Voto en Blanco
Voto en Blanco
Voto en Blanco


Buscar en artículos:
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.

Información y Opinión

España sufre una terrible escasez de políticos


Nota

En España escasean los políticos. La afirmación parece una broma, pero es cierta. Media España repudia que seamos el país con más políticos a sueldo del Estado de toda Europa, pero ese criterio es falso porque en España apenas hay políticos. Lo que hay es una multitud de aprovechados, vividores y sinvergüenzas, algunos de ellos también delincuentes y peligrosos, atrincherados en lo público, obsesionados por mantenerse en el poder y dedicados a cualquier cosa miserable, menos el servicio y la defensa del bien común.
---



Los políticos se convirtieron en una especie en peligro de extinción hace milenios. Fueron sustituidos de manera implacable por una nueva especie, más voraz y depredadora, integrada por mediocres infiltrados por castas ladronas y asesinas, que saquean y traicionan a sus pueblos y a los ajenos con impunidad.

Los políticos eran servidores que se ponen al servicio de la nación, entregando a la sociedad lo mejor que tienen, con rigor y respeto. Eran personas respetadas por su entrega y su liderazgo hizo que el mundo mejorara.

Pero aquello duró poco y los políticos, suplantados por mediocres y miserables sin escrúpulos, casi desaparecieron de la faz de la tierra. Eran retirados sin piedad del poder y obligados a dedicarse a sus asuntos privados porque los cargos públicos empezaron a ser ocupados, de manera implacable, por canallas.

El político respetaba las leyes y las hacía para beneficiar a todos, siempre orientados por la idea del bien común, que les servia de faro y guía. Sus sustitutos hicieron leyes confusas que les beneficiaban a ellos y que podían aplicarse de diferente manera, con crueldad y dureza a los enemigos, con suavidad para los amigos y casi con impunidad para ellos mismos.

Los nuevos políticos depredadores ya no dependían del juicio del pueblo, como los antiguos, sino que ellos se juzgaban a si mismos y lo hacían siempre de manera laxa, permitiéndose todo tipo de abusos. De vez en cuando alguno de ellos era sacrificado o dimitía para que las masas sometidas creyeran que la Justicia todavía estaba presente, pero el grueso de ellos se dedicaba, con una impunidad descarada, a enriquecerse, a dividir, a generar inseguridad y miedo y a aterrorizar el mundo con violencia y guerras, casi siempre evitables y declaradas desde la soberbia, la irresponsabilidad y el instinto criminal.

Cuando los ciudadanos se quejan de que la corrupción se haya apoderado de la política, algunos miembros de la nueva especie depredadora, con indignación aparente, dicen que ellos no se han corrompido y que nunca han robado, pero callan que viven rodeados, en sus partidos y en las instituciones, de delincuentes, que si roban y saquean, a los que nunca denuncian, lo que les convierte en cómplices despreciables. Y, por supuesto, ninguno de ellos afirma que sirven al ciudadano, que rinden cuentas al pueblo y que no obedecen a nadie más que a la ley y al bien común. Los mejores de la nueva especie sólo pueden ofrecer como mérito en insólito hecho de que "no roban".

En algunos países, los viejos políticos subsisten, pero siempre en minoría, desplegando una lucha heroica por dignificar la política y ejerciendo un liderazgo ejemplar, al servicio del ciudadano, pero cada día son menos y los que quedan están arrinconados.

En otros países, como España, los verdaderos políticos son claramente una especie en extinción, acorralada y maniatada, rodeada siempre de individuos de la nueva especie depredadora, habituados a incumplir las leyes, a ser arrogantes, a rodearse de privilegios, a enriquecerse y a disfrutar del gran vicio del poder, sometiendo y generando infelicidad en la ciudadanía sojuzgada.

Por eso, cuando los demócratas españoles declaramos con dolor que el país tiene demasiados políticos viviendo a costa del Estado, más que Francia, Alemania e Inglaterra juntos, en realidad estamos mintiendo porque apenas hay políticos en esa turbia masa que vive para ordeñar el Estado, no para servirlo.

La escasez de políticos en España es, probablemente, el gran déficit nacional y una de las causas principales que explican la corrupción, el deterioro de la convivencia, la desunión, el avance de la pobreza, la desigualdad, la injusticia y la dictadura encubierta que nos hace infelices y nos convierte en una tribu sin esperanza.

Francisco Rubiales

- -
Jueves, 22 de Febrero 2018
Artículo leído 923 veces




Comentarios:

1.Publicado por Toni el 22/02/2018 08:24
Lo peor de todo esto que esta clase párasitaria y prueba lo bien que se vive de la POLITICA, se convierte en una especie ENDOGAMICA, que quiere reproducirse, metiendo a toda su familias, hermanos primos, cuñados, etc.

Todo el mundo quiere entrar en la gran OLLA , que se ha convertido la politica y entrar en las ADMINISTRACIONES PUBLICAS, si no estás en estos organismos, no eres nadie, mientras que en le sector privado tu continuidad en tu puesto de trabajo pende de un hilo aquí queda amortizado para toda la vida, y despues ya se sabe en horarios de trabajo, haces tus compras y gestionas tus asuntos particulares, tr das de baja cuando quieres etc.

Que grandes privilegios tienes sobre el resto de los trabajadores, esta ESTATALISMO PURO Y DURO, todo el mundo quiere ser funcionario, o politico mientras tanto TRABAJO CON VALOR AÑADIDO NO SE CREA, LA cIENCIA Y LA iNVESTIGACIÓN, no se le dota de presupuesto, y nuestros mejores CEREBROS se tienen que largar a otros paises, para que estos se aprovechen de sus conocimientos.

ESTA ES LA ESPAÑA QUE ENTRE TODOS HEMOS CREADO

2.Publicado por vanlop el 22/02/2018 09:32

La definición de político es aquella persona que se dedica a procurar el bien común y desde luego aquí ni en ningún sitio hay políticos, todos procuran su propio bien a expensas de los ciudadanos, a los que tratan como lanar.

Naturalmente para conseguir mantenerse es necesario que los inferiores sean admiradores del superior, es decir tengan menos inteligencia que este, porque si pones a alguien de más inteligencia en un puesto inferior, conspirará y te echará.

Además es imprescindible la falta de moral, pues las personas con sólidos principios morales no se meten en sitios donde no puedan desarrollar eficazmente sus conocimientos al servicio de los demás.

Por tanto para los cargos políticos se requieren gentes sin escrúpulos y de inteligencia decreciente, pues como los inferiores ascienden a medida que los superiores se retiran, cada vez son más tontos. Lo vemos en el pose, un partido de larga trayectoria en donde nos encontramos que cada vez son más tontos.

En los otros partidos, como el pp, de trayectoria más corta, también lo vamos viendo y en la nueva casta, ya de principio los dirigentes son bastante tontos y entre los cargos intermedios, la falta de inteligencia es de sonrojo.

Pero todos tienen clara una cosa, vivir lo mejor posible a costa del lanar y conseguir unas reservas lo más jugosas posible para los malos tiempos.

Desgraciadamente estamos metidos en un bucle diabólico y no tenemos forma de salir. Y este es el gran reto que tiene la sociedad.

El problema es que estas situaciones de dirigentes incapaces y chorizos se dan cuando la sociedad está en decadencia y nunca en las sociedades pujantes, por tanto es muy difícil que una sociedad decadente se libre de sus dirigentes porque antes tiene que regenerarse, pero los dirigentes no sólo impiden esa regeneración sino que inciden más en la decadencia.

3.Publicado por mentalmente el 23/02/2018 01:08
usted dice que hace milenios había políticos honrados. ¿?

¿Dónde? ¿Cuándo?

4.Publicado por blogger el 23/02/2018 09:32
Sr. mentalmente:

Voy a responderle:

En Sumeria, Arcadia, Babilonia y otras culturas antiguas, incluso en los inicios persas, los reyes eran los mejores y tenían que ser virtuosos. Si fallaban, sus pueblos los ajusticiaban. Mientras eran ejemplares y sabios, eran mantenidos y mimados. Incluso había un alimento exclusivo para los reyes, en cuya figura se inspiró el "maná" que llovio del cielo cuando Moises conducía al pueblo de Israel por el desierto. Después, el asunto se fue descomponiendo y empobreciendo el liderazgo, pero en Grecia y en Roma tenemos todavía ejemplos de la grandeza que se le exigía a los líderes. Para hacer carrera pol´tiica (Cursus honorom) en Roma, todo aspirante a político tenía que demostrar su valor en las legiones, no en la oficina o en el estado mayor, sino en las filan, con un pilum y un escudo, combatiendo hombro con hombro con los legionarios. En cada ascenso, era auditado con saña y si se le encontraba un asunto turbio o fallo grave, era apartado de la política de por vida. Si usted compara todo aquello con las nulas exigencias y los nulos valores que se le exigen a nuestros sátrapas corruptos, es lógico que usted se escandalice y se una a los que queremos que la política recupere el concepto de servicio y que se marchen al infierno nuestros canallas que se han apoderado del Estado y que gobiernan sólo para ellos, con una impunidad obscena.

Blogger

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER

Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros