Voto en Blanco
Voto en Blanco
Voto en Blanco


Buscar en artículos:
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.

Información y Opinión

España, una democracia anoréxica y seropositiva. La democracia es mucho más que depositar votos


Nota

Los gobiernos falsamente democráticos exaltan el valor del voto y reducen la democracia al hecho de votar. En España, el fenómeno del voto que nunca elige es particularmente grave y constituye una mancha despreciable que desprestigia, devalúa la política e invalida la democracia. Dicen que elegimos a nuestros representantes, pero ni siquiera es cierto porque los que eligen son los partidos que hacen las listas electorales y los que eligen al presidente son sus amigos, puestos previamente por él en las listas. El pueblo es, como casi siempre, miserablemente engañado.
---



Se vota en muchos países que carecen de democracia. Lo importante no es votar, sino elegir a los representantes. En España, los ciudadanos votan, pero no eligen.
Se vota en muchos países que carecen de democracia. Lo importante no es votar, sino elegir a los representantes. En España, los ciudadanos votan, pero no eligen.
Hay un texto en Internet, firmado por Atanasio Noriega, que reproduzco porque es claro y explica con precisión el proceso electoral trucado vigente en España:

- En España, al presidente del gobierno lo eligen sus diputados, los que previamente pone él en una lista y así le devuelven el favor.

- A los diputados en el Congreso y los de las autonomías los eligen los partidos, no los votantes. Son designados por sus respectivos jefes de partidos. Lo mismo sucede con alcaldes y concejales.

Ahora piense y después conteste: ¿qué es lo que eligen exactamente los votantes en las urnas entonces? Votar se vota, lo mismo que se votaba con Franco, que se vota en Corea del Norte o en Cuba o que se votaba con Hitler, pero la pregunta es ¿qué es exactamente lo que está eligiendo el que acude a la urna y mete una papeleta, cuál es su elección?

Aunque ocupe puestos medios en el ranking mundial de los países democráticos, gracias a su buen camuflaje y al apoyo mediático, que la defiende sin hablar jamás de sus grandes carencias, la democracia española es, en realidad, una de las de menor calidad en el mundo.

Además de poseer un proceso electoral trucado, que impide a los ciudadanos ejercer su derecho a elegir a sus gobernantes, en España tampoco existe verdadera separación de los poderes básicos del Estado, ni una ley que sea igual para todos, ni respeto a la Constitución, violada, sobre todo, por los gobernantes y los grandes partidos, ni una sociedad civil libre e independiente, que sirva de contrapeso al poder, ni una prensa independiente capaz de fiscalizar a los grandes poderes, ni una participación real del pueblo, relegado y anulado, en la política, ni controles efectivos a los partidos y poderes públicos, ni castigos suficientes para los corruptos, ni prestigio en las instituciones... y para colmo de males, los ciudadanos y los políticos están cada día más separados, mientras la ciudadanía convierte cada día más su desprecio a la clase política en odio.

Uno de los rasgos dominantes en los falsos demócratas es sobrevalorar la importancia del voto en el sistema. Lo hacen porque saben que el voto está bajo control, ya que no es el ciudadano el que elige al depositar su papeleta en las urnas porque el equipo político ya está previamente elegido. Valoran los votos, pero no otros rasgos de la democracia más importantes, como son los controles al poder, la vigencia de una ley igual para todos y el papel protagonista del ciudadano en el sistema.

La escasez de democracia resta a España prestigio, solvencia y prosperidad. La corrupción española es un escándalo que convierte al país en apestado y frena su progreso. Basta observar la representación escuálida que España tiene en Europa y en sus instituciones para darse cuenta que es un país desprestigiado y casi relegado por sus enormes carencias democráticas.

Un ejemplo concreto: ¿Alguien puede imaginar que si Puigdemont fuera francés podría vivir en Bruselas hostigando a su país de origen y conspirando contra el? Puigdemont sigue dinamitando a España desde Bruselas porque el gobierno español y sus falso sistema democrático carecen de respeto y de peso específico.

Francisco Rubiales

- -
Martes, 28 de Noviembre 2017
Artículo leído 547 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 21/01/2018 09:51

D. Francisco, hay que llamar a las cosas por su nombre, utilizar expresiones como democracia anoréxica y seropositiva es disfrazar la verdad y conceder a la casta que hay una democracia aunque sea de mala calidad. Como dijo Javierito el día 14, o se tiene democracia con todas sus consecuencias o no se tiene. En cuanto falte una sola de las condiciones requeridas, ya no se tiene democracia. En España es que faltan todas y por tanto no podemos usar la palabra democracia, tendremos que usar otra que defina lo que ocurre y que habrá que inventarla, porque ni dictadura ni tiranía se ajustan a la realidad española.

Tanto la dictadura como la tiranía son formas utilizadas para intentar salvar la democracia, cuando la situación se ha degradado mucho y todos están de acuerdo en nombrar un dictador o un tirano que resuelva los problemas y ponga el país en situación de volver a la democracia.

Los que mandan no tienen la menor intención, ni siquiera teórica, de devolvernos a la democracia, porque el dictador o el tirano son conscientes y así lo aceptan, que su mandato es temporal y sólo hasta que las condiciones para la democracia se restauren. Pero estos nos insisten en que ellos son la democracia, por tanto no tienen intención de reformar el sistema.

Por tanto mientras encontramos esa palabra que defina lo que tenemos, seguiremos llamando a esto tiranía, recogiendo en la palabra todas las connotaciones siniestras que se le han otorgado a lo largo de la Historia y en la literatura.

De modo que una vez modificado el título del artículo diciendo "España, una tiranía de los partidos cada vez más degradada. O lago similar. El artículo encaja como un guante y no se me ocurre nada que comentar.

Respecto a loo que dice al final de del fugado, llevo varios días dando vueltas al asunto y he llegado a la conclusión que, por la razón que sea, al gobierno, más que al gobierno, a la casta, le interesa que el tipo esté incordiando desde Bruselas.

Para eso me baso en dos cosas que por tenerlas delante de las narices, no las vemos.

La primera es el volumen que ocupa en los medios, lo único que nos falta conocer es la marca del papel higiénico que usa, pero no perdamos la esperanza, un intrépido reportero se colará en su baño y nos informará. Que la mitad de la portada de cualquier digital la ocupe ese impresentable, no tiene mucho sentido. Y no hablo de telediarios porque no los miro.

La segunda es elemental. La costumbre es de aceptar el asilo mientras el personaje no haga nada en contra de su país. Debe permanecer en silencio. Si se dedica a mantener una corte en Bruselas y hacer declaraciones y actos cada día, es porque el gobierno lo tolera. Por muy poco peso que tengamos en Europa, bastaría invocar cualquier norma sobre el asilo para que Bélgica tuviera que extraditarlo. No se hace, luego la casta lleva otros objetivos.

Tal vez alguno de esos objetivos sean los juicios abiertos o tal vez, que cada vez que sale el fugado, la casta puede salir en los medios a criticarlo y alimentar el "patriotismo". Lo que sí parece muy claro es que esta situación le beneficia a la casta, si no no la tolerarían.

La derivada es la de siempre: cuanto nos va a costar. Porque los belgas, que tienen fama de tontos, no lo son y si soportan el desprestigio en España y algo en Europa, porque hoy día hablar de un belga es similar a hablar de lo más bajo de la escala humana, es a cambio de lago. Los países no practican el altruismo. Será interesante enterarnos del precio que estamos o vamos a pagar, en dinero o en especie.

2.Publicado por Blogger el 21/01/2018 10:22
Sr. Vanlop:

En sentido estricto, de acuerdo con su puntualización sobre la existencia de democracia. O existe o no existe y con una sóla carencia, ya no es democracia.

F. Rubiales

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER

Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros