Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos



Información y Opinión

Regeneremos el periodismo y lograremos también la regeneración política


Nota

Hay una conspiración contra la Humanidad que sólo los políticos y los periodistas pueden detener. Esa conspiración, movida por intereses y grupos ocultos, es la que inspira y impone los grandes males que nos invaden: desigualdad, violencia, indefensión de los débiles, injusticia, corrupción, degradación de la democracia, etc.. Pero tanto los políticos como los periodistas están tan implicados en la decadencia y en el contubernio que no actúan y muchas veces hasta operan como activistas del mal. Es una situación demencial y caótica que está marcando los inicios del siglo XXI, donde la guerra eterna entre el bien y el mal está cobrando una especial virulencia.

Por esa razón, para detener el inmenso drama que se está fraguando, la regeneración de la política y el periodismo son vitales para la raza humana.
---



Aunque en España los ciudadanos lo piden a gritos, los políticos se niegan a regenerarse. Tienen demasiado poder para ser obligados y los partidos políticos no saben vivir de otra forma que no sea repartiendo dinero, privilegios y favores, beneficiando a sus amigos y castigando a sus enemigos, generando clientalismo y utilizando el dinero de los impuestos como si les perteneciera y fuera infinito.

Pero hay un camino para lograr la regeneración política y ese camino es conseguir primero la regeneración del periodismo.

En España, esa necesidad de regenerar la política y el periodismo es especialmente urgente. Ya que no podemos imponer la regeneración en la política española, que continúa con la corrupción, el abuso de poder y gobernando de espaldas a la voluntad popular y el bien común, hagamos la del periodismo y devolvamos a esa profesión sus antiguos valores perdidos, vitales para la democracia.

Si regeneramos el periodismo, regeneraremos también la política, ya que la corrupción y el abuso de poder serían imposibles con un periodismo independiente y ligado a la verdad. Los delitos del poder temen la luz y los taquígrafos y aman la oscuridad, la mentira y la confusión. Con periodistas libres que sirvan al ciudadano y a la democracia, la luz inundará los espacios del poder y los ladrones, corruptos y abusadores se esconderán como gallinas.

Los periodistas españoles repiten que “sin periodismo no hay democracia”, una frase vacía e incompleta que no dice nada porque la verdadera sentencia es que “Sin periodismo libre e independiente, no hay democracia”.

Muchos periodistas olvidan que si bien es cierto que el periodismo libre es el sostén principal de la democracia, también es cierto que el periodismo sometido y mercenario es el que sostiene a tiranos, corruptos y delincuentes.

Ojalá los periodistas descubran un día el profundo desprecio que los demócratas y la gente honrada de España profesan a los periodistas por sus mentiras, silencios cómplices, manipulaciones y connivencia con un poder político que ha dinamitado prácticamente todos los controles democráticos al poder y que campea por España disfrutando de abusos, corrupciones y de una impunidad casi completa.

No es justo ni decente que quien trabaja como portavoz de un gobierno corrupto, como informador en medios tan parciales y arbitrarios como TV3 de Cataluña, como periodista al servicio de un partido o trabajando en un medio claramente alineado que desprecia la independencia y la verdad sean miembros de las asociaciones de la prensa. Es como si los verdugos formaran parte de los colegios de médicos o si los envenenadores se encuadraran en los colegios farmacéuticos.

El lugar para estos periodistas sometidos es las asociaciones de publicistas y propagandistas. Depurar las asociaciones de la prensa es el primer paso para la regeneración del periodismo.

Los periodistas, junto con los políticos, los jueces y los policías eran en la España de 1978 los héroes del sistema y los profesionales más admirados y valorados. Hoy, después de la contribución del periodista al fracaso de la mal llamada democracia española, sin separación de poderes, sin una ley igual para todos y minada por la corrupción, esos mismos profesionales figuran en las encuestas como los mas rechazados y despreciados por la ciudadanía.

Por algo será.

En mi libro "Periodistas sometidos, los perros del poder" (Almuzara 2009) hay una frase que resume con claridad el problema: "El periodismo libre es la columna vertebral de la democracia, pero el periodismo sometido es el sostén de la tiranía."

El periodismo español necesita recuperar el favor de los ciudadanos, para lo que tendrá que abandonar sus alianzas inconfesables y su cobardía ante el poder político y financiero para cerrar una alianza de hierro con el ciudadano, a los que está obligado a proporcionar información veraz, limpia e independiente, la única alianza permitida al periodismo en democracia.

En pocos países del mundo el periodismo ha caído tan bajo como en España. El país parece que avanza hacia la desintegración, la ruina y el fracaso político, pero miles de periodistas continúan defendiendo a sus amos políticos, anteponiendo los intereses de sus partidos a la verdad que, por ser periodistas, están obligados a defender siempre. Contemplar a periodistas españoles adscritos a la izquierda ignorando que el contubernio que mantiene a Sanchez en el gobierno es indecente y a otros defendiendo la "honradez" de la anterior Junta de Andalucía, pillada en gravísimos abusos y corrupciones, y a periodistas encuadrados en la derecha justificando los abusos y corrupciones de Rajoy es un espectáculo repugnante.

Las encuestas reflejan que los periodistas, junto con los políticos, son los profesionales más rechazados en España, por delante de jueces y policías. Sin duda, se lo tienen merecido.

Cuando uno asiste a una tertulia de periodistas en España, pronto descubre que todos ellos están alineados con un partido u otro. No hay independientes, ni librepensadores. Todos parecen robots programados y uno hasta es capaz de anticipar sus opiniones y respuestas. Algunos hasta presumen de que sus ideas son inamovibles y que el debate no servirá para convencerlos. Para los demócratas y amantes de la libertad, es un espectáculo deprimente.

El periodista independiente que dice la verdad es el gran aliado de la libertad y la democracia, pero el periodista sometido al poder es el mejor sostén de la tiranía y el mas eficaz cómplice de las injusticias y corrupciones.

Por fortuna, quedan periodistas decentes que se empeñan en cumplir con su deber de ser veraces y servir información a los ciudadanos, pero cada día son menos porque casi todos los medios se han aliado con los grandes poderes, de los que reciben filtraciones, publicidad, concesiones y ayudas encubiertas.

Entre las muchas mentiras que defienden destacan algunas por su enorme carga de falsedad. Dicen que la democracia es así de sucia, que la Justicia es igual para todos, que los gobiernos, aunque sean malos, son necesarios, que la economía va bien, que el Estado de Bienestar existe, que la corrupción es un mal incurable, que la España de las autonomías es un factor positivo, que la sociedad es tan corrupta como los políticos y que la única manera de escapar al Apocalipsis que se avecina es acogiéndonos a la protección de la autoridad.

A los periodistas traidores a la verdad habría que recordarles aquello que proclamo en mi libro "Periodistas sometidos. Los perros del poder": "No hay un solo caso de periodista esclavo que sea recordado por la Historia, del mismo modo que tampoco merecen el recuerdo los militares cobardes o los médicos al servicio de la muerte. Que quede claro que los periodistas sometidos al poder solo pueden esperar poder y dinero, pero nunca reconocimiento, honor o respeto".

Francisco Rubiales

- -
Viernes, 22 de Marzo 2019
Artículo leído 793 veces




Comentarios:

1.Publicado por excesiva autocrítica hoy el 22/03/2019 09:02
que duro se muestra usted consigo mismo hoy.

2.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 22/03/2019 09:12
Con permiso de Alejandro Herrera Fuentea:

Al comentarista número 1:

Que sujeto más repulsivo eres, indentificandose siempre con mi seudonimos y escupiendo todo tu odio visceral y echando todas tus bilis a todo aquel que no prumulgen con sus oscuros intereses, saliendose siempre del tema porque su desmesurado odio no le deja ver más allá de sus propias narices y, creyendose que así vas a logar convencer a alguien, solo lograrás dar más asco del que por sí ya das, usted y toda su mala ralea.

3.Publicado por TONY el 22/03/2019 09:28
En España hace falta una verdadera regeneración moral, natie tiene autoridad moral de nadie sobre nadie porque todos roban y todos se conocen, amagan con sus declaraciones pero hay un verdadero PACTO DE SILENCIO, por la inconfesable cadena de favores que unos se deben a otros y no digamos ya con la BANCA.

En cuanto al periodismo sometido es totalmente cierto, hoy a pesar de las nuevas tecnólogias HAY MAS DESINFORMACIÓN , yo como referencia siempre pongo como ejejmplo el magnifico programa de Jose Luis Balbín, LA CLAVE, ese programa tendría que ser un verdadero referente, de todos estos recien llegados y cantamañanas que creen que lo saben todo.

En cuanto TV3 no es más que un medio de adoctrinamiento de la causa nacionalista, lo mismo que Euskaltebista, donde se humilla a las victimas y se ensalza a los terroristas, la Desobediencia delos catalanes es un punto y seguido de los que hicieron los vascos pero estos con cohes bombas y tiros en la nunca y la herida se ha cerrado en falso

4.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 22/03/2019 09:29
Y ahora sobre el escrito...:

Supongo que los periodistas serán como otros profesionales, que trabajan para quién mejor les paga y para quién les ofrece un mejor puesto. Supongo que los periodistas, como personas que son, pues no quieren perjudicar a nadie en su trabajo y hacerlo lo más legal y honradamente posible, supongo que los periodistas, como personas que son, pues tendrá cada uno sus ideas o su ideología, y supongo también que intentará defender esas ideas y criticar a las demás. Pero lo que no supongo es que un periodista, por muy alto sueldo que le prometan, se venda a alguien para defender ciertas ideas o o ideología y atacar a otras. En este caso entonces si podría considerarse como mercenario a ese periodista.

Aunque yo entiendo que el problema más que de periodistas, es de dueños de medios de comunicación, comprendo que el dueño del medio pues quiera defender un ideario u otro, pero lo que no no entiendo es que el medio en cuestión sea parcial y no exponga la información de la forma más neutral posible, sino siempre con sentido sesgado e intentando favorecer o atacar a tal o cual opción, ya no sólo política, sino opciones sociales o incluso algunos religiosas. Para mí la información es eso, informar de un hecho o suceso, pero no calificarlo ni tampoco el informar sin tener en cuenta todas las opciones.

No soy periodista ni profesional de la información, pero me gusta informarme y procuro obtener todos los puntos de vistas, y como está hoy en día el mercado de la información, que cada medio tira para un lado, es dificilísimo encontrar un medio mas o menos "independiente", pues se ve que todos están mas o menos "vendidos" a una opción, y lo que más coraje me da es que algunos medios (sobre todo los denominados de "izquierdas") pues les dan voz a ciertos colectivos que tienen una ínfima representación social y que usan ese medio para hacerse propaganda, más que información eso es manipulación.

5.Publicado por Solo para melomanos el 22/03/2019 10:18
Abstenerse los carentes de sensibilidad, el enlace puede dañarles.

6.Publicado por vanlop el 22/03/2019 10:30

Vistos los comentarios de ayer, creo que debo hacer alguna puntualización.

Los ciudadanos conceden al Estado una serie de monopolios, entre otros está el de la violencia, para que la ejerza de acuerdo a las leyes y para protección de los ciudadanos. El Estado, por tanto, es el único que puede ejercer la violencia, siempre en defensa de los ciudadanos y en su beneficio.

Pero si el Estado no puede, caso del Oeste o no quiere, caso de muchos países en la actualidad, tener el monopolio de la violencia y se la deja a los delincuentes, el ciudadano tiene el derecho a defenderse, pues el primer derecho de todo ser humano es la defensa de su vida y de su familia.

Y aquí es donde falla la casta, que ha renunciado a la defensa de los ciudadanos y además, los criminaliza.

La solución es que el Estado recupere la defensa de los ciudadanos, persiguiendo a los delincuentes y si no quiere, que es el caso, entonces que permita a los ciudadanos defenderse.

En cualquier caso, este es un debate que tenía que hacerse, porque no se puede mantener en el tiempo considerar al delincuente como víctima de los ciudadanos.

7.Publicado por vanlop el 22/03/2019 11:07

Creo que el problema es del exceso de dinero. En ninguna otra época los seres humanos han dispuesto de tanto dinero como ahora, eso crea necesidades que necesitan más dinero, por tanto nadie está satisfecho con lo que gana y por tanto siempre busca la manera de conseguir más dinero.

Si a eso le sumamos la falta de moralidad social, no es extraño que los periodistas ni siquiera se paren un momento a pensar si lo que hacen está bien o mal, se limitan a hacerlo y si tienen algún remordimiento, se calla con facilidad pensando que son profesionales y deben hacer un trabajo.

Ya nadie entiende que hay profesiones y profesiones y que determinadas profesiones no pueden hacer ciertas cosas. Pero eso que hace cien años estaba claro para todo el mundo, ahora no está claro para nadie. Y lo que antes era claro, si no puedo ejercer con moralidad e independencia mi profesión, me busco otra, ahora nadie lo piensa siquiera.

Naturalmente los que mandan saben lo que tienen que hacer, si no lo supieran no mandarían. Y una de las primeras cosas es dominar completamente los medios de masas. Y no es caprichoso que se les llame medios de masas, porque están dirigidos a alienar más a las masas, que normalmente son acríticas y lo aceptan todo.

Pensemos que cuando terminó la IGM, la radio apenas existía y la única forma de conocer lo que ocurría y lo que pensaban otros era la prensa de papel. Pero como un porcentaje importante de la población era analfabeta, la lectura de periódicas quedaba reservada a una élite que los comentaba en las tertulias y los de fuera de la élite que sabían leer, también los comentaban a los que no sabían. Esto era posible porque había pocos periódicos y había tiempo para comentar, de esta forma, las opiniones de la gente, eran opiniones muy analizadas y firmes, impidiendo de alguna manera la manipulación

Existían periódicos de todo tipo, cada partido tenía su periódico para exponer sus ideas, pero se tenía claro cual era la línea editorial de cada periódico y se actuaba en consecuencia. Con todo, los periódicos manipulaban a la gente.

Hoy hay una inflación de medios, la gente no tiene tiempo de analizar nada, se limita a ponerse delante del televisor y a mirar lo que ha ocurrido ese día. Por supuesto, se ha perdido el hábito de lectura sosegada y analítica, tal vez porque en realidad la lectura sosegada y analítica nunca fuera patrimonio de la masa, que es realidad lo que tenemos: masas con medios dirigidos a ellas.

Seguramente el número de personas que buscan medios independientes y contrastan las informaciones y opiniones de esos medios, sea el mismo que hace cien años, la diferencia es que en ese tiempo se ha formado una masa acrítica que lo domina todo y a la que hay que suministrar consumo de información, exactamente igual que se le suministra consumo de alimentos.

Y si la masa no pide otra cosa, los que mandan, no se la van a dar, al contrario, siguen en la misma línea pues favorece a sus intereses. Y entre esos intereses no está precisamente que la democracia funcione y para eso, los medios sometidos son una buena forma, no la única, pero sí muy importante.

Por supuesto que a ningún servidor de la mentira recuerda la Historia, pero eso también se ha perdido, la gente quiere el aquí y ahora, lo que ocurra cuando hayan muerto no les importa, la Historia es algo que estudian cuatro tipos que no tienen otra cosa que hacer. No nos importa, por eso no conocemos el pasado y tendremos que repetirlo en un bucle infinito.

Hay muchos medios independientes, que hacen periodismo real, pero son minoritarios. Claro que como ha dicho, tal vez el destino del periodismo es ser minoritario e influir en los que piensan. Nuestra tarea como lectores, es mirar esos medios minoritarios e ignorar los de masas.

8.Publicado por pasmao el 22/03/2019 13:35
Buenos días Don Francisco

Básicamente ahondar en lo que ha comentado VANLOP. Realemente si se quiere estar informado, sin tenr que acudir a fuentes ulstraecretas.., se puede. Otra cosa es que cueste tiempo y esfuerzo.

Francamente no se si una mayoría de la población quiere estar bien informada. Porque cuando uno se informa, quiera o no, adquiera un compromiso con esa nueva realidad (nieva realidad porque ahora es conocida). Y si esa realidad y ese compromiso nos pone en una situación moral "inconveniente" mejor no estar informados.

Intuitivamente si hay un grupo creciente del lanar que está percibiendo que le están engañando, y que ese engaño afecta a sus intereses, los de su familia, amigos, patria.. y sin recursos suficientes para ahondar en ese mosqueo está dispuesto a cambiar la manera en que se informa sobre determinados hechos. De otros hechos que no se imagina que existan es imposible.

El problema básico estriba en la frustración que produce saber que te están estafando pero donde uno se encuentra sin capacidad para cambiar unas reglas del juego viciadas. Y es ahí dnde el peso de los medio habituales y de los periodistas comprados tienen su cuota de poder.

SI SE PUEDEN CAMBIAR LAS COSAS.

OTRA COSA ES QUE ESE CAMBIO SE PRODUZCA A UN RITMO LENTO Y QUE SU INCAPACIDAD PARA PERCIBIRLO HAGA QUE ANTES O DESPUÉS BAJEMOS LAS MANOS Y SE PIERDA TODO EL ESFURZO REALIZADO, A LO QUE SE AÑADE LA SENSACION DE QUE NO SE HA HECHO NADA

Los medios y peridistas habituales juegan sus bazas ahí. En que no se vea ese "feed back" que hace que el lanar sea consciente de su poder.

EJEMPLO:

BOICOT A LOS PRODUCTOS/SERVICIOS CATALANES

El tema del boicot a los productos y servicios catalanes, cómo represalia por todo el tema del proceso independentista se sabe que ha hecho daño, y que continúa haciendo daño a ese delirio colectivo. Pero si no se habla de él, si no nos dan datos de la bajada de las ventas, si se nos desinforma diciendo que en el fondo es malo para todos los españoles, etc.. antes o después una parte (mayor o menor) del lanar avandone el boicot y lo que comoenzó siendo una herramienta efectiva de presión pierda fuerza.

Si se nos hubiera informado del BOICOT y de las consecuencias que ha tenido teien y tendrá con la misma intensidad que de lo de la "manada de Pamplona" o lo de "Juana Rivas" pueden estar seguros de que el problema independentista lo sería un 50% menor.

Es necesario ahondar aún mas en esto porque el silencio no se debe simplemente a que la casta esté por apoyar el separatismo y el boicot le moleste.

Lo que de verdad temea la casta es que el lanar, por medio de este tipo de procesos el lanar tome conciencia de su poder y de que puede cambiar, revertir una situcación, y eso es algo que se considera intolerable por ellos. Sobre todo cuando dichos pocesos no lo son guiados desde arriba (como ese 8M) si no que espontáneamente vienen de abajo.

Un cordial saludo

PS En otro post les pondrr unos cuantos links que considero interesantes.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros