Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos



Información y Opinión

La cultura del miedo en la España de los políticos


Nota

El miedo y la inmoralidad son las dos columnas que sostienen la decadencia y la bajeza en la política española. Los gobernantes están utilizando el miedo para reforzar su poder, restringir las libertades y dominar a los ciudadanos, imponiendo una cultura política indecente y ajena a la democracia. La crisis del coronavirus es para muchos la prueba palpable de que el miedo domina nuestro mundo y puede llegar a ser más peligroso que la misma enfermedad.
---



La cultura del miedo en la España de los políticos
El problema más grave que el mundo tiene ahora no es el coronavirus, un virus tan letal que la gripe común. El miedo que están tratando de infundir a la población es mucho peor que el bicho ese. A las élites que gobiernan el mundo desde la sombra les interesa sembrar el pánico entre la población para así dominarla mejor e imponer sus normas, de cara a la implantación del Nuevo Orden Mundial que figura en sus planes. Si observamos ahora todos los noticiarios y telediarios, en España y en todo el mundo, abren con el tema del coronavirus y dedican, junto a los continuos comunicados de los gobiernos, gran parte de su tiempo a hablar de su evolución, mientras que, por otro lado, las autoridades lo que dicen es que no pasa nada, que tranquilos todos tomando las precauciones básicas. ¿No parece contradictorio y sospechoso?

Es el mecanismo del miedo que emplean los gobiernos: lo expanden y lo niegan al mismo tiempo, para no aparecer ellos como los promotores de ese vergonzoso recurso.

Los gobiernos ejercidos por una clase de dirigentes privilegiados e inmorales realizan todo tipo de maniobras, lícitas e ilícitas, para conservar el poder. Uno de sus principales recursos consiste en propagar una clase de miedo que es lentamente inyectado en los ciudadanos. Es un temor reverencial que se convierte en crónico hacia un poder no concreto, irreconocible pero que lo palpamos como intimidatorio y amenazante. En nuestro cerebro crece la idea de que algo malo nos pasará si decidimos ser independientes y libres.

Las personas están mas confundidas e inseguras que nunca y ya pocos creen en la versión oficial. En el caso del coronavirus, la gente teme que detrás de la epidemia hay algo más que las autoridades no revelan, a pesar de que afirman ante las cámaras y micrófonos que no es peor que la gripe común.

El miedo que se propaga desde los palacios del poder paraliza y conmueve: te puedes quedar sin casa, sin trabajo, sin subvenciones y sin esa vida apacible que disfrutas si optas por ser rebelde, demócrata, libre e independiente.

En los espacios donde el poder es más despótico, la amenaza del miedo crece y puede llegar a ser letal. Plantar cara al nacionalismo radical catalán o vasco exige una integridad heroica que la gente común no tiene. Muy pocos son capaces de aguantar o resistir la presión diaria, esa que produce pequeñas rendiciones cada día y que aconseja esconderse en los hogares.

En Cataluña y el País Vasco son pocos los que se atreven a iniciar conflictos, crearse enemigos y arriesgar su posición y sustento, sobre todo cuando no se ve por ningún sitio al gobierno, cuyo deber es protegerlos, en lugar de generar desamparo y demostrar cobardía. El miedo provoca una pregunta crucial: ¿Qué gano yo con esto? Lo normal es que en lugar de optar por la defensa de la justicia se vuelva apacible y conformista para sobrevivir.

El gobierno de Pedro Sánchez está demostrando tener maestría en el manejo del miedo. Sus errores y abusos parecen impunes, como el envío de agentes encapuchados a Bolivia, el encuentro mafioso del ministro Ábalos con la vicepresidenta de la narcodictadura de Venezuela, las concesiones vergonzosas a los golpistas y un largo etcétera. Esa impunidad y la falta de ética que el pueblo observa en el poder producen una atmósfera de cautela, sumisión y obediencia que se propaga y hace saber que es mas importante el apoyo al régimen que la verdad, el silencio que la protesta y el acatamiento que la libertad. El miedo obra el milagro de paralizar el valor porque se conoce la falta de moral de los que mandan y los innumerables métodos del poder para doblegar al mas fuerte de los ciudadanos libres.

De esta forma, la mayoría de los ciudadanos sucumben a la corrupción y venden sus almas a cambio de tranquilidad y paz. Ese camino hace que los lobos se conviertan en corderos sometidos, humillados y sin dignidad.

Ese es el tipo de ciudadano favorecido por sistemas que anteponen el Estado al individuo y el poder a cualquier otra cosa, concretamente los nacionalismos y el socialismo.

Contra esta forma tiránica de poder solo se puede luchar desde la educación y desde los principios de la democracia. Esos principios, ideados para controlar el poder político y limitar la tiranía de los gobiernos, han sido socavados en España de manera sistemática, desde prácticamente el inicio del régimen del 78, cuya hoja de ruta, la Constitución, es violada sistemáticamente por el poder.

Solo una sociedad civil que logre escapar del férreo control de los partidos políticos y que se haga libre y activa, podría derrotar la opresión de los políticos y el envilecimiento de la sociedad española que la casta patrocina e impulsa.

En la España actual, a los ciudadanos solo les queda dejarse arrastrar por estos grupúsculos subvencionados desde el poder y ser espectadores pasivos de un sistema del cual no son dueños sino esclavos a merced de tal o cual ideología.

La jornada feminista de ayer fue una exhibición de poder mafioso creado e impulsado desde la izquierda, a costa de océanos de dinero público y de hombres aplastados por leyes inicuas y desiguales.

El pueblo español, sobre todo la parte más consciente, pensante y libre, es la víctima de la tiranía del miedo y el vivo retrato de un rebaño del que se espera que obedezca y no de problemas, una auténtica masa de autómatas cuyo denominador común es el miedo al poder.


Francisco Rubiales

- -
Lunes, 9 de Marzo 2020
Artículo leído 699 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 09/03/2020 09:11

El artículo toca varios temas interesantes desde el denominador común del miedo.

Siempre les he reconocido la capacidad de propaganda y de crear situaciones de bloqueo de la sociedad, es decir de miedo. Pero a diferencia del miedo de los déspotas confesos, se trata de un miedo difuso que viene acompañado de apelaciones a la libertad y a la democracia. No es el clásico miedo a la represión violenta, es el miedo difuso a perder lo que se tiene y que tanto esfuerzo ha costado. En esto, hay que reconocer que son maestros.

Pero esto va acompañado de una propaganda muy efectiva, de forma que la gente piensa que lo que nos dicen y hacen es lo mejor. Lo vimos ayer. Nos montaron el aquelarre feminista, sobre el que todo el mundo tiene conciencia que es algo subvencionado y organizado desde el poder y sin embargo todo el mundo lo acepta como algo natural. Se está machacando a los hombres, humillándolos y ridiculizándolos y sin embargo, esos mismos hombres siguen votando a sus verdugos.

Aquí también hay un componente de supervivencia, es el "si no puedes vencerlo, únete a él" y todo el mundo compite por ser más feminista que los demás, por poner el caso de ayer. Y lo mismo pasa en las zonas separatistas, la gente ve que el separatismo es triunfador y se apunta para que luego no te marginen. Hay un componente importante de supervivencia en todo esto.

El pueblo tiene un fino instinto para saber por donde sopla el viento y eso lo aprovecha la casta para, mediante su propaganda, aplastar cualquier tipo de oposición y hacer que el pueblo piense que el camino es ese. Y si nos paramos a pensar fríamente, las esperanzas de regeneración son muy escasas y lo que deberíamos hacer es unirnos al aquelarre y no oponernos, porque a estos no hay quién los apee del poder. Pero la conciencia repugna estas cosas y procuramos hacer lo que podamos y tratar de salvar lo que se pueda o al menos retrasar lo inevitable.

También es cierto que la presunta oposición es de pena. Los c's no son capaces de tener un discurso propio. Los humillan y ellos siguen lamiendo la mano que los golpea. Esa actitud sumisa no gusta a la gente y no es extraño que sean ya un partido marginal. El pp acepta sin problema, es más siempre ha rubricado, todas las tesis marxistas, recodemos que no ha eliminado ninguna de las leyes injustas que han puesto los socialistas, en cambio, esto han suprimido las que pusieron ellos y no les gustan.

Al no haber un discurso que cuestione los disparates, la gente piensa que eso es lo bueno y lo acepta, aunque seguramente en su interior, piensen que algo no va bien.

Sin embargo hay un resquicio de esperanza. Ayer los de vox hicieron un congreso o lo que fuera. Llenaron el aforo y seguramente mucha gente siguió el acto por internet. Eso quiere decir que hay un grupo de gente dispuesta a luchar contra la casta y sus disparates. De hecho, las encuestas empezaron en Galicia negando cualquier escaño a vox, ahora ya les conceden uno, eso sí, dejan caer que es a costa de que el pp pierda la mayoría absoluta y ya se verá qué ocurre cuando el ordenador asigne los votos.

Anoche encontré esto:

http://astillasderealidad.blogspot.com/2020/03/el-marxismo-cultural-como-religion-de.html

Es un artículo largo, por lo que no he tenido tiempo de leerlo, pero por el vistazo que le di, creo que explica bien la cuestión.

Julia

El virus afecta a todo el mundo, lo que pasa es que cuanto más joven, menos se notan los síntomas, de forma que en el caso de los niños pequeños, se confunde con un resfriado. Al fin y al cabo es un resfriado, violento, pero resfriado. Es en las personas con padecimientos graves donde se manifiesta mortal. Exactamente igual que la gripe.

Lo que no tengo claro es si las medidas de aislamiento servirán para algo. Es decir, si se conseguirá aislar el virus y eliminarlo. Tal vez lo mejor sería dejarlo que se extienda, con una cierta prevención y precauciones y asumirlo, como se asume la gripe. Y como no sabemos, tenemos que aceptar que otros que tampoco saben, impongan medidas que perjudican a la sociedad sin saber si servirán para algo.

Se me ocurre que los que están sufriendo más la epidemia o eso nos cuentan, son los contestatarios al sistema: China, Irán, Italia... Italia tiene un fondo de rebeldía hacia las políticas uropeas y tal vez convenga darle un correctivo que les impida hacer algo inconveniente, como por ejemplo poner a Salvini de primer ministro y que cuestione las políticas uropeas.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros