Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos



Información y Opinión

El gobierno de España profana y degrada la muerte de los ancianos


Nota

El gobierno social comunista de España, modelo mundial de ineptitud, está consiguiendo que en España no sólo se viva con miedo al presente y desconfianza ante un futuro que amenaza ruina, sino que también se muera mal, en soledad, sin respeto, inútilmente, sin ni siquiera disfrutar de la despedida de los seres queridos.

El maltrato a los muertos es la última fechoría de un gobierno que todo lo hace mal y que en cualquier otro país del mundo que no fuera la cobarde España habría sido obligado a dimitir o expulsado del poder cargado de oprobio.
---



Miles de ancianos muertos en residencias, una vergüenza nacional
Miles de ancianos muertos en residencias, una vergüenza nacional
En la España de antes no se maltrataba a los muertos, aunque la vida hubiera sido un suplicio para los que se marchaban. Los entierros eran ceremonias de respeto, cargadas de emoción y sentimientos, y la agonía del difunto se desarrollaba, habitualmente, en un entorno familiar y de cariño. Finalmente, en el recuerdo del fallecido se tendía a olvidar sus errores y fallos y a resaltar sus valores, aunque fueran escasos. Ese es el modelo de despedida en la mayoría de las culturas del Mediterráneo, vigente desde la Edad del Bronce.

Pero llegaron los nuevos tiempos "progres" y todo eso cambió. Desde las izquierdas más radicales se empezó a decir en público que había demasiados viejos y se insinuaba que debía morir para dejar sitio a los jóvenes. La política toleraba a esos miserables, acumulaba bajeza y permitía que, poco a poco, la cultura se impregnara de desprecio a los ancianos.

El Impuesto de Sucesiones, bautizado por el pueblo como el "impuesto a los muertos", era un ejemplo visible del creciente desprecio de la sociedad por los que morían, a los que impedía, incluso, que pudieran dejar sus ahorros a sus seres queridos. Es un impuesto claramente confiscador y ajeno a los derechos humanos básicos, pero los gobiernos, crueles y sin respeto al pueblo y a las leyes, lo mantienen en contra de la voluntad popular y de la razón. Las herencias eran expoliadas sin piedad por un Estado siempre sediento de dinero, suciamente marcado por la codicia y la usura, que se dedicó durante décadas a arruinar a miles de herederos y a provocar decenas de miles de renuncias a heredar por la enorme carga fiscal que imponía a las herencias y legados.

Pero todo ese deterioro de la muerte y ese irrespeto por el anciano ha estallado con toda su carga de indecencia y escándalo, como una bomba, con motivo de la crisis del coronavirus, una pandemia que se ha cebado con los ancianos, muchos de ellos abandonados por sus familias en residencias que antes habían sido ya abandonadas y descuidadas por el Estado, privándolas de vigilancia y de cuidados médicos adecuados, hasta convertirlas en tanatorios de tránsito donde los viejos mueren a chorros, privados del cariño y de los cuidados a los que tenían derecho tras una vida de trabajo y entrega.

Es de esperar que el gobierno de Sánchez sepa que la muerte de un ser querido es la peor experiencia emocional y vital para la mayoría de los seres humanos. Pero se comporta como si ignorara ese hecho vital de nuestra cultura humana y priva ahora a los viejos moribundos de la ternura y la dignidad a la que tienen derecho desde hace milenios.

La muerte en masa de los ancianos y, sobre todo, la forma como se les deja morir en soledad y lejos de sus familias, a muchos de ellos solo sedados, por falta de camas y respiradores en las UCIs hospitalarias, y después depositados en morgues improvisadas donde permanecían días y semanas porque los quemadores de cadáveres no dan abasto, constituye el capitulo más cruel, denigrante y vergonzoso del poder político español en los tiempos presentes y, concretamente, del infausto gobierno que preside Pedro Sánchez, el cual deberá algún día, cuando España reflexione y recupere la cordura decente que ha perdido, ser castigado con dureza, entre otras razones por su pervertido trato a los ancianos.

El rasgo más significativo de una civilización suele ser, junto con el nivel de felicidad de sus miembros, el trato a los ancianos. Ya lo decía el griego clásico Pericles, cuatro siglos antes de Jesucristo: “Se juzga a un pueblo por la forma de sepultar a sus propios muertos”.

Las culturas humanísticas y avanzadas consideran la muerte de los ancianos como una gran pérdida. La vieja cultura oriental equiparaba la muerte de un anciano al incendio de una biblioteca única, cuya sabiduría se pierde. Si eso es así, la cultura española no ha podido caer más bajo porque se ha habituado, en sus últimas décadas, a quemar bibliotecas con desprecio, a expoliar a los ancianos y a sus familiares y a maltratarlos en sus últimos días. Pero el culmen de la vergüenza nacional y del fracaso de una nación como la española está viviéndose en estos días, donde los ancianos del coronavirus mueren en soledad, sin cariño, sin el trato sanitario al que tenían derecho, despreciados por un poder político cuya corrupción y bajeza supera todo lo humanamente imaginable.

La misma ocultación vergonzante del número de víctimas del coronavirus o lo que sería todavía peor, la incompetencia para conocer el número real de víctimas, que parece evidente que sea por lo menos el doble de lo que el poder reconoce, demuestra la inmensa bajeza del actual liderazgo político de España. La torpeza de los gobernantes está abriendo las puertas de las noticias falsas, de las especulaciones abusivas y de las tesis mñás horrendas sobre la muerte en las residencias de ancianos y los hospitales, generando una ola de angustia y desesperación en las familias de los fallecidos y en la sociedad en general que no se calmará hasta que algunos no den con sus huesos en la cárcel.

Francisco Rubiales

- -
Sábado, 18 de Abril 2020
Artículo leído 2572 veces




Comentarios:

1.Publicado por A.V.R el 18/04/2020 11:01
"Trump azuza la guerra con los gobernadores y anima a «liberarse» de las restricciones de los estados
Alienta las protestas contra la cuarentena en Minnesota, Virginia o Míchigan. En este último estado los manifestantes iban armados hasta los dientes"

interesante el enlace de ABC

Que didáctico y util sería si los seguidores armados de Trump se rebelaran contra sus gobiernos, y la guardia nacional y el ejercito tuviera que abatirlos.

sería pero que muy muy pedagógico para el resto del mundo.

2.Publicado por TONY el 18/04/2020 11:12

Este no es pais para viejo parafraseando el titulo de una pelicula, envejecer en este pais es una tragedia, el silencio a voces que se sabia como trataban a nuestros mayores en las residencias, se ha visto ahora reflejado en el coronavirus,
la nueva eugenesia social que no se dice es que toda persona que no sea productiva, genera gasto al estado,hay que abandonarla a su suerte.

Antes nuestros mayores tenian una gran consideración social, ahora se les aparca, ahora comprendo porque a tanta gente les da miedo envejecer, los gimnasios estan llenos, las operaciones esteticas a la orden del dia envejecer en un pais consumista e individualista ES UNA VERDADERA TRAGEDIA

3.Publicado por vanlop el 18/04/2020 11:17

En la entrada anterior he dejado dos comentarios que tal vez les puedan interesar.

Antes que se me olvide, dos apuntes.

El primero es sobre la renta básica. Es más barato dar una limosna que pagar un jornal, por pequeño que sea. Pero pagar un jornal y así no se estimula la vagancia, requiere pensar donde dar trabajo y en qué trabajos, a los millones de parados y como nadie reclama, pues para qué molestarse.

La segunda tiene que ver con la pesadilla nacional, es decir, el gobierno. A la gente no le gusta que se hable de 'política', prefieren que se hable de temas alegres, con lo cual no tienen ni idea de nada, ni quieren saber. Y su voto vale lo mismo que el de aquel que se informa. Luego existe el efecto 'gobierno' y así es como el gobierno saca un montón de votos. De modo que las encuestas del cis no están tan cocinadas como nos creemos.

No voy a comentar mucho el artículo. Creo que expresa el sentir de muchos, a estas alturas no se puede decir que de todos, porque conforme pasa el tiempo, las miserias humanas salen a la luz con más fuerza.

Los viejos estorbamos, porque suponemos un gasto enorme. Eso es cierto, pero lo que no dicen es que ellos son un gasto más enorme y no hablan de recortar. Los nazis, al menos, tuvieron la decencia de no mentir y dijeron sin cortarse que había que eliminar a todos los que no sirvieran. Estos, con esa indecencia que les caracteriza, lo disfrazan con mil nombres, a cual más rimbombante yq e, al parecer, les va muy bien al lanar,que se lo cree todo.

Con el gasto que suponen las taifas, sin meter los choriceos varios, sólo la diferencia que hay entre 17 administraciones y una única, ya se pagan de sobra los gastos de los viejos. Si a eso le sumamos lo que supone la chusma de políticos, asesores, enchufados y demás y las subvenciona a tantos chiringuitos como plataformas, observatorios, ongs diversas y demás, el ahorro daŕai para pagar a la mitad de la población. Podríamos tener la mitad de la población jubilada.

Luego están saliendo a relucir los fallos en las residencias. Fallos permitidos por la administración, que no hace la función de inspeccionar. Pero eso es una mínima parte. Me consta, por experiencia, que las inspecciones son frecuentes y muy exhaustivas. De hecho, conozco dos residencias y el trato es inmejorable. Son privadas, concertadas.

No es significativo que haya unas cuantas residencias que no cumplan o que haya habido demasiados muertos en lagunas, para enlodazar todo el sector. Y si ha habido muertos en las residencias ha sido por la negligencia del gobierno que no tomó medidas a tiempo. Pero es mejor echar la culpa de los fallos propios a otros y así se desvía la atención.

Ahora, todos los despilfarros los quieren subsanar con le impuesto de los muertos. En realidad ellos saben que es una miseria la recaudación, lo importante es que la gente se vaya olvidando de la propiedad privada. Si no conviene dejar herencias, es mejor no tener bienes. Eso además hace que la economía funcione menos y ya sabemos que para estos, cuanto peor, mejor.

A un psicópata no se le puede venir con dignidad en la muerte, sólo cuenta lo que considera que le sirve a sus planes, y si dispone del BOE, pues tenemos lo que tenemos. Al fin y al cabo, la cosa siempre estuvo clara, lo que pasa es que no quisimos verlo: A España no la va a conocer ni la madre que la parió.

4.Publicado por pasmao el 18/04/2020 15:28
Buenos días Don Francisco

Mas claro agua.

VANLOP. Por un comentario de ayer.

SI se pueden aceptar o rechazar parcialmente herencias. La cuestión es que el legatario debe hablero especificado en diferentes legados en el testamento. En un epígrafe deja el chalet y en otro el piso.. por ejemplo.

Y así el que recibe la herencia puede acpetar unos y rechazr otros. Pero a priori debe de especificarse en el testamento los diferentes bienes.. por separado (legados).

Es importante, también, detallar que pasa (en el caso de haber varios herederos) que es lo que va a ocurrir con el legado si el heredero A reununcia, es dceir si su parte va a un remanente general (lo que no se haya especificado) o si se divide entre el resto de los herederos a partes iguales o si va todo a uno... la casuitica es infinita.

Es conveniente especificar (entonces), que en caso de renuncia de todos los posibles herederos para ese legado en cuestión, que entonces el bien vaya a la ONG X, (que deberá de especificarse en el propio legado).

ONG hay a patadas. A gustos y conveniencias (conviene infomarse antes de hacer el testamento) ..

La ventaja para la ONG es que no paga sucesiones.

Si no se hiciera (lo de especificar una ONG que se quedara con lo que nadie quisiera), se debería de hacer para el remanente general (lo que no se ha especificado en los legados o lo que ha acado allí por haberse renunciado a ello).

Obviamente la ONG se quedaría con el bien La ventaja es que la ONG entra en competencia con la Hacienda de la Taifa. Así que si la Taifa (y el ayuntameinto a traves de las plusvalías municipales) se pasan de listos a la hora de querer cobrar al final se quedarán sin nada porque quien se la quedará será la ONG.

No es la mejor solución pero si una de dar por saco.

Algo importante es que no se puede disponer del bien, es decir, si hay un arriendo los beneficios deberían de consignarse en una cuenta y no disponerese de ellos hasta que no estuviera definada la propiedad del bien.

Obvio: antes de meterse en estas cosas hay que hablarlo detenidamente con abogado/notario que sepa de derecho sucesioio teniendo en cuenta las diferentes peculiridades de las Taifas (no es un tema sencillo) y disponer (redactar) el testamento y preveer posteriores acciones para convertirlo en un campo de minas para la "Adminsitración"

Teniendo muy claro que lo mejor es enemigo de lo bueno

Un muy cordial saludo

5.Publicado por Rafael Gómez-Sanguino Romero el 19/04/2020 03:25
¿Alguien se ha preguntado porqué afecta a los ancianos, esos que decían que sobraban?¿Alguien se ha preguntado la cantidad que se ahorra el Gobierno al no tener que pagar las pensiones de los ancianos fallecidos?. Piensa mal y acertarás.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros