Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos



Información y Opinión

La falta de patriotismo de la izquierda española es el mayor obstáculo para que Pedro Sánchez gobierne


Nota

La verdadera batalla que se librará el 28 de abril, delante de las urnas, no es entre las derechas y las izquierdas, sino entre los españoles que aman a España y los que detestan la idea de patria y unidad. Mientras que VOX encarna con especial intensidad la idea de patria y unidad, el PSOE y Podemos, junto con el nacionalismo que odia a España, son los pilares del bando contrario a la patria y a sus símbolos.

El mayor problema de la izquierda española en estos tiempos es su falta de amor a España, un déficit que la acompaña desde los tiempos del cantonalismo, posteriormente alimentado por el rechazo al franquismo, al que erróneamente identifican con la idea de amor a la nación. Hoy, cuando el patriotismo renace por todo el mundo como reacción a los excesos de la globalización y a la invasión de los inmigrantes que amenazan las culturas autóctonas, esa falta de amor a la patria tan propia de la izquierda es un verdadero obstáculo para alcanzar el poder y podría afectar de lleno a las aspiraciones de Pedro Sánchez de seguir en la Moncloa.
---



VOX se vincula estrechamente a la idea de patria y a sus símbolos
VOX se vincula estrechamente a la idea de patria y a sus símbolos
Si los españoles, cuando se encuentren delante de las urnas el 28 de abril, sienten que la unidad de España está en peligro y que la apuesta de Pedro Sánchez por aliarse con los independentistas catalanes es un riesgo grave para la nación, habrá sorpresa y el PSOE, a pesar de las encuestas que le dan por ganador, se hundirá.

Muchos creen que la tendencia a rechazar a España, presente en buena parte de la izquierda española, se debe a su oposición y odio al franquismo, que pretendió hacer de la unidad nacional una seña exclusiva y un mandamiento sagrado, y a la derrota sufrida en la guerra civil frente a los que lucharon enarbolando la idea de patria, pero la oposición de la izquierda a la unidad de España viene de más lejos, nada menos que del cantonalismo del siglo XIX, un sentimiento que se agudizó con el carlismo y con la extraña simbiosis de la izquierda española con el nacionalismo vasco y catalán.

Ahora no lo reconocen porque saben que les resta votos, pero la izquierda española ha abominado de los símbolos de España, sobre todo de la bandera y el himno, durate décadas, desde la muerte de Franco, y ahora lo está pagando.

Ese rasgo antiespañol de las izquierdas divide claramente España en dos bandos, el de los que aman a España y la elevan como símbolo y clave de la unidad, y el de los que rechazan ese concepto de patria y se identifican con la universalidad y la rebeldía contra el orden instituido que tanto peso tuvo en la revolución de Marx y Lenin.

La izquierda española es intensamente fiel al principio histórico de toda izquierda, que es el de la subversión contra el orden imperante, un orden que para muchos izquierdistas sigue siendo el franquismo, aunque de esa doctrina no quede ya ni la sombra. Otros rasgos que separan a la izquierda del concepto de patria son el anarquismo, siempre presente en las izquierdas españolas, y el internacionalismo proletario, aquel viejo sentimiento comunista que obligaba a considerar el mundo como la patria de los obreros y explotados.

Hoy, todo ese mundo de rechazo a la idea de España, a sus banderas y símbolos, se les vuelve en contra porque el patriotismo está en alza y atraviesa la sociedad de parte a parte, hasta el punto de que la alianza de Zapatero y posteriormente de Pedro Sánchez con los supremacistas antiespañoles de Cataluña les resta muchos votos y adhesiones, una tendencia que si fragua en las elecciones de abril puede dar una desagradable sorpresa al PSOE.

Numerosos expertos y analistas creen que el hundimiento del socialismo en Europa y en buena parte del mundo se debe, sobre todo, a la falta de patriotismo de esa fuerza y al rechazo que eso provoca en una ciudadanía que se siente patriota cada día con más intensidad. En España, ese fenómeno es todavía más intenso y amenaza con convertirse en la clave de las elecciones del 28 de abril.

Francisco Rubiales

- -
Lunes, 25 de Marzo 2019
Artículo leído 970 veces




Comentarios:

1.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 25/03/2019 07:46
Poniendo un punto a favor de la izquierda hay que decir que ésta nunca fue nacionalista, es desde el origen de carácter internacionalista, cuando se volvió nacionalista se convirtió en "nacionalsocialista" y ya sabemos las consecuencias que trajo consigo esta denominación.

Lo que sí es criticable a la izquierda es éste país (España por si alguno no lo sabe o no quiere saberlo) es que nunca ha sido defensora de la unidad a ultranza de la patria española, porque incluso antes de existir el PSOE (creado en 1879) con la Primera República (1873), ya los liberales o pequeños grupúsculos socialistas son los que defendieron el federalismo y el sistema cantonal. Se alinearon con los primeros nacionalistas catalanes para defender una República Federal. Luego ya sabemos el resto de la historia, la izquierda como bien dice el escrito nunca ha defendido una patria española unitaria, se ha visto superada por los nacionalismos periféricos y ha tragado con muchas de sus peticiones, ya el PSOE en tiempos defendía la "autodeterminación de los pueblos de España", y si acaso el PCE fue el partido más unionista de todos por aquello de que decía defender a la clase trabajadora, aunque en Cataluña no era el PCE sino el PSUC.

También hay que reconocer que la derecha siempre ha sido más nacionalista española pero ha tenido sus "derechas" periféricas en el PNV y en la antigua CiU, representantes de las derechas nacionalistas, aunque ahora ya no sabemos si el PDECAT es de derecha o qué es.

Ahora en toda Europa se está volviendo al nacionalismo por aquéllo de la presión migratoria y la sobreexposición a la "multiculturalidad", lo que hace que mucha gente esté volviendo a los valores tradicionales de cada nación y aumenten los apoyos a los partidos llamados de "extrema derecha" que en realidad son partidos de corte ultranacionalista y tradicionalistas, la izquierda (y el liberalismo) no aceptan estos partidos porque lo consideran un atraso pero lo que no se dan cuenta es que todo es debido a que Europa y sus mandatarios han llevado una política que hace que se pierdan los valores tradicionales de Europa, imponiendo una multiculturalidad y una solidaridad mal entendida que hace que el nacionalismo vuelva a resurgir.

No es que yo defienda en nacionalismo español a ultranza, considero a España un conjunto de pueblos que deben de convivir juntos en unidad política porque no tenemos otra opción, es...como diría aquél "nuestro destino en lo universal", incluso sería favorable a una unidad politica de toda la Península Ibérica como única opción para que si en un futuro la Unión Europea fracasa tengamos un soporte político seguro y consistente, lo de los independentismos periféricos no nos traería nada bueno a ninguno de los habitantes de esta Iberia, volveríamos a enfrentarnos unos y otros apoyados cada parte por otras potencias extranjeras que tendrían el único fin de controlar esta zona del mundo, como ha ocurrido a lo largo de la Historia.

Es mi opinión y la expongo.

Gracias.

2.Publicado por TONY el 25/03/2019 10:46
El fin justifica los medios, no tiene escrúpulos de ir de la mano de los proetarras, los mismos que se manifestaban en contra de la Guardia Civil, ya no nos llamamos a egaño ya sabemos los que hay, de los apoyaban el linchamiento de los Guardia Civiles en Alsasua

3.Publicado por vanlop el 25/03/2019 12:12

La cuestión como señala es cuantos votantes socialistas se sienten españoles, lo suficientemente españoles como para dejar de votar al partido. Porque los comunistas nunca han tenido problema con los separatismos, al fin y al cabo, cuando se impone la dictadura del proletariado, los cantonalismos están de más. Eso ocurrió con la URSS, que no tuvieron empacho en cantonalizar el imperio y les fue muy bien, nadie se movía e incluso redistribuyeron los territorios, como el caso de Ucrania a la que le asignaron tres provincias rusas. Pero eso no importaba, todos estaban bajo la dictadura del proletariado. Cuando se les hundió el negocio, fue cuando surgieron las tensiones y las guerras.

Por tanto la clave está en los votantes socialistas.

También hay que señalar que los c's han recuperado mucho la idea de España. Una España diluida en Uropa, pero creo que esa idea ha hecho pensar a unos cuantos.

Sin duda la clave de las elecciones va a estar en esa idea, que ninguna encuesta nos va a resolver, entre otras cosas porque no se pregunta. Aquí la casta tiene miedo del patriotismo. Los únicos, c's, pero es un patriotismo extraño y últimamente ni siquiera eso, que ya están tragando con las taifas y lo que significan.

Siempre la izquierda se asoció con el separatismo, de forma que nunca tuvieron como propios los símbolos nacionales. Eso se vio durante al república, que aunque inventaron una bandera, la usaban poco y durante la guerra, la bandera de la república se mostró muy escasamente en los frentes, siendo las banderas de los partidos o de la región las que llevaba cada unidad.

De modo que estos de ahora, presuntos herederos de aquellos, no pueden aceptar nada que recuerde patriotismo. Y ahí están, en el dilema existencial, como siempre han estado, diciendo una cosa y haciendo la contraria. Pero ahy que reconocer que siempre han vendido sus mentiras de forma muy eficaz.

La identificación del patriotismo con el franquismo puede que vaya perdiendo fuerza, especialmente desde lo de las banderas, que fue algo que no se esperaban. Se esperaban unas cuantas banderas en los balcones, pero esa masa ni esas manifas multitudinarias, incluso en Barcelona. Puede que eso le haya hecho pensar a la gente.

Lo que seguramente no les haya hecho pensar es en quienes formaron la oposición al franquismo. Separatistas y comunistas, a los socialistas ni siquiera se les esperaba, aparecieron después. Tanto los separatistas como los comunistas, como se ha visto, demócratas de toda la vida. Y con esos demócratas se identifica la casta, los que sacan pecho democrático, psoe, c's y pp, También todos los antifranquistas con dirigentes procesados por chorizos.

El sistema educativo también ha propiciado la falta de patriotismo. Ignoro lo que se dice a los niños respecto a los símbolos, especialmente la bandera, pero me da la impresión que en muchos sitios se asocia la bandera con el franquismo, sin explicar el origen y el uso. Por supuesto en las regiones con ideas separatistas esto será lo que se les diga, en las otras, no lo sé, supongo que habrá de todo, pero seguramente no se explicará bien.

Por cierto, la bandera, que se usaba en la marina desde mediados de siglo, se usó por primera vez en en tierra el sitio de Gerona y a lo largo de la guerra contra Napoleón se fue popularizando, de forma que antes de terminar la guerra, ya era la bandera de España.

No sabemos como ha calado el patriotismo en la gente. Si ha calado, el doctor no tiene nada que hacer, hasta es posible que su objetivo soñado de sacar más escaños que los que tiene, no se cumpla y por supuesto, los separatistas van a perder muchos votos y escaños. Pero si el patriotismo no ha calado, tendremos gobierno del doctor y en cuatro años seguro que se carga lo poco que queda.

4.Publicado por pasmao el 25/03/2019 12:33
Buenos días Don Francisco

La falta de patriotismo de la izquierda, en el largo plazo, está mas ligada a la asunción de la Leyenda Negra cómo cierta, que con los movimientos carlistas y cantonales, mas ligados a la derecha antiliberal del norte de España.

Hay un momento decisivo, en mi opinión, y fue el asesinato de Prim. Prim representó la posiblidad de que esa "izquierda" españolista, y además catalana (pero NO de Barcelona), tuviera unas cuota de poder y unas responsabilidades de gobierno que se perdieron irremediablemente, general Serrano (el de la calle) mediante.

Conviene recordar que la izquierda mas radical e incluso terrorista era (desde finales del XIX) de procedencia anarquista, y en el anarquismo "la patria" no está entre sus prioridades. Pero ni la española y ni la de la Taifa.. ellos van (o iban) por libre. Y esa izquierda, hoy desaparecida (ya se encargó la transición de ignorar el patrimonio sindical de la CNT/FAI para a cambio promocionar a esas UGT/CCOO), tuvo mucho peso hasta el final de la guerra civil.

El problema principal de la izquierda, la no anarquista, es que es básicamente republicana, y para esa izquierda el instrumento de llegar a la republica es asociarse a la derecha antiespañola de las Taifas, en la idea (falaz) de que una vez llegada esa República ya se embridará a las Taifas cómo sea menester.

Lo inteligente es convencer a la España republicana, que existe, de que ese plan es suicida. Y al pena es que Juan Carlos con su tolerancia con lo peor de la derecha del régimen Taifal, para asegurarse impunidad con su corrupción, ha dejado ese listón muy bajo.

En fin, un tema muy largo, y que viene de hace tiempo, y donde los erores de la derecha han sido aprovechados por una izquierda manifestamente mejorable.

Un cordial saludo




En mi opinión el problema de la izquierda es que no ha sabido o querido encontrar un discurso contra la derecha traidora. Traidora desde Fernando VII en adelante, derecha que ha preferido pactar con los antie España

5.Publicado por Blogger el 25/03/2019 17:42
Comentaristas todos, menos el repugnante:

El problema de la izquierda marxista española es que en lo que se refiere a respeto, honor y valores es un auténtico desastre y suele provocar repugnancia entre la gente decente. El mejor ejemplo lo tenemos aquí, en nuestro blog, con ese cobarde troll que ni siquiera es capaz de aparecer con su nombre, que se esconde en el anonimato y que su único deseo es interferir y denigrar. Sus valores son nulos y su repugnancia es mayúscula. Ni siquiera es capaz de defender ideas.

Blogger

6.Publicado por franciso.lopez.roma@gmail.com el 25/03/2019 18:57
Hoy no ha entrado el troll, parece que sus neuronas ya no pueden con más.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros