Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Información y Opinión

España arde por los cuatro costados


Nota

Nadie duda de que España arde políticamente, víctima de ideologías malvadas y de partidos políticos que lo destruyen todo y anteponen su interés al de la nación, pero este verano también está ardiendo físicamente, victima de decenas de incendios intencionados, una devastación del medio ambiente que el gobierno no sabe o no quiere impedir.

España arde por sus cuatro costados: en lo físico, en lo político, en lo moral y en lo económico.

¿Quién o quiénes provocan los incendios en los bosques? Los primeros culpables son los políticos, que dictan políticas de ecologismo absurdo, propias de gente que sólo han visto el campo en la televisión, No sabemos quienes son los autores de los incendios, pero los indicios dicen que deben ser gente cercana a los que desde la política y el poder también pretenden la destrucción de España.

Hablamos, entre otros, de delincuentes llenos de odio que buscan venganza y de desesperados que buscan trabajo en la regeneración de los bosques arrasados, detrás de los cuales siempre hay totalitarios marxistas que quieren construir una España nueva sobre las cenizas de la que hoy existe, que no les gusta, y de los golpistas y separatistas que apoyan al gobierno porque Sánchez les está ayudando en su misión de destruir la nación.
---



España arde por los cuatro costados
Técnicamente, España arde porque el moderno ecologismo con poder impide que los bosques sean limpiados, ni permiten que, como se hacía en el pasado, las cabras y las ovejas limpiaran los bosques de hierbas, hojarasca y arbustos, que son la pólvora que propaga el fuego hasta hacerlo casi invencible.

En el pasado, cuando los bosques estaban limpios porque se permitía que el mundo rural los aprovechara para su sustento, recolectando palmitos, espárragos y llevando a pastar sus cerdos, ovejas y cabras, los incendios forestales eran fácilmente apagados por los mismos campesinos y habitantes de los pueblos cercanos, con cubos de agua. Pero ahora, como casi toda España, esos bosques que tan fácilmente arden, sólo son propiedad de los políticos.

Hoy los fuegos se apagan con helicópteros y aviones, cuyas horas de vuelo cuestan un dineral, que tenemos que pagar todos con nuestros impuestos por culpa de la ineptitud de los políticos.

Pocos se atreven a decirlo porque el miedo domina la escena, pero es un verdad incuestionable: La clase política no para de destrozar España. Los políticos propician el fuego porque no limpian los bosques; provocan las inundaciones porque no limpian los cauces fluviales; consiguen que el agua escasee porque no limpian los fondos de los pantanos, que ya embalsan casi la mitad que en el pasado; generan accidentes de tráfico porque no arreglan las carreteras; causan miles de muertes porque no invierten lo suficiente en salud; arruinan al pueblo y a las empresas porque lo esquilman todo con impuestos injustos y abusivos; dividen y destruyen la unidad nacional porque pactan y hacen concesiones y regalos a los nacionalistas golpistas e independentistas; acaban con los valores porque han infectado a la sociedad con su corrupción masiva; desprestigian la nación porque son ineptos y torpes gobernando y en el extranjero ya no se fían de los políticos españoles; crean inseguridad ciudadana porque ni siquiera saben controlar las oleadas de delincuentes que llegan con la inmigración ilegal... y un largo etcétera que deteriora, por mala gestión y pésimo gobierno, la industria, los transportes, la pesca, la ciencia, la educación y otros sectores y actividades que avanzan hacia la ruina y denotan la bajeza de los partidos y el mal gobierno de los políticos.

Nadie duda de que en España hay partidos que desean la ruina y destrucción de nuestra nación. Los hay, sobre todo, en el País Vasco y Cataluña y da la jodida casualidad de que esos miserables son socios preferentes del gobierno de Pedro Sánchez. Lo malo en España es que esa chusma maldita de canallas está siendo apoyada por los socialistas, que los han sentado en el Consejo de Ministros o los han convertido en aliados preferentes con influencia notable en las decisiones y la gestión del Estado.

El fuego que devora los bosques de España no es sino otra consecuencia más del mal gobierno y de la ineptitud dañina de los políticos, al igual que otras muchas actuaciones, entre ellas la gestión de la pandemia del COVID, en la que España tiene el record mundial de mala gestión, densidad de muertos y estupidez.

La España oficial alardea de progreso y esa es la palabra más empleada por los políticos de izquierda en sus discursos, pero en realidad España retrocede en lugar de progresar y el verdadero progreso hay que encontrarlo sumergiéndonos en el pasado. Retrocedemos en calidad de la educación, de la sanidad, de la agricultura, de la industria, de la pesca, de la ciencia, de la universidad, de los sindicatos, de la Justicia, de la fiscalidad, de la cultura en general y de mil otros detalles, entre ellos la existencia de viviendas sociales para los pobres, de las que el Franquismo construyó treinta veces más que la falsa democracia en todos sus años de vigencia.

Francisco Rubiales


- -
Domingo, 17 de Julio 2022
Artículo leído 1055 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 17/07/2022 08:29

No quisiera añadir nada al artículo, porque es muy completo, pero recordaré algo que creo que comenté a primeros de mes. Como dije, estuve en Madrid haciendo turismo sanitario y no recuerdo si en el mismo Madrid o ya por la carretera vi un bosque, de pinos, con hierba seca de más de medio metro. Ese bosque no necesita ninguna mano, ninguna tormenta, bastará el propio calor del día o una simple botella que haga de lupa, para que arda.

No sé si tanto ecologismo es una forma de arruinarnos o es algo que se creen esta cuadrilla de cretinos que manda, seguramente habrá de todo, los arriba fomentan el ecologismo para llevarse el dinero y arruinar el país, que es lo que se pretende y los de más abajo, incapaces de pensar por su cuenta, se suman con entusiasmo a las ideas que les dicen. El caso es que el ecologismo nos va a arruinar.

Los de arriba saben perfectamente que los coches eléctricos son una ruina, que en su fabricación y posterior reciclado se genera más contaminación que un coche de combustión, pero insisten en lo verde. Tenemos una crisis energética terrible y no voy a entrar en quienes son los culpables, pero el gobierno no permite que unas cuantas centrales de carbón funcionen, carbón que a unas malas, si los mercados internacionales se ponen duros, tenemos carbón propio, que es caro y malo, peor no hay que comprarlo a nadie. También tenemos unas buenas reservas de gas, que ni siquiera se intentan poner en marcha.

No tenemos más remedio que pensar que desde arriba nos están saboteando. Seguramente la cosa venga de los amos, de los que tratamos ayer. Y no hay muchas esperanzas que esto cambie. Esto que se dice en el artículo, no lo menciona ningún partido, ningún partido pide una acción enérgica para asegurarnos la electricidad este invierno. Argelia ha dicho que ellos no tienen nada contra España, sino contra Pedro Sánchez y todos callados como muertos o como mujeres públicas, que tal vez sea más similar a su carácter.

Supongo que cuando las cosas se pongan serias de verdad, la gente comprenderá el daño que la casta nos está haciendo, pero entonces ya no habrá soluciones fáciles ni razonables. Serán los motines y tumultos, como están ocurriendo en otros países y de los que la casta no aprende.


Parece que ya tiene pensado a quién pondrá de ministro del interior, dado que el titular quiere irse. También quieren irse otros cuantos, la más conocida, la de defensa. Y pienso yo si no será un abandono del barco antes que se hunda, porque cuando se hunda, es posible que alguien pida responsabilidades y mire las cuentas en el extranjero.

Y mientas el Sr Núñez ofreciendo su colaboración para sacar esto adelante. ¡Vaya casta que tenemos!

2.Publicado por Pasmao el 17/07/2022 10:36
Buenos días Don Francisco

Atinada metáfora entre lo que ocurre en nuestros campos y bosques y lo que pasa en toda la nación.

La desconfianza en nuestras instituciones es creciente. Con el COVID vimos que muchos médicos dejaron de ser médicos para mutar en funcionarios obedientes a las órdenes de déspotas. Lo mismo pasó con la policía y guardia civil, más atentos a multar a un matrimonio por ir en el mismo coche (eso pasó en las primeras semanas de pandemia, lo recuerdo) que en perseguir okupas.

La confianza que había en nuestras instituciones médicas y de cuerpos de seguridad del estado antes y después del COVID no es la misma. Tengan la seguridad. Y no estoy hablando de de radikales. Me refiero a personas que las habían respetado toda su vida.

Con la guerra de Ucrania lo hemos vuelto a ver, ahora con nuestras FFAA. La cantidad de artículos donde expertos generales nos querían colar la bondad de la OTAN y de nuestros intereses estratégicos donde Cristo perdió el tambor versus Ceuta, Melilla y Canarias ha sido impresionante.

Resultado, por si algunos no lo tenían claro, muchos han dejado también de confiar en nuestras FFAA. Y no me refiero a separatistas catalanes y vascongados.

Ahora vemos lo mismo con los incendios forestales. Cuantos recordamos a esos Agentes Forestales multando por limpiar los bosques, de la manera en que los vecinos lo han hecho toda su vida. Aunque no estuviera bendecida por la burocracia de los urbanitas. Toda la política de abandonos de la mano de PAC, etc…

Deberían las gentes del campo confiar en esos agentes forestales, o del SEPRONA, tan atentos a tocar las narices con cualquier chorrada del reglamento de… cuando han visto quemarse sus campos por la pura y dura incapacidad de esos mismos agentes de coordinarse y de estar menos atentos a sus trienios que a no incordiar a las gentes del lugar que saben que es lo mejor, porque así se lo enseñaron sus padres y abuelos, para cuidar campo y el monte.

La desconfianza en nuestras instituciones por personas que antes iban a “misa” con ellas es muy grande y creciente. Sobre todo desde lo del bicho.

Veremos qué pasa este invierno, y si tenemos que ceder de nuestros recursos a esos Uropeos del norte, que tanto han hecho para que el seguidismo de los más cenutrios de nuestra nación (esas instituciones) en esas políticas suicidas, sea protegido desde esa Uropa. Pero igual hasta pasa algo.

Que la paciencia tiene un límite.

Y si ocurriera que VOX no nos venga con paños calientes. Lo que faltaba.

Un cordial saludo

3.Publicado por mentalmente el 17/07/2022 17:19
Buenas a todos,

La distancia que hay entre la ecología y el egologismo es aproximadamente la misma que hay entre progreso y progresismo.

La distancia entre ser y pretender. Y esa distancia aumenta peligrosamente conforme aumenta el ciclo de la patocracia.

- Progresismo no es la corriente que hace progresar más la sociedad.
- Socialismo no hace a las personas más sociales.
- Feminismo no hace a las personas respetar más a las mujeres, ni discriminar menos por sexo.
- Ecologismo no hace que la sociedad sea más ecológica.
- ETC

Hemos llegado a un punto en el que muchos ciudadanos naturalmente indentificamos que la distancia entre la pretensión y el ser, se convierte en una amenaza real para el ser. Y esa distancia aumenta peligrosamente cuanto más importancia tenga para la sociedad. Cuanto más constitutivo de valor sea para la sociedad, más constitutivo de su corrupción y perversión. Porque es un recurso de manipulación, la manipulación es poder, es una riqueza en sí misma, como lo puede ser el carbón, o la madera de los árboles.

Si es por lógica natural que el ser humano quiera hacer el bien, y por lógica natural el ser humano, o al menos parte de ellos, quieren aprovecharse de de otros humanos, "hacer el mal" entonces si algo parece ser que es hacer el bien, mayoritariamente, entonces también tiene la misma probabilidad de que sea "hacer el mal", producto de la instrumentalización masiva de "hacer el bien", de la manipulación de las personas que quieren "hacer el mal".

La mayoría de las personas tiende a ser ingenua, esto es porque, de entre todos los errores humanos y maldades humanas, la que importa para este caso, según la teoría que yo creo bastante acertada, la de Lobaczewski, es un tipo especial que es muy minoritario, que es como si ni siquiera fuera humana, de ahí procede el término "inhumano", al referirse a algunos de estos sujetos cuando cometen crímenes y son detectables, pero no son todos de este tipo, de los que cometen algo, la influencia de este grupo humano se entretejen y se mezcla con toda la sociedad, como engranajes conjunto al resto de la sociedad. Así pues, pese a ser una minoría muy pequeña afecta al todo de la sociedad, por lo que es capaz de influir en otras personas, y de mover las cosas para su beneficio.

Así pues el poder tiende a ser más corrupto conforme queda en pocas manos, que tiende a coincidir con ese mismo porcentaje de gente especialmente perjudicial, y tiende a querer sacar el máximo beneficio, así que si puede obtener beneficios quemando bosques, y al mismo tiempo beneficios diciendo que protege los bosques, encontrará la manera de hacer las dos cosas, y que la mayoría no encuentre suficiente contradicción, como para ser señalados al punto de que no le perjudique ninguno de los dos negocios, sobre su poder de dominación de conciencias y económico.

Busca el mayor poder entre la manipulación y la explotación. Dando como resultado los cuentos que sean necesarios para que la gente termine aceptando las dos cosas como naturales. Que el poder esclavice a las personas y que al mismo tiempo crea su discurso que dice que defiende sus derechos. "No tendremos nada y seremos felices".

- Progresismo, además impide a la sociedad progresar, a través de impuestos, censura, colectivismo...
- Socialismo, además hace a la sociedad más individualista, egoísta, temerosa de los demás, anárquica, delincuente, oportunista, mafiosa, etc.
- Feminismo, además hace que se discrimine por sexo, permite casos flagrantes de maltrato a las mujeres, y crea un conflicto antes inexistente que aumenta la posibilidad de aumentar la discriminación por sexos en vez de disminuirla.
- Ecologismo, empobrece y hace a la sociedad contaminar más, potenciando la dependencia y potenciación de países menos ecológicos, ý demoniza de manera irracional algunas energías como la nuclear o incluso la energía solar.
- ETC.

Y según la teoría de Lobaczewski, que en mi opinión, es la que mejor explica este fenómeno, esto sucedería siempre, mientras esos factores ponerogénicos existentes propios de la humanidad no se intenten observar y estudiar.

Un saludo.

4.Publicado por vanlop el 17/07/2022 19:00

Pasmao

Tiene la virtud de ver cosas que no veo, lo que permite otro punto de vista. Y eso me gusta.

No sé si la gente está descontenta con el sistema sanitario, en general y con los médicos en particular, porque no me salgo de mis sitios extraños o no tanto y no hay nada de eso. Personalmente, los médicos han confirmado lo que sospechaba. No sé como decirlo, pero son lo más anticientífico que me puedo encontrar, no sé si con esto explico mi forma de verlos.

Un científico es pura duda, nunca puede estar satisfecho con una explicación, por clara que sea, siempre piensa que hay más. Un médico afirma categóricamente, aunque no sepa de lo que habla. Supongo que un médico no puede andar con dudas ante un paciente y eso puede que los condicione y al cabo de los años, todo se vuelve blanco o negro.

Y por supuesto, llegan a pensar que todo es absoluto, que consideran a sus superiores, es decir los que salen en las revistas médicas pontificando, que son la voz de no se sabe muy bien qué dios. Pero ellos lo aceptan con una sumisión tan absoluta que ya quisieran los militares que sus órdenes se cumplieran así. La plandemia los ha dejado con el antifonario al aire. Porque una cosa es recibir órdenes con riesgo del pan de la familia y otra no tener ni idea si esas órdenes son acertadas o no.

Cuando entré en la universidad podía haber estudiado medicina, entonces sólo tenías que matricularte y no lo hice por dos motivos: uno que quería dormir por las noches y en los pueblos eso no se podía, siempre había alguna urgencia. Entonces no había centros de salud de zona, ni servios de urgencia ni mucho menos una ambulancia en el pueblo y aunque la hubiera habido, las carreteras eran tan malas que se podía tardar más de dos horas en llegar al hospital. La segunda es que me aterrorizaba que por mi culpa muriera alguien. Por supuesto la muerte es parte de la vida y los médicos siempre han visto morir a sus enfermos, lo que me daba miedo era que fuera por mi culpa.

Otra cosa que también tenía clara es que el paciente es lo primero, por encima de todo y eso tampoco me gustaba, porque siempre hay alguien que te da órdenes.

El resultado es miro a los médicos con cierta prevención, porque yo podía haber sido médico, pero mis escrúpulos no me dejaron y veo a muchos que hacen justo lo que frenó. Por eso no puedo criticar abiertamente, porque no vale criticar desde fuera y más con esos antecedentes. Pro se ha echado de menos una resistencia por parte de algunos médicos, en realidad debieron ser todos, pero la unanimidad es imposible.

Siempre vi un disparate inyectar una molécula de ARN, porque eso va a afectar a la célula. La idea era absurda. Era un virus similar a la gripe común, por tanto se podía haber hecho una vacuna tradicional, pero montaron un sistema disparatado: se inyecta algo, el sistema inmunitario reacciona, crea anticuerpos y cuando el virus llegue ya están los anticuerpos. Creo que era así. ¿Y por qué no inyectar el virus atenuado, como toda la vida?

La inmensa mayoría de los médicos se lo tragaron y los que protestaron fueron masacrados sin piedad y en lugar de plantear sus dudas, lo aceptaron todo y se vakunaron.

Pues qué quiere que le diga, mi fe en los médicos es nula, sólo me fío de lo que está suficientemente probado. Pero no sé si hay un porcentaje apreciable de ciudadanos que están en esa situación de desconfianza.

Respecto a los militares, aparte de la obediencia debida, se ha echado de menos alguna postura crítica con la actuación de la otan. Naturalmente no van a salir criticando en los medios, pero hay filtraciones y lo que debían ser actitudes críticas, son actitudes de entusiasmo por la actuación de la otan. En una guerra que no nos va ni nos viene, más bien nos perjudica, pero la mayoría entusiasmados de meter en cintura a Rusia. Recuerdo que cuando empezaron las sanciones, una de las cosas que primero se dejaron de exportar fueron hortalizas. ¿Alguien ha compensado a esos agricultores por la caída de precios y de ventas? Ni nadie los compensará, porque todos están entusiasmados con la otan.

Hace mucho que empecé a considerar a los militares como meros mercenarios, ahora ya no tengo dudas.

No me voy a extender en el ecologismo de salón de la casta, porque a la vista está. Es un ecologismo mediático, porque en la práctica hacen lo quieren sin mayor criterio que sus ideas.

Me contaron hace años algo que me impactó. Si mira el mapa, verá que Sierra Nevada está separada de la Sierra de Baza por un valle. En Sierra Nevada hay cabras y en la otra, ciervos. Hay patrullas de agentes del medio ambiente que disparan a todo animal que se haya pasado de sierra. No sé si eso es lo que se debe hacer, pero me parece demasiado drástico. Pero sobre todo que no nos vendan las bondades de la fauna salvaje. Especialmente cuando los jabalíes destrozan los cultivos y hasta buscan en los contenedores de basura y nadie hace nada.

El símil de los incendios está muy bien, porque así va España, en manos de gentes que no tienen ni idea de nada. Pero no sé si la gente está resignada a no poder hacer nada o está sumisa a los que mandan. Creo que aunque parezcan dos posturas similares, son bastante distintas.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros