Voto en Blanco
Voto en Blanco
Voto en Blanco


Buscar en artículos:
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.

Información y Opinión

La salvación de España está en manos de sus jueces


Nota

Los jueces son los únicos que pueden regenerar España. Las restantes vías previstas por la democracia para limpiar y regenerar la política están muertas y cerradas en España, un país en el que los políticos están demasiado corrompidos para emprender la regeneración y en el que los ciudadanos, escasos, impotentes y maniatados, son ya una especie en peligro de extinción, sustituida por esclavos y borregos sometidos.
---



El juez Llarena está acabando, él sólo, con el separatismo golpista catalán
El juez Llarena está acabando, él sólo, con el separatismo golpista catalán
Poco habituados a contemplar la Justicia en funcionamiento y a jueces que cumplen con su deber de aplicar la ley de manera implacable, los españoles están admirados ante el trabajo del juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, un burgalés de 55 años que está acabando, el sólo, con el separatismo golpista de los catalanes y ofreciendo a los atribulados españoles, hartos de políticos corruptos que abusan del poder, un espectáculo fascinante que ayuda a recuperar la fe en la democracia y la esperanza en el futuro de una nación políticamente podrida, como España.

Llarena (Burgos, 1963) es uno de los últimos magistrados incorporados a la Sala Penal del Tribunal Supremo, donde lleva solo dos años. Llarena ha pasado del anonimato al estrellato en pocos días, hasta el punto de que hoy es el juez más famoso de España y también el más adorado por los demócratas que sueñan con una España limpia, libre de políticos corruptos y abusadores.

Su investigación sobre las repercusiones penales del intento de golpe de Estado del 1-O en Cataluña se ha convertido en la instrucción de uno de los procesos más complejos y determinantes de nuestra democracia y en uno de los mayores desafíos para un juez. Sus tenacidad, su manera implacable de aplicar la ley y su determinación a la hora de aplicar a los golpistas catalanes los delitos de sedición y rebelión están llenando de ilusión y esperanza a muchos españoles y devolviendo el prestigio perdido por una carrera judicial que aparece ante los ciudadanos como demasiado politizada y dependiente de los corruptos y todopoderosos partidos políticos.

Muchos creen que ha superado en admiración y fama al juez Baltasar Garzón, en sus mejores tiempos, y a la jueza Alaya, la que fustigó a la corrupta Junta de Andalucía con el proceso judicial a los ERES fraudulentos.

Sus compañeros resaltan del juez Llarena su tesón, su capacidad de trabajo, en el que no se miden las horas, y, sobre todo, su determinación a hacer cumplir la ley. Metódico, constante, directo, sin vericuetos, es un juez dispuesto a cumplir con su deber, algo elemental pero quizás insólito en una España donde los ciudadanos creen firmemente que la ley no es igual para todos y que los corruptos y los canallas con poder son casi impunes.

Con sólo media docena de Llarenas, España sería otro país, probablemente uno de los más prósperos, decentes y fuertes de Europa, y el pueblo español podría soñar y escapar de la angustia e impotencia que siente frente a los políticos y los partidos, demasiado poderosos, descontrolados y arrogantes, que se comportan como los "amos" de la nación, a los que muchos desean, fervientemente, ver un día entre rejas y precintados por la Justicia.

Francisco Rubiales

- -
Domingo, 25 de Marzo 2018
Artículo leído 1480 veces




Comentarios:

1.Publicado por el iluminado el 25/03/2018 10:32
D.Francisco.No olvide que los jueces aplican las leyes yen las leyes las elaboran LOS POLITICOS y estos nombra al poder judicial? me temo que el tema catalan termina como el tema pujol,urdangarin,etc...no me creo que los indenpendendistas se queden muchos tiempos en la carcel y devuelva el dinero .los politicos son muy sabio con esos tema.ojala este equivocado.gracias

2.Publicado por pasmao el 25/03/2018 11:39
Buenos días Don Francisco

El Juez Llarena sin las denuncias de VOX poco podría haber hecho. Visto el "interes" de la fiscalia del Estao en el tema.

Recuerdo el caso "Infanta" y como concluyó.

La acusación popular palmó a pagar las costas del juico (por la parte de la Infanta) incluidas las del super abogado Roca.. un pastón.

Los acusados que aportaron pruebas y testimonio, Matas por ejemplo, palmaron con penas, los que se escaqueron, Gallardón, los de Valencia se fueron de rositas.

Cómo denunció la juez Alaya en su conferencia hay una autentica conspiración para que la acusación popular, la que representa VOX en este juicio, vea obstaculizada al máximo su labor. Y no es por casualidad.

Es terrible que un juez por el simple hecho de hacer aplicar la Ley pase a ser reconocido. Eso nos da una medida bien clara de que es la Justicia en España.

Que se despida el Juez Llarena de cualquier cargo hacia arriba en justicias penales internacionales, estrasburgos.. de los de a 500.000 €/año mas gastos..aún me acuerdo de la sentencia del 11M y el juez Javier Bermúdez.

Él que luego se arrogó la discrecionalidad de decidir que era lo que estábamos dispuestos a tener que saber acerca de la verdad del 11M, porque aquello era damasiado grande para que nosotros los vulgares mortales pudiéramos asimilarlo.

https://laverdadofende.blog/2014/03/07/gomez-bermudez-sobre-el-11-m-hay-cosas-tan-graves-que-es-mejor-que-no-se-sepan/

https://www.elconfidencial.com/espana/2017-07-05/javier-gomez-bermudez-jaime-botin-ramon-y-cajal-audiencia-nacional_1409704/

un cordial saludo

3.Publicado por Josep Torrents el 25/03/2018 12:26
Estaría bien apoyar a esos jueces siempre que actuaran con imparcialidad, serían creíbles si los cientos de corruptos del PP/PSOE estuvieran ya pagando condena por haber robado al país, igual que Pujol, pero, defender ahora esa actuación sabiendo como sabe todo el mundo que son títeres en manos del partido que los maneja a su antojo no lo veo muy acertado.

4.Publicado por vanlop el 25/03/2018 12:51

Ya pasó en Italia, los jueces limpiaron un poco la casta, pero sólo un poco, pero la política italiana mejoró mucho.

Pienso que hay muchos jueces capaces de hacer esto, lo que pasa es que se tienen que dar las circunstancias. En este caso, ante la desidia de la fiscalía ha tenido que ser la acusación particular (por cierto, ¿donde está ciudadanos?), que además se lo ha tenido que dar muy mascado para que la justicia ruede sin problemas. Luego la Policía y Guardia Civil han aportado las pruebas, de donde se deduce que estos cuerpos también tienen gente que hace su trabajo a pesar de las presiones.

Pero no pasa nada. La juez Alaya hizo un buen sumario pero su sucesora parece que no lo ha completado lo suficientemente bien y los acusados se irán libres como el viento. Pero el poder siempre manda. Y por supuesto, ellos hacen las leyes. Afortunadamente son tan tontos que las hacen mal y gracias a eso se llevan algunos sustos.

Pero seguramente al juez Llarena lo ascenderán por su buen trabajo y el que lo sustituya encontrará defecto de forma , plazos cumplidos, prescripciones a aplicar... Y tendremos el abrazo de Vergara, que es lo que se pretende. Eso sí, con ampliación de la autonomía, porque estas cosas siempre se resuelven profundizando en la autonomía o en la democracia, que a efectos prácticos viene a ser lo mismo.

Observen que en los medios no se menciona para nada que lo que dicen los "heroicos fugados" es falso. Han cometido un delito, presuntamente y tienen que pagar. Cuando pillan a un ladrón con las manos en la masa, los bienes se han restituido y por tanto, si promete no volver a robar, se le debería soltar, sin embargo se le condena por ladrón. Pero nadie aplica el símil al caso de los procesados tan heroicos ellos. Esto nos hace pensar que dentro de un tiempo, pelillos a la mar y a seguir con el separatismo.

Ayer leí un artículo sobre la forma de eliminar el separatismo y como de costumbre, la solución es más autonomía. Y dado que lo que se publica en los medios es la política oficial, me temo que volverán a intentarlo tantas veces como sea necesario y mucho más sabiendo que a los vascos les ha funcionado.


5.Publicado por Gregorio el 25/03/2018 21:03
Desde que hemos sabido (y ya se sabía antes) que Turull, Bassa, Rull, Forcadell y Romeva irían a la cárcel -los tres últimos repitiendo puerta sin que se hayan producido novedades en un procés muerto pero sin enterrar-, la frase que más he escuchado entre aquéllos/as que se duelen de la "dureza" del juez Llarena, pero callan ante la entrada en prisión de los cinco mencionados y sus antecesores, es: "Parece mentira que los políticos y dirigentes independentistas no fueran conscientes de la fuerza del Estado...".

El procés se ha revelado, efectivamente, como un jinete ebrio subido a los lomos de un poderoso purasangre llamado independentismo, que agrupa a ciudadanos/as ya desconectados que quieren vivir en una república aparte y a los solidarios/as con la causa soberanista porque su catalanismo reniega de la uniformidad que pretende el Estado conservador que nos rige y dirige. Cada vez más torpes y titubeantes, los jinetes políticos que pretendieron quedarse a las puertas de una república catalana confiando en que la política de Rajoy los frenaría para "dialogar" sobre el asunto, han ido acabando en la cárcel o huyendo de ella por saltarse las leyes españolas al intentar llevar al purasangre a su meta amparados en las leyes catalanas. Y digo bien; porque es lo que ocurre cuando la política se ausenta en un conflicto de esta magnitud.

Los jinetes políticos del 'procés' han ido acabando en la cárcel o huyendo de ella por saltarse las leyes españolas al intentar llevar al purasangre a su meta respaldados por las leyes catalanas. Parece mentira...

Mientras tanto, mientras los/as presos políticos van entrando en la cárcel antes de juicio, sigue el goteo de apelaciones a "la fuerza del Estado" ante una decisión judicial que, aun siendo previsible, nos ha encogido el corazón a muchos/as ante los argumentos con que trata de probar inútilmente el delito de rebelión un magistrado del Supremo decidido a aniquilar una ideología, la independentista, tan legítima como la suya (que podemos imaginar sin género de dudas, por cierto)

Parece mentira, que los independentistas no calibraran "la fuerza del Estado". El Estado cuya fuerza lo justifica todo, incluso su propia existencia cimentada sobre unas instituciones decrépitas que tratan de protegerse del pueblo que las cuestiona a gritos. ¿Hay algo más peligroso que "la fuerza" de un Estado ajeno, cuestionado y desentendido del país al que debe proteger en todos y cada uno de los rincones de su territorio?, No.

"La fuerza del Estado" se invoca, sobre todo, desde las cargas policiales del 1-O (la única violencia y que Llarena omite) como una cuestión de fe ("¿A quién se le ocurre desafiar al Estado?") Como si el Estado fuera una deidad patria inamovible, intachable, incorrupta e inmutable en lugar de un conjunto de instituciones, poderes y leyes conformadas durante 40 años por seres humanos con mejor o peor intención, con mayor o menor acierto, pero imperfectos en todo caso y nunca atemporales.

La decisión de Llarena, sus argumentos políticos y profundamente ideologizados en el sentido opuesto al independentismo (que no es la unidad, sino la uniformidad y negación de la diferencia territorial, entre otras), no constituyen "la fuerza del Estado", sino el Estado de la fuerza de un sistema que adaptó la dictadura a una democracia limitada y conformada por una red de poderes que buscan su supervivencia, empezando por la monarquía inútil y terminando por un parlamento configurado gracias a una ley electoral obsoleta que no responde ante la sociedad sobre la que legisla.

Ver en el independentismo el gran problema del Estado -de este Estado de la fuerza- es un error de luces cortas que nos deja indefensos ante esa red de poderes enquistados y corrompidos dispuestos a perpetuarse como sea. El independentismo, de hecho, solo es uno de los objetivos a abatir por "la fuerza del Estado" de la fuerza.

El resto podemos imaginarlos.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros