Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos



Información y Opinión

Francia, Holanda e Inglaterra: destructores de España y eternos enemigos


Nota

Muchas veces en la Historia la dignidad de una nación exige no olvidar quienes son sus enemigos. No es por espíritu de venganza, sino por amor a la verdad, que siempre orienta y libera. La España política del presente, con una clase dirigente degradada y sin grandeza, parece ignorar, por desgracia, su propia Historia y carece del orgullo y la dignidad necesarias para restituir la verdad que nos han arrebatado.

España ha sido víctima de una conspiración rastrera protagonizada por tres países: Francia, Holanda e Inglaterra. La afrenta fue tan grande y la agresión fue tan vil que los españoles de hoy y de siempre estamos obligados a no olvidarla y a tener siempre presente y vivo el rechazo y la indignación ante lo que hicieron contra nosotros con traición y bajeza.

Reproducimos hoy un trabajo del venezolano Xavier Padilla, que narra la Historia desde otra óptica distinta a la que los vencedores han impuesto, más real y certera que la que circula por el mundo. Para los españoles, víctimas de esa sucia tergiversación de la Historia impuesta por nuestros enemigos, es un honor y un placer que la verdad empiece a ser restituida en un mundo que muchas veces ha sido prostituido por la mentira de países indignos, crueles e indecentes.
—-



Francia, Holanda e Inglaterra: destructores de España y eternos enemigos
Padilla defiende la verdad en un mundo dominado por la mentira y en un asunto, el de España, donde la envidia y el odio de sus enemigos han conseguido fabricar una Historia falsa e injusta que el mundo, desgraciadamente, da por buena. Padilla, como muchos de los nuevos luchadores por la verdad, queremos restablecer lo que realmento ocurrió, sin odios y sin venganzas, con rigor histórico y libertad en la mente.

La versión de Padilla, que él describe como "Basada en una revisión de la historiografía, que no es historia sino versión (del vencedor), y en un retorno a las fuentes históricas documentales (los 7 km de estanterías del Archivo de Indias, en Sevilla) con el trabajo de docenas de historiadores críticos", dice:

En 1800, todos los venezolanos éramos españoles.

Decir “venezolanos” era como decir margariteños o falconianos. En otras palabras, provincianos. ¿Quién si no algunos engreídos muchachitos afrancesados podían sentirse disminuidos por ello?

Venezuela era una decentísima y próspera provincia española que, justo en los 27 años previos a la atroz revolución Bolivariana (la original) había triplicado su economía gracias al libre comercio de sus puertos decretado por el rey Carlos III.

Nada justificaba la retórica independentista, sólo la resentida ambición de un oportunismo mantuano, muy minoritario.

En 1810, con esta revolución pseudo-patriota, nuestra envidiable prosperidad se detuvo por completo.
Venezuela, que no era una colonia, sino una provincia del reino, aquella que algunos sobrevivientes al desastre revolucionario luego recordaron como “la más feliz del universo,” pasó a ser una tierra arrasada, la más triste y abusada del reino.

Si alguna vez fue la provincia del crecimiento y la abundancia, es porque el país al cual pertenecía no era otro que España, el más grande y rico del planeta.

Nuestra moneda, el “Real de 8,” era la divisa internacional por excelencia (equivalente al dólar actual), la referencia incluso en el comercio asiático.

Éramos parte del país más extenso de la Tierra, en el continente americano íbamos desde Argentina hasta Canadá. Llegamos incluso a poseer Alaska.

Estados Unidos era pequeñísimo, su expansión ulterior se produjo sobre lo que habían sido tierras españolas.

España fue objeto de una conspiración múltiple, atacada simultáneamente por Francia, Holanda e Inglaterra, y desde dentro por Bolívar y San Martín, ambos en alianza con Inglaterra, a los que pagaron ingentes cantidades de riquezas del continente.

Con dinero también montaron sus ejércitos, llenos de mercenarios y tropas extranjeras. Se enfrentaron a una población local, orgullosa y leal a la Corona, compuesta de las clases populares, incluyendo la aborigen.

Antes que venezolanos TODOS éramos españoles, tanto los nacidos en Europa como los nacidos en América. Con los mismos derechos gentilicios.

Los esclavos eran españoles, estaban protegidos por leyes que les permitían comprar su libertad por el mérito y el trabajo. Por eso no sólo había negros en el ejército, sino incluso negros generales. Igualmente pasaba con los indios, eran tan españoles como el resto de los venezolanos y tenían aún más leyes protectoras. Nadie podía tocarles sus tierras. Eran realistas, y muchos también oficiales.

Los ejércitos de la Corona en el continente no estaban conformados por ibéricos sino por americanos. Pero siendo la primera potencia del mundo fuimos traicionados por un grupo de mantuanos oportunistas que quisieron apoderarse de la región, en un momento en que debieron defender a nuestro reino, gracias al cual habíamos alcanzado ser la próspera civilización que éramos.

Nuestra región fue descrita en 1800 –esto es, 10 años antes de la revolución– por el sabio naturalista alemán Alexander Von Humboldt como “la región más próspera y apacible del planeta.” La legendaria crueldad del imperio español es, pues, una leyenda, la gran mentira con la que todos en la Vzla republicana fuimos adoctrinados, incluso antes de ir a la escuela: a nuestro himno le ocurre tener, no casualmente, un aire de canción de cuna.

Pues tal parece que de hecho era una, a la cual cambiaron el nombre y la letra. La propaganda anti española fue brutal, con ella se borró nuestro gran pasado.

Fue orquestada y difundida en Europa por los reinos rivales, y utilizada intramuros en las provincias por los separatistas. La historia que conocemos fue escrita enteramente por las actores triunfales de la conspiración.

Una que no dejó nada en pie, y que habiendo logrado la desintegración del continente vendía entonces un proyecto integración tan ridículo como el de la Gran Colombia, una integración que ya existía ampliamente. El caso es que con la mal llamada “independencia” el continente quedó balcanizado en 22 republiquetas pobres y rivales, disputándose tierras y poder, en una región ahora completamente arrasada por las guerras y el pillaje.

Los republicanos robaron todo, hasta las iglesias. Las élites que tomaron el poder reconstruyeron las ciudades y pueblos a base de expropiaciones.

Los indios perdieron sus tierras, subastadas por los revolucionarios y compradas por nada por los propios subastadores, mantuanos secesionistas. Las disputas mantuanas intestinas por el poder se sucedieron de una generación a otra a lo largo del siglo, las guerras continuaron, pero ahora entre republicanos, como es típico entre codiciosos. Con ellas se condenó región al atraso.

Después de la “independencia,” esas guerras que caracterizaron al siglo se hicieron terribles hacia el final del mismo. Luego, en el XX, apareció el petróleo, un preciado fósil que le dio a Vzla la impresión de que finalmente todo tuvo sentido, y de que había un futuro a pesar del desastre.

Pero con dicho rubro milagroso sólo aumentaron las pugnas domésticas, y no tanto la riqueza.

Con mucho menos recursos, en otros países y regiones del mundo se hizo y se sigue haciendo infinitamente más que en Vzla. Todas las élites empoderadas desde la independencia le deben pues su poder a Bolívar, por supuesto, el bandido que les dejó un país para su disfrute personal (verdadero significado de esa “Libertad”), y por eso todos los gobiernos posteriores a Bolívar obviamente le han rendido culto.

Especialmente el chavista. Bolívar, el “padre de la patria,” la de ellos... Vzla debe, pues, fundarse después de este último Estado forajido bolivariano sobre la base de un proyecto hispánico enteramente nuevo y deslastrado de toda simbología independentista decimonónica; es decir, no refundarse sino fundarse como 1ra República, no como 6ta, por aquellos que ganen la guerra contra la actual tiranía.

¿Pero tendrán suficiente consciencia histórica quienes venzan...? Me temo que no, pasarán aún muchos años antes de que sepan quiénes originalmente somos, seguirán adorando a Bolívar en sus plazas, y en un santiamén brotará el mismo bárbaro protagonismo.

Xavier Padilla

- -
Jueves, 11 de Julio 2019
Artículo leído 1447 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 11/07/2019 09:04

Evidentemente se puede añadir un montón, pero sería entonces un libro de Historia y no un artículo o un comentario. Así que dejaremos la cosa como está, que al fin y al cabo es un artículo y debe tener la extensión que debe tener y sirve para recordar que hay libros de Historia pero que no todos sirven, que en realidad, muy pocos dicen la verdad. Los interesados tendrán que buscar entre todos aquellos que la dicen.

Los mantuanos, se puede mirar en wikipedia, eran los criollos ricos, la élite social de Venezuela y eran masones. No descubro nada pues todos los libros al respecto editados por la masonería, lo dicen, incluso en muchos sitios se presume de ello. Sin embargo, ni el autor del artículo,ni los libros de Historia, salvo unos pocos, lo mencionan.

Tampoco se menciona en los libros, que la revolución bolivariana, aparte de ser dirigida por un psicópata traidor, se hizo con dinero británico y tropas mercenarias reclutadas en todas partes menos en Venezuela y pagadas con ese dinero británico. Naturalmente ese dinero lo recuperaron de sobra cuando los que habían puesto a mandar allí, se hicieron con el poder.

En el artículo se menciona que los indios fueron expropiados, pero no que fueron masacrados. Los mantuanos no se andaban con tonterías y los británicos menos.

Y ahora, como siempre, todos enarbolan la bandera bolivariana lo que nos indica que las cosas seguirán igual. Todo cambiará para que todo permanezca. Se echará a Maduro, que se irá al exilio a disfrutar de sus beneficios, se echará a unos cuantos señalados, que también irán por el exilio secándose las lágrimas con billetes y el nuevo régimen seguirá robando para sus amos. Lo sabemos bien en España.

En anteriores comentarios al respecto, siempre he dicho que los que pretenden echar a Maduro, tratan simplemente de cambiar los cromos pensando que ellos también tiene derecho a enriquecerse. Supongo que habrá unos cuantos que de manera noble y altruista están luchando, pero cuando echen a Maduro, a ellos los echarán también y tendrán mucha suerte si consiguen ir a otro país a lamentarse de su desgracia.

Hispanoamérica, lo mismo que España, es el cortijo de los que mandan y ya procuran que no nos organicemos para escapar de la esclavitud. Ayer mencioné las dos Españas.

2.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 11/07/2019 11:25
Hoy el escrito trata de un tema que aquí ya se ha hablado otras veces, que la versión de la conquista de América por España es muy distinta según quién la cuente. Y si ya se dijo que aquello que el Presidente de México refirió sobre el perdón que teníamos que pedir los españoles era una tontería, también hay que reconocer que defender a estas alturas la "españolidad" de Venezuela y demás países de Iberoamérica es un poco rancio o por lo menos fuera de época.

Porque los venezolanos de ahora ya no son españoles, son venezolanos, y aunque sufran una dictadura vestida de "democracia" no es razón para que ahora sea una Venezuela españolizada. Los lazos históricos y culturales con España no los hacen españoles de ahora. Deben intentar acordar (sin violencia) un nuevo sistema de gobierno que impida las veleidades dictatoriales de algunos y ser una república con los poderes políticos bien definidos y sobre todo, sin interferencia extranjera de ningún tipo (hablo de USA y Rusia) que impida a Venezuela ser un país libre.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros