Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Información y Opinión

El discurso del rey fue borbónico, crítico, pero sin arriesgar


Nota

El discurso del rey Felipe se mantuvo entre dos aguas. No fue todo lo crítico que queríamos los demócratas, ni tan suave y alienado como querían los chorizos y sinvergüenzas que gobiernan la nación. Se veía que el rey está preocupado por la situación de España, dividida, enfrentada, mal gobernada y con sus instituciones en crisis, pero no se atrevió a denunciarlo abiertamente y sólo apuntó que el país está en riesgo.

Llegó todo lo lejos que podía llegar sin arriesgar su Corona.

Para los muchos luchadores y miembros de la resistencia que deseaban que el rey se sumara a la critica de las mentiras del gobierno, sus abusos, arbitrariedades, desvergüenzas, ataques a la Constitución, amistades peligrosas y asaltos a la Justicia y a otros derechos y valores democráticos, el discurso fue decepcionante.

Pero para los fanáticos que siguen a Sánchez, a Podemos, a BILDU y a la turba independentista y golpista que odia a España, el discurso del rey fue demasiado lejos en sus críticas y alusiones a la crisis del Estado y del sistema.
---



El discurso, uno de los más esperados de las últimas navidades, ha tenido lugar en un contexto de plena crispación política a raíz de las últimas medidas aprobadas por el Gobierno, como la derogación de la sedición y la rebaja de penas por malversación, así como la crisis institucional generada por la resolución del Tribunal Constitucional.

Algunos, quizás víctimas de sus sueños y deseos, han visto en el discurso una crítica directa a Sánchez por su maltrato a la Constitución y su forma de gobernar, pero la verdad es que las críticas fueron más veladas e indirectas de lo que la durísima situación de España requiere.

Para entender el discurso y juzgarlo con justicia hay que tener en cuenta que las palabras del rey son revisadas y censuradas por la Moncloa, que tiene el poder de borrar párrafos y eliminar ideas y frases.

Algunas frases destacadas del discurso, que duró 12 minutos, fueron las siguientes:

"Hay familias que no pueden afrontar la subida de precios de forma prolongada y necesitan el apoyo de los poderes públicos".

"El nuevo escenario que vivimos está causando en nuestra sociedad una gran preocupación e incertidumbre. No podemos ignorar la seriedad de estos problemas, pero tampoco podemos renunciar a que las cosas puedan cambiar y mejorar".

"Somos un país que, como ahora, siempre ha sabido responder –no sin dificultades ni sacrificios– a todas las adversidades, que no han sido pocas a lo largo de estos años".

"Las democracias en el mundo están expuestas a muchos riesgos que no son nuevos; pero cuando hoy en día los sufren, adquieren una particular intensidad. Y España no es una excepción".

Y las dos siguientes, que quizás fueran la más interesantes y alusivas al momento duro que vive España: "

"Un país o una sociedad dividida o enfrentada no avanza, no progresa ni resuelve bien sus problemas, no genera confianza. La división hace más frágiles a las democracias; la unión, todo lo contrario, las fortalece".

"Necesitamos fortalecer nuestras Instituciones (...), que respondan al interés general y ejerciten sus funciones con colaboración leal, con respeto a la Constitución y a las leyes, y sean un ejemplo de integridad y rectitud".

Nos hubiera gustado que el Rey tirara de las orejas a quienes asaltan la Justicia, mienten a diario, hacen desde el gobierno lo contrario de lo que prometieron en campaña electoral y gobiernan apoyándose en comunistas totalitarios, amigos del terrorismo y golpistas que odian a España, pero el Borbón sólo fue un Borbón y no se atrevió a poner su Corona en riesgo.

Francisco Rubiales

- -
Domingo, 25 de Diciembre 2022
Artículo leído 753 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 25/12/2022 08:49

Si el discurso lo censuran en Moncloa, no podíamos esperar otra cosa, un sí pero no o un no pero sí.

Teniendo en cuanta que le discurso está grabado varios días antes, tampoco podía haberse saltado la censura. No cabía otro discurso.

Es decir que el gobierno controla todo, incluso la corona y claro, la gente va a empezar a pensar que para qué se quiere el rey, ya basta con el presidente. Cuando el razonamiento es le contrario, para qué se quiere el presidente, manipulador y absolutista.

No podía ser un discurso aúlico, pues la gente está muy cabreada, pero no podía criticar al gobierno, que le hubiera hecho perder muchos votos y eso no se puede permitir.

Yo, como es tan tradicional como el discurso, no lo miré, ni siquiera encendimos el televisor hasta mucho después de la cena, por aquello de cenar en paz. Por supuesto sabiendo que D. Francisco nos iba a dar cumplida información del discurso. Como así ha sido y que agradecemos, y me permito el plural, porque seguro que la mayoría de nosotros, los lectores, pensamos igual en este aspecto.

Así que a confiar en Dios, porque como Dios no nos ayude, esto no tiene arreglo.

Feliz Navidad a todos.

2.Publicado por Pasmao el 25/12/2022 19:38
Buenas noches Don Francisco

"... pero el Borbón sólo fue un Borbón y no se atrevió a poner su Corona en riesgo. ..."

Efectivamente. Mas claro agua. Sólo le falto salir con el PIN del rosco.

Una pena.

Un cordial saludo

3.Publicado por vanlop el 25/12/2022 20:53

No han salido los comentarios, cosa lógica pues es día familiar y no de estar pendiente del ordenador.

Me he tropezado, porque así ha sido, con un artículo de Alfonso Ussia, titulado EFE y como usted trabajó en la agencia, de nombre absolutamente ilegal, de acuerdo a la ley de memoria esa, lo enlazo para que usted y los lectores disfruten un poco en estos tiempos de disgustos.

https://www.eldebate.com/opinion/20221214/efe_79334.html


4.Publicado por mentalmente el 26/12/2022 04:58
Buenas a todos,

El rey no parece ser capaz de ejercer las funciones propias de rey, por dos motivos, el primero es que no quiere, es lo que parece, y el segundo, es que no puede. Y no puede porque no es una persona con conciencia de rey. Y porque no tiene la potestad legal de un rey, en ningún asunto prácticamente. Pero eso es un problema menor.

No tiene el aspecto de una persona que realmente se crea ser rey, ni que quiera serlo. Pero asume el papel de rey como un deber a su país, como una obligación, y como un trabajo. Por este motivo en vez de ir por delante de los problemas, usando sus propios medios, va por detrás, como cualquier ciudadano medio. Tiene el comportamiento de rey como podría serlo el mejor de los que se disfrazan de reyes magos y asumen el papel que se espera da ellos, para contentar a los niños. Pero eso no es un verdadero rey.

Él debería estar por delante, haya o no haya constitución que le limite, su deber está más allá de lo escrito, hay un acuerdo no verbal con sus súbditos que viene de muy antiguo que se le ha olvidado, no es solamente un trabajo, un formulario que rellenar, para que la mayoría esté satisfecha. El súbdito busca en el rey una solución a aquello que por sí mismo no es capaz. Busca esa dirección, y quiere ser dirigido, pero se encuentra con otro seguidor como él, lo que resulta frustrante. Se encuentra con un rey mago que dice lugares comunes y casi reparte caramelos, un día al año, para al día siguiente quitarse el disfraz y seguir con su vida.

Cuando Felipe VI actúe como rey, si es que eso ocurre, lo notaremos, notaremos la diferencia. Se notará que estaría haciendo algo más que rellenando un hueco. Y estaría todo el tiempo o cada cierto tiempo interactuando con la ciudadanía, dándole mensajes, hablando sobre diversos temas, creando una relación y una cierta complicidad entre el rey y su súbdito. Reforzándo ese vínculo, o creándolo incluso, para aquellos que nunca le dieron importancia.

Pero para llegar a ese comportamiento, el rey se tiene que colocar por delante de los problemas de España, y para llegar a ese punto, prácticamente tendría que ser otra persona, le falta algo, instinto, visión, sensibilidad. Le falta sangre, coraje, etc. Toda una serie de características propias de un líder, que no se ven en él. Puede que eso lo tenga latente, y sea capaz de sacarlo, pero tiene que darle la vuelta en cierta manera a todo lo que ha venido haciendo, tiene que tener una crisis y cambiar, tomar otro rumbo. Algo que veo poco probable que ocurra.

Lo que vemos es a un rey que tiene la personalidad de un seguidor, un seguidor fiel, y de los buenos, pero no un líder. Podría ser cualquier casi otro español medio, que hubiera recibido la misma educación, formación, etc.

El mundo entero está necesitado de líderes, y de líderes con sentido común, no necesitamos a más seguidores con cargos de representación, por muy buenos que sean como seguidores. Tenemos algunos que dan el perfil dentro de la política.

Pero el rey, es el líder ideal, para cualquier pueblo, es uno que siempre estaría ahí, no cambia, y hereda su responsabilidad, que continúa. Para todos los españoles que siguen al rey, se encuentran en vez de con un líder, con alguien que pretende ser el modelo a seguir del seguidor que todo español debería ser. No encuentran liderazgo en el rey. Eso es lo frustrante. Encuentran nada más que una especie de modelo de reflejo ideal. Muchos lo apoyan, pero porque lo que dice encaja con una opinión mayoritaria. Porque encaja con su propia opinión. Pero no es eso lo que hace un líder.

Y los españoles que están en contra del rey, por motivos ideológicos o de otra índole, no cambiarán en sus ideas, e incluso se verían reforzados en sus argumentos, algunos de ellos por no encontrar una utilidad clara del rey para solucionar problemas, al escuchar el discurso de navidad, escucharán lugares comunes, discursos predecibles en gran medida.

En un hipotético, aunque ilegal en mi opinión, referéndum sobre la monarquía, no tengo claro que saldría. El rey actual no supone ninguna diferencia importante a la España actual de una república. España es a los hechos, una república con una monarquía que obedece a la república. Si esa monarquía desaparece, pasará es que habría más gasto de dinero público y más descontrol, porque se politizaría el cargo. Sería menos republicana que manteniendo la monarquía. Y el que apoya la monarquía, no necesariamente está satisfecho con este rey, pero verá que la alternativa empeora las cosas.

El referéndum debería ser un concepto más abierto, menos monarquía o más monarquía. Así ambas opciones tendrían un significado claro en favor de cambiar a un sentido u otro. El que votase en blanco, apoyaría la situación tal como está. Y el que votase cada una de las dos cosas apoyaría ir en un sentido o en el otro. Que la monarquía tenga menos papel o que tenga más papel. Yo apoyaría a que tuviera más papel, lo veo como un factor de estabilidad, como contratar un seguro contra catástrofes, y como un punto más a añadir en división de poderes más, que cada día está peor en España. Si se restase papel a la monarquía en la situación en la que estamos de cada vez mayor monopolización de los poderes, estaríamos cada vez peor.

Podría permitirme el lugo de restar la monarquía en caso de tener una constitución que divide realmente todos los poderes, como la república de EEUU, pero no tenemos esa constitución. Estamos al borde del abismo, y del gobierno cada vez más totalitario. No tendría duda alguna en apoyar más monarquía, por supervivencia, y para contrarrestar lo más que pueda esta deriva totalitaria y degradación de las instituciones.

Un saludo.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros