Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos



Información y Opinión

La España decente existe y es mil veces mejor que la España de los políticos


Nota

La gota fría o DANA que ha devastado el sudeste y otras tierras de España ha puesto en evidencia que existen dos Españas que no se parecen en nada: la de los políticos, indecente y repugnante, y la de los ciudadanos, solidaria, humilde, trabajadora y ejemplar. La primera, llena de privilegios, rencores e ineptitud, arrogante, sin valores y fracasada, nos decepciona y nos fuerza a repetir las elecciones, con todo lo que ello representa de desgaste, frustración y gasto innecesario, mientras que la segunda, la del pueblo sencillo, sufridor y anónimo, trabaja de manera generosa y ejemplar en la limpieza y reconstrucción de las tierras devastadas por las lluvias torrenciales, demostrando donde está el verdadero valor y el mérito en este país, del que se han apoderado los peores.
---



La España decente existe y es mil veces mejor que la España de los políticos
La España sana y noble no está en los palacios y ministerios, sino donde habita el pueblo. Sin embargo, es la España sucia de los políticos la que tiene todo el protagonismo y sale en los telediarios, proyectando sobre el mundo la imagen de un país sin valores y lleno de personas de baja estofa. La verdadera España no es la que está en la Moncloa, sino donde habita el pueblo, donde las personas trabajan, colaboran, sobreviven y demuestran cada día sus valores y su valía.

Las tragedias y las grandes catástrofes hacen brotar el alma oculta de los pueblos y desvelan los valores que atesora. La Historia, que es maestra de la vida, nos enseña en estos días, con una claridad pasmosa, que España está dividida en dos, una con gente sin valores ni méritos, que no merece representarnos, ni gobernar esta nación, y otra valiosa y llena de dignidad y de viejos valores. Es una lección valiosa que nunca deberíamos olvidar: En los palacios está lo peor de España, la que supura, escandaliza, aplasta y delinque amparada en la legalidad, la que cobra impuestos desproporcionados, la que ha hecho engordar al Estado hasta que ya es insostenible, la que beneficia a sus amigos y aplasta a sus adversarios, la que crea y genera frustración y tristeza, cuando su deber es justo lo contrario, el de hacer felices a los ciudadanos. La España de los políticos y del poder es un millón de veces más sucia e indecente que la España de los ciudadanos.

La España sana e ilusionante se ve y deslumbra estos días en el destruido sudeste español, en las tierras devastadas de otras ciudades y pueblos. Allí los vecinos, unidos a miles de voluntarios movidos solo por la generosidad y la entrega, trabajan unidos en la reconstrucción de sus tierras, de sus pueblos y de sus maltrechas vidas, día tras día, expulsando el agua y el barro que ha destruido sus hogares y negocios, ayudados por esa otra España sana que está representada por las fuerzas del orden y la milicia, entre las que destaca la Unidad Militar de Emergencia (UME), la única obra decente de aquel español digno de olvido llamado Rodríguez Zapatero.

Aprendamos lo que la realidad nos enseña y tengamos presente a la hora de votar, el próximo 10 de noviembre, que los candidatos de los viejos partidos que han participado en la construcción de esta España desgraciada, injusta, indecente y mal gobernada, aquellos que aparecen en las papeletas ya elegidos por sus respectivos partidos, no merecen ni nuestro voto ni nuestro respeto.

Francisco Rubiales

- -
Miércoles, 18 de Septiembre 2019
Artículo leído 674 veces




Comentarios:

1.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 18/09/2019 08:05
https://photos.app.goo.gl/LTjd1Stfjd6boanWA

2.Publicado por vanlop el 18/09/2019 11:01

Pasmao

En el fondo al personal le la va la marcha. Es mucho más cómoda una dictadura que una democracia. En la democracia hay que gastar un tiempo en pensar y analizar, en la dictadura no. Pero como la moda es la democracia, con que haya votaciones cada cierto tiempo, ya nos lo creemos y vivimos felices. El gobierno es un padre que mira por nosotros y nos cuida.

Si recordamos la caída de la URSS, vemos que el bienestar, por decir algo, de los rusos se hizo a costa de. A costa de otros países a los que parasitaban, a costa del medio ambiente, que estrujaron como si fuera un limón, en realidad crearon poca riqueza, todo fue un vivir de las rentas. Y cuando se acabaron las rentas... Luego los rusos tuvieron que pasar veinte años de perros, con emigración masiva y graves problemas sociales y todo eso no ha terminado, aunque ya en Rusia se puede vivir, si no con lujos, sí con cierta dignidad.

Pues esto es lo que tenemos. Estamos viviendo de las rentas, unas rentas en forma de deuda, pero como es cosa de todos, pues ya se sabe que mal de muchos... Porque en toda Europa pasa lo mismo, todos competimos por tener los mejores servicios, los mejores "derechos", pero nadie le dice al "pueblo soberano" que todo eso hay que pagarlo y que no hay tanto dinero para hacerlo. Pero mientras la deuda aguante... Exactamente igual que hacían los comunistas en Rusia.

Y visto esto, la gente no cree el posible fraude, lo consideran un disparate. Pero no porque sus convicciones democráticas le digan que eso es imposible porque la casta se juega una revolución y demás. Lo consideran imposible porque su subconsciente les dice que si se caen los palos, se quedan sin sombrajo. Y aquí todos vivimos muy felices en la ficción o mentira de tener una democracia homologada que produce un estado de bienestar. Cuando en realidad, lo que en el fondo de mi alma, ese fondo que me niego a reconocer que existe, deso es una buena dictablanda que mire por mí y me cuide. Y eso lo tenemos.

Es más, los que sufrimos con los impuestos, con la delincuencia, etc. somos los que pensamos un poco y miramos a ese futuro tan próximo cuando nos digan que se acabó lo que se daba. Pero el resto no lo piensa, porque si lo hace, le entrará el terror y por eso su cerebro lo rechaza. Es mejor vivir en un cuento feliz.

Julia

Tampoco es tan malo el circo de las votaciones, tiene ocasión de votar en contra de, aunque no sirva de mucho, pero ellos lo saben, no son tan tontos como para ignorar los votos reales. Al fin y al cabo es la mejor encuesta.

Francisco López

Por supuesto, quedarse en casa con plena conciencia que es lo mejor, es algo muy democrático, pero creo que hay que ir y votar, en contra de, pero votar y si se vota a partidos pequeños, cuanto ms marginales mejor, ellos saben que esa gente está contra el sistema y son cifras reales, aunque, por supuesto, nunca lo dirán.

3.Publicado por vanlop el 18/09/2019 11:11

Sin duda, el pueblo es mucho mejor que sus dirigentes. Desgraciadamente, a ese pueblo lo han corrompido y ya no es ni la sombra de lo que fue en la transición. Pero son duda mucho mejor que los que mandan.

Tendremos tiempo de hablar del tema, aún falta más de mes y medio para el 10N, pero hay algo que se les ha escapado a los medios, puede que inconscientemente o como una forma de manipular al personal para que vota lo que ellos quieren.

Según he oído al paso en una cadena de TV, ni siquiera me he fijado en la pantalla, cuatro o cinco partidos similares en escaños hacen ingobernable el país. Parece que lo evidente es hacer una votación en la que tres de sos partido pierdan hasta la camisa y quede la cosa, como debe ser, dos partidos y luego los separatistas para forzar gobiernos. Aquello de las buenas y viejas costumbres.

No hay más que ver la "encuesta" del cis, para verlo. Y eso me lleva al comentario de Pasmao y a mi respuesta. Un partido que ponga de manifiesto el fraude, es decir, que demuestre que el rey está desnudo, va a tener serios problemas con el lanar. Todo está atado y bien atado.

4.Publicado por pasmao el 18/09/2019 14:12
Buenos días Don Francisco

La España decente existe, que duda cabe. Pero la indecente también. Y es mucho mas numerosa de lo que pensamos.

Hasta que punto está la decente está dispuesta a enfentar la situación de tala manera que si la indecente se planta haya lío, es la pregunta del millón. A mi no me importa que haya lío.

Porque, en la situación en que estamos, el problema es que cuanto mas tarde en estallar la mierd* acumulada, mayor será la explosión. De ello no tego duda alguna.

Respecto lo que comenta VANLOP, mas que de acuerdo.

Que dentro la basura institucional haya personal que aún se pueda decantar hacia el PP o PSOE dá la medida de lo que he comentado antes.

Entiendo que gente muy ida, en la izquierda, vote Podemos o similar ¿Pero PSOE?

Lo mismo en la derecha, entiendo que voten Cs, pero ¿PP?

Aunque la alternativa menos mala sea VOX

un cordial saludo.

5.Publicado por Julia el 18/09/2019 15:46
Yo me refiero a que no voy a hacer caso de la campaña. Para abstenerse, prefiero votar a VOX porque creo que es el único partido que no va a jugar al parchís con los enemigos de España: los separatistas y los que quieren una revolución para implantar una Dictadura de extrema izquierda, claro disfrazada de ¿Democracia?

6.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 18/09/2019 17:51
Es que en estas eleccines hay que demostrar totalmente que se está en contra de este sistema establecido en el Artículo 99 de la Constitución que posibilita que haya estas faltas de acuerdos entre los políticos (no se si premeditadas o no) para que por culpa de su incompencia tenga que volverse a convocar elecciones que en realidad no sirven para nada porque no cambia en gran medida el resultado anterior de las elecciones y vuelta a empezar. Con este sistema los políticos adquieren un protagonismo (aunque se malo, pero a ellos les da igual) excesivo en la sociedad. Llevamos ya desde prácticamente desde las elecciones de 2015 con una situación política inestable y que no es culpa de los ciudadanos (cómo pretenden hacer ver algunos por no votar más mayoritariamente a cierto partido) sino de los políticos ineptos de este país (de un lado u otro) que hace que nos quieran hacer pensar que ellos son indispensables en la sociedad. Es cierto que un gobierno en funciones o inestable contínuo no es bueno, pero también hay que decir que de una forma u otra el país en todos sus aspectos sigue funcionando sin necesidad de políticos que tomen decisiones definitivas que a saber si no será peor el remedio que la enfermedad.

La Constitución tendría que permitir que en estos casos no se tenga por qué ir de nuevo a elecciones, sino que el Rey pudiera nombrar un Presidente del Gobierno definitivamente aunque sea sin el acuerdo de los partidos (que ya sabemos que únicamente buscan su propio beneficio). Podría el Rey nombrar un Presidente por su cuenta, independiente de los de los partidos, que estuviera por lo menos hasta que terminara la legislatura y que así los partidos vieran que no es tan imprescindible su beneplácito para ello, porque no representan al pueblo, ya sabemos que sólo representan a sus partidos. O la elección directa del Presidente por medio de elecciones.

El sistema establecido es nefasto, y se está viendo que nada provechoso. Porque como he dicho únicamente favorece a los políticos y sus intenciones de estar siempre en el candelero mediático de una forma u otra. Si no son capaces de ponerse de acuerdo, o no quieren, pues no ejercen como verdaderos políticos que tienen que hacer lo posible (o lo imposible) por hacer que un país funcione, y entonces entiendo que si algo, o alguién, o algunos no realizan su función debidamente pues deben ser descartados y se hace otra cosa, por muy "representantes del pueblo" que digan que son.

LLegaremos a principios de 2020 en casi la misma situación, y nos tendremos que aguantar. Por lo que es necesario un cambio del sistema de elección y nombramiento del Presidente del Gobierno para evitar estas situaciones. Lo malo es que ese cambio lo tienen que hacer los mismo políticos, los mismos causantes del problema, por lo que no sabemos qué sistema alternativo establecerían que no fuera tan ineficaz, costoso, y que ya produce el rechazo general de la población como éste que tenemos en el Artículo 99 de la Constitución, que es imprescidible reformar...YA.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros