Voto en Blanco
Voto en Blanco
Voto en Blanco


Buscar en artículos:
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.

Información y Opinión

La "Post-verdad" y la "Era de la desinformación"


Nota

Algunos dicen que la verdad ha muerto, pero quizás sólo se ha escondido y no es posible verla. Pensábamos que el relativismo acabaría con la verdad porque afirmaba que no hay una sola verdad sino muchas y que todo depende del enfoque. Pero el mayor atentado contra la verdad, el que la ha casi exterminado, ha sido la "post-verdad", que significa algo así como el "dominio de la mentira".
---



El diccionario Oxford analiza los términos más utilizados durante los doce meses anteriores y selecciona la palabra del año. En 2016 la escogida ha sido la "post-verdad". El "post-truth" lleva más de diez años de utlizándose, pero ahora está en lo más alto. Oficialmente, el término se refiere a las “circunstancias en las que los hechos objetivos tienen menor influencia en la formación de la opinión pública que los llamamientos a la emoción y a la creencia personal”. En política es donde más se utiliza y su significado es algo complejo, pero puede resumirse afirmando que la verdad se esconde y que ya creemos más en los cuentos, mentiras y opiniones que en los hechos y en esa verdad descarnada que nadie encuentra.

De tanto mentir, tergiversar y confundir han conseguido que la verdad desaparezca. Nunca se ha mentido tanto como ahora a lo largo de la Historia, sobre todo desde el poder. Antes, la mentira tenía un precio, pero ahora es impune. La mentira ha contaminado al mundo de hoy partiendo de los palacios y ministerios del poder, descendiendo desde las alturas a la base e impregnando con su suciedad la información, la política, la cultura y la vida misma.

Creíamos que caminábamos hacia la "sociedad informada" y resulta que íbamos hacia la "sociedad desinformada". Los poderosos se han atiborrado de poder y de descaro y se sienten lo bastante seguros para mentir sin pagar precio alguno. En los tiempos primitivos, los faraones y los reyes de Sumeria, Babilonia o Persia pagaban un alto precio por mentir, incluso con la vida, pero los dirigentes de hoy no es que mientan sino que viven constantemente en la mentira.

A ese repugnante revoltijo de falsedad le llaman "post-verdad", una palabra de moda cuya mejor definición quizás sea "el reino de la mentira", pero que quiere expresar también que la verdad ya no es reconocible, ni fiable, de tanto ser violada, vejada y manoseada por gente sin ética ni escrúpulos.

La palabra está tan de moda que su búsqueda en Google Noticias arroja 60 millones de resultados de artículos usando esa palabra, incluyendo una carátula en septiembre de la revista The Economist sobre Donald Trump titulada ‘La política de la post-verdad: el arte de la mentira’.

Las recientes elecciones en Estados Unidos demostraron la efectividad y el poder de la post verdad. Trump -y en menor medida Clinton- protagonizaron una campaña cuyo eje fueron las desinformaciones, confusiones, mentiras, medias verdades, filtraciones y la manipulación de los ciudadanos y de los medios.

Los romores volaban como una lluvia de meteoros y las redes sociales eran un hervidero de noticias falsas y acusaciones de todo tipo. El resultado es evidente: nadie sabe cómo y por qué ganó Trump, si los rusos influyeron o no, si hubo intención de influir con la filtración de los correos de Hillary, si las agencias de seguridad tomaron partido, quién y por qué se filtró el mal estado de salud de Clinton e incluso si hubo o no hubo fraude en los recuentos de votos populares. El panorama es típico de la terrible post-verdad.

Es evidente que nos hemos metido de lleno en un mundo carente de verdad, altamente peligroso. La gente está harta de los "expertos" y ya no se cree nada, sobre todo lo que llega desde el poder. Antes, una confirmación o un desmentido proporcionaban certeza, pero hoy tienen el efecto contrario: "Si lo niegan es porque será verdad".

Los ciudadanos están aprendiendo cerrar los oídos a todo lo que provenga de la autoridad, a fiarse de sus sentimientos e impulsos y a leer mas su corazón que su mente. La consecuencia es visible y elocuente: las encuestas no son fiables y los pronósticos fallan, mientras los ciudadanos se dedican a castigar a los gobiernos en las urnas y a votar justo lo contrario de lo que quieren los poderosos.

Los gobiernos actuales han conseguido algo que parecía imposible: superar a los viejos totalitarismos del siglo XX, bolcheviques, nazis y fascistas, en la fabricación de mentiras y engaños. El nuestro es ya un mundo desquiciado donde el liderazgo se ha desvinculado de todo lo que tenía en el pasado: verdad, virtud, valor y nobleza, sustituyéndolo por mentiras, corrupción, cobardía y bajeza.

El mundo que nos están construyendo nuestros líderes es cada día más resbaladizo, inseguro y peligroso. Al carecer de certezas, la gente no sabe donde está el bien y donde el mal, ni qué camino es el correcto o de quien fiarse, un caos nebuloso que se parece mucho a los prolegómenos del Apocalipsis que describió el evangelista San Juan.

Es un mundo en equilibrio frágil sin verdad, donde nadie se fía de nadie, en el que es posible todo, incluso que un día, de manera inesperada, las ojivas nucleares describan sus pavorosas elipsis en los cielos de este mundo agónico.

Francisco Rubiales

- -
Lunes, 6 de Marzo 2017
Artículo leído 6564 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 06/03/2017 08:20

Supongo que es la característica de un fin de ciclo. No sé si alguien habrá estudiado si existía la mentira como forma principal en las sociedades que sufrieron la destrucción, por ejemplo el Imperio Romano en sus últimos siglos.

Se sabe que durante ese tiempo algunas de las costumbres que hoy se nos presentan como conquistas sociales, existían y contribuyeron al hundimiento, pero no sé si se ha estudiado la influencia de la mentira. Supongo que en ese tiempo todo el mundo mentiría, especialmente los gobernantes, pero hay que comprobarlo.

Lo cierto es que una sociedad basada en la mentira es inviable y dado que la mentira se ha institucionalizado, cabe pensar que la sociedad que conocemos tiene sus días contados, aunque seguramente los que tenemos cierta edad no veamos ese fin.

Un síntoma de eso son los disturbios en los USA a cuento de las manifestaciones a favor del presidente. En principio, manifestase en apoyo de la política gubernamental, cuando ese gobierno no lleva ni dos meses ejerciendo parece una cosa razonable para que se sientan apoyados por los ciudadanos. Debería haber sido algo festivo y pacífico. Sin embargo casi todas acabaron a golpes. Es decir, que la institución presidencial, que siempre fue algo reverenciado e intocable, está siendo cuestionada de forma violenta. Y una vez sentado el precedente, cada presidente del futuro sufrirá este tipo de actos.

Y esto es consecuencia del cúmulo de mentiras que se han ido acumulando en la sociedad americana, en este caso, a lo largo de los últimos años. Las mentiras no han sido fruto de la campaña, ha sido algo que se ha practicado en los últimos años, tal vez la mas famosa sea la de las armas de destrucción masiva. Y ahora la bola de nieve es incontrolable.

En Europa, que va a remolque de los USA, empezamos a ver las consecuencias de tanta mentira y conforme avance este año electoral, se irán poniendo de manifiesto en todo su esplendor. Pero no desfallezcamos, lo bueno irá viniendo en los sucesivos años.

Pasmao

Si sorteamos un equipo de fiscalizadores de la casta, no solucionamos nada. Ninguna persona normal se va a atrever a actuar en contra de la casta. La casta es una mafia y nadie va contra la mafia. La casta debe desaparecer y entonces los ciudadanos ejercer el poder le la forma que se considere más oportuna, bien como fiscalizadores de los técnicos o bien como actores de la política. Pero sin la casta.

2.Publicado por Blogger el 06/03/2017 11:07
Permitidme un pequeño lamento:

Estoy publicando algunos artículos de contenido intelectual, como el de hoy sobre la pst-verdad y el reciente sobre el "sorteo" sin que el numero de visitas los premie. Pienso que es lógico porque esos artículos son menos espectaculares y más difíciles de digerir que otros sobre la actualidad cargados de denuncia. Pero lo lamento.

Un saludo cordial.

F. Rubiales

3.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 06/03/2017 12:45
Esta nueva denominación de "post-verdad", a lo que se ha dicho hace tanto tiempo de "una mentira dicha muchas veces se transforma en verdad", no es nada nuevo bajo el sol.
Si, es cierto que debido a que "De tanto mentir, tergiversar y confundir han conseguido que la verdad desaparezca. Nunca se ha mentido tanto como ahora a lo largo de la Historia, sobre todo desde el poder. Antes, la mentira tenía un precio, pero ahora es impune.", pues como se ha olvidado que la mentira es una de las peores cosas que un ser humano puede hacer. Se ha banalizado la mentira, la calumnia, la ofensa, ahora se puede decir lo que se quiera e incluso atacar a cualquiera y con sólo el hecho de decirse ya parece que eso existe y es real.
Los políticos usan mucho este arma, el de la mentira, el de decir cosas que saben ellos mismos que no es cierto pero que saben que al decirlo adquiere como un aura de verdad o de certeza porque nadie que lo escucha en un principio le sale diciendo que es falso, todos lo alaban, incluso aunque no sea el líder del partido, cuando un político habla tiene a mucha gente alrededor solo para escucharlo y no rebatirle nada, y si lo rebate alguien es otro político o periodista de la misma calaña que se dedica a lo mismo: hablar sin decir nada.
Y es lo que se ha impuesto en la sociedad, con las redes sociales todos usan las mismas táctica que los políticos; decir y decir y después que vengan a rebatirme.
La mentira no es buena, pero con este abuso de ella ha llegado a ser un arma más de este mundo en cualquier sitio. Ya por mentir no te castigan y mucho menos vas a la cárcel, la mentira no es delito, salvo que con ella se infamie, calumnie u ofenda a alguién.

4.Publicado por pasmao el 06/03/2017 17:44
Apreciado Don Francisco

La verdad cuesta y duele, puede que por eso éste artículo y otros de mas difícil digestión no hayan tenído tanta audiencia. No obstante es necesario persistir, por lo menos que no digan que no se intentó.

Respecto al tema en cuestión.

Postverdad, o mentira refinada . como se la quiera llamar ha habido siempre. el problema es si antes la ha habido en las cotas de ahora y si ha tenido la influencia que tiene en este momento.

La Postverdad.. no se genera y difunde por casualidad, siempre hay un Poder que saca partido de ella. Nosotros tenemos el tema de la Leyenda Negra, o el mas próximo de la Gripe Española.. recuerde la Guerra de Cuba con los periódicos USA invéntándose cualquier cosa, etc

El Poder siempre ha tenido mucho cuidado con que la dosis de Postverdad en el entorno no superara ciertos umbrales porque la estupidez general derivada de su consumo se podía volver en su contra.

Pero ha pasado como con los clanes de gitanos (perdóneme la generalización tan incorrecta) que de pasar de vender droga a también consumirla (en la creencia de que cómo ellos no eran como los payos no les afectaría) acabaron como han acabado.

La Postverdad se mantuvo en unos límities razonables durante la guerra fría porque el Poder necesitaba que la sociedad que combatía al comunismo tuviera los 5 sentidos en ello. Las distracciones derivadas de no saber apreciar donde estaba el enemigo podían ser fatales.

Era necesario que la verdad fuera verdad (valga la redundancia) y que en las organizaciones los mas capaces, no los mas pelotas, fueran quienes detentaran la responsabilidad.

Aquí con Franco también tuvimos nuestra dosis de postverdad, pero el Régimen siempre tuvo muy claro que con las cosas de comer no se jugaba. Si había un idiota a quien enchufar se le daba un estanco, o un cargo en el movimiento, jamás un Caja de Ahorro. Se hacía por el mismo motivo que los otros en la Guerra Fría. Existía un enemigo y esa verdad obvia no se podía ignorar.

En una empresa si quiere funcionar en base a un mercado la postverdad sobra. No creo que en ZARA esté muy enraizada la postverdad.

Si los paises del Este sucumbieron es porque el comunismo para disimular sus fracasos inóculo tal dosis de postverdad a su población que el sistema se hizo inviable.

Es la diferencia entre la España de Franco y la Venezuela de Chavez/Maduro.

El salto cualitativo se ha dado en dos fases casi simultáneas y que se realimentan:

1/Cuando cayó el Muro y se derrumbó el Este y el Poder de aquí decidió que como ya no había peligro era mejor aumentar la estupidez general. Así se evitaban problemas. Y además lo mejor para controlar a la población era asumir el modelo fracasado de los soviéticos dado que ya no había el peligro de alguien pudiera aprovecharse de la idiocia creciente para arrebatarles el poder.

2/Con la parición de internet y las redes sociales y su sofisticación. Sabido es que cuando uno busca algo en internet, o se quier informar de.. los buscadores "reorientan" la información en función de los prejuicios de quien busca. Es mas muchos se inorman directamente con lo que les "alimenta" su agregador de noticias o via twiter con lo que dice la gente a la que siguen. Bien sea la Milá de GH o Cristiano Ronaldo.
Con lo que se refuerza el prejuicio porque "noticias" y enfoques bastardos siempre habrá en mumero suficiente para que se consoliden universos, matrix, variados, a los gustos y prejucios del personal.

El problema es que no se si las "élites" están perdiendo el control, por lo mismo que pasó con los gitanos, por consumir lo que sólo podían tomar terceros, por haberse creido de otro Adan y Eva.

No se si un mundo lleno de robots e IA dará la suficiente productividd para alimentar a toda esta legion de lobotomizados o si acaberemos en un uturo distópico lleno de galletas verdes.

Por lo pronto y respecto al pasado reciente y de cómo se utiliza la postverdad para sacar partido de una situación tenemos el 11M.

Estoy seguro que en todos esos acontecimientos USA de ahora se han repasado despacio lo que pasó en el post 11M.

un cordial saludo

5.Publicado por seguro que lo de los Romanones es otra postverdad el 06/03/2017 19:15
un cura maricón.... no me lo creo.
Y menos aún diez curas maricones.

Seguro que es una postverdad fruto de esta España decadente, porque cuando
Franco estas cosas no pasaban

acabo de leer " boule de suif Guy de Maupassant "...os vendría de perlas a todo el foro.

6.Publicado por Bernarda el 02/11/2017 17:45
"Y, sobre todo, el pueblo cuyo sentido político despierta apenas no se preocupa tanto de la exactitud efectiva de tales o cuales datos como del alma moral que los anima y que habla en ellos; hecho o invención fabulosa, lo importante es que estemos ante la encarnación de los pensamientos, los temores, las esperanzas del pueblo; no importa que se trate de un cuento de hadas. El pueblo ve esto, ve su propia esencia reflejada en la esencia de su prensa y, si no lo viera, si creyera estar ante algo insignificante, no se entusiasmaría ante ello, pues un pueblo no se deja fácilmente engañar" (Karl Marx)

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros