó de una manera particular y aparecieron otros pensamientos progresistas deprisa, antes de que llegara la influencia de la "retórica antiliberal/revolucionaria/de clase/etc" propia del marxismo.

¿Cuál es la cuestión propia característica del socialismo que se repite una y otra vez?
La cuestión principal es que el ciudadano piensa en lograr ciertos beneficios derivados del poder político, pero que requieren trabajo aplicado activamente, que tienen un "valor económico". Por tanto, inexcusablemente, forma parte de esa manera de pensar, la confianza en que el intermediario, en cierta manera regalará algo al ciudadano, que hará el trabajo de alguna manera o logrará que otro lo haga, para lograr dicho provecho del pueblo. Ese provecho puede ser tener una casa, tener alimento, tener trabajo, tener luz, agua, todos son bienes fundamentales que normalmente se persiguen como un hábito natural del hombre como otros animales. Son fines a perseguir relacionados con sobrevivir o con vivir mejor que como se vive en un determinado momento. Son "retóricas de resultados".

En la mentalidad socialista lo que importa es el deseo de un resultado, que resulta lógico y razonable, el problema es que esa manera de pensar tiende a dar por sentado que se confía y punto, en el intermediario que defiende aquello. Que solamente se dedique a hacer ese discurso y repetirlo una y otra vez, como Fidel Castro. Así no importan los hechos, si no solo la coincidencia de discurso con lo que se desea que se diga.

El socialista no le importa demasiado que persona concreta gobierne, mientras defienda lo mismo. Para un socialista en España, que Pedro Sánchez se retire no supone problema alguno, cualquiera del PSOE vale por Pedro Sánchez mientras defienda esa clase de cosas, y evite que gobierne "la derecha".

¿Que forma parte de la mentalidad liberal?

Pues sin embargo, para la mentalidad liberal lo que importa es todo lo que le permita o ayude a confiar más en un intermediario que otra, en vez de si lo que dice coincide con sus deseos, ya en este punto de la historia, el liberal verdadero conoce la mentalidad socialista, entiende lo que se está jugando y el peligro de pensar de esa manera y los que apoyan socialismo, y la teme, y precisamente eso le define como liberal a día de hoy. Su incesante búsqueda de elementos que le ayuden a confiar más en un intermediario político incluso cuando no confía en ninguno por regla general, que es lo que debería ser. Son retóricas de principios, y otras formas de pensamiento que se basan en principios, aún no teniendo nada que ver con el liberalismo podrían introducirse como "liberalismo ampliado". Así como a lo contrario. Siendo que liberalismo viene a decir en su significado más elemental "que defiende la libertad". Pues precisamente la libertad resulta muy atacada por las "retóricas de resultados", sean utópicas o no, y las confianzas que generan que le aterran.

A mi modo de ver resulta difícil no estar verdaderamente en ninguno de los dos lados. Por eso, a mi modo de ver, en verdad no hay abstención posible, hay mayor o menor ignorancia, y si por ejemplo, en España, existe una animadversión muy clara del PSOE contra un PP deseoso de pactar con PSOE, y que practicamente defiende lo mismo, si bien puede ser porque el primero es celoso de sus intereses, pero también tiene que ver con que funciona de un lado la mentalidad socialista y del otro la liberal.

Esto significa, aunque el PP esté defendiendo o manteniendo ideológicamente elementos propios del socialismo, la mentalidad sigue siendo propia del liberalismo, y de aquí hay un choque, pues el PSOE no es socialdemócrata, aunque el PP piense que PSOE es socialdemócrata, es socialista en la manera de pensar, y dentro de esa manera de pensar hay enfrentamiento, lucha de clases, pensamiento revolucionario, intentar apalancarse en el poder indefinidamente, sabotear instituciones, concentrar el poder, etc. todo retorica de resultados y el pensamiento de sacar dinero de la nada imprimiendo o endeudandose, de crear trabajo, y servicios casi como si fueran por arte de magia.

Ahí el PP desde esa mentalidad tiene que ser el enemigo, no puede ser el bueno desde la óptica socialista. Porque la mentalidad socialista conlleva enfrentar y dividir.

Algo más sencillo que todo lo anterior. Que diferencia estas maneras de pensar. También las ideologías. Para ser buen socialista simplemente hay que ser socialista, el bien está definido por compartir ideología, para ser buen liberal, hay que ser bueno como persona o como trabajador o haciendo algo, y ni siquiera se necesita ser liberal, el liberal da por sentado la validez del que vale para algo, mientras el socialista la del que es fiel al discurso y pensamiento.

Otra diferencia, esta es realmente por la que quería empezar, el socialista demanda presuntos derechos que cuestan el trabajo de alguien, por tanto no lo son, por ejemplo derecho a la vivienda desde el punto de vista socialista es que te la regalen o que puedas comprarla con cualquier salario, y que la política puede interferir en el precio final directamente a lo bruto sin que pase nada. Para el liberal, derecho a la vivienda es lo mismo desde el punto de vista negativo, si uno tiene una vivienda otro, el gobierno, la mafia, una turba, no te la pueden quitar, no te la pueden invadir, no te pueden impedir vivir en una vivienda que sea tuya o que es legal comprar una.

Mientras que el derecho desde el punto de vista socialista es algo que alguien o algo provee, desde el punto de vista liberal es algo que siempre es y todos deben respetar, no costando trabajo.

Por esto, los derechos liberales son creibles en el sentido de que practicamente no hay que recaudar mucho dinero para hacerlos respetar, pues solo como minimo castigar al que lo infrinja, y lograr tener una cultura cívica en la sociedad por el cual se respeten esos derechos sin necesidad de coerción de la justicia.

En una manera de pensar se trata de que el gobierno ayude a respetar lo que uno es o tiene o quiere, y en el otro, se trata de lograr conseguir lo que alguien podría no tener a través de la presunta ayuda de un intermediario, por esto es que resultan menos creíbles, y son fuente de corrupción, nepotismo, etc.

El socialismo es un falso pensamiento de progreso, es una vía muerta, que hay que enterrar del todo, el liberalismo por sí mismo encuentra un progreso a través de respetar la libertad, y la libertad conforme tiende a lo colectivo, tiende a un liberalismo socialdemócrata por pura eficiencia e interés real del pueblo mismo, no por la tutela ideológica de un lobby.

Un socialdemócrata que es liberal no defendería el sindicalismo subencionado, porque eso ataca al interés del trabajador, sea el que sea, defendería el sindicalismo sin subvenciones.

¿Se puede tener socialdemocracia cuando existe un pensamiento dominante socialista? En mi opinión, es muy difícil, porque primero hay que tener un pensamiento liberal y estructuras de libertad firmemente asentadas, para que esto siquiera se entienda por la sociedad y también pasa que la socialdemocracia en el contexto de socialismo, es tildada también de "extrema derecha", por lo que finalmente es equivalente o bien a la derecha tradicional contenedora del problema, o a la alternativa que es combativa.

Es evidente mi preferencia por una derecha alternativa combativa, pues las ideas de libertad se pueden plantar, todo esto se puede explicar y decir de mil maneras, y uno puede pretender ser de izquierdas pero necesariamente será tildado de derechas por defender el sentido común, cuando existe esto del socialismo, es un falso pensamiento de progreso, y ese es el problema. Y la mayoría de contradicciones ideológicas derivan de esto.

Un saludo

3.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 24/03/2024 12:58
"... los políticos, que han reducido la democracia a unas votaciones cada cuatro o cinco años, que ni siquiera suelen ser limpias."

Este es el gran caballo de batalla hoy en día: Que ya en ningún país (incluso hasta en la democracia más reconocida del mundo, en USA) las elecciones se consideran perfectamente limpias. En todas hay un atisbo de irregularidad que hace pensar que de una forma u otra hay amaños que pretenden manipular el resultado para que salga aquello que conviene a los verdaderamente poderosos y que dominan a los políticos de turno, para que ejerzan el poder de acuerdo a sus intenciones e ideas. Y hoy en día esto es más fácil que hace años, porque aunque nos digan que con las nuevas tecnologías es más rápido el recuento y los resultados son más accesibles inmediatamente, eso también favorece que los resultados sean, o puedan ser, manipulados y luego es complicado demostrarlo. Si a esto le añadimos que, como ocurre en España, los órganos judiciales encargados del verdadero y definitivo recuento (las Juntas Electorales) no realizan ese escrutinio realmente, sino que se limitan a aceptar como buenos los suministrados por las empresas tecnológicas encargadas del recuento electrónico. Y los políticos, incluso de la oposición, en pocas veces se preocupan de realizar acciones para evitar esta irregularidad, pues entiendo yo que como los principales gerifaltes de esos partidos sí tienen puestos en los parlamentos, pues no se preocupan de exigir un recuento efectivo ya que ellos tienen resuelta su situación por unos cuantos años más.

La democracia está perdiendo todos y cada uno de sus caracteres más específicos, como cita el escrito: "...controles permanentes a través de mecanismos como la división de los poderes del Estado, la competencia entre partidos, la prensa libre y la soberanía de los pueblos en libertad...", además de que los propios políticos lo único que pretenden es perpetuarse en el poder como sea, eliminando cualquier atisbo de oposición, e incluso denigrándola, apartándola, y en algunos sitios hasta anulándola (como en Venezuela o Nicaragua), incluso hasta con violencia física (como se ve en Rusia).

No se acepta una democracia donde la transparencia, la elecciones verdaderamente limpias, y el respeto al contrario sea total. Pienso que con esta situación lo mejor es que en las elecciones quienes realicen el recuento sean organismos independientes y libres que no tengan que deber ningún favor al gobierno de turno (como las empresas tecnológicas adjudicatarias del recuento), para así poder reconocer que la democracia es verdaderamente real.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros