Voto en Blanco
Voto en Blanco
Voto en Blanco


Buscar en artículos:
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.

Información y Opinión

Ser culé es ya una ofensa a España


Nota

Ser del Barsa y, al mismo tiempo, amar a España ya es imposible. Ser del Barcelona ya no es sólo una cuestión de fútbol. Hace algunos años podría serlo, pero hoy ya no. Después de que ese club ha tomado partido claramente por la independencia y se ha convertido en el mascarón de proa del independentismo catalán, ya no caben las confusiones ni el doble juego. Ser del Barsa equivale a defender la independencia, la tergiversación de la Historia, el acoso al idioma español, el adoctrinamiento de los niños y jóvenes en las escuelas y el alimento constante del odio a España, dentro y fuera del país.
---



Barsa y Atlético de Bilbao en 1940
Barsa y Atlético de Bilbao en 1940
La apuesta oficial del club azulgrana por el independentismo, realizada hace pocos días mediante comunicado público y la constatación de que el club apoya y hasta estimula las pitadas al himno y al rey son dos datos que disipan toda duda sobre la intromisión del Barsa en la política y el independentismo más decidido.

Después de eso, no es fácil comprender hoy que un español pueda ser azulgrana y que las peñas azulgranas abiertas por todo el territorio español no se cierren, por voluntad expresa de sus propios integrantes. Defender al Fútbol Club Barcelona ya no es solo apostar por un equipo de fútbol y unos colores porque implica también comulgar con barbaridades como la pitada al himno y al rey, la defensa del proceso independentista catalán y estar al lado de un equipo que, por propia voluntad, se ha convertido en abanderado de ese nacionalismo catalán extremo que propaga el odio, denigra a España en el extranjero y no deja de mentir gritando "España nos roba", cuando son sus próceres y dirigentes los principales ladrones del reino.

Es cierto que juegan maravillosamente al fútbol y que verlos moverse por el césped es una delicia, pero también eran brillantes y espectaculares los desfiles nazis y, sin embargo, por decencia y principios, había que condenarlos.

Por desgracia, ya no es compatible amar a España y, al mismo tiempo, al Barsa. Es una contradicción para todo el que defienda la unidad de España.

Antes había cierta nebulosa y se podían mantener vivos ambos sentimientos, pero ya no es posible. Hace pocos días, el club Barcelona emitió un comunicado oficial en el que se sumaba a la defensa del referéndum ilegal y al "proceso" de independencia. Con ese comunicado, el club ha abandonado oficialmente los límites del fútbol y se ha adentrado en los de la política y el rechazo a España.

Es necesario afrontar la verdad y tomar el toro por los cuernos, sin disimulos, cobardías e hipocresías. Cientos de miles de españoles están frente a la dura contradicción de seguir o no apoyando a un club que ya no es sólo un equipo de fútbol sino que se ha convertido en un estandarte del nacionalismo y de la lucha contra lo español. Es toda una contradicción, aunque a muchos les duela y prefieran seguir viviendo en ese drama. Objetivamente, ser hoy culé significa apoyar la brutalidad separatista, la marginación del idioma común, el adoctrinamiento de los niños y jóvenes, las mentiras y tergiversaciones y esa casta política catalana que es más corrupta y menos demócrata que la nuestra, aunque eso parezca imposible.

Quienes mezclan voluntariamente política con deporte son, indiscutiblemente, el club y sus directivos. Si el club fuese congruente con su "misión" política, lo que tendría que hacer es no participar en competiciones deportivas españolas ya que no es muy digno jugar con dos barajas, pues si quieres separarte de España, lo primero que hay que hacer es actuar en consecuencia.

Francisco Rubiales

- -
Martes, 30 de Mayo 2017
Artículo leído 1172 veces




Comentarios:

1.Publicado por pasmao el 30/05/2017 09:55
En efecto Don Francisco.

Es todo tan raro e incomprensible, hablo de los vulgares mortales cómo usted y yo, de entender. Esa esquizofrenia que lleva a identificarse y de esa manera (tan pública) con instituciones tan anticívicas, y que quieren convertir en ejemplares.

Usted ha dicho el Barcelona, pero es que hay mucho más. El Espanyol, antes Español. La leche.

Pensar que ese club se fundó porque "Así pues, se optó por éste debido a la particular circunstancia de que ellos se erigieron principalmente para dar cabida a jugadores nacionales que quisieran practicar el nuevo deporte y que los otros clubes les privaban de hacerlo por no ser catalanes o extranjeros."

https://es.wikipedia.org/wiki/Real_Club_Deportivo_Español

Usted de publicidad don Francisco sabe un rato, y muchas de las principales agencias publicitarias ¿españolas? están en Barcelona. ¿Tendrá eso que ver con la empanada mental (promocionada a exprofeso) que se tiene con el tema del deporte y Cataluña, allí ?

Y el arte de vender esa esquizofrenia en el resto de España, porque la venden (con nuestro dinero) niquelada.

Hay otro asunto parecido y es el de la Iglesia. Iglesia católica, aunque me parece que los "hermanos" protestantes han caido en parecido error por amor al presupuesto público (si Lutero levantara la cabeza).

Y no sólo como la Iglesia española no sólo ha tolerado al separatismo si no como las diócesis locales lo han aceptado con entusiasmo.

No se si usted ha leido el libro de "Patria", de Fernando Aramburu. Ahí tenemos retratada sin piedad, pero sin mentira, la postura de la Iglesia española en esos territorios.

Territorios que además se destacan por tener el % mas bajo de practicantes, de nuevos seminaristas, y donde me gustaría saber cuanto se recauda en % del 0,7% para la Iglesia Católica en la declaración de IRPF.

Porque pasta tienen.

Y si no nos han dicho cuanto se recuada, en proporción a lo que se podría recudar, es porque se recuada una miseria. Si pusieran de más, no se preocupe que ya lo sabrámos todo y tendríamos el "la diócesis de Sevilla ens roba" en todas las parroquias de allí.

Así que yo este año de la X a la Iglesia Católica paso. Por lo mismo que si fuera del Barcelona dejaría de apoyarlos. Ya está bien. Y en pr´ximos años ya veremos.


Por cierto Don Francisco, y volviendo al futbol. Ha visto la cantidad de presupuesto de gentes de la morería que hay en el futbol, todos esas lineas aéreas de Kuwait, Quatar.. y no sólo en España. El propio mundial de Quatar es insulto infame con lo que está pasando en Uropa con el terrorismo.

Ese mundo de sentimientos manipulados es, con perdón, una mierda. Y es mucho mas fácil colar sentimeintos contradictorios si todo está enfangado que si se mantiene una coherencia.

Al respecto yo diría que toda esa ponzoña social encuentra tan buen acomodo en el futbol, porque precisamente se promociona para eso. Para que el personal piense lo menos posible y disculpe cualquier conducta con la disculpita de que son los míos.

Un cordial saludo

PS su foto me ha hecho recordar la secuencia de la película Olympia, de Leni Riefenstahl, donde salen los atletas franceses haciendo el saludo romano a Hitler con total unción. Por algo es una película mucho mas maldita que el resto.

2.Publicado por vanlop el 30/05/2017 16:58

No se entiende como un español puede ser del Barça... Y sin embargo los hay y muchos.

antes preguntaba y la respuesta es que no se metían en política o que una cosa es el deporte y respuestas similares. Ahora no pregunto cuando veo a un tipo con una camiseta del club. Y debe haber muchos porque cerca de casa hay una tienda de deportes que vende los equipos oficiales y tiene en escaparate la ropa del Madrid, del Barça y del equipo local. Y si la tienen en el escaparate es porque se venderá.

Me da la impresión que la gente que compra esas camisetas es gente logsiana que no tienen ni idea de nada y que ni siquiera han oído hablar del "Prusés", es más ni siquiera sabrían colocar Barcelona en el mapa.

Y no digamos ya si se trata de marxistas, aunque sean de salón, estos son partidarios de todo y por tanto lo que piden los separatistas es perfectamente legítimo.

Es la incultura, la proverbial incultura de los españoles, llevada al extremo tras las sucesivas reformas educativas. Además, en la TVs se habla del Barcelona como un club cualquiera y no se habla del aspecto antiespañol, que si se hablara muchos votantes de izquierda no lo aceptarían.

Pero si se considera normal pitar el himno y pitar al rey, que lo es de la mitad de los españoles, porque los de izquierdas son republicanos y muchos que no son de izquierdas y que consideran que el rey no cumple y por tanto les resulta indiferente que lo piten o no. Especialmente a los gobiernos que ni siquiera han protestado y mucho menos sancionado a nadie.

Pero como el patriotismo es franquista, pues no se puede ser patriota y tras cuarenta años de decir que el patriotismo es facha, ahora ya no quedan patriotas y pitar el himno o al rey o pedir el estado plurinacional es lo que toca.

Ayer coincidíamos en que los opositores venezolanos no tienen posibilidades y dábamos diversas razones. Pues casi por lo mismo, los patriotas españoles, si es que queda alguno, no tiene ninguna posibilidad y entonces es normal que la gente sea de un club que los desprecia.

3.Publicado por Un Culé el 30/05/2017 21:20
Don Francisco:

Hace mucho tiempo que no le sigo, creo que Ud. sabe porqué, pero hoy, por casualidad he aterrizado en su página y quiero comentar mi opinión.

El Barça, hace ya mucho tiempo que se venía diciendo que "es mes que un club" sin pasar de ahí. Era una forma de simpatizar con algunos que gritaban, a la vez que se olvidaban de la mayoría silenciosa.

Pero hete aqui que llegaron "Junts pel si" y, salvo error, presionaron de una u otra forma a multitud de entidades, parece ser que, a algunas mediante subvenciones, otras entregando publicidad, obras públicas, etc. etc. y poco a poco fueron, como se dice en castellano entrando en vereda.

Si desde el ejecutivo central no se han tomado medidas ante el reiterado incumplimiento de las resoluciones judiciales, es fácil entender que los ciudadanos se creyeran que los políticos son omnipotentes y que nadie se puede oponer a sus consignas.

Si a todo esto añadimos la simpatía que pudieran ofrecer algunos directivos del FC Barcelona, el resultado es claro.

4.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 31/05/2017 09:01
Si los culés no independentistas (una gran mayoría) les siguen el juego a la directiva del club, es lo peor que hacen. Política y deporte no deben mezclarse, aunque para los políticos sea un pastel muy apeticible y siempre han usado el deporte para sus intereses.
El hecho de ser culé y no indepe es fundamental, sobre todo para los que están en Cataluña, pues es mantener una afición a un club sin dejarse llevar por los políticos y sus secuaces (entre ellos la directiva). Es una forma de luchar contra la propaganda y la imposición de sus ideas, es lo que más coraje les dá, y hay que seguir siendo culé en estos días para defender a un club que ha sido secuestrado por los políticos.

5.Publicado por RICARDO el 05/06/2017 18:16
pues no es así, el FCB está por encima de personas, de políticos, de regímenes y de épocas. Acaso usted ha dejado de ser patriota por los dirigentes de España en los últimos 40 años???. Ser del Barça es lo mejor que hay. no lo dude

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros