Voto en Blanco
Voto en Blanco
Voto en Blanco


Buscar en artículos:
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.

Información y Opinión

España, si quiere sobrevivir, tiene que erradicar el nacionalismo


Nota

Cataluña se ha convertido en el mayor problema de España y el nacionalismo exacerbado, en este caso catalán y vasco-navarro, será el gran drama español durante todo el siglo XXI.

Si España quiere sobrevivir y prosperar como nación tiene que resolver el problema del nacionalismo que anida en algunas de sus regiones con gran fuerza, mientras que comienza a nacer y a desarrollarse en otras regiones que nunca fueron nacionalistas y que siempre se consideraron España.

¿Como erradicar el nacionalismo? Hay sólo dos métodos de eficacia probada: el primero es la represión dura, a cañonazos, si fuera necesario, y la segunda es construyendo una España próspera y decente en la que todos los ciudadanos, incluso los nacionalistas, quieran vivir.
---



La clave, para entender el problema nacionalista, es que con el nacionalismo no hay lugar para el diálogo. En Europa, por culpa de sus fechorías históricas, entre las que sobresalen dos guerras mundiales, revoluciones, guerras locales y exterminios colectivos, el nacionalismo está hoy demonizado y es considerado incompatible con democracia y con la civilización. Cualquier demócrata europeo culto dirá sin rubor que el nacionalismo debe ser vencido y erradicado sin piedad porque es peligroso y letal y que sus miembros deben ser tratados como enfermos pertenecientes a una secta satánica.

Ese europeo culto, francés, alemán, italiano, húngaro o británico dirá también que con el nacionalismo siempre hay que ser implacable y que "Quien siembra vientos, recoge tempestades", lo que nos coloca de lleno frente al "pecado" de los políticos españoles, que frente al nacionalismo no sólo no han sido implacables, sino que se han mostrado cobardes, permisivos, cómplices y hasta socios y amigos colaboradores. Ese colaboracionismo con el nacionalismo, inaugurado ya en el gobierno de Adosfo Suárez y desarrollado plenamente por el de Felipe González, que abrió una ruta suicida que siguieron, como imbéciles, Aznar, Zapaero y hasta el mismo Rajoy, es el que ha convertido el nacionalismo vasco y, sobre todo, el catalán, en una enfermedad mortal, contagiosa y de extremo riesgo para España, su convivencia, su integridad y su supervivencia como nación.

El republicano Azaña creía que es un destino inevitable de España tener que bombardear Barcelona cada medio siglo. La Historia parece darle la razón, a juzgar por las crisis abiertas una y otra vez por el independentismo catalán, pero esa afirmación, alineada con la tesis destructiva de que "el nacionalismo se soluciona a cañonazos", también revela la incapacidad histórica de España para desarrollar el otro modelo de lucha, el de crear un país tan justo y decente que los nacionalistas quieran vivir en el y adormezcan sus victimismos, reivindicaciones y odios.

El único que empleo esa vía con éxito fue el general Franco, que después de una etapa represiva en la que incluso fusiló a Companys, presidente de la Cataluña rebelde y republicana, supo seducir y cautivar a la burguesía catalana con dinero abundante, industrias y riquezas de todo tipo, instaladas generosamente en su región.

El discurso nacionalista catalán (y también vasco-navarro) se nutre de tres falacias que utiliza como armas y que las combina y alterna según las circunstancias. Esas tres armas, falaces y tramposas, son la falacia de la "identidad", de la "incomprensión" y de la "transación".

La primera falacia se traduce en exagerar y potenciar el hecho de ser diferentes y alimentar constantemente ese relato con mentiras y ejemplos inventados, afirmando, por ejemplo, que Cataluña siempre fue un reino, que era más importante que el reino de Aragón, que España siempre fue la nación enemiga y locuras como que Cristóbal Colón era catalán y que fueron ellos y no Pelayo los primeros que derrotaron a los invasores musulmanes. La identidad singular catalana ha sido arteramente utilizada como arma por el nacionalismo, estimulando así el odio al resto de los españoles, el desprecio a otras regiones menos prósperas y el orgullo de sentirse catalán. La exaltación de lo diferencial siempre ha sido inculta y cateta en Cataluña, donde los intelectuales de altura siempre han negado esa falacia. Cambó, por ejemplo, antepuso el hecho peninsular al hecho diferencial y sostenía que la singularidad catalana sólo tiene sentido respecto de su inclusión en la realidad peninsular y española. Uno de los iconos del nacionalismo, Prat de la Riba, pensaba en una Cataluña próspera siempre dentro de una España sólida.

La segunda falacia, la de la "incomprensión" fue alimentada a la sombra de la primera: "ni reconocen nuestra identidad, ni nos comprenden". De ahí surgen el "España nos roba" o la falsa tesis de que las plusvalias catalanas alimentan al resto de España, discursos insolidarios y portadores del odio típico nacionalista hacia sus compatriotas.

La cobardía y el egoísmo antidemocrático del PSOE y del PP hicieron posible que esa falacia prosperara. Felipe González compró la estupidez de que el Estado central debía robustecer la singularidad y que cuanto más la protegiera, más la comprendería y estaría dando muestras de su voluntad integradora. De modo que España blindó la singularidad catalana para que el nacionalismo la utilizara después contra España. De nuevo la paradoja: cultivar la diferencia era un ejercicio de integración y, por tanto, aparentemente servía para fortalecer la convivencia. Mientras, el nacionalismo se frotaba las manos. Descentralizar las competencias educativas, por ejemplo, suponía reconocer la identidad de las nacionalidades y regiones de España.

El paso siguiente hacia la ruptura lo dió Artur Mas, cuando en el verano del 2012 dijo «Cataluña se ha cansado de no progresar», lo que quería decir que España es un obstáculo para el progreso de Cataluña.

La tercera falacia es la de la transacción. Apuntalada la identidad, reconocida la diferencia y legitimada la permanente y creciente demanda de comprensión, incluso por las vías del chantaje y los privilegios, resta únicamente establecer los términos y resultados del acuerdo, del trato, del negocio.

Y en eso estamos. Tras conseguir todos los privilegios posibles y el Estado español cometer la injusticia delictiva de permitir una Cataluña diferente y más rica y protegida que el resto de las regiones de España, la última demanda, tras conseguir una policía propia y el control de la educación, parte de la fiscalidad, la salud y hasta cierto margen el política exterior, permitiéndoles hasta abrir embajadas, ahora exigen la independencia.

Frente a ese mundo de chantaje permanente, posible sólo porque enfrente, en la parte española, sólo han existido gobiernos inicuos y traidores, solo hay, como siempre se ha dicho, dos opciones: construir un país tan justo, decente y próspero quesea capaz de disolver el nacionalismo o liarse a cañonazos. El diálogo con los nacionalistas, sobre todo cuando el otro interlocutor es corrupto y escasamente democrático, es metafísicamente imposible.

Francisco Rubiales


- -
Jueves, 23 de Noviembre 2017
Artículo leído 1309 veces




Comentarios:

1.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 23/11/2017 08:41
Dos soluciones:

1.- España, o Iberia si incluimos a Portugal, debe ser un Estado Unitario Presidencialista.

2.- La independencia de quién quiera ser independiente, y cada uno por su lado.

No hay más, lo demás es todo un choteo y un país con todos los problemas que define hoy el escrito.-

2.Publicado por toni el 23/11/2017 09:11


Las AMISTATES PELIGROSAS DE UN TAL GONZALEZ, este señor Ex presidente de España, fué uno de los presidentes más entreguistas y dió a su amigo Pujol todo lo que le pidió.

Este tal Gónzalez viene ahora dando lecciones de PATRIOTISMO y de UNIDAD DE ESPAÑA

3.Publicado por pasmao el 23/11/2017 09:26
Buenos días Don Francisco
de acuerdo con el tono general de su carta, pero, dice al principio ".. la segunda es construyendo una España próspera y decente en la que todos los ciudadanos, incluso los nacionalistas, quieran vivir. "
Y ahí hay dos situaciones "complicadas".
- Empezando por la segunda, yo no quiero que los nacionalistas quieran vivir aquí, obvio el "incluso". Si lo hacen porque les toca, pues que sea a disgusto, porque tienen que tragar. Tienen muchos lugares en el mundo para vivir, y si no están a gusto, pues que se larguen. Porque si están aquí será para dar por saco.. son como el escorpión con la rana. Yo NO presumo en los nacionalistas una buena fe de origen, un patriotismo local que se desbordó, .. lo que tienen es un egoísmo encizañador.
Son como los drogadictos que aspiran a que todos los que les rodeen sean drogadictos, para que su miseria moral les sea mas soportable.
No digo que haya que tirarlos al mar, ni nada de eso.. pero usted escribió ayer acerca de la ultraderecha. Es curioso que en España no haya un partido de ultraderecha con tirón digno de ese nombre. Advierto que para mi VOX no es ultraderecha. Y no existe por que desde hace 40 años se los ha considerado un peligro, se los ha infiltrado, se los ha marginado.. con los nacionalistas se podría hacer lo mismo. La pregunta que debemos hacernos es ¿por qué no se ha hecho?
- Y para responder a esa pregunta vuelvo a lo entrecomillado, al principio. "construir una España próspera" . Y es que EL OBJETIVO NUNCA HA SIDO COSNTRUIR UNA ESPAÑA PROSPERA, el objetivo HA SIDO COSNTRUIR UNA ESPAÑA QUE SE PUDIERA CONTROLAR COMO UN CORTIJO, aunque de ello deviniese pobreza y mediocridad para una mayoría.
En un tórico reparto del Poder:
Si esa casta que considera España cómo un cortijo (capital Barcelona, entre otras) le da un valor de 100 ellos quieren tener el 70% o sea 70. Y las migajas, 30, para el lanar. Siendo generosos.
Esa España podría llegar tener un valor de 300, o sea con prosperidad, pero a costa de que ellos tuvieran un 30%. Un 30% de 300 es 90; mayor que 70; pero no les valdría porque no tendrían el control.
Lo importante es el control.
Y para eso ha sido imprescindible la promoción de la estupidez encizañadora a través de las Taifas. Porque si lo pensamos despacio las Taifas nunca han sido una demanda popular, ninguna, ni siquiera en Cataluña y Vascongadas, y mas un mundo encaminado a la eliminación de fronteras y globalización. Mundo donde si tenemos algo que decir es por nuestra cultura e idioma españoles, que son los que desde fuera se nos reconocen cómo propios, porque cuentan con el apoyo implícito de 400-500 millones de habitantes..
La sanidad, educación, justicia con un sistema publico organizado centralizadamente de la misma manera que funciona el BBVA, ZARA, Mercadona, ASISA, El Corte Inglés.. con todos sus inconvenientes.. pero a los que jamás se les ah ocurrido dividir el territorio en 17 miserias sin sentido explotando competencias irracionales en vez de buscar sinergias.. existe y es posible. Y si no se ha hecho es para que esos que no quieren perder el control, sigan ahí enredando y liándola.
Nos comentado lo Cataluña. Lo mas importante es recalcar que todo ello ha sido posible para que fuera el espejo donde se reflejara la también insolidaridad de las otras Taifas, y lo de Cataluña es complicado de "arreglar" precisamente porque hacerlo de verdad obliga a acabar con las otras Taifas. Como aperitivo ya nos hemos desayunado con el cuponazo vasco.
Al respecto, vuelvo a mis fantasmas, lo peor que nos ha podido ocurrir ha sido confiar en quien pudo ponerle freno en Nov 2011 lo único que ha hecho ha sido regar el fuego con gasolina, por que (en sus propias palabras, las de él, no las suyas) "ESO NO SE TOCA"

Un cordial saludo

4.Publicado por pasmao el 23/11/2017 09:29
Disculpen que al copy/pegar hayan desparecido los espacios entre los párrafos, que lo que lo hace difícl de leer.

Si quiere Don Francisco elimine el post anterior. Lo repito con espacios.



Buenos días Don Francisco

de acuerdo con el tono general de su carta, pero, dice al principio ".. la segunda es construyendo una España próspera y decente en la que todos los ciudadanos, incluso los nacionalistas, quieran vivir. "

Y ahí hay dos situaciones "complicadas".

- Empezando por la segunda, yo no quiero que los nacionalistas quieran vivir aquí, obvio el "incluso". Si lo hacen porque les toca, pues que sea a disgusto, porque tienen que tragar. Tienen muchos lugares en el mundo para vivir, y si no están a gusto, pues que se larguen. Porque si están aquí será para dar por saco.. son como el escorpión con la rana. Yo NO presumo en los nacionalistas una buena fe de origen, un patriotismo local que se desbordó, .. lo que tienen es un egoísmo encizañador.

Son como los drogadictos que aspiran a que todos los que les rodeen sean
drogadictos, para que su miseria moral les sea mas soportable.

No digo que haya que tirarlos al mar, ni nada de eso.. pero usted escribió ayer acerca de la ultraderecha. Es curioso que en España no haya un partido de ultraderecha con tirón digno de ese nombre. Advierto que para mi VOX no es ultraderecha. Y no existe por que desde hace 40 años se los ha considerado un peligro, se los ha infiltrado, se los ha marginado.. con los nacionalistas se podría hacer lo mismo. La pregunta que debemos hacernos es ¿por qué no se ha hecho?

- Y para responder a esa pregunta vuelvo a lo entrecomillado, al principio. "construir una España próspera" . Y es que EL OBJETIVO NUNCA HA SIDO COSNTRUIR UNA ESPAÑA PROSPERA, el objetivo HA SIDO COSNTRUIR UNA ESPAÑA QUE SE PUDIERA CONTROLAR COMO UN CORTIJO, aunque de ello deviniese pobreza y mediocridad para una mayoría.

En un tórico reparto del Poder:

Si esa casta que considera España cómo un cortijo (capital Barcelona, entre otras) le da un valor de 100 ellos quieren tener el 70% o sea 70. Y las migajas, 30, para el lanar. Siendo generosos.
Esa España podría llegar tener un valor de 300, o sea con prosperidad, pero a costa de que ellos tuvieran un 30%. Un 30% de 300 es 90; mayor que 70; pero no les valdría porque no tendrían el control.

Lo importante es el control.

Y para eso ha sido imprescindible la promoción de la estupidez encizañadora a través de las Taifas. Porque si lo pensamos despacio las Taifas nunca han sido una demanda popular, ninguna, ni siquiera en Cataluña y Vascongadas, y mas un mundo encaminado a la eliminación de fronteras y globalización. Mundo donde si tenemos algo que decir es por nuestra cultura e idioma españoles, que son los que desde fuera se nos reconocen cómo propios, porque cuentan con el apoyo implícito de 400-500 millones de habitantes..

La sanidad, educación, justicia con un sistema publico organizado centralizadamente de la misma manera que funciona el BBVA, ZARA, Mercadona, ASISA, El Corte Inglés.. con todos sus inconvenientes.. pero a los que jamás se les ah ocurrido dividir el territorio en 17 miserias sin sentido explotando competencias irracionales en vez de buscar sinergias.. existe y es posible. Y si no se ha hecho es para que esos que no quieren perder el control, sigan ahí enredando y liándola.

Nos ha comentado lo Cataluña. Lo mas importante es recalcar que todo ello ha sido posible para que fuera el espejo donde se reflejara la también insolidaridad de las otras Taifas, y lo de Cataluña es complicado de "arreglar" precisamente porque hacerlo de verdad obliga a acabar con las otras Taifas. Como aperitivo ya nos hemos desayunado con el cuponazo vasco.

Al respecto, vuelvo a mis fantasmas, lo peor que nos ha podido ocurrir ha sido confiar en quien pudo ponerle freno en Nov 2011 lo único que ha hecho ha sido regar el fuego con gasolina, por que (en sus propias palabras, las de él, no las suyas) "ESO NO SE TOCA"

Un cordial saludo

5.Publicado por javierito el 23/11/2017 12:19
"El único que empleo esa vía con éxito fue el general Franco, que después de una etapa represiva en la que incluso fusiló a Companys".

Creo que debería ilustrar a los ignorantes sobre ese energúmeno genocida por el que sienten tanta devoción los nacionalistas: Companys. En países democráticos como Estados Unidos sus crímenes le hubieran llevado a la silla eléctrica. Franco no estuvo tan desacertado. El problema que tenemos es que casi nadie conoce las monstruosidades de las que es responsable. Haga un artículo sobre el tema Sr. Rubiales.
Yo como casi siempre pongo mi granito de arena para ilustrar al personal. No dejen de visitar a los que desenmascaran a los ídolos:

https://www.dolcacatalunya.com/2017/10/va-veure-ahir-ladoracio-santcompanys-al-cementiri/

6.Publicado por vanlop el 23/11/2017 12:38

Como de costumbre, coincido con el artículo, sólo queda matizar algunas cosas.

Un matiz inicial, que luego se acaba sin saber lo que pasó y aceptando todo lo que dicen los nacionalistas, por ejemplo. A Companys no lo fusilaron por presidente de nada, si se hubiera limitado a presidir, hubiera estado en prisión unos años y listo. Lo fusilaron por asesino, bajo su mandato y por instigación suya se asesinaron a varios miles de catalanes, aparte de un sucio asunto de faldas, antes del 36, que acabó en asesinato.

No entro si estuvo bien o mal fusilarlo, porque han pasado 80 años y las cosas se ven distintas, pero lo que no cabe duda es que fue un asesino y esta es la parte que olvidan los nazionalistas cuando ensalzan su figura.

Azaña era persona inteligente y culta, pero sobre lo de bombardear Cataluña creo que no es solución y que ahí, por mor de una frase ingeniosa, metió la pata.

De lo que se trata es de equilibrar España. El gran problema es que en España, por muchas razones, entre otras la Geografía y el clima, es un país desestructurado y es muy complicado crear una situación más o menos homogénea.

¿Por qué Francia no tiene nacionalismos? Es más han intentado la regionalización, incluso creando parlamentos regionales y la gente se ríe y lo toman como una tontería. Pues la cosa es simple, existe un razonable equilibrio entre las regiones, la industria está repartida por todo el país y la región de París es la más rica. Por tanto, cualquiera que intente algo se encuentra que fuera de Francia hace mucho frío y se le acaban las ayudas.

Lo tenemos aquí claramente. En cuanto se han ido las empresas, los ánimos separatistas se han enfriado mucho y se acabarían si la industria se repartiera por todo el territorio, aparte, claro, buscar vías de unión con Europa y el mundo que no pasen por esos territorios. Porque es mucha casualidad que sean los territorios que tienen la llave de entrada y salida los que crean problemas.

En Galicia intentaron el separatismo, pero no cuaja, a pesar de los gobiernos del pp que lo intentan por todos los medios. Y no cuaja porque además o por eso, de estar en una esquina, su renta está por debajo de la media y así no puedes formar ningún país.

No es necesario bombardear a nadie, se trata de repartir la riqueza, que las rentas sean similares, sin esas diferencias escandalosas. Y esas diferencias existen porque se favorecen a unos y se perjudican a otros.

Es muy curioso como la izquierda se rasga las vestiduras ante la situación de los pobres, que pretenden solucionar con nuestro dinero, no con el suyo y no digan nada ante las desigualdades regionales. No es posible que una región con las condiciones geográficas y humanas de Andalucía, siga en la cola de renta. Se trata de otro caso de adoctrinamiento, sólo que en sentido inverso. Porque aquí todo el mundo adoctrina y a los andaluces se les adoctrina para que sean buenos votantes socialistas y buenos receptores de las ayudas. Y por supuesto, toda clase de trabas para aquel que pretenda montar cualquier negocio.

España quiere sobrevivir y prosperar, pero los que mandan no. Tras cuarenta años de "democracia" vemos que todo ha estado enfocado a favorecer todo lo que nos separa y perseguir todo lo que nos une. Y esto se ha hecho desde arriba. El ciudadano ha confiado en el poder, acostumbrado a un poder paternalista y los que mandan han hecho lo que han querido. Y ahora, con toda la población adoctrinada, en cada sitio de la forma que conviene, es muy complicado encontrar el buen camino. Pero se puede y hay que encontrarlo, y estos últimos meses se ha visto que se puede. Pero será largo.

Lo que dice Pasmao sobre los beneficios, es evidente que cuanto más grande sea la tarta, más grande es el trozo, aunque sea un porcentaje menor. Pero eso no entra en sus pequeños cerebros y ese es el problema, están convencidos que lo mejor es llevarse un gran trozo de una tarta pequeña. Y como eso lo tienen incrustado en lo más profundo, no hay forma de hacerles cambiar y por tanto no hay forma de prosperar, que es justo lo contrario de lo ocurrido en Europa, donde también hay chorizos y mejores que estos, pero como favorecen la tarta grande, todos felices.

7.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 23/11/2017 12:58
¿Equilibrar España? El equilibrio no se hace repartiendo las industrias como dice vanlop que pasa en Francia. No, el equilibrio de un país no es que todas las zonas sean ricas, no, porque unas zonas serán mas ricas económicamente y otras menos, la igualdad no es posible ni entre los habitantes de una misma ciudad cómo va a ser posible entre los de todo un estado. No, el equilibrio de España (o Iberia) como Estado únicamente se encuentra en que todos los habitantes de esta península y sus islas adyacentes nos sintamos miembros de un sólo Estado al que democráticamente dotamos de poder para que gestione nuestros puntos comunes. Luego, cada uno que se sienta de la tierra, región, nación... o lo que sea que le dé la gana, pero lo únicamente importante es que no necesitamos tantos gobiernos que únicamente sirven para colocar a políticos, que son los únicos iberos que viven bien, en ese aspecto sí somos un Estado Único, lo ÚNICO que funciona aquí es dedicarse a la mamandurria de la política.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros