Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos



Información y Opinión

El miedo a la vacuna y la desconfianza en los políticos se extienden por el mundo


Nota

El miedo a las nuevas vacunas contra el coronavirus se extiende por todo el mundo, alimentado por un hecho sin discusión: los políticos han perdido credibilidad y despiertan desconfianza y recelo porque han aprendido a mentir y a causar daño a la ciudadanía.

Millones de ciudadanos no saben que hacer ante las vacunas, pero la mayoría se somete.

Yo me la voy a poner, pero confieso que estoy alarmado por las teorías que circulan, algunas sostenidas por científicos y médicos de solvencia y rigor.

En este caso, después de meditar la situación, creo mi deber advertir a mis lectores sobre algunas de las teorías que circulan por el mundo sobre las nuevas vacunas que nos van a inocular contra el coronavirus, casi todas ellas basadas en el miedo a que provoque efectos secundarios graves, a que afecte a la estructura genética humana, a que sea aprovechada para potencias la tiranía y a que contribuya a reducir la población del planeta.
---



Me explican que las vacunas de nueva generación, como la de Pfizer, son básicamente ARNm (la “m” significa mensajero), que una vez inyectado circula libremente por el cuerpo hasta engancharse a una encima llamada ACE2, que existe, entre otras partes del cuerpo, en los ovarios, en los testículos y en la mielina de las neuronas. Al “engancharse” puede destruir o alterar esas células y la mielina, produciendo efectos desconocidos, incluyendo los que muchos consideran que es el objetivo final de esas vacunas: transformar a los humanos en seres estériles y con problemas mentales, asustados, extraordinariamente dóciles y manejables.

De ese modo, si esos temores fueran fundados, la pandemia y las vacunas habrán conseguido facilitar la imposición mundial de una nueva tiranía, basada en un Estado poderoso y ajeno a la democracia, y reducir, por medio de la esterilidad de una parte de la Humanidad, la población mundial.

Hay otras versiones compartidas por la mayoría de científicos y por los fabricantes de las nuevas vacunas, que niegan que utilizar el ARN mensajero signifique cruzar la "línea roja" que puede cambiar la condición humana y que el ARNm utilizado por las vacunas es inocuo y se diluye una vez cumplida su misión de generar anticuerpos.

Es cierto que los conspiranoicos están obsesionados por el miedo al mundo oculto que desconocen y que tienden a ver fantasmas y males donde no los hay, pero algunas veces aciertan. También es cierto que la clase dirigente mundial ha demostrado muchas veces su maldad intrínseca y su falta de escrúpulos a la hora de mentir, engañar, torturar y hasta exterminar poblaciones enteras, como ocurrió con frecuencia estremecedora en el pasado siglo XX. También es cierto que una parte importante de las élites mundiales quieren avanzar hacia un modelo más autoritario y menos democrático, donde el Estado y los políticos que lo controlan sean más poderosos y en el que las libertades y derechos ciudadanos se reduzcan seriamente.

Todo esto, unido a las inseguridades reales sobre los efectos de unas vacunas que han sido fabricadas a toda velocidad, sin realizar todas las comprobaciones habituales, alimenta la desconfianza y el miedo.

Repito que pienso vacunarme y que no soy un conspiranoico, pero reconozco que tengo dudas, miedo y una dosis insoportable de desconfianza y recelo, entre otras razones porque mi vida de periodista internacional me han enseñado a desconfiar de los políticos y a defenderme de sus mentiras y suciedades.

La verdad es que la vacuna es necesaria para detener la pandemia y recuperar la vieja normalidad, aunque aquella normalidad hoy soñada no merezca admiración ni cariño alguno porque el mundo perdido era injusto, desigual, mentiroso, dominado por la oscuridad e impregnado de maldad y abuso de poder, que sólo era confortable para los poderosos y que también era infernal para los débiles, pobres y desprotegidos.

Da miedo poner el brazo para que te inoculen una vacuna que, según las autoridades competentes, no se sabe, una vez puesta, cuando empezara a inmunizar, cuanto durara la inmunización y que efectos secundarios puede mostrar a medio y largo plazo, si afectará a tu inteligencia, a tu sexualidad, a tu fertilidad o si dañará partes de tu cuerpo, dejándote debilidades y carencias que darán la cara con la vejez.

Pero también hay datos tranquilizadores, como que Israel haya vacunado ya al 12 por ciento de su población sin que se hayan descubierto alteraciones ni reacciones preocupantes o que exista unanimidad en el apoyo de los dirigentes mundiales a la vacunación.

Lo cierto es que la política ha fracasado de nuevo ante la pandemia, no sólo porque no sabe detenerla, sino porque ha sido incapaz de proporcionar al pueblo una información veraz y certera que genere confianza. Su incompetencia nos ha colocado delante de la vacuna con miedo y angustia. Malditos sean esos dirigentes mediocres y corruptos que sólo saben aprovecharse del poder en beneficio propio.

Lo repito por ultima vez: Yo me pondré la vacuna, pero lo haré cargado de recelo y desconfianza.

Ustedes medites y decidan.

Francisco Rubiales

- -
Martes, 5 de Enero 2021
Artículo leído 1323 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 05/01/2021 10:18

Creo que ha repetido un trozo del artículo, pero no importa.

Esos temores, más o menos, los tengo yo, pero yo no me voy a vacunar, en gran medida por eso que dice.

Si nos fijamos en las cifras, resulta que el bicho produce un porcentaje enorme de asintomáticos y de los que enferman, sólo una mínima parte requieren cuidados especiales y de ellos, una mínima parte, mueren. Nos movemos en torno a más del 99 % de gente que padece la enfermedad y sobrevive, cierto que algunos con secuelas. De las vacunas se sabe que casi el 5 % presenta efectos secundarios y algunos de esos efectos son graves. En resumen, que tanto si te vacunas como si no, tienes la misma probabilidad de quedar con secuelas graves. Pienso que, al menos, el contagio lo controlo un poco, la vacuna un vez puesta, ya no hay nada que hacer.

Por otra parte, resulta que los vacunados tienen que seguir con el bozal y tienen que ponerse una segunda dosis. Pero lo más importante es que no se sabe cuanto dura la presunta inmunización, porque ponerse una vacuna que te protege durante tres meses, por ejemplo, no merece la pena, dados los riesgos que conlleva.

Y lo más importante, las vacunas están recomendadas por la peor gentuza de este planeta: las farmacéuticas, la OMS y la casta. Las farmacéuticas han demostrado de sobra que la salud no les importa, su negocio es proporcionar salud, pero lo importante son los beneficios, de modo que mientras la salud y los beneficios coincidan, todo va bien, si no coinciden, los beneficios, primero.

Se habla, pero no tenemos datos, de vacunas esterizantes en África, en concreto, la última fue una vacuna contra el tétanos, en Kenia.

La OMS ha demostrado que está al servicio de quienes le pagan. No hay más que mirar los comunicados contradictorios que ha emitido durante este año.

Y ¿qué decir de la casta? Y dentro de la casta podemos incluir esos millonarios filántropos. Todos insisten en vacunarnos. Y esa es la parte que pone los pelos de punta con más fuerza. No son fiables unas gentes cuyo modo de vida es la mentira.

Pensando bien y considerando que la casta la forman buenas personas (hagan un esfuerzo de imaginación muy grande), creo que se puede explicar la cosa de la siguiente manera.

La casta se encuentra con una enfermedad desconocida, de la que no sabe más que es muy contagiosa, luego resulta que no más que la gripe y que no se sabe como tratarla, porque los tratamientos sintomáticos, empeoran a los enfermos. Observen que los muertos son ahora un porcentaje menor. Tampoco hay métodos de diagnóstico fiables.

Pero, en lugar de decir: no sabemos nada, que sería lo razonable, están tan acostumbrados a dar soluciones, de dudoso resultado que no se plantean, decir que no saben. Por otra parte, están tan desprestigiados que eso podría ser el detonante para los motines y que tuvieran que irse. Y todo menos irse.

Por tanto, comenzaron mintiendo y una vez que has colocado una mentira, tienes que seguir y seguir hasta que todo explote, que ellos piensan que ganando tiempo conseguirán solucionar el problema. Y ante las epidemias, lo mejor es la vacuna y piden a las farmacéuticas una vacuna y como a estas lo que les importa es la pasta, pues presentan vacunas y se aseguran que las responsabilidades caigan sobre los estados, que es una forma de no tener responsables, pues cuando aparezcan las secuelas, los afectados lucharán contra el estado, es decir años y años de pleitos y cantidades inmensas de un dinero que no tendrán.

Observen que no menciono posibles efectos secundarios provocados ni nada de eso, me limito a relatar una posible historia, sin buenos ni malos o al menos no demasiado malos.

El primer efecto es la destrucción de la economía. Los confinamientos indiscriminados han sido un disparate, a partir de ahora empezaremos a ver el desastre, que esperemos no sea demasiado grande. Y han sido un disparate porque no solucionaron los contagios y destruyeron la economía y la prueba es ahora, prácticamente sin restricciones, los contagios son menos que antes, con el confinamiento.

Y lo más curioso, no se tiene el virus. Por tanto no sabemos a ciencia cierta qué produce la enfermedad, se sospecha que es un virus, pero tras más de un año, nadie ha conseguido aislarlo y sin el virus malamente se puede tener una vacuna. Pero hay que ofrecer algo al lanar.

Otra de las cosas que hacer dudar de todo, es la unanimidad de todos los medios importantes. Todos dicen lo mismo y ninguno planta la menor duda, cuando, por sistema, nos debemos plantear dudas de todo.

En resumen, sigo con las mismas dudas, exactamente igual que D. Francisco, sólo que yo no pienso vacunarme.

2.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 05/01/2021 10:38
A mí lo que me hace sospechar mucho es que en China todavía no se ha vacunado a toda la población y ya prácticamente no hay virus y llevan una vida normal. Sobre todo en Wuham, origen de la pandemia, han celebrado la Nochevieja sin mascarillas y con aglomeraciones.

Yo tampoco soy conspiranoico, pero es sospechoso que todo el mundo esté sometido por el COVID19 y en China estén ya inmunes. Hoy publica la prensa que únicamente tienen 17 casos activos. No es que me fíe de los datos de China pero es curioso que allí hayan terminado con la pandemia.

3.Publicado por pasmao el 05/01/2021 11:36
Valiente columna Don Francisco

Yo entiendo el tema de vacunarse o no cómo una decisión muy personal donde cada uno en función de su situación personal (edad, salud,.. ) compara los riesgos de no vacunarse y si pilla el bicho; versus vacunarse y unos efectos secundarios no testados.. Y obviamente si usted tuviera ahora sus 30 años, con la salud de entonces, puede que no tomase la misma decisión.

Meterse a comentar al respecto me parece poco procedente...

Pero hace muy bien al incidir en el tema de que el descrédito de nuestra clase política, la de todo el planeta, pero en España mas, abogando por el que nos vacunemos no es precisamente el mejor estímulo para pincharse.

Yo soy conspiranoico lo justo. Dicen que lo que se pueda explicar por la estupidez es mucho mas plausible que lo que lo que se pueda dejar al arbitrio de un Gran Plan Maestro.. en una aplicación mas de la "Navaja de Ockham". Y al respecto lo que mas me aterra es que en un tema tan delicado e importante estemos en manos de brutos e inmorales.

Uno pensaría que puesto a haber un poder en la sombra habría una cierta selección por capacidades o méritos para estar "arriba" y que la toma de decisiones conspiranoicas no pasara por manos de semejantes cabestros como los que en apariencia mandan .. Sólo que de ser así la pregunta de ¿si era necesario (para ellos) que hayan hecho las cosas tan mal simplemente para afirmarse en su poder, o si es que realmente son tan incapaces? aterra.

Y si elegimos cómo respuesta la última opción, la de que son unos brutos, entonces lo de la vacuna da bastante yuyu.

Personalmente no creo que la vacuna per se lleve ese microchip, ni que vaya a provocar daños cerebrales ni esterilizaciones... buscadas. Ídem con otros cambios .. Pero hay muchas noticias verificadas que me llevan a la desconfianza: La de que sea necesario seguir llevando el bozal una vez vacunado, la de que hayan descubierto (para la de Astra Zeneca) que con la mitad de la dosis basta (y lo hayan hecho la semana pasada), la de que no sepan si vale para las nuevas cepas, la de que no saben durante cuanto tiempo inmuniza, la de que no sepan si en el caso de que se haya tenido el bicho es necesario ponérsela ya mismo (y que efectos pueda tener), etc...

O sea demasiadas incógnitas, añadidas a la incapacidad y maldad manifiesta de nuestros próceres para que en mi caso me lo piense y mucho.

Sumen que los laboratorios tienen firmado que si la cosa sale mal no tendrán que indemnizar a nadie..

Yo, pensando mal, pienso que habiendo países que han desarrollado una vacuna mas "tradicional", China, Rusia, .. ¿Por qué precisamente en occidente se ha apostado por algo tan "novedoso"?

Porque si China, Rusia... y demás han sacado una vacuna de las antiguas, sin ARNm.. y al final se comprueba que son tan efectivas cómo las sofisticadas de Pfizer, Astra Zeneca, .. o simplemente un poco peores en efectividad, pero asumiendo menos riesgos.. la cosa es cómo para pensársela.

Y ¿por qué no hay un sistema claro que pueda evaluar a las 5-10 vacunas mas importantes? para que podamos tener información veraz con la que decidir que nos ponemos o que no.. Porque a estas alturas del partido fiarse de "nuestros" medios de comunicación (incluyendo los israelíes) es cómo para hacérselo mirar.

Los mismos medios que han justificado ese apoyo inmoral a Biden por cierto.

¿Nos podemos creer lo que nos digan los mismos medios que han falsificado las elecciones USA respecto si la vacuna funciona y si tiene mas o menos efectos secundarios?

Yo no me creo lo que digan.

Por mi parte yo mejor me espero, 1 año o lo que haga falta (mas tiempo aún) para ver que dicen los médicos que yo conozco y que son los mas interesados (por el riego que corren) en saber que es lo que hay de cierto. Médicos que por ahora y en petit comité me han dicho que no se van a vacunar.

Simplemente ver que haya habido tantos recursos y hacerse los locos con lo de la vacuna; cuando lo mas sencillo ý con menos efectos secundarios habría sido investigar en tests fiables, baratos y rápidos así cómo en que medicamentos (mayormente con patente caducada) para que una vez pillado el bicho tener un tratamiento eficaz... es sospechoso.

Demasiadas preguntas sin respuesta lógica, fuera de las interpretaciones conspiranoicas, para que yo pueda asumir ese riesgo.

Un muy cordial saludo.

4.Publicado por Roti el 05/01/2021 11:39
Pues yo no me la voy a poner. Y no entiendo que alguien que tenga sospechas de los efectos que pudiera tener, de la eficacia que pudiera tener y de las acusaciones de las que son objeto sin defensa convincente, pueda ponerse la vacuna o directamente no recomendar NO PONERSELA. Atentamente.

5.Publicado por Julia Herrero el 05/01/2021 11:45
Yo me la pondré, pero probablemente para cuando me toque, que no sé en qué año será de los venideros, ja, ja, ja, ...imagínense lo que yo me fío de los actuales politicastros. Digo que para cuando me toque ya sabremos bastante de los efectos secundarios; si es que de estos no hay ocultación. Probablemente de lo que quieran hacer con nosotros, tampoco nos enteraremos porque cuando nos queramos enterar ya estaremos muchos de nosotros en la caja de pino. Que conste, que yo no tengo miedo a la muerte...creo que es el paso más inesperado y rápido de la vida. Pero sí que me daría rabia e impotencia la estupidez de llegar a la caja de pino porque lo han decidido esos poderes ocultos que deciden quién vive y quién muere.

6.Publicado por Josuhe el 05/01/2021 14:13
Partiendo de que este bicho nos lo han metido con la perversa intención de despoblar el planeta, (en especial para acabar con todo resquicio del cristianismo y la cultura Occidental que somos los más afectados y los que recibimos constantemente pateras de toda África o Oriente Medio), porque dicen que lo estamos calentado y estamos acabando con todos sus recursos y bla, bla, bla...Ya lo que nos hace falta es ir como borregos a ponernos sus vacunas. Que sí no nos mata, o nos deja estéril o impotente o vaya ustedes a saber. Que vayan ustedes a saber la vacuna que se pondrán ellos y la que nos pondrán a nosotros, que se pueden ir junto a sus esbirros lacayos de la prensa donde el jodido Mahoma pegó las tres cornadas

7.Publicado por TONY el 05/01/2021 16:16

La versión oficial no se sostiene, lo de múrcielago y el pangolin no cuadra, además de engañarnos nos toman por imbeciles, y ello está dando pavulo al negacionismo y al pensamiento conspíranoico

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros