Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos



Información y Opinión

¿Qué español sabe lo que piensan sus políticos? España es el reino de la mentira


Nota

En España los votantes desconocen a quienes votan. En las campañas les prometen cosas que después no cumplen y les ocultan alianzas bastardas y contra natura, como las que sostienen hoy a Pedro Sánchez en el poder. La ética política ha sido asesinada y nuestros dirigentes no dudan en engañar a los ciudadanos, lo que resta toda legitimidad a un sistema político español que en lugar de democracia es pura tiranía de rufianes y cuatreros.

Todos los políticos, sin excepción, esconden su verdadera personalidad y su vida. Nadie sabe lo que piensan. Son seres opacos dedicados al engaño y la mentira, sin otro objetivo en política que ganar votos y vencer. La lucha por el bien común es la gran ausente de la política española, una de las mas pervertidas y de menor calidad humana del planeta.
---



¿Qué español sabe lo que piensan sus políticos? España es el reino de la mentira
El PSOE ya no es socialista y se parece cada día más a una banda corrupta de saqueadores de lo público ávida de poder y de privilegios; el PP está tan contaminado de socialdemocracia y corrupción que es difícil situarlo en la derecha; Ciudadanos es una veleta enloquecida que se mueve por interés y oportunismo, sin ideales fijos; Podemos cada día más totalitario y más ajeno al espíritu fundacional, es el nuevo comunismo español, victima de un caudillismo cutre personificado en el torpe y siniestro Pablo Iglesias; VOX, probablemente el mas constitucionalista de los partidos españoles, es injustamente acusado de ser extremista, pero está atacado de cobardía y parálisis y, por el momento, con miedo a profundizar en sus tesis y reivindicaciones, sigue siendo más una esperanza que una realidad.

Todo es opacidad en España, sobre todo bajo el gobierno de Sánchez, transgresor de los viejos valores y normas democráticas, buscador de atajos y subterfugios que invaden la ilegalidad y cambiando según conveniencia. El gobierno ha suprimido el Portal de Transparencia en los momentos más difíciles, cuando el país demandaba la verdad con más énfasis, y ha sido tan oscuro y tenebroso que considera los viajes del presidente y el trabajo de su esposa como secretos de Estado. Todo ha sido oscuro y turbio en la gestión de la pandemia: compras secretas, precios demasiado elevados para ser reales, incomprensible escasez de suministros médicos y sanitarios, ocultación de muertes, mentiras oficiales, abandono de ancianos y camuflaje generalizado para ocultar los errores, fallos y arbitrariedades.

La mentira se ha instalado en el poder político de manera vil y antidemocrática, afectando a todos los partidos y degradando el sistema hasta niveles indignos, pero nadie miente ni ha mentido en la historia de España tanto como Pedro Sánchez. Sus mentiras son memorables y de dimensiones sorprendentes, pero nadie miente mejor que él porque las dice con rostro inocente, con una estudiada y teatral imagen de hombre bueno, casi de niño, como si él mismo se las creyera.

La sociedad española, indefensa ante el poder del Estado y víctima de un cóctel letal integrado por confusión, inflación de mensajes, relativismo moral y radicalismo, ni siquiera tiene ya capacidad de percibir el desastre moral y político que representa un sistema que renuncia a la verdad.

Pedro Sánchez, que llegó al poder mintiendo al prometer unas elecciones inmediatas que después prolongó todo lo que pudo, es el mayor mentiroso de la historia política de España, un tipo que olvida una de las primeras reglas de las democracias: "La democracia, sin verdad, es imposible y un régimen basado en la mentira siempre es un despotismo moral y cívico".

Los españoles viven engañados y carecen de la información veraz a la que tienen derecho, según las declaraciones internacionales de derechos humanos. No saben como está la economía, cuantos muertos ha producido la pandemia, como están de llenos los hospitales, qué niveles alcanza la corrupción en que se emplean los dineros públicos, que acuerdos secretos comparten los partidos, etc. Como consecuencia de la opacidad, en España se han disparado la desconfianza y la sospecha. Hasta existe una creciente creencia en que las pasadas elecciones fueron un fraude y que otro fraude, todavía más descarado, está siendo preparado por el gobierno para ganar las próximas elecciones.

El gobierno de Pedro Sánchez comenzó con una gran mentira, que marcó todo su futuro: dijo que convocaría elecciones inmediatamente, pero no lo hizo. Zapatero se convirtió en el rey de las mentiras y hasta llegó a negar que existiera una crisis que nos dejó tumbados en la lona, pero también fueron mentirosos Rajoy, que incumplió todas sus promesas electorales, Aznar, que sabía que en Irak no había armas de destrucción masiva y lo ocultó y Felipe González, que instauró la mentira en el poder político español y que fue el mentiroso que mejor disfrazaba sus mentiras de verdades.

Hoy mentimos todos, secundando el sucio ejemplo de una clase política pervertida que altera la historia y que sostiene que existe la democracia, que la justicia es igual para todos, que cualquier agresión a una mujer es por ser mujer, que un hombre es mujer si desea serlo o que el matrimonio entre personas del mismo sexo es igual que el natural.

Las mentiras ya son impunes en España porque todos callamos cuando nos mienten y no nos revolvemos como fieras contra los mentirosos. Mentimos para sentirnos importantes, para ocultar nuestras miserias y decimos que lo hacemos para que la gente sea feliz.

Un sistema corrupto tiene su principal valedor en la mentira. Se dice que los impuestos son necesarios, pero el dinero es para disfrute de los poderosos; se roba y después se dice que no se roba; se colocan a familiares y amigos con sueldos públicos, pero después se niega o se dice que eran los más capacitados; se miente con las cuentas, con las medidas y con las motivaciones y todo se oculta con la ayuda de los medios de comunicación sometidos, cuya compra con dinero público también se niega.

La mentira mueve el mundo, decía Jean-François Revel y se ha hecho fuerte en Occidente, especialmente en Europa, donde el poder del Estado no para de crecer frente a unos ciudadanos cada día más marginados e insignificantes. Pero en España se baten los records: prensa comprada, tesis plagiadas, mentiras institucionales, libros escritos por otros, curriculos falseados, dineros escondidos, decenas de miles de políticos ricos que no saben explicar sus patrimonios y argumentos del poder travestidos de bondad, cuando son pura perversión corrupta.

La regeneración que España necesita tiene que comenzar por el castigo a los mentirosos, sobre todo a los políticos que controlan el Estado a base de trampas, trucos, mentiras oficiales y engaños.

Francisco Rubiales

- -
Sábado, 3 de Octubre 2020
Artículo leído 826 veces




Comentarios:

1.Publicado por pasmao el 03/10/2020 10:07
Buenos días Don Francisco

El problema no es que lo sepamos.. el problema es que sabiéndolo sigamos (o sigan) apoyándolos y justificandólos.

Hoy tengo muy poco tiempo.

Tenga un cordial saludo

2.Publicado por vanlop el 03/10/2020 11:38

Llevo unos días dando vueltas a un artículo de portada que tiene mucho que ver con esto, pero no acabo de cuajarlo.

Se puede mentir un tiempo por necesidades puntuales, pero convertir la mentira en norma es algo que al final y por mucho lavado de cerebro a que se someta a la gente, pasa factura,

Sin embargo y dado que aquí nadie tiene vocación de permanencia y lo único que quieren es satisfacer su ego y cubriese el riñón, la mentira funciona muy bien.

Menciona el artículo como todos los inquilinos de la Moncloa han mentido. Cada uno ha tenido sus razones, pero la constante es que ninguno tuvo aspiraciones de permanencia más allá de los ocho años que se han dado ellos mismos.

Con ese horizonte se permiten mentir, porque cuando el 'pueblo' se conciencie de sus mentiras, ya habrá otro y se volverá a mentir, hasta que otra vez la gente se percate de la mentira.

Claro que el 'pueblo' no es sensible a la mentira, tal vez porque cada uno procuramos mentir cada vez que podemos y eso hace que no nos fijemos en las grandes mentiras del poder. Al fin y al cabo si cada uno de nosotros miente, la mentira deja de ser un pecado (da igual si religioso o laico) y se convierte en algo útil y de costumbre.

Desgraciadamente la mentira no es exclusiva de esta casta que nos manda, tan mal, por cierto, sino que es algo generalizado en todo el mundo. Anoche vi un poco del del debate entre Trump y Biden y aquello fue patético. En el país donde se presumía de veracidad, se ha llegado a la mentira como norma. El otro día mencioné cómo Uropa ha puesto en cargos importantes a dos personajes, que sin duda serán inocentes, pero ya mencioné que eso, estéticamente, queda feo.

Supongo que la mentira, principio de todas las corrupciones, no en vano al diablo se le llama "príncipe de la mentira", es consustancial con las civilizaciones moribundas, así que parece que esta lo está y la mentira no es más que un síntoma y una causa y cuanto mayor sea la mentira, más pronto caerá esta civilización. Así que no creo que nadie sea capaz de enderezar la cosa por las buenas y por las malas, es pan para hoy y hambre para mañana.


Pasmao

Cuando hablo del hundimiento del sistema Chino, no me refiero al país, china es "demasiado grande para quebrar" que dicen de los grandes bancos. Me refiero al régimen en sí. Hay una contradicción de falta de libertad y de esperanzas de la gente y una represión feroz, que conforme vaya aumentando el poder adquisitivo, se hará más presente.

Ayer leí que se pretende fomentar el consumo interno dado que Occidente no compra tanto. Eso implica que tendrán que subir los sueldos para que la gente pueda comprar y eso llevará a un concepto de "qué hago yo aquí en un régimen como este". Y cuando la gente empieza a hacerse preguntas y el gobierno en lugar de responderlas, las reprime, el régimen está condenado.

El franquismo no cayó al final de los sesenta, cuando la gente ya eran casi clase media, porque Franco estaba viejo y no merecía la pena montar una revolución. Pero el régimen se había agotado y se mantuvo ocho o diez años por que se pensaba que aquello no duraría y porque cada vez se vivía mejor y no había represión.

O bien China abandona la represión, en cuyo caso deja de ser comunista o con el aumento del dinero en manos de la gente, el régimen terminará cayendo. Y seguirán siendo chinos, pues aunque alguna potencia favorezca la revolución, como digo, China es demasiado grande para que de fuera se impongan.


No se menciona la guerra entre Armenia y Azerbaiyan, se ve que los medios ocnsideran que o nos interesa y seguramente tengan razón. Pero dado que Turquía y Paquistán y a la sombra, los USA apoyan a unos y Rusia a otros, la cosa se puede poner muy fea.

3.Publicado por TONY el 03/10/2020 11:56

la etica de la moral pública en España no estan exigente comoi en los paises protestantes, la moral pública del calvinismo, es escrúpulosamente exigente.

Cualquier detalle insignificante hace dimitir a sus politicos, y sobre todo el cuarto poder que es la PRENSA LIBRE, que es la encargada de flagelar la corrupción hoy la prensa en España está contolada por emporios financieros, que censuran las noiticias, hay miedo en el periodismo ante el alto indice de paro y laprecariedad laboral, lo que hacen que se tenga una AUTO-CENSURA, hoy cualquier canta-mañana de la prensa rosa se le llama periodista, lo mismo te vende un colchón, que te habla de cuernos y divorcios de famosetes, que entiende cesudamente de pólitica,el nivel moral y profesional del periodismo ha bajado muchisimo.


Y después el pueblo que le trae al pairo lo que sucede en su país, solo quiere pan y circo con estos mimbres tenemos esta mal llamada democracia, desde la Monarquia hasta la más pequeñas de las instituciones está plagada de corrupción, así que en esta ley delk silecio todos roban y todos callan

4.Publicado por pasmao el 03/10/2020 18:27
Apreciado VANLOP

Respecto a China

Olvidamos lo extremadamente nacionaistas (otros dirán patriotas) que son los chinos, éso y que además son muchos.

España con Franco pertenecía a un cultura muy diferente de la China, donde estaba instalado ya desde hace tiempo un sentimiento de inferioridad cultural respecto lo de fuera que lastraba mucho la ndependecnia del régimen. Eso, mas unas élites (las franquistas, donde incluyo de hoz y coz a el empresariado, con los vascos y catlanes a la cabeza, la iglesia y los militares) que han resultado ser cua de traición y de cobardes cómo nose ha visto en el mundo.

En China no tienen ese sentimeinto de inferioridad, de que por no ser una ¿democracia? son menos que otros. Por si fuera poco tienen unas élites y un sistema meritocrático que mal que nos pese nos dan mil vueltas; y por si fuera poco la traición está muy mal vista y el peso de la vida familiar es muy grande.

No se toleran corrientes que maparen a feminazismos varios, idem con la cosa LGTBi, de las alianzas de cibilizaciones y pandemomniums culturetas ni hablemos. Y en el cenit.. toda la cosa ekologtea, caléntóloga y demás .. se la pasan por el forro de sus caprichos.

Simplemente por eso ya están en una posición de ventaja respecto a los globalistas sorosianos y demás.

Además hay que reconocerles que no intentan infectar a terceros con esas mentiras.

Los globalistas de aquí, los Soros y demás patulea perderán (y nos llevarán con ellos a los abismos) e su lucha contra China por algo muy simple:

CONSUMEN AQUELLO CON LO QUE TRAFICAN

Todas las culturas o "civilizaciones" que han vivido de expoliar, infectando y desmoralizando a quienes habían de saquear han acado probando el veneno que usaban. Y con ello se han acado suicidando. Por que por arrogancia se consideraban inmune a ese veneno. Pero el veneno es simepre veneno.

A muy pequeña escala, y que no se ofendan, es lo que ha pasado con el tema de los gitanos y la droga. Algunas familias/clanes gitanos se etieron ya en los 70 a traficar con la heroina en la idea de que ellos eran distintos a los payos, y de que su estructura de clanes/patriarcas los blindarían frente al riego de consumir aquello con lo que traficaban. Todos sabemos cómo acabó la historia. Y acabó mal. Con el problema añadido de que estigmatizó a quienes no estaban en eso, aumentando aún mas su marginación.

Las élites globalistas trafican con un veneno del que que ellas se creen que aunque lo consuman saldrán inmunes porque se sienten superiores.

Los chinos saben que perdieron el control de su nación a principios/medioados del XIX por que sus élites se perdieron en su caida en el opio. Ahora se sienten fuertes pero no cometerán el error de sentirse superiores, eso lo dejarán para los globalistas.

Al final Rusia se aliará con China, mal que les pese. Y sumados ambos recursos de población y tierra no se quien los podrá parar.

Chinos y rusos usarán a los globalistas .. usando el propio impulso de ellos (cómo en el judo) para hacerlos caer. Sume India y demás que nos la están guerdando desde hace tiempo.

El terrible problema para España es que hemos apostado desde hace tiempo por el caballo perdedor.

Un cordial saludo

Un cordial saludo

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros