Voto en Blanco
Voto en Blanco
Voto en Blanco


Buscar en artículos:
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.

Información y Opinión

Políticos estafadores en España


Nota

Los ciudadanos, en democracia eligen a sus gobernantes no para que gobiernen, sino para que solucionen los problemas y trabajen para el bien común. Pero en España ocurre justo lo contrario: los políticos no son elegidos por el pueblo porque son los partidos los que elaboran las listas electorales y, por otra parte, una vez designados por el voto, rara vez solucionan los problemas existentes y sus principales esfuerzos se orientan a conservar el poder y fortalecer el partido al que pertenecen, contraviniendo el principio universal de que los ciudadanos, en democracia, tienen derecho no sólo a ser bien gobernados, sino a sentir también satisfacción ante las acciones del gobierno.

Los políticos han estafado a los españoles durante las últimas décadas. Lo han hecho gobernando mal, incumpliendo sus promesas, cobrando impuestos abusivos, mintiendo y violando reiteradamente la Constitución y la democracia, pero de todas las estafas políticas padecidas por el pueblo, la de la representación es la mayor de todas.

Los que elegimos en las urnas como representantes no representan realmente a los ciudadanos sino a sus propios partidos y a los líderes que les designan para que formen parte de las listas. Sólo rinden cuentas a sus propios partidos y ni siquiera conocen a los ciudadanos y ciudades a las que dicen representar.

Sin representación, no hay democracia y la democracia española no existe porque carece de piezas fundamentales y porque ignora o devalúa la lucha por el bien común.
---



Políticos estafadores en España
Una de las claves del fracaso de la política española está en que los políticos interpretan de forma antidemocrática y torticera el concepto de "representación". Hay dos aberraciones terribles en la manera como la política española interpreta y ejerce la representación: la primera es que los representantes elegidos solo dependen de las élites de sus respectivos partidos, nunca del ciudadano, al que desconocen y cuyos intereses rara vez defienden; la segunda es que ejercen la política como déspotas, como si hubieran recibido de los ciudadanos, al ser elegidos, un cheque en blanco, una especie de patente de corso que les permite todo, cuando la realidad, en democracia, es que solo han recibido el mandato de gobernar y solucionar los problemas que afectan a los ciudadanos y a la nación.

Los últimos gobiernos de España se comportaron como dictadura camufladas de partidos políticos que, tras ganar las elecciones y gobernar, no sólo no han logrado solucionar los grandes problemas de la ciudadanía, sino que los han empeorado, además de crear, con su ineptitud y mal gobierno, otros nuevos, lo que significa, en términos democráticos, una violación clara del mandato popular, todo un fracaso político de grandes proporciones que, además, puede interpretarse como una estafa, ya que no han cumplido lo que prometieron a los ciudadanos durante la campaña electoral y lo que es lícito esperar de los que gobiernan en democracia.

Ese enorme fracaso de la política y esa estafa a la ciudadanía permanecen impunes porque los administradores no asumen su fracaso y han creado un sistema injusto y arbitrario que les permite mantenerse en el poder y seguir gozando de sus muchos privilegios a pesar de gobernar mal, fracasar e incumplir sus compromisos con la ciudadanía. En una democracia auténtica, los fracasados deberían dimitir o ser expulsados de lo público, pero en España eso no funciona y los fracasados y corruptos consiguen atrincherarse en el poder.

Los políticos afirman que tienen un "mandato" del pueblo para gobernar, recibido en las urnas al ser elegidos, que deben cumplir, pero así no funciona la democracia. Lo que los políticos reciben en las urnas es el mandato provisional de gobernar bien, con eficacia y decencia. Si no lo hacen, si incumplen sus promesas electorales y si gobiernan de manera corrupta y perjudicial para la nación, pierden la confianza y el favor popular, quedando obligados a dimitir y, si no lo hacen, merecen ser expulsados del poder, aunque hayan sido elegidos en las urnas.

El fracaso de los políticos españoles es aterrador y el balance que ofrecen a la ciudadanía después de cuatro décadas de falsa democracia, desde la muerte del general Franco, es sobrecogedor: han destruido los valores, empobrecido el país, llenado la sociedad de desempleados y nuevos pobres, prostituido la democracia, construido un Estado obeso e incosteable, con cientos de miles de políticos (más que Alemania, Francia e Inglaterra juntos) viviendo de la política, han destrozado el prestigio de España en el mundo, han sembrado el país de tristeza y desesperación, han logrado que los ciudadanos odien a los políticos y han hecho de España una potencia mundial en casi todo lo sucio y deleznable: prostitución, blanqueo de dinero, tráfico y consumo de drogas, captación de dinero sucio, baja calidad de la enseñanza, desempleo, avance de la pobreza, fracaso escolar, delitos, inmigración sin integración, corrupción, abuso de poder, urbanismo salvaje y otras muchas fechorías y canalladas, todas ellas protagonizadas por una de las clases políticas más ineptas y degradadas del planeta.

Francisco Rubiales

- -
Sábado, 27 de Enero 2018
Artículo leído 801 veces




Comentarios:

1.Publicado por Laxeiro el 27/01/2018 09:21
"Una de las claves del fracaso de la política española está en que los políticos interpretan . . el concepto de "representación". Hay dos aberraciones terribles . . la primera es que los representantes elegidos solo dependen de las élites de sus respectivos partidos, nunca del ciudadano, al que desconocen y cuyos intereses rara vez defienden. . " :
ES CIERTO, se deben al partido que es su empresa. Eso no quita para que defendamos que España, SÍ, es una democracia, que no funciona como tenía que ser por lo que describimos anteriormente.

2.Publicado por vanlop el 27/01/2018 10:28

Dice al principio: "Los ciudadanos, en democracia eligen a sus gobernantes no para que gobiernen, sino para que solucionen los problemas y trabajen para el bien común." Más adelante asocia al gobierno con la resolución de los problemas.

Creo que eso es gobernar: solucionar los problemas y luchar por el bien común. Y si eso no se cumple, los cargos elegidos no gobiernan, mandan y en nuestro caso, ni son elegidos por los ciudadanos sino por los partidos y además mandan mal.

El resto del artículo está muy claro y no cabe el comentario.

Desgraciadamente, los políticos que tenemos no son como los de la Inglaterra victoriana, por mucho que se cambien tenemos lo mismo, sería el equivalente a poner pañales sucios.

Pero incluso cuando llega al poder alguna persona honrada, piensa que la forma de gobernar es esa y si tiene alguna duda, sus compañeros y sus jefes, pronto le dicen como tiene que hacerlo, para mandar mucho y solucionar los problemas de la casta.

Esto ya está tan corrompido que no existe solución dentro del sistema, hay que buscarla fuera. Pero eso es como la cuadratura del círculo. Se trata de poner gobernantes elegidos por los ciudadanos y que la casta se vaya. Y el primer inconveniente es que la casta no quiere irse por las buenas y si los echamos por las malas, lo único que haríamos sería cambiar de tirano.

Y por último insistir y recordar que cuando no se cumplen todas y cada de las condiciones de la democracia, lo que hay es una tiranía, más o menos suave o más o menos dura, pero. tiranía. ¿que las condiciones para la democracia son muy exigentes? Cierto, nadie dijo que la democracia fuera fácil. Bueno, lo dijeron los de la casta, pero ya sabemos lo que querían.

3.Publicado por javierito el 27/01/2018 12:16
Parte Vd de un error mayúsculo, el de que en España se elige a los políticos. Eso jamás ha sucedido en nuestro país en toda la historia. Aquí se votan listas de partido, los ciudadanos no eligen a nadie. Aquí el ÚNICO que elige de verdad es el respectivo capitoste de partido, los componentes de SU lista y el orden en el que irán. Lo tontos, ingenuos o indocumentados que votan alguna de esas listas lo único que hacen es ratificar con su voto lo que ya ha elegido el oligarca del partido estatal. Sí, todos son partidos estatales, ya que como querían Hitler y Mussolini, todos están dentro del estado, formando parte del estado, fundiéndose y confundiéndose con el estado. Esta es nuestra tragedia.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER

Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros