Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Información y Opinión

La izquierda española, por envidia, quiere asesinar la prosperidad de Madrid


Nota

La izquierda española, siempre ávida de dinero, quiere acabar con lo que llaman "el paraíso fiscal de Madrid", que gracias a sus impuestos moderados se ha convertido en la región más próspera y emprendedora de esta España depauperada que nos construye Pedro Sánchez.

Los paraísos fiscales existen porque también existen los infiernos fiscales. Si los impuestos fueran justos y no abusivos y depredadores, esos paraísos, destinados a contrarrestar el robo institucionalizado que practican los políticos, serían innecesarios.

El robo institucional es, junto con la mentira, el más oscuro y degenerado capítulo de la corrupción en España. Los políticos y sus partidos nos roban legalmente, sobre todo a través del cobro de impuestos y tasas injustas y desproporcionadas, que no siempre de emplean en mejorar servicios y que demasiadas veces terminan en el bolsillo de miserables delincuentes con alto poder público, que en lugar de estar encarcelados salen en los telediarios.

La mayoría de los impuestos que los políticos nos cobran son abusivos. Trabajamos para el gobierno entre cinco y nueve meses del año, según las rentas que se cobren. La suma de todos los impuestos y tasas vigentes en España hacen de este país un infierno fiscal digno de repudio, contra el que la ciudadanía debería rebelarse. No serian necesarios ni la mitad de los impuestos existentes si los políticos no hubieran creado un Estado monstruoso que mantiene a cientos de miles de políticos innecesarios y parásitos, que sufraga el despilfarro más brutal y que subvenciona a inmigrantes, a los que otorga más ayudas y beneficios que a los propios españoles.
—-



La política fiscal de Madrid no es el enemigo a batir, sino el ejemplo a imitar, pero la izquierda española, envidiosa y codiciosa, quiere eliminarla porque se siente herida ante la evidencia de que los pueblos, con impuestos moderados, avanzan en prosperidad y bienestar. La desastrosa y mezquina izquierda española que representan Sánchez e Iglesias no sólo gobierna mal, sino que impide que nadie gobierne bien.

La gente se equivoca cuando cree que el robo de dinero público es el núcleo de la corrupción. Hay muchas formas de ejercer la corrupción que son más graves y dañinas que la apropiación del dinero de todos, aunque el robo del dinero de nuestros impuestos sea la más visible y despreciable. En España se roba, pero también se empuja a los enemigos hacia el suicidio, se margina y aplasta al adversario, se arruinan a los contrarios, se difama, se trucan los concursos y se aprueban leyes que no buscan el bien común sino el beneficio de los poderosos.

Solo por su política fiscal, la vieja clase política española, tanto de derecha como de izquierda, merece el desprecio, el rechazo y la hostilidad de la ciudadanía, a la que los políticos maltratan y saquean sin piedad demostrando su bajeza y ausencia de valores.

Ignorando la inmensa injusticia fiscal que oprime a los españoles y sus nefastas consecuencias sobre la economía, el gobierno de izquierdas que quiere imponer Pedro Sánchez se propone incrementar todavía más los impuestos, una medida suicida que espantara a las empresas, destruirá puestos de trabajo y generará pobreza y atraso.

Mientras los impuestos bajan en todo el mundo para reactivar la economía, el insensato Pedro Sánchez quiere subirlos. Si no lo hace con más intensidad es porque el país está económicamente al borde de la ruina y porque Europa vigila de cerca los excesos y abusos del sanchismo.

La última muestra de la voracidad fiscal del gobierno de Sánchez, combinada con su vicio de mentir y engañar, ha sido lo ocurrido con el IVA de las mascarillas. Lo han tenido que reducir porque otros países europeos mas decentes y sensatos lo han hecho y porque el pueblo lo exigía, pero en lugar de bajar el IVA de las mascarillas, como proclamaron a bombo y platillo, sólo lo han hecho con las mascarillas quirurgicas, dejando intacto el de las demás, que son las más eficaces y recomendables.

Hay cientos de ejemplos que ponen en evidencia la codicia y la avaricia incontrolada del gobierno, pero la mayoría quedan ocultos porque gran parte de los medios de comunicación, comprados con dinero público abundante, colaboran con las mentiras del gobierno, la manipulación y la desinformación.

Dice que falta dinero para pagar las pensiones, pero podría obtenerlo solo con prescindir de más de 300.000 políticos que sobran, reduciendo lujos, privilegios y despilfarros en la clase política y cerrando cientos de instituciones y chiringuitos públicos inútiles, creados únicamente para colocar a los amigos del poder.

La España que Sánchez quiere imponernos es un infierno de injusticia y abuso donde todo está al servicio de los políticos, atiborrados de dinero y privilegios, donde el pueblo padece acoso fiscal, servicios de baja calidad, desamparo, injusticia, corrupción en la vida política y falta de democracia.

Contra ese “infierno español” hay que luchar. Es cuestión de dignidad humana y decencia.

Francisco Rubiales

- -
Miércoles, 25 de Noviembre 2020
Artículo leído 1547 veces




Comentarios:

1.Publicado por TONY el 25/11/2020 09:08
El problema son las AUTONO-MIAS, se ha convertido un verdadero infierno fiscal para España y una gran maraña administrativo recientemente estamos viendo como los Aitor Esteban PNV y Gabriel Rufián un charnego reconvertido a nacionalista,como le están sacando el dinero de todos los españoles, para que así sus votos sirvan para aprobar los presupuestos, pero lo más importante para ellos es que Cataluña y el Pais Vasco tienen grandes privilegios en ifraestructura, sobre el resto de otras autonomias.

Y los españoles lo consienten

2.Publicado por vanlop el 25/11/2020 10:51

Creo que la parte más importante de la lucha contra el "paraíso fiscal" no es la envidia, que la hay, lo más importante es que no pueden permitir un lugar donde la gente prospere, por dos motivos: uno, el de siempre, el dinero debe estar en los bolsillos de la casta y no en el de los súbditos, porque entonces ya no necesitan las ayudas y se ponen a pensar por su cuenta y dos, el ejemplo que supone para las otras taifas, en especial para las gobernadas por los marxistas, que se hunden, siguiendo el programa y la gente no es tonta del todo.

Y también hay que considerar que la parte más importante es la destrucción de la moral en el sentido de derrota. Interesa un pueblo que se sienta despreciable, de esa forma se tragará cualquier cosa que se les diga.

Si nos fijamos, aparte de la incompetencia al administrar el dinero, se está maniobrando para destruir la esencia del individuo, la última es la ley Celaa. Naturalmente, cuanto más destruido esté el individuo, más fácil es mangonearlo. Pero no olvidemos que ellos están ahí para asegurarse que no volverán a trabajar en su vida.

Respecto a la destrucción de la moral, hay algo que me enteré el otro día. Resulta que se han montado en algunos institutos un tipo de bachiller, que más o menos le llaman europeo, basado en planes de estudios suizos. Al final de curso hay un examen que hace gente de fuera del instituto, lo cual obliga a un esfuerzo por parte de todos. Tal es así, que durante el primer mes de curso, los alumnos pueden cambiarse al bachiller tradicional.

En el fondo, bien porque Uropa haya presionado o porque no sean tontos del todo, van a sacar unas élites porque los que salgan fruto de la ley Celaa, sólo servirán para los trabajos sin especialización y esa es la ruina de un país. También me imagino que habrán visto que tener a toda la población en la universidad, no soluciona nada, salvo los enchufes. Tampoco sé si Uropa les ha dicho que son demasiadas universidades como fábricas de parados.

Pero como una cosa es crear gente dependiente y otra sacar dinero para pagar a esa gente, las peleas en el gobierno son brutales. Según dicen, la Señora Calviño, que al parecer entiende de lo suyo, les intenta explicar que así no van a ningún sitio, pero el dogmatismo puede más y según dicen ha presentado la dimisión dos o tres veces, pero como no tienen a nadie, pues ahí sigue.

Soy de la opinión que más que el robo, salvo lo que supone las nóminas de tantos enchufados, lo más grave es el despilfarro. Despilfarro en dos sentidos: uno, en el clásico, no saben como gastar el dinero y se lanzan a ello sin saber el valor real de las cosas y se lo gastan en tonterías y además pagando mucho más y otro en el sentido de oportunidades perdidas, generalmente a favor de otros países, fruto de la incompetencia tan enorme y seguramente en algunos casos fruto de sobornos cuidadosamente colocados, porque en otros países conocen la situación del mundo y saben de la mediocridad de estos.

Ayer oí a alguien hablar que estamos en una guerra civil, blanda, sin víctimas mortales aparentes, que vaya usted a saber cuantos mueren a causa de esta guerra, como enfermos que no reciben el tratamiento adecuado porque el dinero se ha ido a otros sitios, accidentes porque no hay dinero para mejorar carreteras, etc.

Seguramente y aunque nos la presentan como lucha entre derechas e izquierdas, en realidad se trate de otros bandos, sea una lucha entre la chusma y la gente decente y parece que va ganando la chusma, pues cada vez hay menos gente decente. Y esa es una guerra que tienen ganada los de la chusma, porque es más fácil dejarse llevar por los deseos, a costa de quien sea, que por la virtud y la ayuda al prójimo.


La situación internacional está el rojo y no por los comunistas, que también. Aquí las noticias son el bicho y las elecciones en América. Pero hay más cosas y si se presta atención consigue uno enterarse unas cuantas. Por ejemplo, la red eléctrica de Chile va a pasar a manos de los chinos. en toda América avanzan los 'populismos', forma discreta de llamar al comunismo. En Argentina la cosa está peor, que es la forma que se me ocurre de señalar que el desastre endémico ha avanzado con este gobierno. Los países árabes están negociando con Israel, cosa que nunca dejaron de hacer, pero ahora lo dicen y eso supone un cambio importante. De África no dicen nada, pero supongo que habrá muchas tensiones en cada país, como siempre. Se ah firmado un acuerdo de los países del pacífico, donde China ha avanzado posiciones.

En Usa da la impresión que Biden se afianza. En realidad lo único que puede frenarlo sea el tribunal supremo. Si al final gana, nos esperan años de oscuridad, tal y como preveíamos.

Ayer parece que se coló un trol, recomiendo no contestarle anda, como si no existiera, es la mejor forma de que no vuelva.

3.Publicado por Josuhe el 25/11/2020 12:39
Ya lo dijo Mario Vargas Llosas: La política hace salir a flote lo peor del ser humano.

Y eso suponiendo que los políticos sean seres humanos, que lo dudo o, nos lo ponen muy difícil para que nos lo creamos que lo sean

4.Publicado por mentalmente el 25/11/2020 21:59
Buenas a todos,

Lo que realmente pienso, a día de hoy, al respecto de todo lo que he ido aprendiendo. Sobre los políticos y los asuntos públicos.

La relación del ser humano con los políticos es forzosa, y toda conducta del ser humano que trate de disimular, cambiar o huir a esta relación forzosa, que implica el forzoso pago de impuestos, en cualquier lugar del mundo, es el germen de todos los problemas políticos.

Empezando desde el principio. La huida de la política, en sus distintas versiones, es la huida de cada persona de contribuir al bienestar de su sociedad. Por motivos insolidarios.

¿Qué es esto de que solamente los políticos y los periodistas, sean básicamente los únicos que hablan de temas políticos? ¿Pero que es esto? Todo el mundo tiene que tener voz y voto. Todo el mundo tiene que opinar, organizarse y/o votar. Y la opinión política de cada persona, siempre que sea desde el respeto y la sana reciprocidad, debe ser respetada, sea cual sea.

A todos los seres humanos nos afectan los asuntos públicos. Y por naturaleza debemos estar todos interesados en participar de ellos. Sea como sea que sean gestionados en nuestra forma de sociedad.

No participar de los mismos es una conducta insolidaria. Aunque históricamente se ha ido pintando del revés. Se ha ido pintando a los políticos como los malos de la sociedad. Este prejuicio es una herencia de las masas que debemos quitarnos de encima.

Porque estigmatizar a los políticos es igual que estigmatizar a los ricos. Es una forma de comunismo incrustado en la cultura popular. Es castigar al que destaca socialmente, y al que logra que las cosas se hagan, sean bien o mal. Pero que se hagan.

Esto lo ha hecho las grandes masas de la humanidad que querían que cada gobernante tuviera una especie de varita mágica para resolverles sus problemas.

No es de "buenas personas" no querer participar en la política. Que sea pueda hacerlo o no es otra cosa distinta. Incluso en una dictadura hay muchas maneras del súbdito de participar de los asuntos públicos.

Es un deber cívico de cada ser humano participar de los asuntos públicos, y por tanto, en nuestro modelo constitucional, con sus pros y contras, es mejor que un sistema absolutista. Y por tanto, lo moralmente aprobable debe ser todo aquel que o bien se organiza políticamente o tomar partido por algún candidato o formación político.

Ese que en las reuniones familiares habla de temas políticos, debe ser elogiado, recompensado, por traer los asuntos públicos a captar el interés de todos y a debatirlos.

Es de mala persona, aquella que hace todo lo contrario a lo anterior. La que no se organiza políticamente o no toma partido, la que no habla casi nunca o nunca de temas políticos. Este tipo de persona es el verdadero desecho social. Decir esto así a día de hoy implica ser casi crucificado, especialmente por esta clase de personas, pero en el fondo muchos comprenderán el mensaje, que es la verdad.

Que debemos agradecer a los políticos que gobiernen, incluso cuando parece que lo hacen todo mal, pese a que estar en capacidad de criticarles libremente, así como estar viviendo para hacerlo, es una muestra, de que podrían hacerlo mucho peor. Hay que implicarse para que ese destino en el que realmente ocurra tal cosa no suceda.

Para sacar al totalitario del poder, hay que dejar de desprestigiar la profesión, porque ese es el camino que lleva a los totalitarios, cargados de cinismo, envidia, falso victimismo, y odio.

El sentimiento popular que va entre la rabia, la indiferencia o la resignación frente a los asuntos públicos no es en ningún caso una virtud, si no una característica deficiente de esa sociedad. Es perfectamente toda la causa principal por la cual siempre va a estar gobernada por los peores.


Saludos.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros