Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos



Información y Opinión

El "robo de la democracia" es la peor fechoría de la Historia moderna. Los políticos nos la han robado y la han prostituido.


Nota

La gente discute sobre cual ha sido el robo del siglo, pero entre los "golpes" espectaculares que se citan nunca figura el verdadero mayor robo no sólo del siglo, sino de toda la Historia moderna y contemporánea: "El robo de la democracia" por parte de los políticos, posiblemente la peor de las fechorías que la Historia recuerda.

La democracia nació distinta a lo que es hoy. Era una receta limpia y eficaz diseñada para mejorar el mundo y generar felicidad en los humanos, pero nos fue robada y fue prostituida por la que posiblemente haya sido la más perversa y maléfica creación del hombre: el partido político.

"El robo de la democracia" es uno de los más sucios y vergonzosos episodios de la historia de la delincuencia mundial. Es un capítulo abierto en la historia de la ignominia que algún día, cuando la Justicia vuelva a reinar, tendrá que ser castigado con todo rigor.
---



El "robo de la democracia" es la peor fechoría de la Historia moderna. Los políticos nos la han robado y la han prostituido.
La más certera tesis para explicar lo que ocurre es la que sostiene que casi todos los males que aquejan a nuestro mundo, desde la actual crisis del coronavirus a la amenaza económica, la guerra, el desempleo masivo, la crueldad, la violencia, el hambre, la injusticia y la desigualdad, tienen su origen en "el gran robo de la democracia", la peor de las fechorías.

La democracia que fue creada por los hombres y las mujeres libres para controlar al poder e impedir los desmanes de los gobernantes, pero aquella democracia nos fue arrebatada por los políticos, convertido así en los peores ladrones de la Historia. Ese robo es el pecado de origen que marca a la actual casta política y la convierte en despreciable. La historia de ese gran robo merecería estudiarse en todas las escuelas y ser la primera lección que el hombre necesita para caminar con garantías por el siglo XXI.

Cuando el empleado de una empresa hace mal su trabajo y causa daños a la organización, es despedido sin contemplaciones porque ha fracasado. Nuestros políticos han fracasado y hecho tan mal su trabajo que han arruinado la empresa, pero ellos no dimiten porque han expulsado a los dueños (los ciudadanos), se han apropiado de la empresa y la gestionan con torpeza, maldad, sin ética ni decencia.

Este robo es una verdad incuestionable, pero los políticos, con la ayuda de los medios sometidos y de sus mentiras, lo han ocultado. Han tenido que llegar la crisis del coronavirus, el confinamiento, con tiempo para reflexionar, y la ruina que nos amenaza para que muchos descubran la gran traición de la casta política a los ciudadanos, el gran robo de esa empresa común que es el Estado democrático.

Hasta que los políticos ladrones no restituyan lo que un día rapiñaron, no son otra cosa que usurpadores ilegítimos de una propiedad ajena, simples ladrones impunes, amparados por una ley injusta que ellos mismos han dictado.

Un día, los ciudadanos libres y responsables del mundo, cansados de ser oprimidos y exterminados por el poder absoluto y de soportar agresiones, vejaciones, injusticias y desmanes de los poderosos, decidieron crear la democracia, un sistema equilibrado, basado en la ética y en la justicia, e ideado para que podamos convivir en paz, a pesar de las discrepancias, y para impedir que el poder volviera a ser despótico y absoluto.

Pero nosotros, los ciudadanos, fundadores de la democracia y también dueños de esa gran empresa común que es el Estado, emanación de la nación de hombres y mujeres libres, hemos vuelto a ser oprimidos tras haber sido despojados de nuestras acciones por los administradores de la empresa (los políticos), que han dejado de ser nuestros empleados para convertirse ellos en los dueños. Han sido desleales, estafadores y ladrones porque se han usurpado la propiedad ajena, se han apropiado de la empresa, han expulsado a los verdaderos accionistas y han cambiado las reglas del juego para manejar la propiedad a su antojo. La soberanía sigue estando, teóricamente, en el pueblo, pero los políticos la han usurpado y han dejado al pueblo marginado y sin influencia, sometido y expoliado.

La democracia, cuando fue creada por los ciudadanos libres, fue ideada así:

  • Los ciudadanos decidieron organizar la democracia en el Estado, que es la empresa común, con el fin de cuidar el bien común y garantizar la convivencia, la justicia y el orden. Sabedores del peligro que encierra el entregar poder a unos administradores, los ciudadanos establecieron numerosos controles y cautelas para evitar que los grandes objetivos dejaran de cumplirse.

  • La primera regla y la principal es que la empresa común, el Estado, es propiedad de los ciudadanos, que son los "soberanos (dueños de la soberanía y de las acciones), a los que los administradores, como en cualquier empresa, deben rendir cuentas con lealtad y obediencia.

Otras reglas importantes eran las siguientes:

--- Los administradores son elegidos libremente por los ciudadanos, que procurarán escoger a los mejores sin interferencia alguna. Las elecciones deben ser plenamente libres y los ciudadanos propietarios podrán siempre revocar el mandato a sus representantes elegidos, especialmente si pierden la confianza depositada en ellos. Los ciudadanos son los únicos electores legítimos.

--- Como los ciudadanos no se fiaban de los administradores, decidieron que los grandes poderes delegados (Legislativo, Ejecutivo y Judicial) fueran independientes y que se vigilaran entre sí.

--- Como todavía tenían miedo a ser traicionados, establecieron que los representantes tenían la obligación de defender el bien común por encima de todo y de garantizar los grandes valores y el respeto a los derechos fundamentales del ser humano: igualdad, fraternidad, libertad, limpieza, honradez, pulcritud en el manojo de los asuntos públicos, etc.

--- A pesar de esas cautelas, los propietarios exigieron que existiera también una prensa libre e independiente, dotada de libertades especiales, cuyas dos misiones principales eran informar con veracidad, para que los ciudadanos siempre estuvieran al tanto de lo que ocurre, condición imprescindible para tomar decisiones correctas, y, además, fiscalizar permanentemente a los grandes poderes, apostando luz y taquígrafos, conscientes los propietarios de que la luz y la verdad impiden la suciedad, las mentiras, las traiciones y las trampas, vicios que proliferan en la opacidad.

--- Conscientes de que algún día se producirían problemas, aclararon que la empresa quedaba sujeta al "Imperio de la ley", siendo esa ley igual para todos, para propietarios y para administradores, sin privilegios ni ventajas para ningún miembro de la comunidad.

--- Llenos de desconfianza, a pesar de los muchos controles y cautelas, decidieron que debería existir una sociedad civil fuerte, que funcionara con independencia y al margen de los administradores del Estado, cuya misión principal era servir de contrapeso y de control suplementario al siempre temido poder de los administradores.

--- Finalmente, se advirtió a los representantes que sus mandatos tenían que ser temporales y que sólo podrían intervenir en la vida de la comunidad cuando fuera estrictamente necesario, ya que los ciudadanos propietarios estaban seguros de poder convivir en paz y armonía, sin necesitar interferencias externas.

Comparemos aquella democracia original ideada por los fundadores, transparente, descentralizada, limpia y sometida a sus propietarios legales, al bien común y a la decencia, con el bodrio inmoral, injusto y canalla que los administradores infieles han terminado creando, tras robar la empresa a sus dueños, a los que, además, han sometido y obligado a pagar cada vez más impuestos, que no siempre utilizan para reforzar el bien común y la convivencia, sino que, a menudo, sirven para ampliar las injusticias, las arbitrariedades, las ventajas y los privilegios de los ladrones.

Tras arrebatar la empresa común a sus legítimos dueños, los administradores (los políticos) se organizaron para cambiarlo todo y sustituyeron la democracia original por otro sistema que a ellos les convenía: una dictadura de partidos políticos más o menos disfrazada de democracia representativa y camuflada de legalidad. La fuerza de los ciudadanos fue suplantada por la fuerza de los partidos, convertidos en verdaderas mafias de poder. Las elecciones libres fueron alteradas de manera que son los partidos los que elaboran las listas, arrebatando así a los ciudadanos su derecho original a elegir a los mejores. Los partidos eliminaron la separación de poderes y los controlan todo lo que pueden. Buena parte de la prensa libre ha sido comprada y sometida, impidiéndole sus dos misiones claves: informar con veracidad y fiscalizar a los poderosos. La ley dejó de ser igual para todos y se aplica "según convenga" al poder. Los administradores recaudan el dinero de la comunidad y no siempre lo emplean en el bien común. Algunos administradores han eliminado también el límite de los mandatos y, en la práctica, pueden permanecer en el poder hasta que la muerte les visite. Enumerar la lista de alteraciones y suciedades instauradas por los administradores infieles sería interminable, pero cabe mencionar algunas: la corrupción y la mentira anidaron en su sistema, muchos ciudadanos fueron oprimidos y hasta asesinados a millones por algunos administradores especialmente crueles y delictivos (Hítler, Stalin, Mao y otros) y se autoadjudicaron tantas ventajas y privilegios que llegaron a superar en desmanes y abusos a los antiguos monarcas absolutos y a la nobleza predadora.

Desde que consumaron el robo del Estado, los administradores no han dejado de avanzar por el sucio camino de la deslealtad y de la infidelidad. Se suben los sueldos, no responden de sus errores, engañan a los antiguos propietarios, se autoadjudican una autoridad que no poseen y someten a los antiguos dueños, además de endeudarse hasta la locura, de apropiarse del dinero común y de emplearlo en afianzar su poder y en ampliar sus lujos y privilegios: pensiones, millones de servidores públicos, ejército propio, fuerzas de seguridad, que muchas veces emplean para amedrentar y aplastar a los antiguos dueños, si es que se atreven a protestar y otros muchos privilegios que les convierten ante los ojos de los verdaderos dueños en usurpadores arrogantes, infieles, desleales y opresores.

Esta es, queridos lectores, resumida, la sucia historia del gran robo del Estado democrático por parte de la actual casta política profesional, uno de los crímenes más horrendos de la Historia.

Pero lo peor de esta historia es que tiene un final pésimo: los ladrones, sin ser castigados, siguen en el poder porque gran parte del pueblo, confundido, sin dignidad y vergonzosamente sometido a los ladrones, sigue votando a sus verdugos.

Francisco Rubiales


- -
Lunes, 25 de Mayo 2020
Artículo leído 1099 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 25/05/2020 12:43

No voy a decir mucho ya que el artículo es muy completo.

El fallo del sistema está en la labor de muchos años tergiversando el sentido de la democracia y tal vez una de las formas más sibilinas está en exagerar el concepto, de forma que sean "los nuestros" los que gobiernen y eso se ha llevado hasta el extremo de poner a verdaderos inútiles, cierto que son representativos del lanar, pero es que se debería tender a elegir gentes que sean mejores que nosotros, porque para poner a unos como nosotros, ya estamos nosotros.

Pero entonces no se hace lo que se quiere. Y el objetivo del sistema es el poder por el poder, sentirse dueño de las vidas de la gente. Ese es el poder y a eso es a lo que tienden los jefes de la casta. El resto de la casta, que son una cuadrilla de fracasados, incapces de ganarse le pan con el sudor de su frente, a lo único que ambicionan es a tener el pan asegurado son dar golpe. Pero son los colaboradores necesarios para que los amos, puedan ejercer de tales.

En tanto el lnar no comprenda que tiene que votar a los mejores, no a los que osn como ellos, tendremos lo que tenemos. pero el lanar lo es porque es incapaz de pensar, de modo que el sistema se perpetúa indefinidamente.

Y si analizamos lo que hay, vamos que es justo lo ocntrario de lo que dice el artículo. Es la coprocracia. Lamantablemente, de ahí se sale mediante un trauma tan grande, que si la sociedad quere sobrevivir tiene que poner a los mejores, hasta que los malos consiguen el poder y vuelta al ciclo infinito.

Actualmente tenemos un trauma bastante grande, no sé si es lo suficiente, pero sin duda, tiene un objetivo claro y es la sumisión de la sociedad. Hay quién opina que estamos en la primera fase, la del confinamiento. Se trata de conseguir que la gente haga algo que no haría en condiciones normales, incluso que es impensable, como quedarse en casa varios meses, saliendo para comprar comida exclusivamente. Una ves constatado el éxito de la primera fase, se pasaría a la segunda y luego a la tercera, tras esta, el dominio sería absoluto y sería una sociedad de esclavos, eso sí, felices. Ignor en qué consisten las otras dos fases.

Sin embargo parece que las cosas no están saliendo como pensaron, al menos de forma parcial. No sé si esta protesta, será suficiente para que los que mandan tengan que vover al principo o podrán pasar a la fase dos. Por supuesto, la fase uno, que es la prueba de sumisión, si la tienen que repetir, será de otra forma, más elaborada, pero también nosotros vamos aprendiendo.

Pienso que hay una lucha contra el tiempo. Porque el tiempo se les acaba, de ahí que se produzcan estos procesos con tantos fallos.

Cada vez está más claro que el virus es de diseño, esto es casi seguro, por no decir seguro, también que los que mandan lo han soltado para lograr la primera fase de sumisión. La duda es si los chinos son claboradores o bien son unas víctimas más, de todas formas la responsabilidad del gobierno chino es evidente. Insisto, responsabilidad, no culpabilidad, que esa ya se sabrá.

También parece que le objetivo económico a corto plazo es la vacuna y ahí parece que se muevan los señores Soros y Gates. Luego dicen que si con la vacuan nos vana implantar micro chip de control y algunas cosas más, pero eso está por ver. No entiendo cómo se puede implantar un dispositivo de tamaño celular y que sea operativo, al menos hasta la siguiente vacuna, a menos que el dispositivos nos ocnvierta directamente en esclavos y ya nos pongan los implantes por deseo de la gente. Porque si ustede saben cómo son las agujas que se usan para las vacunas, son realmente minúsculas y por ellas no pasa nada más grande que una célula.

Pero de todas formas, la venta de siete mil millones de vacunas al precio que ellos pongan ya es un negocio tan grande que justifica cualquier cosa. Ha habido guerras que han producido mucho menos.

Ayer vi una foto del primer ministro de israel en el tribunal que lo va a juzgar. No sé si es inocente o culpable, pero eso ahora no importa. Lo que importa es que ha ido al tribunal, como cualquier ciudadano. Nada que ver con lo que tenemos nosotros, con una casta llena de privilegios.

2.Publicado por TONY el 25/05/2020 13:21

Este sistema ya no da más de sí el sistema hace aguas por todas partes

3.Publicado por el iluminado el 25/05/2020 18:29
Tony, es verdad ya no da más de sí! Haces agua... Pero NO SÉ AHOGA...

4.Publicado por esteban el 25/05/2020 22:18
Buenas noches.

Pues si, los políticos nos han robado la democracia, ¡y mucho más aún!, a la desgraciada ciudadanía española.
Nos han robado la moral, la ética, ¡y dinero en cantidades industriales!

Solo hay que verlos en acción:

https://www.vozpopuli.com/espana/marlaska-informe-8m-Civil_0_1358265393.html

(El "brujo" Marlaska tratando de robarle la cartera a una jueza que investiga la negligencia gubernamental de permitir las manifestaciones del 8-M). Y el gobierno de inútiles y criminales que tenemos que aguantar trata de entorpecer a toda costa la labor judicial..., ¡porque son así!, y porque han sido así... ¡siempre!; Y PORQUE NO CREEN Y NO HAN CREÍDO JAMÁS EN LA DEMOCRACIA, sino únicamente en hacer... ¡lo que les da la real gana!

¡Y como casi siempre lo consiguen!, pues..., ¡el esperpento continúa!

Y está vez quiero transmitir bien clara mi opinión: a esta gobierno de degenerados e ineptos que soporta España lo único que parece interesarle es el dinero fácil que se gana en la política, el poder (no para hacer nada positivo, sino por pura vanidad), cumplir con su agenda "satánica" y dejar España hecha un auténtico solar.

Y todo lo demás les importa, ¡un pepino!

Y estos desmanes como el del enlace solo pasan en España, con esta casta política de completos inútiles, parásitos, criminales y asquerosos tratando de manipularlo todo. ¡Y encima con privilegios! (tal como apuntaba Vanlop).

Corre el rumor de que la monarquía les va a plantar cara. No estaría nada mal pero... ¡a saber!
Yo le recomendaría a su majestad que empiece a mover "las fichas blancas"... ¡ya!. O el bando negro lo dejará a él también sin protección, (y no solo a la democracia y a la ciudadanía).

Un saludo a todos.

5.Publicado por mentalmente el 26/05/2020 01:50
Buenas,

Creo que estamos en una situación de nación-apocalipsis, puede que no se vea a simple vista, el fondo de la cuestión es la sociedad española, que rumbo está tomando, por el momento está tomando el rumbo de caer bajo el peso del yugo de un nuevo totalitarismo, que destroce el estado de bienestar.

La pregunta del millón es ¿Hay que huir o todavía hay alguna esperanza?

Pues yo creo que no hay esperanza, lo creo por muchos síntomas que he visto que me llevan a esa conclusión. No hay esperanza. Pero tampoco tengo claro que eso implique huir a otro país.

La gente tiene que quedarse por responsabilidad, para cultivar las semillas de la reconstrucción del país el día de mañana, las generaciones venideras. A unos 20 años más a partir de ahora.

Educar a las nuevas generaciones en valores que las alejen de caer en los distintos tipos de engaños colectivos y fanatismos de manada que estamos viendo hoy en día. Que no dejen de preguntar. De utilizar la razón para descubrir el por qué de las cosas. Y que no caigan en el prejuicio hacia sus semejantes.

Es la única manera de hacer las cosas bien. Empezando desde cero. Sálvese quien pueda, pero sigan dentro de España. Porque como sociedad hemos fracasado, hemos quedado en evidencia por muchos frentes y hay mucho trabajo que hacer.

Saludos.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros