Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Información y Opinión

Los gobiernos que no eliminan la delincuencia son cómplices


Nota

El recién elegido presidente de El Salvador, Nayib Bukele, debería ser el próximo Premio Nobel de la Paz, no sólo por haber pacificado el Salvador y acabado con la delincuencia, sino por haber dicho la gran verdad que ocultan los políticos de todo el mundo: "Los gobiernos que no eliminen la delincuencia es porque son son cómplices".

Bukele ha demostrado que cuando un gobierno quiere lograr la seguridad y la paz que los ciudadanos merecen, lo consigue y que si la delincuencia persiste es porque ese gobierno y sus políticos son cómplices del crimen.

La prueba de que lo que dice es cierto está en la labor que ha realizado Bekele en su país, que era uno de los más inseguros del mundo, dominado por las pandillas asesinas, pero hoy convertido en un oasis de paz con las cárceles llenas de pandilleros y narcos.
---



El índice de popularidad de Bukele es enorme, hasta el punto de que es el presidente más querido y valorado por su pueblos en toda América y probablemente también en el resto del mundo. Se reelección por el 80 por ciento de los votos lo ha demostrado.

Su mérito no ha sido otro que cumplir con el deber de todo presidente de gobierno, que es garantizar la paz y la seguridad de sus ciudadanos, algo que incumplen todos los demás, sobre todo los políticos de izquierda, que con su buenismo están llenando las sociedades de criminales sin control y convierten la vida de sus ciudadanos en un infierno.

Algunos, para desacreditarlo, llaman a Bukele "dictador", pero sus partidarios responden que la diferencia entre Bukele y el socialismo, encarnado, por ejemplo, en el venezolano Maduro, no sólo es que uno crea paz y prosperidad y el otro delincuencia y pobreza, sino que el socialista lo hace trucando elecciones y apelando a la tiranía y el otro ganando elecciones libres con apoyo del pueblo.

España es hoy un modelo mundial de fracaso político e hipocresía maligna de la izquierda en el poder. La inmigración ilegal viola las fronteras de manera impune y llena las ciudades españoles de delincuentes incontrolados, sin que el gobierno de Sánchez haga otra cosa que estimular la invasión sin filtrar a los que llegan y provocando un suicida efecto llamada gracias a las ayudas que otorga a los inmigrantes.

España ha pasado de estar entre los 5 mejores países del mundo para las mujeres, en 2018, al puesto 27°, en apenas 5 años; Emiratos Árabes, Chequia o Letonia superan ya a España. El principal motivo del empeoramiento son la política sanchista de acogida a la inmigración sin filtro alguno, lo que ha disparado la criminalidad, sobre todo la sexual.

La sociedad española se escandaliza cuando ve a miles de inmigrantes llegar, saturando los centros de acogida y hasta hoteles que antes acogían a turistas, alquilados por el gobierno para acoger a los que llegan y premiarlos con pensión completa y trato de lujo. También se indigna cuando barrios enteros se hacen inhabitables porque los delincuentes extranjeros crean un ambiente peligroso e irrespirable, pero el sanchismo impone su voluntad con hipócrita tiranía.

Como dice el presidente salvadoreño Bukele, el gobierno de Pedro Sánchez es cómplice de la delincuencia extranjera que crea peligro y dolor en las calles de España.

Francisco Rubiales

- -
Lunes, 5 de Febrero 2024
Artículo leído 1069 veces




Comentarios:

1.Publicado por mentalmente el 05/02/2024 08:43
Buenas a todos,

Bukele es la prueba de que la democracia liberal puede funcionar. Así que yo creo que Bukele es sobretodo un símbolo de la democracia. ¿Qué país no querría tener un presidente como Bukele? ¿Y ya de paso por qué no el mundo entero? Yo lo propondría como candidato a la presidencia mundial, a ver que pasaba.

Bukele es un político que tal como ha logrado unir a su pueblo también podría unir el mundo entero. No hay tanta diferencia. Bukele era comunista y ahora es algo difícil de catalogar, pero también conservador, sin embargo su partido político, se llama Nuevas Ideas. Por lo que igualmente es progresista. No sé si en algún momento ha dicho que haya cambiado de ideas. Pero no lo parece.

No parece un arrepentido si no alguien que ha defendido aquello que ha considerado mejor en cada momento y se ha tenido que tejer alianzas con partidos de diverso signo, contra todo tipo de corrupción, primero en su propio partido donde comenzó.

Un conservador que defiende las nuevas ideas con un pasado comunista y políticas que son aplaudidas en el resto del mundo por políticos de derecha provida libertaria patriótica, y también algunos de izquierdas minoritarios que no reman con la corriente oficial.

Bukele está diciendo el mundo que el progreso no está reñido con la defensa de la ley y el orden, ni las ideas comúnmente consideradas conservadoras. Por esto es un símbolo de unidad que debería interesarle a todos los gobiernos del mundo.

Sobretodo debería interesarles a aquellos que dicen querer unir el mundo, o un gobierno mundial o algo parecido, aunque estos son precisamente los que suelen criticarle más a través de ONGs y demás con las que están vinculados.

Sobre el tema de ayer me dejé muchas cosas que quería decir, porque si no sería demasiado largo. Pero aquí van algunas. Sobre el tema de la lucha entre ricos y pobres, ya dije que esa dicotomía es más vieja que el hambre. Pero no he explicado por qué es una idea que no aporta mucho o casi nada la sociedad.

En verdad no hace falta explicar por qué, debería ser evidente solo con ver la historia, hasta ahora ese discurso no ha traído más que problemas, enfrentamiento y miseria.

Lo que se trata es de generar la riqueza, no de quitársela a otros. Se pierde mucho tiempo y esfuerzo tratando de apropiarse de la riqueza de alguien que intentará mantenerla, pudiendo haber dedicado ese esfuerzo a generar esa misma riqueza, consiguiendo multiplicarla.

¿Pero a quién le interesa que no se genere riqueza? Al que tiene mucha riqueza, porque si otros también tienen mucha, no podrá comprarlos y además la suya competirá y bajaría su valor en el mercado. Así que el problema son los generadores de pobreza, intencionados o no.

El socialismo es una manera de crear pobreza a través de una demagogia que utiliza un recurso de presunción ideológica y símbolos que muchos creen pero en verdad solo hay intereses de parte.

Los líderes comunistas querían que el pueblo fuera pobre para poder manejarlo mejor y de manera más económica para ellos. De todo el dinero que le han robado, luego lo reparten en migajas, y además haciéndoles creer que les está ayudando. Igual que hace Sánchez con las ayudas, controles de precios y las nuevas cartillas de racionamiento.

No solo es que esto sea inmoral. Es que no funciona. No se puede arreglar el mundo de esa manera. Hay que dar paso a las nuevas ideas. El marxismo puede ser una filosofía dentro de los círculos académicos muy interesante, pero en la vida real se convierte en tendencias extrañas de pensamiento, y en la política se convierte en enfrentamiento, divisiones de la sociedad y demagogia extrema, un populismo barato de la peor calidad.

La gente tiene que salir de una manera reduccionista y maniquea de pensar y empezar a pensar de manera integral las cosas. Las tendencias marxistas dividen a la sociedad, con la pretensión de reparar presuntos agravios e injusticias, pero eso no se da en la práctica, en la práctica, todos pierden, y de una manera que no esperan. La sociedad necesita estar unida.

Las luchas de clases son un problema para una cultura donde actualmente no hay clases definidas como tal, empiezan a ser construcciones imaginarias, se tacha a la gente de pertenecer a una clase solo por pensar diferente, y cada persona ya se hace valer por sí misma. Esto es una locura.

Como es un problema el supuesto feminismo en una cultura donde ya hay igualdad de derechos entre sexos. La ideología una vez ha cumplido el propósito principal debería como mínimo emigrar a otras partes del mundo donde ese mismo propósito aún no se ha cumplido.

La agenda 2030 debería buscar aquellos objetivos que no tuvieran coste económico para la sociedad, empezando por que los promotores de esta agenda no los ha votado el mundo. Tampoco les ha votado nadie. Tienen aún menos legitimidad que Puigdemont cuando decide romper España, ya que a Puigdemont al menos lo votaron una parte de los españoles, aunque no tenga legitimidad para decidir eso.

A la agenda 2030 no la votó nadie, y se impuso a los políticos desde las élites de poder a las clases políticas. Obligando al ciudadano a aceptarla, incluso a Puigdemont, y ahora metiéndosela a los niños hasta en la sopa.

Hacer política con el dinero de los demás es igual que el separatismo político. Es decidir políticamente sobre algo sobre lo que no se tiene legitimidad para decidir, como es el caso de España.

Así que es un error de comienzo, entonces todo está mal en la agenda 2030, en prácticamente todos los objetivos está mal. Pero muchísimo más aún cuando se pretende decidir sobre algo que afecta a todo el mundo, pero obligando solo a una parte del mundo a pagar con su dinero, esfuerzo y sacrificarse. Pura injusticia.

No es un gobierno mundial, es una élite que enfrenta, crea guerras directa o indirectamente, amparandose en una justificación moral a su vez alimentada por la manipulación mediática, beneficia a una parte del mundo en perjuicio de otra. No hay bondad en los resultados, pero seguramente tampoco entre los promotores de estas ideas, lo demuestran con su comportamiento personal contrario a lo que defienden.

Yo digo que ahora podemos decirles a estos, que ya tenemos candidato a presidente del mundo que ellos quieren que haya, el presidente de El Salvador. Y si hace falta un gobierno mundial para salvar el mundo, que mejor que de un país que se llama así. Bukele representa mucho más que la agenda 2030, representa una esperanza real, empezando por su país.

Un saludo

2.Publicado por vanlop el 05/02/2024 10:06

Ayer vi un vídeo de unas influencer o lo que sean, que explicaban bien el tema de la okupación, que nos puede servir para explicar el por qué los políticos aman a los delincuentes.

Tomemos el caso de la Sra María, una anciana que vive de su pensión y tiene cierto miedo de salir a la calle. Esta señora es votante de la derecha, porque a sus muchos años ha visto de todo y entiende que la izquierda es pura demagogia y hasta es posible que añore otros tiempos oprobiosos. Un día sale de su casa y le okupan el piso. ¿Y quién le okupa el piso? Pues un canalla que vota a la izquierda. Así que ¿a favor de quién estará el gobierno?

Parece claro que los gobiernos que no combaten la delincuencia es que son cómplices y son cómplices por varios motivos.

Aparentemente porque la delincuencia produce votos, pero este argumento, que es bueno, lo es en parte, porque al fin y al cabo, las votaciones, me temo que desde siempre (desde la transición) se han trucado, bien con propaganda adecuada, bien moviendo votos, que el voto por correo es muy antiguo, pero nadie le prestó atención.

Los que tenemos cierta edad recordamos aquella noche cuando el Sr Guerra salió al balcón a decir que según ciertos algoritmos (no lo dijo ocn estas palabras) ellos habían ganado y efectivamente, ganaron por goleada. Para ello hubo una campaña de desprestigio de la ucd y luego, a saber como movieron los votos. Pero como nadie protestó, aquello quedó así y fuimos a la primera ruina socialista.

La segunda ruina socialista vino de mano de unos presuntos terroristas, con una manipulación de la opinión pública como no se conoce, sin embargo, aunque hubiera cambio en la intención de voto, creo que también se manipularon los resultados.

Y la tercera, por ahora, vino de manos de un gobierno desprestigiado y acobardado, pero seguramente también hubo manipulación de votos.

La delincuencia crea sensación de voto a la izquierda, pero no estaría mal analizar cuantos delincuentes votan y seguramente no son tantos, ni seguramente los inmigrantes son tantos, porque una cosa es decir y otra, en la intimidad de la cabina, votar a los que te arruinan.

También, una sensación de inseguridad permite mover dinero en determinadas direcciones y hay mucha gente que se enriquece con eso. Hace podo leí que un mena cuesta como siete mil euros al mes, eso no cuesta ni el mejor internado de Europa. Alguien se lleva un dineral a cuenta de los menas.

Las razones por las que se tolera la delincuencia en sus diversas formas son varias, pero si buscamos la pasta, seguro que se explican muchas cosas.


Me imagino que, como un servidor, todos os quedáis con las ganas de leer entera está noticia-bomba.
El Pollo Carvajal* está "cantando" en Estados Unidos y reconociendo que el régimen chavista se ha financiado a través del narcotráfico.
La izquierda hispanoamericana va a caer por el delito de tráfico de drogas (y, como saben todos los seguidores del Expediente Royuela, esto también puede afectar a la izquierda española, con evidentes vínculos a través del Grupo de Puebla).
*Fue jefe de inteligencia del régimen chavista.

https://www.abc.es/internacional/regimen-chavista-financio-trafico-cocaina-colombiana-20240204160754-nt.html#vca=compartirrrss&vso=abc&vmc=rrss&vli=fixed-twitter&ref=https://www.abc.es/internacional/regimen-chavista-financio-trafico-cocaina-colombiana-20240204160754-nt.html

Según una encuesta publicada por la revista The Economista, uno de cada 5 norteamericanos jóvenes opina que el Holocausto judío durante la Segunda Guerra Mundial es un mito.
Repito que es una encuesta publicada por la revista The Economist.


Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros