Voto en Blanco
Voto en Blanco
Voto en Blanco


Buscar en artículos:
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.

Información y Opinión

España debe recuperar los Juicios de Residencia para acabar con la corrupción


Nota

¿Avanzamos o retrocedemos? Los políticos afirman que la Humanidad avanza, pero esa afirmación es falsa si se analiza la Historia y se hace un balance de lo que han conseguido los gobernantes. Hay avances importantes, como los derechos de la mujer, el voto universal o el fin de la esclavitud visible, pero también hay retrocesos como la desigualdad, la mentira, elevada a política de Estado, la corrupción que asola al sector público y otros muchos.

Quizás los dos mayores retrocesos en la política mundial sean la impunidad práctica y la falta de exigencias y controles a los políticos, dos vicios que están llenando el liderazgo mundial de mediocres, ladrones y sinvergüenzas.
---



Hernán Cortes, uno de los condenados en Juicio de Residencia
Hernán Cortes, uno de los condenados en Juicio de Residencia
España es uno de los países más políticamente deteriorados del mundo. Sus ciudadanos, descontentos e indignados, consideran a los políticos como una de los peores problemas del país y los rechazan y hasta odian, deslegitimando así una democracia que falla porque los gobernantes son demasiado impunes y carecen de controles y exigencias.

Una de las mentiras mejor montadas por el poder es el concepto de progreso. Ellos dicen que la Humanidad ha avanzado constantemente, conquistando derechos, libertades y bienestar, y llaman a eso "progreso", pero basta echar un vistazo a la Historia de la Humanidad para descubrir que en muchos aspectos, en lugar de avanzar retrocedemos y perdemos derechos y libertades que hace siglos estaban vigentes. Condenan el feudalismo y el absolutismo, pero ocultan que los gobiernos nunca acapararon tanto poder y recursos como en el presente y que nunca antes se les exigió tan poco a los gobernantes.

Un ejemplo: los expertos creen que nunca antes a lo largo de la Historia el hombre pagó al gobierno tantos impuestos como en el presente. En algunos países, como en España, esos impuestos superan el 50 por ciento de los ingresos y la cifra final es muy superior si se suman las tasas, el IVA y otros muchos tributos indirectos que nos cobra el poder político. El hombre medieval pagaba una décima parte de sus ingresos a la Iglesia y otro tanto a su señor, mucho menos que en el presente.

Las libertades y derechos adquiridos en las ciudades medievales por los artesanos y burgueses eran muy superiores a las actuales. A la guerra se iba como voluntario sólamente, mientras que ahora vas o te fusilan o encarcelan de por vida y los tribunales gozaban de una independencia envidiable, comparados con los de ahora.

Si hablamos de las exigencias y controles al poder político, exceptuando la figura del rey, que era considerado absurdamente como un enviado de Dios, todos los demás poderes y señores estaban sometidos a leyes que no podían burlarse, leyes que defendian eficazmente a los débiles frente a los fuertes. Los que mandaban tenían que demostrar su valía y el camino hacia el poder, sin ser limpio e igualitario, era decenas de veces más decente que en la actualidad.

Los cargos políticos, en la democracia ateniense, duraban poco y eran todos voluntarios, Aristóteles aconsejaba que, para evitar la corrupción, los cargos durasen pocos días, salvo los de generales supremos de la flota y del ejército, puestos especializados destinados a estrategas consumados, que duraban un año. En nuestros tiempos, los cargos públicos pueden durar décadas y algunos indefinidamente.

En Roma, para hacer carrera política, aunque fueras hijo de senador o de cónsul, tenías que alistarte en las legiones y combatir. Después, tras haber probado tu valor en la batalla, podías iniciar la carrera hacia el poder (Cursus honorum), en la que eras sometido a exámenes exaustivos, por tribunales independientes, cada vez que ocupabas un cargo.

En el siglo XI (año 1072), Rodrigo Díaz de Vivar, un ciudadano que llegó a ser héroe con el nombre de Cid Campeador, obligó a Alfonso VI el Bravo, rey de León, a jurar que no había tomado parte en el asesinato de su propio hermano, el rey Sancho II de Castilla, quien fue asesinado ante los muros de la ciudad de Zamora ¿Alguien se imagina que un ciudadano de nuestros tiempos pueda obligar al rey a que jure que no tuvo nada que ver con el golpe del 23 F o que nunca fue un corrupto?

Pero quizás el ejemplo más notable de que en muchos aspectos retrocedemos es la desaparición del llamado "Juicio de Residencia", un sistema férreo de control de políticos y funcionarios que seria providencial y urgente recuperar en estos tiempos de chorizos y sinvergüenzas en el poder para evitar que los desalmados, delincuentes e ineptos lleguen al gobierno.

El juicio de residencia fue un procedimiento judicial del Derecho castellano e indiano, que consistía en que al término del desempeño de un funcionario público se sometían a revisión sus actuaciones y se escuchaban todos los cargos que hubiese en su contra. El funcionario no podía abandonar el lugar donde había ejercido el cargo, ni asumir otro hasta que concluyese este procedimiento.

El juicio de residencia tuvo en la administración indiana una gran importancia, y comprendía a toda clase de funcionarios, desde Virreyes y Presidentes de Audiencia hasta alcaldes y alguaciles.

Todos los virreyes debían pasar su juicio de residencia antes de que tomara posesión del cargo su sucesor, pero en el siglo XVIII estos juicios se realizaban una vez que había regresado a España. En este largo proceso se analizaba el grado de cumplimiento de las instrucciones recibidas a lo largo de su mandato y durante seis meses se investigaba su labor, reuniendo numerosa información a través de diferentes testigos. Otra de las fórmulas empleadas por la Corona para controlar a sus funcionarios, incluido el virrey en su calidad de presidente de la audiencia, era a través de la inspección conocida con el nombre de visita. Efectuada por un visitador, nombrado para el caso por el rey, tenía como fin conocer los abusos cometidos por las autoridades, proponiendo las reformas necesarias.

En la España actual, toda autoridad que termina de ejercer su cargo debe ser sometida a un juicio que compruebe si su comportamiento se ha ajustado a las leyes o si ha caido en la corrupción y el abuso.

Después de conocer la saludable práctica del "Juicio de Residencia" o de cualquier otro control, del que los mequetrefes gobernantes actuales se libran porque les parece indigno para una "autoridad" elegida por el pueblo, democráticamente, cabe preguntarse si avanzamos o retrocedemos. Si esos juicios estuvieran vigentes, tipos como Zapatero, Rajoy, Rato, Griñán y miles de altos cargos corruptos nunca habrían llegado tan alto y prostituido el Estado y la nación.

Francisco Rubiales

(Algunos datos sobre el Juicio de Residencia han sido tomados de Wikipedia. Pulsa AQUÍ para acceder).

- -
Domingo, 4 de Marzo 2018
Artículo leído 825 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 04/03/2018 11:40

En efecto, se ha retrocedido. Bajo el manto de la palabra democracia se han organizado toda clase de engaños, de forma que el pueblo está sometido al poder sin posibilidad de protestar siquiera. Y además, con unos medios adictos, el pueblo se convierte en lanar y acepta feliz lo que le echen encima.

Ayer tratábamos las pensiones. Pero al fin y al cabo, los que mandan, lo hacen con los votos de los pensionistas y sin ellos es imposible que ningún partido pueda llegar al poder. Pero se ve que al llegar a cierta edad la gente se idiotiza y se cree todo lo que le dicen.

Hay un mantra que se repite y es tan antiguo que lo vengo oyendo desde siempre y es que los pensionistas lo dieron todo y es justo que reciban ahora una compensación.

Eso tenía razón de ser en los años sesenta, cuando los ancianos recibían una paga de supervivencia, tampoco es que hubiera mucho dinero para pagas, pero en cualquier caso era cierto que habían trabajado y levantado el país sin esperanza de jubilación.

Los jubilados de ahora, trabajaron, cotizaron y reciben lo que les corresponde. Si levantaron el país fue a cambio de un salario y si reciben un pensión, es porque cotizaron. Nadie debe nada a nadie, nadie es un héroe de nada. Por tanto, si cotizaron, deben recibir lo que les corresponde, no menos y ahí es donde parece que no se enteran y aceptan lo que la casta quiere.

Recuerdo cuando Felipe puso tope a las pensiones. Todos lo aceptaron. Recuerdo un caso que había cotizado para jubilarse con 500 000 pta y se jubiló con el límite, que creo recordar eran 200 000. Y el hombre lo aceptó sin mayor protesta.

No sé como están las cotizaciones ahora, si se cotiza por encima de la pensión o se han ajustado a las pensiones. Es decir, si la pensión a recibir es de 1000 €, se cotiza de acuerdo a eso o se cotiza más. Esto será más claro para aquellos que vayan a recibir la pensión máxima.

Pero de esto no puedo hablar pues nunca comprendí el sistema de pensiones.

La democracia solo es posible en sociedades que no tienen que preocuparse por qué comerán mañana. Cuando una parte de la sociedad pasa hambre, no es posible dedicarse a la política y por tanto, la democracia que es asunto de todos, es imposible. Por eso tras la caída de Roma, se va a sociedades autoritarias, pero eso no quiere decir que la gente no tuviera una serie de derechos, como señala en el artículo. Que luego en algunas sociedades, esos derechos no existieran, no significa que todo fuera igual. De la misma forma que el hecho que en España no exista una democracia real, no quiere decir que en otros sitos no la haya en mayor o menor grado.

La corrupción es un mal generalizado, pero hay países y países. En España está claro que sería inútil establecer un juicio de residencia, lo estamos viendo con los juicios actuales contra algunos políticos, sin embargo en otros países, basta la denuncia de algún ciudadano para que las leyes caigan sobre los corruptos.

La cuestión es más bien de mentalidad del pueblo, es decir de sanidad de costumbres, que de leyes. Y lo estamos viendo, como el número de leyes se ha multiplicado de forma que es imposible conocerlas y sin embargo la corrupción es mayor que nunca.

Al fin y al cabo los políticos salen del pueblo, cierto que de lo peor del pueblo, pero es el pueblo el que los vota, aunque no los elija.


2.Publicado por pasmao el 04/03/2018 12:31
Buenos días don Francisco

Como se hcieran juicios de residencia a mayoría acabría residiendo en la cárcel, por eso las hacen de lujo.

Bien traido el arículo y la reseña.

VANLOP hoy en un programa de radio (Luis del Pino en EsRadio), Carlos Cuesta decía que se habían hecho estudios y el 60% de los pensionistas cobran pensiones MAYORES que si se capitalizara lo que aportaron.

No aclaró cómo se hacía la capitalización esa.. sería interesante saberlo. Pero me temo que una amplia mayoría de prejubilados de sectores ampliamente sindicalizados entran ahí.

Yo ,el otro día le decía a una vecina mayor que se quejaba de la pensión, mire señora para que a usted le aumenten la pensión 30€ cada mes, cada uno de sus hijos/as (tiene 3) acabara pagando 40€/mes mas de impuestos.

La diferencia entre lo que se recaude entre lo que a ellos les incrementen y lo lo que a usted le llegue se perderá por cañerías diversas, así que usted misma. Iba acompañada de uno de sus hijos y asintió.

Ella se quedó sin saber que decir.. como dandole vueltas al asunto de por donde es que se la habían colado tan fácil en los telediarios, peluquería...

Lo peor de lo de las pensiones es que el tema no lo ha traido la izquierda podemita o pesoica.

En el fondo hasta el PP, con el riesgo de que poner en riesgo a electorado mas fiel, estará de acuerdo; porque aleja de la candelabro el tema catelán y le justificará a Montoro un nuevo abroche fiscal, por ejemplo subiendo el IVA al 23% porque hay que solidarizarse con nuestros mayores.

Ellos son así.

Les dejo un link a un web muy curiosa. Es de una feminista/antiyanqui/marxista pero con bastante criterio propio..

http://www.lasinterferencias.com/

No tolera que desde los Soros/Podemos habituales se mercadee con ellas y con sus ilusiones.. entre otras la de ser madre.. insisto en que es un sitio curioso. Y además huye del discurso misandrico habitual.

un cordial saludo

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER

Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros