Voto en Blanco
Voto en Blanco
Voto en Blanco


Buscar en artículos:
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.

Información y Opinión

La hora de los hombres fuertes


Nota

Hartos de ser gobernados por cobardes, débiles, torpes y pusilánimes, por gente tan poco valiosa que en el pasado jamás hubieran podido acercarse al poder, los ciudadanos, asqueados, miran hacia el horizonte esperando que lleguen los hombres fuertes y decididos, destinados a salvarles de la mediocridad, la corrupción, el abuso, la injusticia y la desesperanza.
---



La hora de los hombres fuertes
Siempre que han tenido problemas graves y se han sentido inseguros y sin esperanza, los humanos han buscado a personas fuertes para que les gobiernen. Es una ley de vida y una constante histórica. Francia, después de la revolución, abrazó a Napoleón cansada del caos y de la guillotina caprichosa de Dantón, Robespierre y la chusma callejera, del mismo modo que el criminal Stalin fue acogido como un padre por el atribulado y desconcertado pueblo ruso. Pero también existen hombres fuertes que adoptan las medidas necesarias, dentro de la democracia, como lo hizo el francés De Gaulle.

Muchos creemos que estamos en una de esas épocas en las que la Humanidad buscará a hombres fuertes para que le saquen del atolladero y le guíen con lucidez y fortaleza. La gente está cansada de ser saqueada y estafada, de soportar a catalanes golpistas, de corrupción, de retroceder en derechos, de injusticia patrocinada por el Estado, de políticos que desprecian los deseos del pueblo, de impuestos abusivos y de privilegios que disfrutan mequetrefes y sinverguenzas sin mérito alguno. Están realmente hartos de soportar a cobardes y pusilánimes en el poder y los ciudadanos empiezan a buscar gobernantes éticos, fuertes y poderosos, incluso asumiendo el riesgo de que se tornen tiranos.

La desesperación ante el imperio de los cobardes y los mediocres y la esperanza en que pronto lleguen los héroes y los fuertes, dispuestos a limpiar la nación de mediocres, sinvergüenzas y farsantes injustos, tiene vigencia en medio mundo, pero esos sentimientos de hartazgo y angustia son especialmente potentes en la España actual, dominada de parte a parte por bandas de impresentables que han manejado el Estado a su antojo, algunos de cuyos miembros (sólo algunos) se sientan hoy ante la Justicia (Granados, Ignacio González, Rato, Bárcenas, Urdangarín, Manuel Chaves, Griñán... y otros, aunque menos de la décima parte de nuestros cuatreros y rufianes).

Tener que mantener a 17 gobiernos autonómicos ineptos, despilfarradores y copados por mediocres nos hace soñar con un hombre fuerte que cambie las paredes y suelos de esta pocilga española. La democracia ya no existe y si continúa degradándose nunca seremos capaces de regenerar la asquerosa política y los ciudadanos no tendrán más remedio que echarse en los brazos de los hombres fuertes. Se abrirá entonces una de esas etapas de la Historia dominadas por el cesarismo, una salida que algunos ven como el preludio de la muerte de la civilización y para otros es la sacudida necesaria que limpia y regenera la podredumbre acumulada.

Los pueblos han recurrido a los césares muchas veces, una opción peligrosa que no siempre se han traducido en etapas sangrientas y trágicas porque los césares una veces se comportan como criminales y otras muchas veces limpian y regeneran lo que estaba podrido, preparando al mundo para nuevas etapas de libertad.

Hay quien dice que la explosión de democracia que experimentó España a partir de 1975 fue la continuación lógica de las cuatro décadas de cesarismo franquista. La España que Franco dejó estaba perfectamente preparada para abrazar la democracia. El problema es que los políticos engañaron entonces al pueblo y en lugar de democracia le dieron una nueva tiranía, muchos más cruel, ladrona e ineficaz, la de los partidos políticos y los políticos profesionales, un sistema que no ha cesado de degenerarse hasta nuestros días, hasta haber provocado en el pueblo un creciente e inesperado deseo de que llegue de nuevo la hora de los hombres fuertes, los únicos capaces de imponer el borrón y cuenta nueva.

La dura ecuación política de Platón parece cumplirse una vez más: la democracia degenera, se corrompe y se torna tiranía, después de la cual reaparecerá de nuevo la libertad, lo que quiere decir que después de la actual pocilga española tal vez llegue un limpiador dotado de escobas o quizás de ácido.

¡¡¡ Que Dios proteja a España !!!

Francisco Rubiales

- -
Martes, 13 de Febrero 2018
Artículo leído 716 veces




Comentarios:

1.Publicado por Toni el 13/02/2018 07:41


PPSOE partdos podridos y corrompidos, que no tienen autoridad moral para gobernar, quien vote a estos partidos automáticamente se convierten en complices

2.Publicado por vanlop el 13/02/2018 11:26

La situación es como dice, propicia y además de no salir alguien capaz de enderezar esto, la ruina será total.Estamos al final del camino, aún es posible remediar la situación, dentro de poco ya no lo será. Y sin duda hace falta gente resuelta y con inteligencia.

El problema es que no podemos montar una tiranía, que siempre ha sido la salida lógica cuando la democracia ha fallado.Así lo hacían los griegos y los romanos y así hicieron los franceses al nombrar a Napoleón. Pero Napoleón, en lugar de mirar por Francia, miró por él y condujo a Europa a unas guerras que destrozaron Europa, aunque, salvo España, Europa se recuperó pronto. Pero aquellas guerras no solucionaron nada.

Ese es el peligro de los salva patrias, que al final o bien se ven desbordados por la situación, caso de Primo de Rivera o hacen su propia política en lugar de la política del país.

Hace unos días leí, un autor conocido, pero que en estos momentos no recuerdo quién, que la transición la hizo lo peor del franquismo. Me alegró leer aquello porque es lo que vengo sosteniendo desde hace mucho y siempre es agradable que alguien con cierto peso confirme tus ideas.

Aparte de lo peor del franquismo, se sumaron los oportunistas propios de esas situaciones, muchos de ellos descubrieron entonces que eran marxistas de toda la vida y entre todos, hicieron la transición y nos llevaron a lo que tenemos. Otra democracia fallida.

Pero la complicación se incrementa al ver la situación del entorno, pues estamos condicionados por nuestros vecinos y por los no tan vecinos. La pertenencia a la UE, mandada por Alemania, que pretende crear su propio imperio, como de costumbre y con otros países que intentan colocarse en posición ventajosa y nos presionan; la sombra useña que no nos deja y nos obliga a servirlos y nuestro vecino del sur, que no podemos olvidar, impide una acción interior como necesitamos y por tanto es mejor que no haya ninguna acción brusca porque nos situaría en mayor dependencia de unos países que también están en caída libre.

La solución, por tanto, es que surja esa persona, mejor un grupo de personas, dentro de la democracia o mejor dicho, que instauren la democracia. Pero eso es prácticamente imposible.

De modo que nos resignaremos con lo que nos venga.

3.Publicado por Pancracio Celdran el 13/02/2018 12:38
Me ha encantado el artículo. Lo subscribo en buena medida.

4.Publicado por Actúan el 13/02/2018 21:46
Señor Vanlop, yo no estaría tan seguro de que estamos al final del camino. La cosa está montada para que se estire como un chicle. Si aquí acabamos con una sociedad polarizada, que es a lo que vamos pues habrá un gran grupo de personas malviviendo aún con trabajo escasamente protegidos y una minoria que vive bien por los motivos que sean. O sea , que nos parece remos más a algunos países sudamericanos, bueno, y qué, acaso allí pasa algo o se acaba algún camino?

5.Publicado por Mentalmente el 13/02/2018 22:05
Yo creo que la democracia siempre ha sido corrupta desde sus inicios. Así que pretender decir que los políticos la corrompen es hacer un análisis muy pobre.

Lo que hace falta es señalar es el carácter utópico de la democracia. Y profundizar en detallar a qué se debe que sea utópico y nunca haya sido una realidad en ninguna parte del mundo.

Sin embargo, en ese análisis también debemos de analizar que ventajas o perjuicios nos proporciona la creencia en que el sistema sea o haya sido democrático.


Yo me pregunto una cosa ¿Realmente estamos preparados para vivir en un sistema auténticamente democrático, con todas las consecuencias que implica?

Da la sensación de que al propio concepto de democracia le falta algo, como que es imperfecto, o como que es demasiado perfecto para el ser humano.

El ser humano no puede vivir en una democracia porque es un ser vivo, temporal, imperfecto, ignorante, es básicamente, un animal que requiere de satisfacer sus tres funciones vitales básicas.

A pesar de que creemos que estamos más allá de ellas, estamos muy limitados por simplemente ser seres delicados en cierta forma, que de una manera muy simple puede morir, de caerse por las escaleras, en una bañera, en un accidente, asesinado, de una paliza, enfermedad, etc. somos apenas nada, muy frágiles, y eso hace que ideales como los de la democracia esten cojos porque están pensados para un ser humano ideal.

Y el ser humano no es ideal, necesita gobernarse quizás, con cierto acuerdo social, con ciertos pactos, mecanismos de comunicación, que permitan a la sociedad llegar a esa clase de conexión entre sus miembros, de confianza, compromiso, etc.

Nos costaría tratar de construir un sistema racional, que no se parezca a nosotros. Que no tenga en cuenta los aspectos biológicos, materiales que sustentan la vida.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER

Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros