Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Información y Opinión

Los comunistas controlan el mundo odioso de las dictaduras de partidos


Nota

España es un modelo mundial de democracia corrompida. El estudio de España sirve para comprender que las democracias, si no se cuidan y defienden con fuerza cada día, terminan siendo asesinadas y que sus principales asesinos son los partidos políticos, instituciones creadas, precisamente, para defender y potencias el sistema democrático.

Cada día más ciudadanos se preguntan por qué nuestras democracias se han corrompido, han expulsado al ciudadano de la política y se han convertido en odiosas dictaduras de partidos.

La respuesta es evidente: porque los ciudadanos la han descuidado y no la han defendido frente a sus peores enemigos: los políticos.
---



Una de las imágenes que circulan por España condenando la figura dictatorial de Pedro Sánchez
Una de las imágenes que circulan por España condenando la figura dictatorial de Pedro Sánchez
Teníamos y tenemos al enemigo dentro y no nos hemos dado cuenta. Al caer el muro de Berlín y desaparecer la Unión Soviética, los millones de comunistas y adoradores del leninismo totalitario que vivían en el mundo sufrieron una tremenda conmoción. Algunos, probablemente los más honrados, se sintieron derrotados y, tras admitir los errores de su ideología y los terribles crímenes cometidos por sus correligionarios, se deslizaron hacia la democracia; otros, doloridos por el fracaso e indignados porque fueron derrotados por lo que consideraban un capitalismo feroz, injusto e inmisericorde, se retiraron a los cuarteles de invierno y se transformaron en escépticos tristes, retirados de la política e incapaces de creer en las ideologías y en el ser humano. Sin embargo, ninguno de esos grupos era significativo, ya que la inmensa mayoría no se sintió derrotada, mantuvo firme sus convicciones y decidió camuflarse e incrustarse en aquella misma democracia que los había derrotado, sin creer en ella, con resentimiento, con espíritu de revancha y con la firme esperanza de construir su utopía totalitaria cuando existiera la más mínima oportunidad.

La inmensa mayoría de los viejos comunistas activos, acostumbrados a vivir del Estado, se incorporaron a los partidos políticos y terminaron pudriéndolos desde dentro, al mismo tiempo que destruían la democracia.

Desde entonces, muchos comunistas reciclados, hoy militantes de partidos de izquierda poco democráticos, o burócratas camuflados e incrustados en las democracias, en sus instituciones y gobiernos, corroen y envilecen la sociedad desde el poder y las instituciones.

Expertos en organización interna y entrenados para controlar los hilos del poder, los ex comunistas ejercen hoy una influencia notable sobre los partidos políticos, empujándolos hacia posiciones autoritarias y convenciendo a sus cuadros y militantes de que la democracia es un lastre, la sociedad civil una entelequia inútil y que la única forma de cambiar el mundo y mejorarlo es actuando desde las alturas del poder, cambiando la realidad desde el poder ejecutivo y, como ellos quisieron hacer cuando fracasaron en el comunismo, utilizando para ello el poderoso aparato del Estado.

Su mayor éxito ha sido convencer a las élites que dominan el mundo de que la democracia es un riesgo intolerable, que el futuro tiene que ser autoritario y que sólo un Estado implacable e invencible puede controlar un mundo superpoblado. Los marxistas camuflados son los verdaderos padres del Nuevo Orden Mundial y del proyecto en marcha de resetear el mundo y sustituirlo por un mundo autoritario y dominado por un super Estado.

De las dos grandes herejías del siglo XX, la comunista es, sin duda, la peor. Aunque su mundo quedó desacreditado hasta el vómito al conocerse sus crímenes y quedar en evidencia su fracaso histórico, tras ser expulsados del poder por los propios pueblos que sojuzgaban, sus dogmas autoritarios siguen vivos y la mayoría de sus antiguos dirigentes y cuadros intermedios siguen activos, emponzoñando el planeta político.

La otra gran herejía del siglo, la "nazi", sí fue derrotada y vencida, hasta el punto que sólo quedan residuos insignificantes, más estéticos que políticos, cuyo culto a los símbolos hitlerianos convierten a los actuales nazis en piezas de museo vivientes.

Los comunistas resentidos, expertos en el dominio de la clandestinidad y la insidia, siguen actuando y viven entre nosotros corrompiendo el sistema. Son, junto con el nacionalismo, la peor plaga del mundo actual y la mayor amenaza para la parte más saludable de la humanidad, la que defiende las libertades y derechos con uñas y dientes, aspira a revitalizar las democracias, a reforzar el Estado de Derecho y a reconstruir el deteriorado sistema de valores.

Cuando veas a un mentiroso profesional o a uno que niega la evidencia, seguro que es un comunista. Llevan casi un siglo negando los crímenes y horrores de Lenin, Stalin, Mao y otros dirigentes comunistas, entre ellos los hermanos Castro y el venezolano Maduro.

Han sido y son la vergüenza del género humano. Ignoran, a pesar de la evidencia, que el Estado que ellos crearon fue el más eficaz e insaciable asesino de la historia, las fosas que ellos cavaron y los cadáveres ambulantes que ellos mismos esculpieron en los campos de exterminio. Condenan sin descanso los 3.000 muertos de Pinochet, pero guardan un vergonzoso silencio ante los 40 millones de Stalin. Creen que la mentira, como decía Lenin, puede ser "revolucionaria" y, convencidos de que verdad y mentira son la misma cosa, mienten sin cesar hasta que ven sus mentiras convertidas en verdades.

No sólo han llenado el siglo XX de cadáveres, sino que también han asesinado la ética y han pulverizado la escala de valores cuidadosamente elaborada por cientos de generaciones. No creen en la libertad, ni en la propiedad, ni en la tolerancia, ni en el diálogo, ni en la información libre, ni en la crítica, ni en la paz, ni en la verdad, ni en la religión, ni en la fraternidad. Conciben el mundo como una pirámide en cuya cúspide están ellos, sostenidos por el pueblo sojuzgado porque ellos son los interpretes de la historia, la élite elegida para gobernar. En consecuencia, pretenden dominar a los medios de información y a las instituciones, desacreditar la religión y estrangular las libertades individuales. Odian la sociedad civil y le tienen pánico a la luz y a los taquígrafos. Saben que el mayor peligro para el Estado totalitario, en el que sueñan, es el debate, la conversación y la vida en común, lo que les lleva a intentar convertir a los ciudadanos en seres solitarios y acobardados que se encierren en sus viviendas para sentirse seguros y ver la televisión. Han comprobado cuando ejercían el poder que el miedo es su principal aliado y lo utilizan para convertir a los ciudadanos en rebaños atemorizados.

Esa gente existe y milita hoy en partidos aparentemente democráticos, casi siempre de izquierdas, pero también de derechas, o presta servicios en las administraciones públicas, donde se sienten como pez en el agua porque no entienden otro mundo que no sea el del poder. Ellos son la verdadera causa de que la verdadera democracia haya desaparecido y haya sido sustituida por oligocracia de "representantes" arrogantes, corruptos y adictos al privilegio.

Afirman que el Estado es más importante que el individuo, resaltan las tensiones y conflictos para dar prioridad a la seguridad y limitar los derechos individuales, reclaman más "respeto" y "dignidad" para el Estado y pugnan por convertir la política, como hicieron cuando tenían el poder, en una casta elitista y privilegiada. Aunque hablen de democracia, la odian y ni siquiera soportan su primer y más importante principio, el que establece que la soberanía es del ciudadano y que sólo el ciudadano otorga o quita legitimidad al sistema. Son los principales culpables de que la política se haya convertido es una escuela de gladiadores más que en un espacio para la convivencia, el debate y la toma colectiva de decisiones. Son los que han inventado principios tan repugnantes como esos de que "en política vale todo", "el fin justifica los medios", "al enemigo ni agua", "mejor dejar cadáveres que heridos en tu camino", etc.

Su filosofía, que ha terminado por contaminar también a muchos partidos de derecha, antiguamente liberales y hoy minados por el elitismo excluyente, apesta y es la verdadera culpable del totalitarismo larvado en las administraciones, de las imparables subidas de impuestos, de la actual crisis, de la decadencia generalizada, de la pérdida de valores y del divorcio, cada día más profundo, que separa a los gobernantes de los gobernados.

Si quieres contemplar en su pleno esplendor la obra del comunismo camuflado, contempla la España de hoy, gobernada por un mentiroso compulsivo que niega la evidencia, engaña y sólo prioriza su poder, causando a España daños que quizás sean ya irreparables, tras haber minado y castrado el sistema hasta límites inconcebibles.

Francisco Rubiales

- -
Jueves, 10 de Junio 2021
Artículo leído 1002 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 10/06/2021 08:39

En general estoy de acuerdo con el artículo, sin embargo hay dos o tres cosas que conviene ampliar y aclarar.

Lo primero es aclarar el origen del marxismo, en general y del comunismo en particular. El marxismo nace en el XIX en forma de socialismo, que pronto deriva a comunismo, sin embargo se siguen manteniendo los partidos socialistas, que no se diferencian demasiado de los comunistas. ¿Y cómo es posible que unas ideologías tan nefastas triunfen? Pues por culpa del capitalismo.

El capitalismo, el de verdad, no el de los empresarios que se enfrentan a los obreros, el que no se conoce ni se sabe quienes son sus jefes. Ese capitalismo descubrió que el dominio mundial no podía venir del liberalismo, por muy salvaje que se hiciera, era necesaria otra ideología, una ideología que convenciera a las masas proletarias y aterrorizara a los capitalistas. Por eso inventaron el marxismo.

El marxismo tiene su periodo de esplendor a finales del XIX y principios del XX. La IGM es su momento de atacar y consigue el poder en Rusia, pero ni en Europa ni en América consigue nada, los obreros no están por la labor. Entonces es cuando se plantean la conquista del poder por la puerta trasera y es cuando inventan la socialdemocracia.

Paralelamente, con gran visión de futuro, que no sé hasta qué punto está organizado, presionan a Alemania hasta el límite, de forma que la consecuencia es el nazismo, un nazismo que se extiende por toda Europa mientras en España triunfa el socialismo que deriva al comunismo más salvaje. Los que mandan ya tienen dos opciones totalitarias, en una, hay capitalismo de estado, en la otra, hay capitalistas que manejan el estado.

La IIGM, que era inevitable, selecciona a los más capaces y triunfa el comunismo, pero salvo en los países del Este, que se impone por la fuerza, no consiguen nada. Los obreros europeos siguen sin querer saber nada del comunismo. Pero entonces ya está madura la socialdemocracia y se va imponiendo en toda Europa con su aspecto democrático. Así que los partidos socialistas evolucionan a socialdemocracia y se lanzan a repartir dinero entre las "clases desfavorecidas". Hay dinero, la Europa de los 50 y 60 tiene mucho y sirve para mostrar un camino democrático del socialismo, mientras infiltran las instituciones.

En América se favorecen las tiranías más oprobiosas, de forma que las revoluciones triunfen y la primera es Cuba, que exporta el modelo. Es muy curioso como las dictaduras pro useñas se hacen cada vez más odiosas, hasta que el marxismo va penetrando y conquistando países. ¿Tan difícil era ir democratizando los países? ¿O simplemente que las dictaduras no fueran tan indecentes?

La infiltración fue total, incluso en regímenes como el franquismo, que cuando llega la transición, nos encontramos que la mitad de la burocracia era marxista. Pero incluso los partidos que se titulan de derechas, también están infiltrados y lo que falta, lo ponen los amos, que para entonces ya tienen todo el poder en el mundo.

No han sido los comunistas los que han convencido a los que mandan, ellos se limitan a ser buenos peones, son los que mandan los que tiene su agenda de dominio y están triunfando porque no tienen prisa, al fin y al cabo, ellos tienen el dinero y si hay que esperar, se espera, su vida no se va a resentir en la espera.

Tanto el comunismo como el nazismo sirven a los amos. Quedó el comunismo, pero si hubiera quedado el nazismo hubiera sido igual, ellos mandarían y lo harían de forma total y absoluta, que es su objetivo.

Observen el caso de la plandemia. Poco a poco se conocen cosas. El laboratorio de Wuhan lo construyeron empresas occidentales y los useños enseñaron a los chinos el manejo de virus, de modo que no sabemos hasta qué punto es un virus chino o de otro país.

Observen también los USA, cómo el partido demócrata ha ido evolucionando en estos últimos años, de forma que ya es descaradamente un partido comunista, aunque aún mantengan la ficción democrática, no hay más que ver cómo se saltan las promesas electorales y sólo han pasado seis meses escasos.

Pero Europa está más o menos igual. Los partidos de derechas son una ficción, pues hacen el juego al marxismo, no sólo lo vemos en España, toda Europa es igual. Pero América sigue la agenda puntualmente. Acabamos de presenciar una votaciones en Perú en donde la derecha no ha sido capaz de convencer. En Argentina, el peronismo ya se ha convertido en comunismo, de forma descarada, en Chile, el comunismo está tomando el poder, Colombia se está convirtiendo en un estado fallido...

Y todo viene de una previsión de los que mandan, al crear la socialdemocracia.

Parece un defecto de la derecha la poca entidad intelectual que tienen. Siendo un producto bueno, son incapaces de venderlo. Y hay muchos pensadores de derechas, pero no llegan a nada práctico. En cambio, cualquier cretino de izquierdas, planta sus ideas y la gente las toma como cosa divina. Y eso se debe a que una consecuencia del marxismo cultural, fue la conquista de los medios, por eso la sociedad ha aceptado a la "izquierda divina" sin cuestionarla. Y los medios más influyentes han sido los useños, que aparentemente defendieron siempre la democracia, mientras plantaban el marxismo cultural en Europa y resto del mundo.

Ha sido la labor de más de un siglo, de casi dos, pero ya acarician el triunfo. Pero no lo tienen del todo, así que nos queda un pequeño resquicio. Lo que no sabemos es si seremos capaces de aprovecharlo. Porque el final es el modelo chino en todo el mundo. Que ese modelo tenga los pies de barro y se desplome en menos de dos siglos, no es un consuelo, porque incluso tras el desplome vendrán otro par de siglos de convulsiones.

2.Publicado por mentalmente el 10/06/2021 09:37
Buenas a todos,

Quería recomendar el visionado de una tertulia reciente sobre La Leyenda Negra Española.
https://www.youtube.com/watch?v=vOPnMzXXl20

Y hablando de otro tema, aprovechando el tema de hoy, sobre extraña relación entre el comunismo y la democracia.

No existen 2 comunistas iguales, ni 2 demócratas iguales, ni 2 liberales iguales. A las palabras se les da tantos significados hoy en día según el contexto, que es normal estar confuso.

En uno de los comentarios que hice por algún sitio de internet, decía que la derecha política puede ser comunista, pero no profundicé demasiado en ese concepto. Y ahora voy a explicar a que me refiero y por qué.

La derecha, en tanto defiende la libertad, puede utilizar el concepto de comunismo en su favor. Porque el comunismo es la antítesis del socialismo. O según como se mire, síntesis de liberalismo y socialismo. Pero que en cualquier caso es más fiel a la libertad que al colectivismo. Esto algunos no entenderán si no han estudiado a Marx, y tienen la noción de que el comunismo es lo que hay Cuba, Corea del Norte, etc.

Hay que entender que el comunismo es algo utópico, imaginario, que no existe. Es algo que no se ve. Es algo que se cree. Que se piensa. Esto es muy importante entenderlo porque explica por comunistas hacen lo que hacen, y por qué hay tantos jóvenes apoyándolo.

En tanto el comunismo es una sociedad teórica utópica donde el individuo es libre y no hay estado. El comunismo es una forma de liberalismo perfecto. Y esto no es algo que yo me esté inventando.

Si saben algo de Karl Marx, su visión de la evolución de las sociedades futuras, se basaba en el pensamiento de Hegel, la tesis, antítesis y la síntesis. Feudalismo -> liberalismo-> socialismo-> comunismo.

Por tanto, según ese mismo planteamiento exactamente igual que un régimen feudal es similar a un estado socialista. pasando por un estado intermediario donde se defiende la libertad, aunque con el problema que para Marx es el capitalismo. Ambos son dictaduras. Entonces un estado comunista sería más parecido a uno liberal, que a uno socialista.

Este razonamiento lo entienden los regímenes mal llamados comunistas como China, Cuba y Corea del Norte. Con sus matices y diferencias. Porque son regímenes socialistas. Y han tenido que estudiar todo eso, el marxismo está en la sopa, aunque luego aplicar su versión.

El caso de China a evolucionado a una dictadura comunista de libre mercado. El comunismo chino, ha abandonado el el socialismo. Por tanto, ya se parece más a algo real que quiere ser comunista, aunque todavía le falte mucho recorrido. Ya que el capitalismo es peor que el del resto del mundo, solo que hay una tecnocracia de partido único teo-marxista, si se entiende el marxismo como elemento doctrinario congregador del partido único del gobierno, como una religión.

Esto viene a querer decir, todos los gobiernos comunistas, los marxistas, la mayoría siendo socialistas, si son fieles al marxismo, entienden que están abocados a ser destruidos y reemplazados, superados por alguna crisis, revolución interna de alguna forma, un cambio brutal de régimen, que convierte el socialismo en comunismo. Y el comunismo es todo lo contrario a algo dictatorial según lo descrito por Marx. Es una utopía de libertad individual de colaboracionismo autosostenido, sin necesidad de un ente como un Estado, director, controlador, etc.

Esto se como suena pero hay que tomárselo en serio ya que mucha gente cree de alguna forma en esto. Sin ir más lejos el gobierno chino, que es seguramente el más poderoso del planeta, o lo será en breve. Así que es para tomarse en serio por muy fantasía que suene.

Y hay que entender que es MUY importante, porque esta idea utópica del comunismo, es la que justifica todo el movimiento obrero, la lucha de clases, la dictadura del proletariado, y el socialismo. Ese socialismo que tanto nos duele, a nosotros, en toda la hispanidad, por el que tuvimos una guerra civil y una dictadura de derechas. Ese horror del socialismo viene justificado por la creencia en el comunismo.

Entonces, viendo como ha evolucionado las sociedades REALMENTE, después de Marx, podemos reinterpretar al filósofo que tantos problemas dolores de cabeza nos está causando. Y declarar el comunismo como parte del programa del liberalismo de occidente, o de la hispanidad, contra las tiranías del socialismo.

Así queda aclarado que la derecha no defiende el pasado, que defiende lo más parecido al progreso, incluso desde el punto de vista del marxismo como religión, que se fija en como evolucionan las sociedades, y declara la defensa de la libertad individual como un factor necesario, y por ejemplo, si bien en China tienen tecnocracia y libre mercado, no tienen libertad de expresión.

Así pues, nos compete defender como parte de ese comunismo de progreso, contra el socialismo de las grandes empresas tecnológicas, élites bancarias y estados totalitarios socialistas. El comunismo de corte liberal y anti-socialista tiene que ser la idea de progreso. La defensa del individuo, de la voluntad individual, de una nueva democracia de libertad de expresión, será la clave para derrotar al socialismo.

Esto está un poco enrevesado pero que se entienda, que entender la teoría de Marx es tan importante para el liberalismo, y defender la libertad, como lo era entender la Biblia para utilizarla contra la oligarquía del clero en la Edad Media.

Si entendemos que para Marx comunismo es evolución al respecto de socialismo, se entiende que es oposición, por tanto, esa oposición está en frente de quienes hoy defienden el socialismo. La imagen de entender esta idea es yo creo que es clave. Por eso, se puede ser comunista, de derechas y liberal. Ese pequeño ingrediente intelectual llevado a la poltíca quizás sea el que falta para cimentar la democracia más allá de la democracia liberal.

Un saludo, y espero que les haya gustado esta reflexión.

3.Publicado por Sr.Vivi el 10/06/2021 12:11
Sr. Rubiales y contertulios ¡Tengan vds.muy buen día.

Aunque de acuerdo con lo expuesto en su columna, como sensatamente no puede ser de otra manera por aquello de que "por sus frutos los reconoceréis", me va a permitir utilizar su blog como altavoz de unos pensamientos que me oprimen cada vez más.

¿Porqué? Porque cada día y cada vez que oigo al Sr. Sánchez utilizar vocablos que bien pueden formar parte de cualquier tratado de ética, se me revela mi ego en defensa de lo que nadie, excepto yo mismo, me puede usurpar: mi dignidad. Podrán postearla pero tendré la cabeza muy erguida mirando a los ojos a quien ose hacerlo.

Oir a un señor presidente hablar de: dignidad, magnanimidad, altruismo, concordia, olvido, tiempo de perdón...y así hasta el infinito, intentando hacer creer a los españoles su altura de miras desde el lodazal en que está metido (a la prensa me remito), es un estrambote.

Sr. Sánchez, diga de una vez por todas, aquello de D. Luis Mejías..."y mañana he de cumplir los tratos que hechos están, lo que os advierto D. Juan por si queréis asistir" del Tenorio....

Sí, hombre, sea sincero y diga que lo hace porque así lo pactó para seguir al frente del gobierno de una nación a la que engaño entonces ( después y desgraciadamente ha seguido el mismo camino ) cuando aseguró,tras la triste moción de censura, que convocaría en plazo corto elecciones generales.

Sr. Sánchez ha conseguido usted, por estar al frente de un incondicional y paniaguado gobierno, que la inmensa mayoría de españoles le demos la espalda, y esto, como debe de saber Vd, es muy peligroso.

Tiempo ha que en nuestro hemiciclo, ojo que no es suyo solo, se oyó decir al Sr. Aznar de forma reiterativa: ¡ Váyase Sr. González ! Hoy, no sólo en el Congreso sino en cualquier plaza de cualquier pueblo, retumba, cada vez con más fuerza el ¡Váyase Sr. Sánchez!
Debería emplear parte de su tiempo y el de sus fieles "asesores" en asomarse a la realidad tal cual y no la que le diseñan.
Hágalo, su futuro está asegurado y, por cierto, bastante generosamente.

4.Publicado por pasmao el 10/06/2021 16:48
Buenas tardes Don Francisco

Excelente columna y comentarios.

Simplemente comentar que las dictaduras de partidos existen para que manden en ellas los comunistas. Los partidos están organizados así para que sea posible tutelarlos de "esa" manera.

Si no ¿Para qué?

Un cordial saludo

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros