Voto en Blanco
Voto en Blanco
Voto en Blanco


Buscar en artículos:
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.

Información y Opinión

Los partidos políticos españoles son globos hinchados y escuelas de antidemocracia


Nota

Las actuales primarias del Partido Popular, en las que ganan Soraya Saénz de Santamaría y Pablo Casado, están demostrando que los partidos políticos españoles son formaciones ridículas y escasamente representativas, en las que 50.000 votantes pueden elegir a quien probablemente llegará a ser presidente del gobierno de España.

Millones de españoles, hastiados e indignados ante el comportamiento de los políticos y de sus partidos, piensan ya que los partidos son el verdadero origen de todos los males de la nación.

Los partidos políticos españoles se han degradado tanto que pierden militantes a diario y se han transformado en formaciones escasamente representativas. El PP se vanagloriaba de tener más de 800.000 afiliados, pero al final, los verdaderos afiliados, aquellos que pagan sus cuotas y asisten a los actos, apenas son 66.000. En el PSOE ocurre otro tanto, mientras que la calidad de la militancia también desciende peligrosamente y la mayoría de los que llegan lo hacen más para medrar, conseguir privilegios y riqueza y hacer carrera en la política que para servir a los ciudadanos.

La situación interna de los partidos españoles es preocupante, no sólo por la gran concentración de corruptos, sino, sobre todo, por la baja catadura moral reinante y por el ambiente antidemocrático, vertical y autoritario que rige en esas agrupaciones, convertidas en escuelas de la que salen demasiados mediocres, miserables y sinvergüenzas.
---



En realidad, los verdaderos partidos políticos no existen en España. Los que hay sólo son contubernios de ambiciosos y mediocres en busca de botín. Los teóricos 800.000 afiliados del PP no aparecen y al final han sido poco más de 50.000 militantes los que están eligiendo a quien va a presidir el partido, que también será, probablemente, candidato y tal vez presidente del gobierno de España. El hecho de que unos pocos militantes, en su mayoría contaminados y todos ellos agradecidos al partido porque les da dinero y poder, sean los que elijan al que será, probablemente, presidente de los españoles es una clara aberración que demuestra la escasa calidad del sistema y la perversión de las estructuras democráticas españolas.

Desde Aristóteles hasta Darwin y Spencer, ningún pensador político, filósofo o estudioso había imaginado que una sociedad pudiera ser liderada por mediocres. La historia de la Humanidad, claramente explicada por Darwin, refleja el triunfo de los más fuertes y mejores sobre los peores y los mas débiles. Desde los tiempos antiguos, los mas fuertes alcanzaban el poder y ejercían un liderazgo sustentado por la fuerza o la inteligencia superior. Sin embargo, todo cambió cuando se fundaron los partidos políticos y los mediocres descubrieron que, unidos y organizados, podían imponerse a los más fuertes e inteligentes, casi siempre divididos y desorganizados. A partir de entonces, el mundo, dominado por una panda de mediocres organizados en partidos políticos, está revuelto, es más inepto, injusto y depravado y muchas veces involuciona en lugar de evolucionar. Es la consecuencia directa del triunfo de la mediocridad, que ha tomado el poder y creado un imperio político donde los mediocres controlan la historia con la ayuda de torpes, imbéciles y malvados.

La mediocridad es la gran herejía de nuestra época. Los mediocres se han apoderado del mundo y lo han cambiado todo, desde la política a la religión, sin olvidar los valores, las costumbres y las leyes. Todo está dominado por esa plaga, la peor y mas dañina de todos los tiempos.

“Los orígenes de los actuales partidos políticos se remontan a la Roma republicana. Entonces se denominaban “factio” y los autores lo describían como un grupo político perturbador y nocivo destinado a “facere” (hacer) “actos siniestros”. La palabra “partido” proviene también del término latino “partire”, que significa “dividir”, pero este término no adquiere significación en la política hasta el siglo XVII, aunque entonces su significado se acercaba más al concepto de “secta”. Refiriéndose a los partidos, Maquiavelo decía que esas “partes” llevan a la ciudad hasta su “ruina”. Montesquieu, en “El espíritu de las leyes”, condena lo que representan las “facciones”, por entonces todavía escasamente diferenciadas de los “partidos”. Bolinbroke afirma que “los partidos son un mal político y las facciones son los peores de todos los partidos” y “los partidos dividen a un pueblo por principios”. David Hume es todavía más duro en su juicio: “las facciones subvierten el gobierno, dejan impotentes a las leyes y engendran las mas feroces animadversidades entre los hombres de la misma nación”. Pero Hume ya utiliza el término “partido” cuando dice que “los partidos raras veces se encuentran puros, sin adulterar” y “los partidos basados en principios, especialmente en principios abstractos y especulativos, sólo se conocen en los tiempos modernos y quizá sean el fenómeno más extraordinario e inexplicable que se haya dado hasta ahora en los asuntos humanos”.

La imagen de los partidos ni siquiera mejora durante la Revolución Francesa, cuyos líderes, siempre enfrentados y en lucha fratricida, fueron unánimes al condenar a los partidos políticos, hasta el punto de que la principal acusación que se “escupían” unos a otros era de la “chef de partí” (jefe de partido), un “delito” que, en aquellos tiempos, algunos pagaron con la cabeza guillotinada. Dantón advertía: “Si nos exasperamos los unos contra los otros acabaremos formando partidos, cuando no necesitamos más que uno, el de la razón”. El juicio de Saint Just es durísimo: “Todo partido es criminal” y “Al dividir a un pueblo, las facciones sustituyen a la libertad por la furia del partidismo”. En general, para los patriotas franceses, los partidos y facciones eran considerados como una conspiración contra la nación.

Los padres fundadores de la nación americana, la primera creada bajo los más exigentes cánones de la libertad y los derechos de la época, no tienen mejor concepto del partido político. Madison consideraba a las facciones “contraria a los derechos de otros ciudadanos o de los intereses permanentes y agregados de la comunidad”, mientras que George Washington, en su “Discurso de Adios” de 1796, afirma: “La libertad... es de hecho poco más que un nombre cuando el gobierno es demasiado débil para soportar los embates de las facciones... Permitidme... advertiros del modo más solemne en contra de los efectos nocivos del espíritu del partido”. El criterio de Thomas Jefferson se parece al de Bolingbroke y considera al partido como una “amenaza” para los “principios republicanos”.

Francisco Rubiales


- -
Lunes, 9 de Julio 2018
Artículo leído 2722 veces




Comentarios:

1.Publicado por pasmao el 09/07/2018 11:15
Apreciado Don Francisco

Sigue usted convencido de que nos mandan mediocres, y por desgracia no es así, nos mandan malos, muy malos. Hasta diabólicos, y si alguien le pica que se rasque.

Lo que pasa es que los que nos mandan no son ni los partidos, ni los políticos, ni nadie de de los que aparece en los medios en el día a día.

¿Se cree usted que el PP con esos 60.000 paniaguados (en su mayoría) que luchan como locos por su cargo, que es suyo y solo suyo, y por su cargo matan, cómo decía la famosa esa; manda?.

Lo mismo el resto.

Es un puro tranpantojo, lo que pasa es que cada vez se ven mas los hilos del muñeco y el personal no se cree la función; y los que mandan de verdad están preocupados.

¿Cuando se presente el PP a las próximas eleccines a que PP van a decir que votemos, al de los 800.000 militantes o al de 60.000? ..

Y ya dentro de lo lamentable, el caso del PP andaluz es de lo lamentable lo más, y eso es mucha "lamentabilidad". Que en lugar donde se parieron las Cortes de Cádiz tengamos el PP de Moreno Bonilla decidiendo compromosirarios es todo un sintóma de que votar al PP allí es mas que tirar el voto.. Lo mal que lo debe de estar pasando usted viendo como sus paisanos de buena voluntad están cómo están con semejantes próceres especilaistas en protocolo y poco mas. Lo siento por usted y por ellos.

Lo que nunca me imaginé es que el PP andaluz acabara cómo el de Vascongadas o Cataluña, y ahí va expedito.

Un muy cordial saludo

2.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 09/07/2018 11:16
"... los mas fuertes alcanzaban el poder y ejercían un liderazgo sustentado por la fuerza o la inteligencia superior."

Y en realidad así es ahora también con los partidos políticos, lo que ocurre es que ahora para ser mas fuerte o más listo no es necesario usar la violencia física, sino la violencia psicosocial que es la que pienso que usan los políticos. Ellos procuran mover la voluntad de la mayoría hacia sus intereses. Y si encima el sistema de partidos (partitocracia) les favorece pues tienen ya el campo abonado para sus propósitos.

Es lo que hay que evitar, que el sistema favorezca la partitocracia. El Artículo 6 de la Constitución de 1978 es la causa , al considerar a "Los partidos políticos expresan el pluralismo político, concurren a la formación y manifestación de la voluntad popular y son instrumento fundamental para la participación política.". Esta disposición da absoluto poder a los partidos políticos, al considerarlos como que "representan" la voluntad popular cuando se ha visto que a larga es mentira, únicamente representan la voluntad de los políticos que hay en ellos, e incluso se ha visto que muchas veces ni eso.

No se si otro sistema sería mejor, pero se ve que la partitocracia no es la panacea.

3.Publicado por Anro Libertché el 09/07/2018 12:32
LA POLITICA COMO CIENCIA, AL SERVICIO DE LOS CIUDADANOS.

Quiero que la prudencia me haga ser comedido, ni por asomo quisiera caer en utopías irrealizables, o en inconsistentes alegorías, y ficciones producto de la fantasía, la imaginación, o falacias vacuas sin caer en las demagogias baratas y tergiversaciones. O en críticas políticas sin bases ni fundamentos que se sostengan, pretendiendo confundir a nuestros lectores, amigos y tertulianos y a la opinión pública.

No mentimos ni exageramos, nos quedamos muy cortitos en nuestras críticas políticas para lo que se merece nuestra clase política dirigente, y todo ello, porque antes que nada, nos consideramos y tenemos voluntad para ser libres pensantes, e independientes de toda ideología o siglas políticas. Nadie nos paga, ni nadie nos subvencionan y mucho menos nos dejamos influenciar, por noticias, informaciones, o embaucadores de los políticamente correcto, o por intereses espurios.Somos respetuosos con todas las ideas, creencias y opiniones políticas, aunque a veces no las podamos compartir ni asumir.

La grandeza de la democracia se basa en el respeto mutuo, la libertad y tolerancia, y nunca por la fuerza, ni la imposición o los embaucamientos para sostener en modo alguno, la convivencia en paz. La búsqueda de la verdad, debe ser el mejor espíritu y referente de todo buen demócrata.

Por lo tanto antes que ser de izquierda, derecha o centro, hay que intentar y poner voluntad para ser demócrata, con objetivos y finalidades de hacer un mundo mejor, donde las libertades, la democracia, la Justicia, derechos obligaciones y deberes, sean valores recíprocos y convergentes en las relaciones humanas y en las sociedades y tiempos que nos ha tocado vivir, en la esperanza de ir superando obstáculos, para dejar a nuestros descendientes, un planeta más habitable de convivencia pacífica digno de nuestra especie.

Desde la revolución francesa, pasamos de ser súbditos y plebeyos a ser ciudadanos de plenos derechos en libertad. La democracia sigue siendo hasta hoy, el menos malo de los sistemas políticos, mientras todos los ciudadanos seamos conscientes y responsables para mantenerla, desde las mejores voluntades y predisposiciones que redunden en las mayorías incluidos los respetos a las minorías.

La decencia y dignidad de vivir sencillamente para que otros puedan vivir con sencillez, son sagrados valores y virtudes de la cultura cristianas que a todas luces ha venido perdiendo sus esencias más fundamentales.

Hemos creado una sociedad de méritos, sacrificios y esfuerzos, pero sin embargo, hemos olvidado a los que nacieron sin talentos, torpes, débiles incapacitados y desfavorecidos. La sabiduría y el conocimiento no debe ser aprovechado, por quienes los ostentan para castigar y condenar más aún, a los ignorantes, pobres e indefensos, sin ninguna posibilidad y/u otras oportunidades. Sino de ponerla al servicio de la humanidad, para seguir construyendo un mundo mejor mucho más fraterno y solidario.

Es paradójico y sorprendente observar, los abusos y atropellos, de quienes ostentando poderes económicos y políticos y presumiendo de ello, sean incapaces por egoísmo y maldad, o pusilanimidad, compartir con sus semejantes, sus dotes, valores capacidades y materialismos, en definitiva compartir los ideales y valores de la solidaridad, comprensión, bondad y generosidad humana.

Seguimos creyendo que la ostentación de poderes y riquezas, son méritos individuales, conseguidos con esfuerzos y sacrificios. Y posiblemente sea verdad, a niveles, según contextos, ubicaciones y circunstancias. Pero también es cierto, que existen ricos porque existen demasiados pobres. No estamos en contra de que existan riquezas, agraciados y poderosos, de lo que estamos en contra es que existan muchos más parias, pobres, y desfavorecidos abandonados a su suerte, o al albur de la providencia.

Nuestros dirigentes de unos u otros signos, en sus ambiciones osadías y descaros, por conseguir poderes y riquezas, han ignorado y emponzoñado con vil desprecio, que la humanidad se construye desde la solidaridad con leyes justas y ecuánimes en derecho, pero también con más libertad, y respeto, mejor democracia y convivencia en paz.

Es inconcebible tantas aberrantes desigualdades, como es inadmisibles tantos y crueles egoísmos materialistas, a pesar de nuestra evolución en los tiempos como especie racional pensante. Y mientras no seamos capaces de superar egoísmos y conquistar, más justicia, más libertad, más igualdad y fraternidad, seguiremos fracasando como condición humana, socavando nuestra propia exterminación y extinción, en el inmenso e infinito universo en el cual cabemos todos, posibilitando la imperiosa necesidad de ir avanzando en su descubrimiento, en pos por conseguir lo mejor de nosotros mismos.

Somos conscientes, que soñar con cosas imposibles se llama utopía; luchar por objetivos no sólo alcanzables, sino imprescindibles para la supervivencia en paz, felicidad y prosperidad de nuestra nación, se llama realismo. Sería erróneo suponer que tal objetivo obedecería simplemente a motivaciones ideológicas. Se trata de algo que va más allá de nobles y muy justificables sentimientos de justicia y profundos deseos de que todos los ciudadanos españoles, puedan alcanzar una vida digna y libre; se trata de nuestra supervivencia como pueblo y el reconocimiento que merecen todos nuestros compatriotas.

Nada ni nadie, podrán impedirnos nuestros derechos a la prosperidad y felicidad individual y colectiva. El Estado y la nación, somos todos los ciudadanos sin exclusión, como únicos, y exclusivos dueños de nuestro presente y devenir. De ninguna manera ni en modo alguno, podemos seguir permitiendo, que oligarquías, partidos, grupos, clanes, y poderes con intereses materialistas de todo tipo, incluido el mediático, puedan seguir manipulandonos, con ideas caducas y caprichos leguleyos, a sus antojos, o con leyes y normas, que subyugan pisotean y someten al Derecho Natural Positivo, como formas de dominio para imponer unilateralmente las directrices que más les convienen a sus intereses privados y públicos.

La ausencia del mejor filantropismo ha venido constituyendo en las últimas décadas, retrocesos que afectan y atentan, a los más puros y nobles sentimientos del género humano. Somos por encima de cualquier consideración, personas y ciudadanos decentes, con libre albedrío para pensar y reflexionar, que ningún poder es elegido, si no es por la voluntad libre y mayoritaria de todos los ciudadanos.

Un saludo a tod@s.

4.Publicado por vanlop el 09/07/2018 13:14


Supongo que todos estamos de acuerdo sobre el término mediocre, que en la práctica significa, malo de solemnidad. Y al parecer no existen buenos, porque sólo son buenos los que no tienen el mínimo poder. Hace poco procesaron a varios de ciudadanos, y unos días después al ayuntamiento de Zaragoza en pleno, en la parte podemita, que es la primera vez que se da el procesamiento de todos los elegidos de un partido. Vamos progresando.

Creo que el personal tiene claro que los partidos sólo sirven para robar y como se ha dicho aquí muchas veces, ninguna organización del tipo que sea tiene tanto porcentaje de sus miembros procesados y condenados y por tanto podemos afirmar que los partidos son asociaciones de delincuentes.

El problema es conseguir contrarrestar los votos del pesebre y contrarrestar la manipulación del ordenador. Y esto no es fácil.

La primera consistiría en votar a otros, pero el sistema está tan bien montado que es prácticamente imposible que salgan otros. Y si salen, ya salen infiltrados de origen. Porque estos serán mediocres o malos, pero no son tontos y saben donde tienen que actuar.

Y la segunda también es muy difícil, pues consistiría en hacer fotos de todas las actas y publicarlas, quedaría patente la manipulación. ¿Pero como se organiza un grupo de ciudadanos para hacerlo?

Estamos en la tiranía perfecta, mucho más perfecta que cualquiera de las dictaduras que hayan sido.

Tampoco debemos olvidar la ley de los tercios. Un tercio de adictos, un tercio de indiferentes y un tercio de opositores. Supongamos que los adictos son el 20 % y los opositores el 45, no hay forma de apearlos del poder y menos manejando el ordenador.

Todo está atado y bien atado.


Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER

Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros