Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos



Información y Opinión

La dura verdad sobre una sanidad pública española, destrozada por los políticos


Nota

Una sanidad cuyos profesionales no tienen mascarillas y deben usar bolsas de basura y guantes usados para protegerse del peligroso coronavirus no puede ser de las mejores del mundo, como dicen los políticos. Si esa sanidad ya ha decidido dejar morir a los mayores porque no hay respiradores suficientes, como ocurre en España, estamos ante una sanidad pública inhumana y fracasada.

La Sanidad Pública Española era buena, de las mejores del mundo, pero ahora está hecha trizas por los políticos y es peor que muchas de las de nuestro entorno.

La crisis del coronavirus ha pillado al sistema sanitario español en franca decadencia y mal dotado de recursos, aunque magníficamente dotado de profesionales de primera fila, que es lo único, justo con las instalaciones hospitalarias, que queda de la época dorada, cuando el país dedicaba a la sanidad recursos suficientes para estar en vanguardia.

Hoy, con 350.000 políticos que sobran y cobran del Estado, cientos de costosos chiringuitos públicos inútiles y más coches oficiales que Europa y Estados Unidos juntos, el gobierno español no tiene dinero ni para fumigar las calles. Al final, la bajeza, la vileza y el sectarismo de los políticos terminarán matándonos.
---



Una de las salas abandonadas y saqueadas del gran Hospital Militar de Sevilla
Una de las salas abandonadas y saqueadas del gran Hospital Militar de Sevilla
El sistema sanitario español, del que nuestros gobernantes se vanaglorian y lo definen como "de los mejores del mundo", está hoy resquebrajado y en franco declive por culpa de unos políticos que lo han fraccionado en 17 trozos y gastan casi todo el dinero disponible en comprar votos y votantes, en pagar sueldos a políticos y a cientos de miles de paniaguados parásitos y en financiar asociaciones y plataformas activistas y amigas del poder, en su mayoría dedicadas a la guerra de géneros y al activismo cultural de izquierdas. Ese despilfarro político en electoralismo y financiación del poder ha dejado a la sanidad española sin recursos suficientes y desmoralizada, como se está comprobando hoy.

Por culpa de los políticos, en especial de los que están gobernando, casi todos los recursos del Estado se consumen en mantener sus propios privilegios, en asuntos sectarios, arbitrarios y electoralistas y en pagar sueldos y subvenciones a los amigos del poder, sin dedicar fondos suficientes a la sanidad, la educación y la protección de los más débiles. Confiados en que el aparato de propaganda sabría ocultar las enormes carencias de nuestra sanidad pública, la crisis del coronavirus les ha sorprendido y está poniendo a flote el deterioro que ellos, los políticos, han provocado en el sistema.

El crecimiento exponencial de los contagiados y muertos, las muertes imperdonables en las residencias del terror para ancianos y la incomprensible escasez de suministros básicos y equipos ha puesto de relieve que nuestra sanidad, carente de recursos y politizada, es un lamentable desastre.

Sorprendido por el rápido colapso del sistema sanitario español y por la ridícula escasez de mascarillas, desinfectantes, guantes, respiradores, camas en las UCIs y otros recursos básicos, he analizado el sistema junto a tres amigos médicos, uno que ha tenido altas responsabilidades en el sistema, otros muy rodado por hospitales y ambulatorios y un tercero que está incrustado en las direcciones colegiales sanitarias. Las conclusiones de esas entrevistas son las siguientes:

- El sistema sanitario español ya no es de los mejores del mundo y ni siquiera superaría el aprobado. Fue muy bueno, pero los políticos, destructores de todo lo que tocan, lo han destrozado, ya sea con recortes o con dotaciones cada día más escasas. Las plantillas han mermado y la moral de los profesionales, vejados por las condiciones laborales y remuneraciones, ha bajado muchos enteros.

La sanidad está destrozada cuando, por falta de recursos, sus profesionales tienen que decidir quien vive y quien muere, algo que ya se está haciendo en Madrid.

- No es cierto que la culpa del hundimiento de la sanidad sea el apoya a la privada, que es la excusa a la que se agarrarán los miserables políticos cuando España tome conciencia de que también se han cargado aquella "perla de la corona" que hoy hace aguas por todas partes.

- La politización del sistema sanitario y la colocación de profesionales sometidos a las disciplinas de los partidos al frente de hospitales y direcciones han ido minando el sistema y demoliendo lo que era la esencia de su calidad, que era la moral de lucha contra la enfermedad y la muerte. Las directrices politizadas, la marginación de los profesionales libres y el castigo de los adversarios políticos han causado estragos.

- Los fondos destinados a mantener el sistema bajan de año en año y, como consecuencia, se descuidan inversiones y recursos que son vitales. La calidad que queda en el sistema es la inercia del pasado y se apaga cada día.

- No hay más culpables de la decadencia que los políticos y su pésima labor, un fenómeno que se repite en todos los ámbitos de la vida: la economía, la cultura, la educación, la protección de los débiles, la ciencia y muchos otros, todos en declive y mal cuidados porque los políticos, miserables y depravados, dedican casi todos los recursos a lo que a ellos les interesa, que no tiene nada que ver con lo que interesa al pueblo y a la nación.

- La ineficacia es, junto con la escasez de recursos, la gran protagonista del declive del sistema de salud. Las advertencias y orientaciones de la Organización Mundial de la Salud no se tienen en cuenta o pasan años antes de ponerse en marcha; los gritos de auxilio que emiten los servicios no son escuchados por las direcciones politizadas y nadie cuida la moral de los profesionales, a los que con demasiada frecuencia les faltan suministros básicos y medicinas de uso cotidiano, al igual que ahora, de manera increíble, faltan mascarillas en un sistema sanitario que los políticos declaran con falsedad" ejemplar y de vanguardia".

- Por último, la formación en las universidades y en los cursos de MIR está también en declive, mientras que los salarios de los médicos son ridículos, si se los compara con los vigentes en los países de nuestro entorno.

Existe en Sevilla un ejemplo que explica lo que ha ocurrido con la sanidad pública. Los esbirros del PSOE, desde los tiempos del presidente Chaves, exigieron que se entregara a la Junta el gran Hospital Militar de Sevilla. Cortaron carreteras y organizaron manifestaciones, como sólo sabe hacer la izquierda. Aznar, finalmente, cedió y les entregó el edificio con todos sus equipos e instalaciones. La Junta nunca lo utilizó y hoy ese edificio está abandonado y saqueado. Las imágenes que circulan de su interior son estremecedoras. Aquel hospital, que hoy sería clave para combatir el coronavirus, lleva 15 años abandonado y durante esa etapa ha sido saqueado con frecuencia, ante la pasividad de los gobiernos socialistas.

La conclusión principal de todo este doloroso drama cargado de propaganda mentirosa y engaño es que los políticos, con su egoísmo, soberbia e incompetencia, han hundido también el otrora maravilloso sistema sanitario español.


Francisco Rubiales

- -
Viernes, 20 de Marzo 2020
Artículo leído 1861 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 20/03/2020 10:10

No voy a discutir las bondades del sistema sanitario. Ya hace años tuve una experiencia de dar de alta a una persona, al menos, dos días antes de tiempo. Con aquella experiencia me di cuenta que los jefes de servicio son perros del poder y el resto del personal, cachorritos que defienden su puesto de trabajo y hacen lo que pueden.

En el sistema sanitario se trata de ahorrar al máximo, sin importar que la calidad de los servicios no sea óptima, la cuestión es que la gente no se muera de o en el centro médico, lo demás no importa. No se puede dar de alta a un enfermo haciendo que las familias tengan que cargar unos días con ellos, sin los medios ni la preparación necesaria.

Hay también una parte de culpa en los gobiernos, que aquí no se escapa nadie, aunque sea el psoe el que está demostrando su incompetencia y consiste en meter en el régimen general a los funcionarios. Eso parece una tontería, pero son muchos miles y el sistema no se ha ampliado. Por contra, muchos ciudadanos, los que pueden, se han hecho seguros privados. El problema es que ambos sistemas han sobrepasado sus capacidades.

El sistema público al recibir varios miles de usuarios sin aumentar los servicios y lo mismo el sistema privado, hasta tal punto que incluso te atienden antes en el público que en el privado y lo digo con conocimiento porque al ser funcionario antiguo, tengo el privado.

Pasar los funcionarios, a partir de cierto año, creo que sobre 2004, al Régimen General, me da la impresión que es un truco contable. Esos funcionarios son jóvenes y van a pagar durante muchos años sin hacer mucho gasto, cuando lleguen a la edad de jubilación o un poco antes, un decreto los pasará al sistema de mutualidades y los presupuestos generales del estado pagarán los gastos. De esta forma se disminuye un poco el déficit de la seguridad social. Es una miseria o tal vez sea una cifra significativa, pero cada euro cuenta para mantener la clientela.

Lo que ocurre es que los médicos de cierto nivel se marchan al extranjero, supongo que por mera dignidad, más que por mejores sueldos. De modo que van quedando los menos capacitados, que imagino que por cuestiones familiares, aguantan como pueden a unos jefes incompetentes.

No sé si el sistema necesita racionalizarlo o simplemente más medios. Por de pronto, los sueldos son ridículos, comparados con otros países, aunque sean de privilegio en este país de gentes que no llegan a fin de mes. Pero al fin y al cabo, lo importante es tener muchos dependientes de las subvenciones para asegurar los votos.

Un efecto colateral es que los jóvenes se lo piensan mucho antes de estudiar medicina, eso supone un problema grande. La relación de aspirantes a MIR con las plazas ofertadas, cada año es menor y no recuerdo este último año, pero me sorprendió que era de menos de 2 a 1. A este paso, en unos años habrá más plazas que aspirantes. Con lo cual, los módicos extranjeros seguirán aumentando, con dos problemas, que dependeremos de extranjeros y que sus países se quedarán sin un recurso muy valioso. Y mientras los nuestros,q ue nos cuentan un dineral formarlos, se van a otros sitios donde puedan trabajar en paz.

Pero esto no tiene mucho arreglo, porque la casta está unida, no hay discrepancias entre los partidos de la casta. Al fin y al cabo, el sistema sanitario también es una fuente de votos. Y aunque llegara uno de fuera de la casta, el sistema está tan enfangado que cualquier intento de mejora quedaría bloqueado.

Tony

Todo esto tiene un trasfondo que no vemos. De momento, los medios son unánimes en repetir los mantras. A lo largo de estos días he señalado cosas que necesitamos conocer y no nos dicen. Están ocultando muchas cosas y no sólo el destino del material sanitario.

En los sitios conspiranoicos, dan poderosas razones por las que esto es provocado. De momento no sabemos con que fin, pero si nos hacemos la pregunta de todo crimen: ¿a quién beneficia? Vemos que, al principio, beneficiaba a los que mandan, lo que pasa es que los peones que tiene en cada país son unos cretinos y se les ha ido de la mano.

En principio parecía que la cosa era para frenar a China, se ha conseguido bastante, lo que ocurre es que Europa y los USA también van a sufrir lo suyo, de modo que se habrá frenado toda la economía y las posiciones relativas van a seguir igual. Pero se habrán eliminado muchos viejos, que son los que más gasto producen, que también es un objetivo importante.

El problema de esta gentuza es que en su infinita soberbia no han tenido en cuenta un principio básico de la guerra biológica y es que perjudicas al enemigo, pero al final tú acabas sufriendo la epidemia y por eso, aunque todos tienen armas biológicas, nadie se atreve a usarlas. Excepto estos listos y ya veremos por done salimos.

De momento, los fines económicos no se van a cumplir, porque todos los países van a entrar en recesión y los de ahorro con los viejos, tampoco, porque le gasto va a ser muy superior al ahorro con los viejos muertos. A menos, claro, que todo sea por el bien de determinados sectores económicos y el aumento de la esclavitud de la población.

Han prometido un dinero que no tienen la menor posibilidad de obtener, pero el lanar se lo traga. Vi la rueda de prensa del vice y el ministro de sanidad y fue la repetición de las consignas, que, al parecer, les dan tan buenos resultados.

Por cierto que en los medios no se menciona el hecho de un vice que se ha saltado la cuarentena ni que la esposa del doctor está contagiada y por tanto, este debería estar encerrado, como lo estamos todos.

Pasmao

Si está en el extranjero y puede quedarse, casi mejor, se queda, porque si vuelve será para llorar. Pero usted sabe mejor que nadie sus circunstancias.

Toca un tema importante y es el por qué los profesionales no se oponen a la tiranía. La cosa es simple y compleja. Todos los sectores están sometidos a la tiranía. Las consignas quedan muy bonitas en la TV y en las manifas, pero en el día a día la cosa es distinta. Está muy bien eso de clamar como hacen los marxistas, de mejor morir de pié que vivir de rodillas. pero cuando te toca, siempre aceptas vivir de rodillas.

Y es que somos humanos y tenemos unas familias que son nuestra responsabilidad y lo primero es sacar adelante las familias a costa de lo que sea y si hay que lamer se lame lo que sea. Y los que no tienen familia viven lo suficientemente bien como para no complicarse. Al fin y al cabo, dejar un trabajo es muy duro, aunque el trabajo sea una pena.

La estructura económica está diseñada para que ser funcionario sea la mayor aspiración de cualquiera, entre otras cosas porque se trabaja poco y se cobra más que en el sector privado. Y la base de cualquier tiranía es la fidelidad de los funcionarios, por eso el sector púbico es tan desmesurado y ya se aseguran de esta fidelidad.

Por otra parte, parece que algo se mueve en el mundo, que los que mandan no están tan seguros. He leído que Bill Gates ya no es presidente de Microsoft y que incluso habría sido detenido. Pero como esas cosas solo se leen en determinados sitios, hay que tomarlas con mucho cuidado, pero sin duda algo está pasando porque los medios sólo hablan de la epidemia hasta la saciedad y repitiendo la desinformación y en el mundo ocurren muchas cosas.

Sobre la epidemia, sería interesante conocer el grado de afectados por zonas o al menos por provincias. Porque imagino que serán muy pocos en la "España vacía". Pero silencio.

2.Publicado por TONY el 20/03/2020 11:14
Deprimente estado del Hospital Militar Virgil y Quiñones, cuando se retiró el servicio militar obligatorio, se dijo en su dia que se iba utilizar como Unidad de Salud Mental que tanta falta hace, el problema como la Sanidad y la Justicia está tremendamente politizado y aunque seas un mediocre puedes llegar alto si eres un trepa, si prometes fidelidad al partido gobernante.

La sanidad tiene que estar regida por criterios tecnicos sanitarios, y que los politicos no metan las narices si se ve las tertulias de la television y los PERIODISTAS DOMESTICADOS, casi nunca tratan de los problemas reales de la ciudadania, solo hablan del reparto de cromos de los politicos, que por supuesto tambien le llegaran a ellos

3.Publicado por pasmao el 20/03/2020 16:44
Buenas tardes Don Francisco,

Excelente apunte. Nada que objetar. Simplemente añadir algo conectado con parte del comentari que ha dejado VANLOP

"Toca un tema importante y es el por qué los profesionales no se oponen a la tiranía. La cosa es simple y compleja. Todos los sectores están sometidos a la tiranía. Las consignas quedan muy bonitas en la TV y en las manifas, pero en el día a día la cosa es distinta. Está muy bien eso de clamar como hacen los marxistas, de mejor morir de pié que vivir de rodillas. pero cuando te toca, siempre aceptas vivir de rodillas."

Y es el por qué los profesionales no se oponen a la tiranía.

Uno entiende, aunque no lo disculpo, que hasta ahora y en ese proceso de deterioro que tan excelentemente ha descrito don Francisco, hayan tenido presiones por un lado y tentaciones por otro, para no oponerse de manera explícita a la tiranía.

Pero ahora, con mas de mil muertos sobre las mesas, y creciendo; me parece que es la hora de que que muchos que antes tenían que perder, pierdan el miedo y denuncien claramente la situación señalando a los culpables.

Es posible que algunos sigan pensando, porque debe de ser muy frustrante reconocer que te han engañado, sigan con el mantra de la sanidad privada y el Borbón. Las dos consignas oficiales para que los ejpañolitos traguen.

Pero hay que insistir por tierra mar y aire en el 8M y las manifestaciones.

Ahí se sintetizan dos cosas:

- Los esfuerzos de la casta para exhibir músculo ante terceros en torno a peligros ficticios (bien sea el feminazismo, la memoria histérica, la cosa LGTBI, lo del calentamiento global..), "peligros" para los que ha habido generosas dotaciones presupuestarias a las ONG afectas.

- La necesidad de tapar el peligro real que suponía el virus porque

1/ Es un peligro real, no ficticio, que pone en evidencia el sistema y que los otros peligros son ficticios
2/ Quitaría público, asistencia, al akelarre.

De ahí la política del avestruz de Sánchez y sus compinches. Y de ahí la necesidad de airear, nosotros, ese prufundo error; error que ya ha costado muchas vidas y lamentablementa aún costará mas.

Un muy cordial saludo

4.Publicado por Eladio el 20/03/2020 17:36
Y qué me dicen del que fue el hospital militar de Valladolid? En pleno centro de la capital, reacondicionado, con quirofanos nuevos, un hospital reutiliza le como civil y fue vendido por Defensa a la Junta de CyL en 2000 millones de pesetas, destrozado su interior, y rehecho, con enorme gasto para ser convertido en Consejería de Sanidad y llenar el edificio de papeles y funcionarios. Si antes de destruir su interior, hubiera sido convertido en hospital civil, tendríamos un gran hospital, muchísimo más útil y necesario que una consejería que podría haberse alojado en cualquier edificio de los muchos que la Junta tiene cerrados o mal utilizados. Y así está, y todos callados...

5.Publicado por Julia el 20/03/2020 19:31
Por favor, quédense en casa, por favor. Si queremos salir de casa para cuando venga el buen tiempo ahora es tiempo de paciencia y sacrificio. Habíamos empezado bien el Estado de Alarma, pero parece que algunos han pensado que llega el fin de semana y pueden irse a su otra residencia. No, no se puede salir de casa.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros