Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos



Información y Opinión

España: gobiernos expertos en el asesinato civil


Nota

Desde la muerte de Franco, los gobiernos españoles han dejado de utilizar la fuerza física contra los disidentes y adversarios, salvo pocas excepciones, pero han sustituido la represión y el crimen por el acoso y el asesinato civil, también violentos y crueles, aunque disimulados y sutiles, en cuya práctica han logrado una extraordinaria pericia.

La derecha, la izquierda y el nacionalismo han utilizado esos métodos hipócritas en los últimos años para destrozar a sus adversarios y a los que se atrevían a cuestionar sus poderes, abusos, corrupciones y bajezas.

Los delincuentes políticos siguen matando hoy en España y hay partidos políticos que se han vuelto expertos en el uso de la nueva represión. Lo hacen con sutileza, sin violencia física, pero con una inmensa violencia moral y social, destruyendo haciendas, fama, economía y vidas.
—-



Monumento a los torturados y encerrados en los campos de prisioneros de la URSS
Monumento a los torturados y encerrados en los campos de prisioneros de la URSS
Los gobiernos corrompidos y envilecidos no toleran la crítica y la persiguen con saña. En el pasado utilizaban métodos violentos que incluían la cárcel, la tortura y el asesinato, pero ahora hay maneras más sutiles de obtener los mismos resultados. La violencia física está pasada de moda y los tiranos recurren a métodos más invisibles y eficaces, aunque no menos crueles.

La tiranía blanda se ha instaurado en muchos países, entre los que destaca España. Se somete al ciudadano a "terapias" de crítica. escarnio y acoso, se destruye su fama, se le arruina y se le provoca tanto miedo y dolor que muchas veces la víctima termina anulada, enferma de la mente o en el suicidio o la muerte civil. Basta con ridiculizarlo , sin que sea necesario golpearlo, encarcelarlo o matarlo. El solo se muere. civil o físicamente, incapaz de soportar la impotencia, el ridículo y la destrucción de su fama, reputación y economía. Todos huyen de su lado, se queda sólo y muere civilmente.

Los mecanismos son sutiles, pero crueles. Se les elimina de las listas de protocolo, no es invitado a ningún acto público, se le aísla, se le cierran los grifos de las subvenciones y los contratos, se presiona a sus clientes y amigos para que le abandonen, se esparcen rumores y acusaciones falsas, se habla con sus jefes en el trabajo... hasta conseguir que el individuo se siente acosado y desprotegido, hasta que cunde el desánimo y empieza la muerte.

Los partidos y los gobiernos logran ese escarnio utilizando su poder sin control y el dinero abundante que poseen, al mismo tiempo que utilizan para el asesinato civil a los medios de comunicación comprados, a los periodistas y comunicadores sometidos, a empresas oscuras especializadas en rumores, bulos y destrucción, a los aparatos policiales, que sólo cumplen órdenes, y a jueces amigos del poder.

El sistema es viejo y se inventó en el Occidente libre, mientras que en la URSS, Cuba, China y otras tiranías se seguía encarcelando, golpeando y torturando. Es famosa la anécdota de una delegación rusa que visitaba Estados Unidos y al leer la prensa descubrió que todos los periódicos enfocaban la noticia de la misma manera. Preguntaron entonces si esa unanimidad la conseguían con dinero o con tortura. Los norteamericanos le dijeron que nada de eso, que la prensa era libre y solía confiar en las fuentes oficiales. Los rusos respondieron "Nosotros, para conseguir eso tenemos que arrancar muchas uñas y descalabrar a unos cuantos periodistas".

El franquismo mezclaba los dos sistemas, los sutiles y los drásticos, cuando el asunto era grave y afectaba a las altas esferas del gobierno. Había cierta libertad para criticar la política local y eso servía para mantener relativamente limpios los ayuntamientos y las diputaciones, pero si se avanzaba demasiado en la disidencia llegaba la represión.

Personalmente sufrí ese tipo de acoso que suele terminar en muerte civil. Trabajé en la Expo 92 como máximo responsable de la comunicación durante los dos primeros años (1985-87), pero fui crítico con las administraciones socialistas que hacían el boicot al Comisario General, Manuel Olivencia. Cuando llegó como mandamás Jacinto Pellón, hombre de confianza del partido socialista, me sustituyó en el cargo y decidí marcharme. Desde fuera fui crítico con la gestión corrupta del evento y fui represaliado sin piedad. Se hablaba con mis clientes para desacreditarme y se me negaban contratos y colaboraciones con la organización. Perdí contratos y oportunidades injustamente, pero pude escapar del acoso gracias a muchos amigos que me ayudaron, a mi valor real como profesional experto y a mi tesón. Pero me salvé en realidad porque el gobierno de entonces todavía no había perfeccionado los nuevos métodos sutiles de acoso y asesinato civil. Hoy no me habría escapado sin dejarme en la batalla trozos vitales de mi existencia.

Las dictaduras se reconocían en el pasado por sus métodos de represión violentos. Al enemigo se le detenía, torturaba o mataba. En algunos casos se le encarcelaba durante muchos años, hasta que quedaba anulado. Pero hoy se emplea métodos más suaves. Son dictaduras implacable, pero con apariencia blanda. La marginación, el acoso y la ruina económica y moral son los sistemas que han sustituido a los secuestros, escuadrones de la muerte, manporros y torturas.

Pero las dictaduras subsisten, aunque hayan cambiado sus métodos y los canallas y delincuentes siguen ejerciendo como indignos dueños de los estados, controlando a la gente a través del miedo, limitando las libertades civiles, intimidando, comprando medios y voluntades y un largo etcétera que convierte a algunos políticos y a sus partidos en enemigos declarados del bien común, de la democracia, de la Justicia y hasta de la civilización humana.

Francisco Rubiales

- -
Miércoles, 2 de Septiembre 2020
Artículo leído 831 veces




Comentarios:

1.Publicado por Arcoiris el 02/09/2020 10:18
Machado, don Antonio, ya nos advertía de que para el hombre público era peor quedar mal en público que para la mujer pública quedar mal en privado. Algo sabría del tema. En realidad, llevamos unas cuantas lunas combatiendo por nuestras ideas. Contra la morería, los judíos, los moriscos, las piras de la Inquisición… La cosa viene de lejos. Repartiendo amorosos cristazos (Dios es amor. Lo sabe todo el mundo, también los que visten chalecos-bomba), nos dejamos un inmenso imperio, retrocedimos años de progreso en el empeño y nos hundimos en profunda ruina, luchando contra el islam, turco o no, y contra luteranos y calvinistas. ¡Qué menos! ¡Está claro que Dios sólo hay uno verdadero: el nuestro! Luego de la sumisión a la idea religiosa, después de la incendiaria época en que se soasaba al disidente en temas teológicos (tiempos remotos en que ya contribuíamos significativamente al calentamiento global), hemos pasado a otras formas de crucifixión no menos eficaces y definitivas, ahora por disidencias sociopolíticas. Quizás, piensa uno en su ingenuidad, sería menos violento el espectáculo de la comedia humana si no fuéramos esclavos de la tiranía de esas crueles y presuntuosas ideas para pasar a ser administrados, simplemente, por la justicia, excelencia y eficacia independientes.

2.Publicado por vanlop el 02/09/2020 11:14

Es un artículo muy completo que da pié a poco comentario, sin embargo, lo mismo que d. Francisco saca todos los ias un artículo, tenga o no tema, los comentaristas debemos decir algo, tengamos o no tema.

Ayer dejé en el comentario una serie de principios que establecen el grado de dictadura que hay en un país, cuantos más se cumplan, mayor es la dictadura. Aquí se cumplen todos, en mayor o menor grado. Por tanto hemos de concluir que tenemos una dictadura de las más feroces y al igual que en Cuba, Venezuela o China se persigue al disidente, aquí también, sólo que de forma sutil y sin sangre. El artículo de hoy lo explica muy bien.

La cuestión, como es natural, es qué podemos hacer para librarnos, en primer lugar y luego para destruir esa dictadura. Y la solución está, necesariamente, en el mismo sistema. Tenemos que echarlos de forma democrática, porque como vengo insistiendo, cualquier forma violenta lo que hará es instalar otra dictadura, peor. Lo hemos visto con las revoluciones de color. Seguramente los dirigentes a los que echaron eran unos dictadores más o menos encubiertos, pero el resultado ha sido dictaduras descaradas.

Pero tenemos un problema, creado por la dictadura y es que el pueblo se han convertido en lanar, ya no hay ciudadanos, nadie piensa o al menos, no parecen pensar. Sin embargo hay alguna esperanza. Los jueces deben sacar a relucir algunas de las miserias del sistema, por poco que hagan, hay cosas que los medios no pueden disimular y es posible que muchos cambien su manera de pensar. Esa es la esperanza, porque no hay otra.

Ahora la Sra Calvo (tendrá inteligencia oculta, cuando está de factotum en todo) habla de la deuda con el exilio, dado que todos han muerto, supongo que se referirá a una deuda moral, pero ya se las apañarán para repartir nuestro dinero a sus amigos. La deuda es de los exiliados para con los españoles, pues se llevaron mucho oro de los ciudadanos, precisamente los socialistas, que vaciaron las cajas de seguridad de los bancos, más el oro que afanaran en los registros domiciliarios. De ese oro no hablan, no sea que los herederos se lo reclamen.

3.Publicado por pasmao el 02/09/2020 14:37
Buenas tardes Don Francisco

Estremecedora columna.

Lo mas terrible de todo el asunto que usted padeció en su propia carne y espíritu es que ese "perfeccionamiento" del mal que usted comenta es ahora transversal. Ya no es deudor de socialistas/comunistas/nazionalistas.. es que partidos cómo el PP están tambien de hoz y coz en el tajo.

Y ello es una de las características mas importantes de su "perfeccionamiento".

¿Cree usted que una persona cómo Olivencia (que hago extensivo a usted) podría trabajar en un evento cómo la Expo, bajo mandato, del PP hoy en día ?

O tendría exactamente los mismos "inconvenientes" que si estuviera bajo PSOE/Podemos.

Yo me temo que sí.

Un cordial saludo

4.Publicado por Julia Herrero el 02/09/2020 17:41
Hola Sr. Rubiales y comentaristas. Simplemente saludarles por su vuelta después de las vacaciones de este año horríbilis en todos los sentidos. Yo sigo optimista porque pienso que lo que no tiene arreglo solo puede empeorar. A que parece una contradicción...pues no lo es...porque a los curritos de a pie nos van a j.... sin remedio y mi optimismo consiste en que mi bienestar solo me lo puedo proporcionar yo con mi esfuerzo y trabajo de cada día....para j....nos ya están los actuales políticos que no dan una.

5.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 02/09/2020 20:07
"...los canallas y delincuentes siguen ejerciendo como indignos dueños de los estados, controlando a la gente a través del miedo, limitando las libertades civiles, intimidando, comprando medios y voluntades y un largo etcétera..."

Destaco estas frases porque los dueños del Estado o del poder político, concretamente aquí en España, son los políticos de los partidos políticos que únicamente pretenden el mantenerlo por el máximo de tiempo posible como sea y a costa de lo que sea, como imponer el miedo, la intimidación, el sometimiento de los medios y de las críticas como decía ayer el Sr. Rubiales, y usando de la violencia social, psicológica, económica, y de cualquier medio que haga posible el mantenimiento de su poder.

Porque en una democracia de ciudadanos, de personas libres, a nadie se le ocurriría la cantidad de limitaciones a la libertad individual que se están imponiendo actualmente, y los políticos únicamente actúan así para decir que son ellos y gracias a ellos por lo que la pandemia no está llegando a niveles peores porque ellos imponen las medidas de protección necesarias. No, nada más lejos de la realidad, lo único cierto es que están dando palos de ciego tomando medidas que no hay una gran seguridad de que sean efectivas contra el contagio porque a pesar de ellas la situación sigue descontrolándose.

La pandemia seguirá ahí a pesar de las medidas, en toda la Historia el ser humano ha sufrido este tipo de peligro en varias épocas y tarde o temprano pasará, pero lo que no pasará será el deseo de los políticos de obtener el poder como sea y usarán cualquier excusa para someter, y para mantenerse en el poder.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros