Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos



Información y Opinión

Maldito seas, Pedro Sánchez


Nota

Es tanta la indignación y el rechazo que me producen los malvados que propagan el mal y causan daño gratuito que he decidido maldecir por primera vez en mi vida a una persona, a Pedro Sánchez.

Jamás hasta hoy me había atrevido a lanzar una maldición contra nadie. Sé que mi religión cristiana prohíbe desear el mal al prójimo, pero mi maldición no te desea mal alguno sino únicamente Justicia, que pagues por todo lo que has hecho. La mía más que una maldición en toda regla es una condena rotunda a lo que haces y a lo que representas: una forma de gobernar promotora del mal, el dolor, el retroceso, la envidia, el odio y otros muchos males y vicios que están empujando a España y a los españoles hacia el fracaso y el dolor.

Maldito seas, Pedro, por todo el mal que estás causando, por engañarnos, asustarnos, por tu amistad con corruptos y canallas, por tu ayuda a los que nos odian y quieren romper España, por tus mentiras y abusos de poder y por conducir a España hasta el borde del precipicio, generando miedo, inseguridad y congoja a millones de ciudadanos, por lo general indefensos, que no tienen otra opción ante los monstruos que esconderse y rezar.
---



Gesto duro de Trump. La "maldición" del imperio puede que ya la tenga
Gesto duro de Trump. La "maldición" del imperio puede que ya la tenga
No quiero que te mueras, ni que te quedes inválido, ni que pierdas la escasa razón que te queda. Mi maldición no te desea mal alguno sino justicia, sólo que pagues por todo lo que estás haciendo.

Maldito seas por la incertidumbre que generas, por la inseguridad que introduces en España, por los daños que tu política causa en la convivencia y en la paz, por inundar nuestras calles de delincuentes, por destinar nuestro dinero a lo que los ciudadanos no desean, por tu amistad con los que odian a España, por abandonar a su suerte a los mejores catalanes, por anteponer tus intereses al bien común, por conducir al socialismo hacia la depredación, por asesinar la ilusión y la esperanza, por haberte convertido en un peligro para España y por hacer que millones de españoles empecemos a dudar de la democracia y odiemos la política y a los políticos.

Cobras impuestos abusivos, despilfarras, eres arbitrario, no tienes misericordia, estás obsesionado por el poder, te rodeas de personas a las que empeoras, engañas a todo el que te escucha, te contradices, incumples lo que prometes, maniobras en la oscuridad, has convertido la verdad en un lujo, eres falso, fatuo y presumido, te crees más inteligente que el resto y te exhibes sin pudor, a pesar de que eres cualquier cosa menos un ejemplo. Compras voluntades, perviertes todo lo que tocas, domesticas medios de comunicación a cambio del dinero público, negocias en la trastienda y haces concesiones inconfesables, eres opaco, agredes la democracia, empujas el vicio, asesinas los valores y ensalzas y elevas a los malvados, mientras aplastas la bondad y el bien común.

Contigo toman cuerpo la mentira, la traición y el abuso de poder, mientras conviertes el liderazgo en un peligro mortal y promueves vicios y bajezas. Mira a tu alrededor y contemplarás a una España cada día más débil y menos respetada en el mundo, asustada, avergonzada de ti y de los tuyos, con miedo al futuro, impotente para acabar contigo y con los males que portas.

Soy consciente de que no son estos días propicios para maldiciones, sino para el amor de la Navidad y la apuesta por el bien, pero hay veces (y ésta es una) en la que el bien solo se abre camino cuando se lucha contra el mal y se elimina la vileza.

La mía no es la "maldición de los muertos", como la que te lanzó la familia de Franco cuando lo desenterraste; la mía es la "maldición de los vivos", la que lanzamos los que odiamos el mal gratuito, idéntica a la que los pueblos han lanzado en el pasado sobre las brujas y los monstruos que propagaban el mal.

España es una nación hermosa que merece ser gobernada con bondad y acierto y que no merece tener en el timón una alimaña. Es cierto que te han votado, pero no es menos cierto que los malos políticos y los malvados que se atrincheran en el Estado lleváis décadas impulsando la incultura, adoctrinando en el mal, promoviendo la envidia y el odio, desuniendo, sembrando la revancha y envileciendo al pueblo para que a la hora de votar vote a personas como tú, una especie política que no tendría futuro ni oportunidad alguna en otros pueblos y naciones menos dañadas y maltrechas que la pobre España, a la que habéis convertido en una pocilga de corrupción y abuso.

Sólo quiero que mi maldición te haga cambiar, pero si te niegas a rectificar y a amar a España en lugar de odiarla y a luchar por el bien en lugar de propagar el mal, te deseo que seas incompatible con la política y que el cielo te inhabilite para gobernar, ya que no lo hace la Justicia española, también manipulada y poco edificante.

Francisco Rubiales



- -
Lunes, 23 de Diciembre 2019
Artículo leído 985 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 23/12/2019 08:45

Como dice, una maldición es algo muy fuerte, pero sin duda un deseo que se haga justicia con él y con toda la cuadrilla que lo sostiene sí que es un deseo razonable y hasta bueno, en cualquier época del año, porque la justicia debe imperar en todo momento y las personas debemos buscarla activamente.

Se nos llena la boca de tolerancia, solidaridad y demás palabras políticamente correctas, cuando lo que debe movernos es el sentido de la justicia. La justicia es dar a cada uno lo que le corresponde según sus actos y especialmente a los malvados el castigo proporcional al daño que hacen.

Y el daño que hace un dirigente es tanto mayor cuanto mayor es su poder. Se trata de millones de personas que viven con zozobra gracias a las decisiones de los que mandan, personas a las que se les acorta la vida debido al estrés que sufren por las decisiones de esta gentuza. Se trata de la mala vida que tienen tantos por culpa de los robos a que nos someten con sus impuestos desmesurados. Pero eso ni las leyes lo valoran ni la casta lo menciona ni lo acepta.

Los gobernantes, no los mangantes, son los que asumen que cada decisión que toman produce dolor en alguien y por tanto cuidan mucho las decisiones para producir el menor daño posible. El daño es inevitable, porque cuando se beneficia a muchos es imposible no perjudicar a algunos, de lo que se trata es que los perjudicados sean los menos y tratar de compensarlos de alguna manera.

La casta, lo que hace es lo contrario, beneficiar a unos pocos, ellos y perjudicar a muchos. No es que quieran perjudicar a nadie especialmente, entre otras cosas porque no es bueno matar a la gallina, es que ni siquiera se paran a pensar si producen daño. Es la actitud típica del psicópata. Es el egoísmo puro y absoluto. Pero es más, para conseguir estos fines malvados, no dudaron en corromper a la sociedad. Y ahora tenemos una sociedad corrompida que hace lo que ellos quieren.

El caso del Sr Sánchez es de libro de psiquiatría, es clarísimo, sin embargo la enfermedad mental que tiene no le impide distinguir el bien del mal, que es la condición legal para juzgar a una persona y por tanto no sólo debería ser juzgado sino que él es consciente del mal que hace, sin embargo al no tener ningún freno, se siente por encima del bien y del mal y hace su voluntad que convierte en ley obligatoria.

Aunque han existido muchos así en la Historia, realmente hay que buscar mucho para encontrar ejemplares de este tipo, porque hasta los tiranos más sanguinarios tenían algún tipo de freno que les impedía desarrollar toda su maldad. Este, el único freno que tiene es que manda en un país empobrecido y sin capacidad de hacer daño a sus vecinos, al menso daño físico, que daño a largo plazo siempre hace.

Se comporta como los tiranos, sólo que los tiempos no están para ir cortando cabezas, pero las corta de forma simbólica y con daño no menor, pues a veces perder la vida es más piadoso que sufrir al tirano.

Por supuesto gentes así alcanzan el poder en sociedades degradadas, sociedades que han perdido el concepto del bien y del mal, sociedades psicópatas, si ese termino se puede aplicar a una sociedad.

Todas las sociedades se corrompen, es algo natural. Las sociedades, como las familias, comienzan trabajando mucho y pasando privaciones, eso les conduce a mejorar hasta que alcanzan una riqueza que les hace pensar que es hora de gastar lo ganado, entonces la familia se lanza al despilfarro y la sociedad igual y se cae en todos los vicios. Al fin y al cabo los vicios son los que producen placer. El resultado final es la ruina, de la familia y de la sociedad. En el caso de las familias lo que ocurre es que acaban viviendo en la calle y en el de las sociedades, que son invadidas por gentes que quieren prosperar.

Sin embargo este desarrollo natural no se ha producido en España, al menos no en tanta extensión ni con tanta intensidad. Ha sido una evolución forzada. La casta ha manipulado la sociedad para envilecerla y que sus miserias, las de la casta, pasen desapercibidas.

Leí hace unos días que un dirigente socialista se había embolsado de los EREs como 65 millones. No se mencionó que fuera para le partido o para el sindicato o para la sociedad de amigos de lo ajeno, simplemente el tipo se los llevó a su casa o al menos eso daba a entender la noticia. Nadie en Andalucía, ni en España, porque esto no es cosa exclusiva de Andalucía, levantó una voz indignada, se aceptó como cosa natural.

¿Acaso la sociedad está tan envilecida que considera que el tipo ese es un ejemplo a seguir y lo que produce es envidia? ¿O acaso estamos tan embrutecidos que ni siquiera somos capaces de reaccionar ante semejante robo?

Una de las cosas que nos han inculcado es el de la culpa difusa. Todos somos culpables de algo, no se sabe bien de qué, pero cuando un tipo como el doctor hace de las suyas, todos tenemos parte de culpa. Y eso es una falacia. Es la manipulación que pone la casta para hacer las cosas con impunidad. El que roba es un ladrón y los demos no tenemos ninguna culpa, no somos culpables de lo que haga un tipo que engañó a una parte de la sociedad. Lo que pasa es que si te engañan dos veces, eres culpable de ser tonto.

Pero no quiero terminar sin recordar que estamos hablando de un personaje funesto y que todo lo que se diga de él es poco y que se merece lo peor, pero sobre todo una buena justicia. Sin embargo, no podemos olvidar que está rodeado de gentes que lo han puesto ahí y que son tan culpables como él, porque tras cuarenta años de miserias, ya no quedan inocentes. Y lo peor de todo es que han envilecido a la sociedad, que ya es incapaz de distinguir el bien del mal y ese es el peor pecado de la casta.

Iluminado

Eso que dijeron en VF2 demuestra un desconocimiento total de las cosas y como en Francia la cosa será igual que aquí, lo que dijeron fue con intención de no se sabe bien qué, pero desde luego mintieron intencionadamente.

El dinero entra en Hacienda y se junta todo y de eso se reparte a los distintos departamentos. Decir que el dinero obtenido de algún sitio va a determinadas cosas es no saber nada. Lo que śi se puede decir es que el dinero de la lotería supone el equivalente a tal porcentaje del gasto de sanidad, por ejemplo.

2.Publicado por Julia el 23/12/2019 10:19
Pues a ese bello tipejo es el que quieren de Presi del Gobierno de España lo más ruín de los políticos que hayan logrado alcanzar las instituciones. Hoy me he enterado del sueldo que van a cobrar los dos nuevos fujitivos del Parlamento Eutopeo. Creo que han dicho unos 8000 euros más las dietas. Señores, ¿esto es podible?.....pues parece ser que sí si nadie lo remedia, pues...como se ríen todos los días.

3.Publicado por TONY el 23/12/2019 15:16

Malditos sean los que les dieron los privilegiois a los nazioinalkistas PPSOE y la llave de España a los que la quieren destruir

4.Publicado por mentalmente el 23/12/2019 23:25
Buenas Don Francisco,

Creo que si desapareciera Pedro Sánchez, se pondría a otro personaje distinto que haría cosas parecidas. Las mismas clase de cosas que quieren que hagan quienes les ponen ahí en el poder.

Entre esas personas están también los ciudadanos españoles que lo han votado. Aquí habría que pararse un momento y reflexionar. Aunque yo tengo serias sospechas de que en los dos últimos procesos electorales ha habido un nuevo tipo de fraude a favor del PSOE.

Pero sin embargo, lo que está claro es que con o sin fraude, hay millones de ciudadanos españoles apoyando a Pedro Sánchez, la incógnita sigue ahí.

Por algo lo han hecho, y todavía no he visto a nadie investigar el asunto con seriedad. Quería centrarme en ese tema.

Casi nunca se pregunta a los ciudadanos el porqué de su decisión de voto o se desprecia esta cuestión. Esto es un síntoma claro de algo. No sabría bien explicar qué es ese algo. A alguien, o mejor dicho, a nadie parece importarle la democracia.

Hay connivencia entre la ciudadanía que se queja de la falta de democracia y el poder que pervierte esta democracia haciendo que sea demagogia. Se respira en el aire, que es como si nadie realmente quisiera que hubiera democracia de verdad.

Pero si parece necesario hablar de ella constantemente, tanto desde el poder, como de la ciudadanía cada vez que se queja por alguna cosa. Es como si fuera una especie de palabra y concepto fetichista, al que se le otorga una especie de poder mágico solo por mencionarla. Pero que nunca se desea actuar realmente en pro de la misma.

Con este ambiente, nadie debería tener esperanzas, porque este ambiente que hay en la cultura humana, y no solo de España, en el resto del mundo ocurre lo mismo. Está abocando todo a un desastre forzoso.

Si las personas que habitamos España no mejoramos como personas, nunca va a mejorar el gobierno de España, y seguirá siendo una decepción cada vez mayor.

Y mayor cada vez porque no se puede mantener estática la mediocridad, insta a superar una barrera para mejorar, o ser pulverizado por no servir para nada.

Si las personas del mundo no mejoramos, y de manera masiva, nunca habrá un mundo mejor. Solo es una fantasía pretender que eso se pueda conseguir porque haya estudiosos, políticos, estructuras, mecanismos y tecnologías que lo consigan.

Saludos.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros