Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Información y Opinión

El poder político ha deshumanizado y envilecido a España


Nota

En España, el poder político, seriamente deteriorado, no sólo lleva décadas gobernando mal la nación, sino que también deshumaniza y envilece a sus ciudadanos. El deterioro de España, que comenzó prácticamente con la muerte de Franco y la entrada en escena de los partidos políticos, ha conseguido incrementar el desempleo, la pobreza, la convivencia y la cohesión, haciendo de España un país debilitado, problemático, endeudado, despilfarrador y en peligro, además de destruir valores y conquistas que hicieron de los españoles un pueblo fuerte y en crecimiento constante.
---



La labor principal de los políticos españoles en las últimas décadas no ha sido fortalecer la sociedad, sino deteriorarla, fomentando el odio, la envidia y convirtiendo a muchos ciudadanos en ratas deshumanizadas. La competencia desleal, el favoritismo del poder, la arbitrariedad, la corrupción y otros muchos vicios han sido contagiados al pueblo desde los palacios y ministerios del poder, logrando que imperen el rechazo a lo que es diferente, el odio a los inmigrantes, la desconfianza entre regiones y pueblos, la rapiña, la mentira, el engaño sistemático, la desinformación y el acoso a los valores.

La propaganda y la mentira han sido los únicos departamentos eficaces de los diferentes gobiernos españoles, logrando que el profundo deterioro sufrido por la política y la sociedad se encubra y resulte poco visible.

Algunos pensadores creen que esa política de degradación sistemática es consecuencia del deterioro moral del ser humano y de la perdida generalizada de valores, pero otros creen que es la consecuencia del mal gobierno y de la transmisión a la sociedad de vicios y maldades que habían germinado en la clase política y en el establishment.

Últimamente, avanza el criterio de que el deterioro responde a un programa sistemático ideado para que la Humanidad alcance niveles tan elevados de conflictividad y degeneración de la convivencia que se haga necesario un gobierno único, que pondría fin a la democracia e instauraría una tiranía universal.

En la actualidad, la libertad lucha contra la tiranía en cada esquina de España, la primera deseada por el pueblo y la tiranía anhelada por gobiernos que han perdido todo el respeto y aprecio a la democracia y a los derechos individuales, como el de Pedro Sánchez, que es campeón en destrozos y degradaciones.

Todos olvidamos que para ser libres primero hay que ser humanos y afianzar valores y principios como el amor, la honradez, la verdad, el esfuerzo y el apoyo mutuo, justo los que el gobierno relega y combate, revelando así que la destrucción de la sociedad no es un accidente sino un programa del poder.

Los partidos políticos son ya los focos más contaminados del país en desvergüenza, corrupción y abuso de poder. Sus decisiones son bastardas porque violan sistemáticamente el primer principio de la política de calidad, anteponiendo siempre sus propios intereses al bien común.

La consecuencia es que los que acceden a la política lo hacen más en busca de poder, dinero y privilegios que de servicio a la comunidad. El objetivo de la política, para ellos, no es hacer feliz al ciudadanos, sino controlarnos, manipularnos y saquearnos, como a un rebaño de corral.

En España el hombre ya es lobo para el hombre y son los políticos los que nos han enseñado el camino de la degeneración y la ruina de los grandes valores. Por eso no existe en toda Europa un pueblo donde los ciudadanos odien más a sus políticos que en España.

La reconstrucción de España es cada día una misión más difícil y compleja porque requiere medidas drásticas y terapias muy difíciles, que incluyen limpieza a fondo, purga de miserables y corruptos, regeneración moral, recuperación de valores, erradicación del odio y defensa a ultranza de la libertad individual y de los grandes valores que nos han arrebatado, toda una misión para superhéroes.

Francisco Rubiales

- -
Sábado, 17 de Julio 2021
Artículo leído 1297 veces




Comentarios:

1.Publicado por Josuhé el 17/07/2021 07:59
El poder político ha deshumanizado y envilecido a España

Es lo que se le conoce como Democracia, que lleva camino de ser el peor régimen de gobierno de toda la historia de la humanidad, con esta jauría de alimañas sin corazón, sin sentimientos y sin cerebro... que nos mal-gobiernan en nombre de ella.

Pero lo pagarán ya lo creo que lo pagarán, si algo nos ha enseñado la historia es que en esta vida mas tarde o mas temprano todo se termina pagando, nada queda impune

2.Publicado por vanlop el 17/07/2021 11:51

Sólo señalar una duda que se plantea y que creo es de difícil solución. ¿Quién ha envilecido a quién?

Los pensadores no se ponen de acuerdo y seguramente no sea posible le acuerdo. Pienso que el poder ha envilecido a la sociedad, pero la sociedad se ha dejado envilecer y este envilecimiento viene de antes de la democracia.

El Mayo del 68 no fue una casualidad, la sociedad ya estaba madura para aceptarlo. Aquello fue una revolución social completa, aunque cuando se analizó, se hizo mal y se pensó en aspectos parciales, cada cual arrimando el ascua a su sardina. pero fue algo global que afectó a todos los aspectos de la sociedad y que provocó un relajamiento de la moral, mayoritariamente, en los jóvenes y por eso las consecuencias se empezaron a apreciar cuando aquellos jóvenes se convirtieron en adultos y al mismo tiempo los adultos, que frenaban, se fueron muriendo.

Recuerdo una anécdota de mi adolescencia. Se refiere al cambio en la conducta sexual, pero los cambios no vienen solos, el cambio en un aspecto, supone que se ha cambiado en otros. Las mujeres que tienen ahora entre 70 y 80 años, es decir las jóvenes de los 60, ya se empezaron a desmelenar con la colaboración de sus madres y ahí está lo interesante, que fueron las madres las que permitieron y encubrieron los devaneos de sus hijas, naturalmente, cuando estas hijas, tuvieron hijas en edad, ya no tuvieron que encubrir nada, la sociedad había evolucionado y se veía normal.

¿Pero qué impide a una persona que contraviene la moral sexual, contravenir cualquier otro aspecto moral, como por ejemplo el robo? La transición cayó en un terreno abonado y por eso toda la corrupción que trajo, no fue algo espontáneo, sino más bien como quitar el tapón a la presa.

Pero sin duda, la casta ha tenido mucho que ver en todo esto. Tradicionalmente han existido frenos sociales, que son los que encauzan la moral social yesos frenos fue lo primero que quitaron los que nos mandaron entonces y nos mandan ahora. Porque si bien es cierto que las madres de entonces encubrieron a sus hijas, también es cierto que la moral social impedía que eso se viera bien.

Ahora tenemos la agenda lgtbsxph. Ahora lo vemos como un disparate, pero cuando esos niños adoctrinados en eso, se conviertan en padres, esas conductas las verán normales y de paso, verán normales el resto de las conductas opuestas a las que tradicionalmente han dado estabilidad a la sociedad.

Así que el poder corrompe, pero la sociedad, mayoritariamente lanar, se deja corromper fácilmente.

Pasmao

La actuación del pp en el asunto de la sentencia es miserable, lo cual no es novedad, pues todas sus actuaciones suelen ser miserables. Negar la mayor y cuando, en una increíble sentencia, dejan el estado de alarma en su sitio, recuso presentado por vox, con la oposición de ellos, precisamente y luego subirse al carro del vencedor, es de pura antología política. Y claro, no es que tenga ojo para los nombramientos, es que sus nombramientos tenían que votar en contra, porque ellos son el partido 'payudar'.

3.Publicado por Blogger el 17/07/2021 12:10
Estimado Vanlop:

Aprendí en Italia, después de hermosos y ricos debates con intelectuales, que existía una diferencia fundamental entre las corrupciones italiana y española. La Italiana contaminó a la clase política desde la sociedad, mientras que en España fue al revés: la clase política contaminó al pueblo. Me lo explicaron con detalles y algún día escribiré un artículo explicándolo.

Un cordial saludo.

F. Rubiales

4.Publicado por mentalmente el 17/07/2021 17:45
Buenas a todos,

El liberalismo no ofrece soluciones definitivas para la corrupción, pero si ofrece mecanismos de contención de la corrupción. División de poderes, igualdad legal, presunción de inocencia, etc. Y contener la corrupción equivale a combatirla indirectamente, ya que al no tener demasiado éxito dentro de estas leyes, tampoco se promociona o se multiplica en exceso. Se mantiene dentro de unos márgenes de supervivencia.

Y todos estos mecanismos de contención de la corrupción funcionan siempre que se llevan a cabo. Pero para muchas personas no basta con contener la corrupción, es aquí por donde el liberalismo tiene una especie de punto débil que se puede explotar con demagogia y populismo, como para impedir que la sociedad comprenda la importancia de defender todos los principios del liberalismo, y esa importancia se mezcle o se quede a la par con la defensa de ideas populistas que a veces asemejan o se disfrazan con ideas del liberalismo.

La ambición de la sociedad por tener cosas que no tiene a pesar de las que ya tiene, por alcanzar nuevos hitos a pesar de los que ya ha alcanzado, es por donde el liberalismo fracasa. Porque el liberalismo tiene mecanismos limitados para satisfacer esas ilusiones y deseos de las personas dentro del sistema de la partitocracia.

En una sociedad que ya está en crisis, las condiciones son complicadas para el liberalismo, porque funciona mejor estas formas de populismo cuando las cosas van mal, nunca solucionan los problemas, pero no aprendemos, parece que no podemos evitar la tentación de abrazar populismos cuando hay crisis. Dentro de esos populismos hay que identificar el marxismo como especialmente tóxico por inducir de manera muy falaz e intensa a este mismo error de planteamiento.

Entonces lo que yo veo es que necesitamos ser progresistas pero no revolucionarios, porque el concepto de revolución es lo que es más problemático, porque es una idea que va a la contra de lo establecido para presentar una realidad nueva de las cosas, y eso es una mentira. Es complicado de explicar. Es mentira porque no se puede simplemente reiniciar la sociedad, o cambiarlo todo, siempre se parte de algo, y lo que tenemos ahora parte de lo anterior, y así sucesivamente. Pero la mentira es especialmente al respecto de considerar que esto sea importante, no tiene importancia el estado actual de la sociedad al respecto de establecer un camino al progreso. No hace falta ninguna acción previa al progreso para demoler la sociedad hasta los cimientos. La situación en la que se encuentra una sociedad cualquiera es suficiente para continuar en cualquier dirección y la destrucción no cuenta como una dirección.

El reseteo del orden social no es progreso. Es un planteamiento desquiciado que no entiende de la complejidad y sutilezas que se dan en el ser humano. Ni revoluciones ni reinicios. Lo que necesitamos es progreso de verdad, partiendo de las condiciones reales, no hace falta tratar de inventarse otras condiciones ni es posible verdaderamente hacerlo.

Llamamos democracia liberal a los sistemas políticos que tenemos, no son democracias porque en una democracia el gobierno es del pueblo, el pueblo se debe sentir que gobierna, que tiene voz y voto en peso justo e igual.

Una democracia liberal, en mi opinión actual, sería el modelo ideal de progreso de sociedad, porque sería defender el liberalismo que lo necesitamos mucho para contener la corrupción y mantener el orden social, aunque la gente no lo entienda, y la democracia la necesitamos para afrontar los problemas colectivos complejos.

Los problemas complejos del mundo solo pueden resolverse mediante la democracia. Esto es lo que yo veo y creo profundamente. Un problema complejo es por ejemplo lo que se menciona en este tema.

¿Quien corrompe a quien, los políticos o el resto de ciudadanos a los políticos? Es una situación de elevada complejidad, y yo creo que sería erróneo indicar una o otra afirmacion como cierta y como constitutivas de un conocimiento útil para reordenar la sociedad. La responsabilidad se comparte constantemente y recae en todas las personas junto con los gobiernos. La cultura establecida es responsabilidad de todos también.

Ante la complejidad del ser humano, tanto individualmente como colectivamente, la libertad es la solución. La democracia sería la palabra para definir la libertad colectiva, el estudio y práctica de los medios que la proporcionen.

El liberalismo resuelve un problema en la sociedad al respecto del respeto a la libertad individual, pero no logra satisfacer la libertad colectiva, sin embargo, la libertad colectiva tiene como requisito que exista la libertad individual.

Es por esto que es mentira cuando alguien dice defender la democracia pero no el liberalismo, hay engaño en ese discurso. Ese discurso es otra vez la misma piedra, el socialismo, el populismo, la revolución, reinicio, reseteo de la sociedad, todo esto es una quimera que la gente tiene que salir de ello.

La libertad colectiva no puede contradecir la libertad individual porque entonces dejar de ser libertad colectiva para pasar a ser una dictadura. Es como que el poder se destruye a sí mismo. Si es la libertad la que proporciona el poder, el poder ataca la libertad, el poder desaparece, y lo que queda es un orden precursor, basado en la manada, el liderazgo, las tendencias establecidas, etc.

Un saludo.

5.Publicado por vanlop el 17/07/2021 21:31

D. Francisco

Cuando escribía el comentario no me acordé de Italia, que ya nos explicó que la corrupción fue de abajo arriba, pensaba en Alemania y otros países similares, con unas sociedades más o menos sanas y se han corrompido desde arriba. Lo mismo que España.

Pero sin duda existía un sustrato favorable a dejarse corromper. Habría que estudiar como estaba ese sustrato, si apareció solo o fue implantado desde arriba. O tal vez la guerra hizo que Europa cambiara sola y la gente, ante el horror que supuso, pensara que para cuatro días que vamos a vivir...

Todo eso coincide con el abandono de la religión. Si el catolicismo está en retroceso, desde hace mucho, las iglesias protestantes están mucho peor y algunas se sostienen porque son la religión del Estado.

Desde luego algo debieron ver cuando convocaron el Concilio. Lamentablemente el resultado fue un aumento de los abandonos.

Todo esto habría que analizarlo con detalle y ver todas las posibilidades, que son muchas.

Ahora bien, en los dos casos que cita, coincido con lo que dice, aquí nos corrompió la casta.

Mentalmente

Un par de apuntes.

La corrupción, en definitiva la moral, no puede imponerse, como dice, se puede contener, pero al final, se desploma. No es problema del liberalismo, es problema de todos los sistemas, que ponen los parches en lugar de arreglar los cimientos. Lo que ya no sé es si se pueden arreglar los cimientos. O tal vez el abandono de la moral sea una consecuencia de la condición humana.

Tal vez el problema es ese que dice, deseos ilimitados sobre cosas limitadas.

Los populismos son parches, pero en la estructura, no en los cimientos, con lo cual van a fracasar, más o menos tarde.

La democracia liberal tiene muchos enemigos, unos por convencimiento moral y otros para hacerse con el poder. El fallo es ese que digo, no acude a los cimientos y los cimientos son la moral social. O tal vez es que los cimientos no se pueden arreglar y hay que hacer obra nueva desde los cimientos. ¿Y como se hace la obra nueva? Pues con un trauma enorme, que construya de cero una nueva sociedad.

Supongo que los cimientos están condenados a corroerse, la diferencia estará en lo bien que se hayan construido.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros