Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos



Información y Opinión

La sanidad española, otro mito que se derrumba, destrozado por los políticos


Nota

Miles de españoles se sienten abandonados con sus enfermedades y muchos mueren porque la atención presencial al paciente casi ha desaparecido por completo. Pretenden curar el cáncer y otras enfermedades graves a través de consultas telefónicas, pero eso, lógicamente, no funciona y la gente se muere. Hay miedo y angustia en muchas familias, que se pasan horas pegados al teléfono para conseguir una cita, que a veces llega demasiado tarde.

La sanidad española es otro mito que se derrumba, otra gran mentira de los políticos que ahora, cuando la pandemia la ha puesto a prueba, se desmorona.

Sin duda llegó a ser grande y eficiente, casi un milagro de eficacia, pero los políticos, como casi todo lo que tocan y gestionan, también destruyeron nuestra sanidad, orgullo de la nación, a la que maltrataron con recortes, falta de inversión y colocándola bajo el mando de personas sin méritos, de pelotas y gestores con carné de partido que nunca supieron gestionar su calidad.
---



Dos rostros del fracaso sanitario español
Dos rostros del fracaso sanitario español
La pandemia del coronavirus nos está dando lecciones cada día, pero nuestros políticos, enviciados con el poder, la codicia y la ostentación, son incapaces de aprender. Ahora descubrimos que la sanidad es lo más importante, pero al mismo tiempo descubrimos que faltan médicos, que están mal pagados y que todo el personal sanitario está cargado de reivindicaciones, con razón. Los políticos no han dado la talla en el ámbito de la sanidad, como en ningún otro.

Al fallo de la política se une la cobardía de algunos médicos, que se han escondido ante el riesgo de contaminarse y se han retirado de la atención presencial. Esas consultas vacías y la necesidad de tratar las enfermedades por teléfono, cuando se consigue que un médico responda, escandaliza, daña e indigna a millones de españoles. Las consultas de atención primaria están al borde del colapso y la falta de atención médica provoca miles de muertes que podían y debían evitarse.

Miles de enfermos de cáncer y de otras enfermedades graves o crónicas están mal atendidos porque el coronavirus lo acapara todo y cada día se producen muertes de pacientes que, con suerte, solo reciben consultas telefónicas con una lentitud insoportable. Sus derechos a recibir un trato médico eficaz y a ser curados está siendo violado.

España es el país de Europa más castigado por la pandemia y uno de los que más muertes por habitante padecen en todo el mundo. Algo de culpa deben tener sus gestores, profesionales y, sobre todo, políticos, acusados en todo el mundo de haber gestionado mal el problema y de no haber sabido preparar el sistema para la dura pandemia.

La mayoría de los médicos se comportan como héroes, pero otros se están dejando dominar por el miedo. Los galenos acobardados están ofreciendo un triste, letal y deleznable espectáculo.

Pero los médicos no son los grandes culpables del fracaso sanitario español. Los políticos, por haber practicado recortes, por no haber invertido lo necesario, por gestionar mal los hospitales y la política sanitaria y por consentir el abandono indecente de miles de enfermos tienen una responsabilidad mucho mayor que los médicos que se acobardan.

Los ciudadanos están cada día más aterrorizados frente tres enemigos terribles: el coronavirus, que los diezma y masacra, los políticos, que también matan por torpeza y negligencia, y ante la debilidad del sistema sanitario español, que creíamos fuerte y seguro pero que muestra sus grandes carencias cuando se le ha sometido a la prueba de esfuerzo de la terrible pandemia.

La gran calidad de la sanidad española existió, pero hoy es otro mito y otra gran mentira propagandística que se derrumba. La sanidad, como ha quedado demostrado, es la pieza más importante de un país, pero en España ha sido tratada sin cariño, sin prioridad, sin eficacia.

Los políticos, en lugar de invertir para mantener la gran calidad de la sanidad española, se dedicaron a engordar el Estado y a disparar la corrupción, haciendo de España una de las grandes potencias mundiales en corruptos y en número de políticos inútiles con sueldos públicos.

Ojalá aprendamos la lección y asumamos que la vida, como la economía, la convivencia, la libertad y casi todo lo importante, no puede dejarse en manos de los políticos, que por diversas razones constituyen la peor parte de la sociedad, la menos preparada y generosa, la mas corrompida por el poder y el dinero.

Los grandes problemas requieren grandes soluciones y los políticos no son la solución sino parte del problema.

Francisco Rubiales

- -
Domingo, 1 de Noviembre 2020
Artículo leído 1424 veces




Comentarios:

1.Publicado por Julia Herrero el 01/11/2020 08:55
Parece mentira que estando rodeados de un ingente número de asesores estos mediocres políticos no brillen más en su trabajo. La única respuesta que veo es que los asesores están ahí para lo mismo .....enriquecerse el tiempo que los mediocres los han contratado. ¿Sres. Asesores ingentes, porqué no hacen bien su trabajo?, ¿acaso no cobran suficiente?, o ¿tal vez se les ha contratado para la destrucción de la España Democrática, Contitucional y con Monarca?...qué puede ganar España con su autodestrucción¿una República?....¿realmente piensan que esa es la solución?...ese pensamiento es el verdadero problema. Parece mentira que con el gran problema de la pandemia que mata, estos mediocres sigan a la suyo. Son témpanos de hielo que el pueblo y su sufrimiento les importa un comino como dijo la separata catalana.

2.Publicado por vanlop el 01/11/2020 10:13

El problema de la sanidad es el mismo que tienen todos los sectores públicos. La falta de dinero. Aquí si es verdad, lo mismo que en el resto de los sectores, que el dinero es el culpable.

Durante 40 años se han desviado fondos para otras cosas más importantes y se han dejado las secundarias con grandes recortes y por supuesto con directores del partido que no tienen ni idea de la cosa.

La sanidad es la que sale ahora y la que demuestra que es un espejismo. Tal vez todos pensábamos que era algo que estaba mal y que cada vez estaba peor, pero como nadie decía nada, al contrario, todo eran alabanzas, pues todos callados.

La prueba es la cantidad de gente que se ha metido en la sanidad privada, hasta el punto que también tiene problemas, de hecho, en condiciones normales, te atienden antes en la pública que en la privada, en según qué especialidades y en según qué sitios. A principios de año intenté una cita para revisión de la vista y me la daban para tres meses. Tuve que ir a Madrid y me la daban para una semana, pero les dije que la necesitaba porque me iba y me metieron en un hueco al día siguiente. Y es que en Madrid la gente suele faltar mucho a las citas porque, como son las distancias tan grandes, no se llega o se piden varias citas, por si se falla una.

Pero lo de la sanidad privada tiene su explicación, las compañías no pueden hacer unas inversiones acordes a los clientes que tienen hoy, porque no saben si los tendrán mañana, sólo pueden contar con los funcionarios y sobre eso y un cierto porcentaje, pueden planificar, pero no sobre avalanchas. En cambio la seguridad social puede hacerlo pues el número de afiliados se mantiene más o menos estable. Y claro, como muchos se han ido a la privada, ahora en algunos sitios las citas son muy rápidas,

Sin embargo, la gestión pública es un desastre y lo sigue siendo. Con menos pacientes los hospitales siguen colapsados y sin embargo los hospitales privados, con más pacientes, siguen cumpliendo razonablemente y no hay prácticamente listas de espera. Luego se trata de mala gestión de lo público, aparte de falta de instalaciones de acuerdo a los afiliados.

Luego llegamos a las dos patas del banco: falta de inversión y falta de gestión.

Y así en todos los sectores. La situación del ejército es patética, a base de material viejo y con menos personal del necesario. O la policía, cobrando mucho menos que las autonómicas y con un déficit crónico de personal y material. Y donde más se nota es en los pueblos, pues hay un coche para veinte pueblos o así y un coche viejo. Y lo de la justicia es de traca.

Pero estos sectores se mantienen así porque si tienen todos los medios, tal vez miren para la casta y empiecen a procesarlos y eso no es bueno para los que nos mandan.

No he mirado los famosos presupuestos, esos que Uropa va a rechazar o debería rechazar, pero me da la impresión que para ciertos sectores sobra dinero. Luego ese dinero desaparece por el camino, como aquel organismo de defensa de las mujeres que se gastaba el 95 % del presupuesto en nóminas, pero eso es lo que tenemos.

Y aquí fallan dos patas del banco: la oposición, que está, como dicen algunos, como ministerio de la oposición y los medios, que seguramente deberíamos englobarlos en el ministerio de propaganda.

Pero no nos preocupemos, el lanar sigue votando a los suyos.


Pasmao

Ayer ya estaban las bicicletas a la venta en internet.

Julia

El ejemplo de los asesores lo tiene en el ministro de la cosa, que no es más que un amiguete con el carné suficientemente grande como para llegar a ministro. Los asesores tienen carnés más pequeños, pero siguen sin tener ni idea de lo que deben hacer.


Ayer alguien dijo en Tv, no en las del régimen, claro, que en Venezuela comenzaron controlando la fiscalía y luego los jueces. Aquí ya controlan la fiscalía y están a punto de lograrlo con los jueces, que para eso es el estado de alarma, para gobernar sin oposición y con hechos consumados. claro que si tienen el ministerio de la oposición, tampoco necesitan estados de alarma. Y con el ministerio de propaganda, ya desmontan a los de vox, que son los que protestan.

3.Publicado por pasmao el 01/11/2020 10:25
Buenos días Don Francisco

La sanidad española fue grande, aunque menos de lo que se dice, básicamente gracias al sistema MIR. Ahí no había enchufe posible, aunque puede que el sistema fuera algo injusto en ocsiones porque evaluar con un test, por complejo que fuera.. dejaba en ocasiones fuera a personas que si podrían haber sido buenos especialeistas. Pero por lo menos la entrada de malos quedaba bastante restringida. Por ejemplo el "Simón" no tienen el MIR (es un dato muy significativo).

Ahora se lo quieren cargar en las Taifas nazionalistas metiendo requisitos de lengua regional en los exámenes MIR para ver si consiguen apesebrar a algunos que hasta ahora lo habñian tenido muy complicado.

Fue también muy reconocida gracias a nuestro sistema de trasplantes. Que depende de un sistema centralizado donde la sanidad de las Taifas tiene que pasar por el aro de lo que se desde el Centro Nacional de Trasplantes, SI o SI.

Pero el lastre que las propias organizaciones médicas han tolerado y fomentado, no enfrentándose a el aparato sindical y a vender su alma (los médicos) para ser funcionario en vez de médico; cuando no era en absoluto necesario ser funcionario para:
-ser médico
-mucho menos ATS
-aún mucho menos auxiliar de enfermería...
Ha acabado por darle el toque final al desastre aunciado que vemos ahora.

Un médico funcionario es mucho menos independiente a la hora de enfrentarse a aparatos de sanidad que un médico profesional liberal. Un médico funcionario depende de no enfrentarse y de seguir la s reglas para seguir arriba en el escalafón.

Y eso lo hemos visto claramente con la pandemia.

Donde muchos se han quejado en privado pero han sido incapaces de, por ejemplo, ponerse a hacer autopsias por propia iniciativa (en Italia lo hicieron) para ver que rayos pasaba con la enfermedad. Y aquí no se ha hehco una autopsia hasta que el jefe lo decidiera.. jefe político por supuesto.

Habría mucho sobre lo que escribir, pero gran parte de lo que ha ocurrido es responsabilidad de la clase funcionarial médica, de eso no me cabe duda.

Un cordial saludo

4.Publicado por TONY el 01/11/2020 11:22
Teleoperadores en vez de medicos, si consultas al SAE o al SEPE, ni te cogen el télefono, y cuando consigues acceder a la llamada te atiende UN ROBOT,que te hace perder la paciencia, y maldices una y otra vez este es el mundo virtual que han creado los politicos de uno y otro signo.

La Sanidad Universal en España ha hecho, que muchos europeos vengan ha España en paquetes de turismo de salud endosandoles a la seguridad española, cuantiosas facturas y no digamos yá de inmigrantes ilegales que se aprovechan, lo que hace España no lo hace ningun otro pais, la Seguridad Social está quiebra, y esto está a punto de reventar

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros