Voto en Blanco
Voto en Blanco
Voto en Blanco


Buscar en artículos:
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.

Información y Opinión

El fin de la socialdemocracia


Nota

El gobierno de Hungría ha vaticinado el cercano fin del orden socialdemócrata que ha configurado el mundo actual. La socialdemocracia, que llegó a ser tan hogemónica que configuró el poder y la sociedad del mundo a su manera, retrocede en todos los frentes llena de fracaso y rechazada por los mismos ciudadanos a los que quería redimir. La derrota en las urnas y la pérdida de poder de los antiguos partidos comunistas y socialistas en Europa es un claro exponente de ese retroceso, como lo es también la pérdida de poder y el rechazo del pueblo a los partidos de derecha que se han contaminado con la socialdemocracia y apenas se distinguen de los socialistas, como ocurre, por ejemplo, en España con el Partido Popular, que ha renunciado a sus raíces liberales, cristianas y democráticas para abrazar casi todos los postulados socialdemócratas.

El hundimiento de la Socialdemocracia no será tan estruendoso como el del comunismo, ocurrido en 1989 con el derribo del Muro de Berlín, pero si será más decisivo y sus cambios tendrán más efectos en el planeta de la política, la economía, la cultura y la convivencia humana.
---



La Socialdemocracia se está hundiendo. Lo vaticina el gobierno húngaro que preside Viktor Orbán, que se ha convertido en lider de los países de la antigua Europa comunista, hoy incorporados a la Unión Europea, a la que acusan de estar conduciendo Europa hacia su ruina económica, cultural y moral, por la via de la socialdemocracia, que es una especie de comunismo con disfraz democrático y donde el poder, como en la antigua URSS, reside en las élites burocráticas gobernantes, empeñadas en destruir la vieja cultura cristiana europea y las raíces humanista de la cultura occidental.

En la práctica, hoy existe un enfrentamiento ideológico y emociona entre la Europa Occidental, anticristiana, iconoclasta, adoradora del Estado y profundamente influida por el viejo comunismo, a rtravés de la socialdemocracia, y la Europa del Este, que conoce el monstruo comunista porque ha vivido en sus entrañas y quiere vivir acorde con las raices europeas cristianas, las mismas que quieren demoler los borócratas de Bruselas, apoyados por los paises dominantes de la Unión: Alemania, Francia, Italia, Holanda y España.

Desde hace años, el Gobierno húngaro constituye el principal quebradero de cabeza de la Unión Europea. El Ejecutivo del conservador Viktor Orbán se ha opuesto a determinadas medidas impelidas por la institución comunitaria, tales como el establecimiento de cuotas de refugiados, y ha acaudillado el ya famoso grupo de Visegrado, esa alianza de cuatro países centroeuropeos que hogaño centra sus esfuerzos en bloquear esas decisiones de la UE perniciosas para las naciones del Viejo Continente.

Pero las autoridades magiares, que no acostumbran a almibarar la realidad con palabras políticamente correctas, resultan especialmente molestas cuando condenan la invasión musulmana de Europa, protegida desde los gobiernos occidentales, el asesinato del cristianismo y el despliegue de un orden económico y político socialdemocrata que no es otra cosa que un comunismo hipócrita, disfrazado de democracia.

En este sentido acaba de pronunciarse el portavoz del Gobierno, Zoltán Kovács, quien ha vaticinado el fin del orden mundial socialdemócrata en una entrevista a la prensa, en la que afirma que ‘La realidad finalmente se ha abierto camino frente al muro del silencio y del sinsentido (…) Gracias a Hungría y al Gobierno húngaro – entre otros – hemos desmantelado el muro que esconde la realidad de la mirada de la opinión pública europea’, ha aseverado Kóvacs, que no duda en señalar a su Gobierno como líder de la rebelión contra el establishment.

Este derribo del muro del silencio y de la corrección política, argumenta el político magiar, ha permitido a las sociedades europeas expresar su rechazo al orden mundial izquierdista-liberal en las elecciones nacionales del pasado año: la pujanza del Frente Nacional, el resultado de los comicios austríacos o el declive de Merkel en Alemania prueban esta tendencia.

Pese a estas aseveraciones, Kovács estima que Europa occidental se halla en un proceso delicuescente difícilmente resoluble; un proceso que encuentra su origen en una fe ciega en el progreso y en una pérdida tanto de referentes como de afán de supervivencia: Europa occidental cree que la historia concede tiempo libre. Desea que todo se pueda enmarcar en una ola de progreso humano. Piensa que los organismos no mueren. Considera que el objetivo de la vida es adquirir más y más cosas y disfrutar de unas buenas vacaciones’.

Una realidad que contrasta con la de Europa oriental, un conjunto de pueblos que, después de sobrevivir a la tiranía comunista, no se resigna a morir: ‘Los europeos orientales han recordado que la historia no concede tiempo libre. Puede que te arrastren en una dirección y te alejen de otra y, por eso, deberías tener cuidado con tu sociedad’, ha concluido el portavoz del Gobierno húngaro.

Este afán de supervivencia de los pueblos centroeuropeos – y del húngaro, en concreto – se manifiesta en su respeto por lo sagrado y la tradición. Así, el primer ministro magiar, Viktor Orbán, no desperdicia oportunidad de reflexionar sobre el basamento cristiano de la civilización occidental.

En su discurso de Navidad, por ejemplo, expresó la necesidad de proteger la cultura cristiana: ‘El cristianismo es una cultura y una civilización. Vivimos en ella. No se trata de cuánta gente va a la iglesia o reza con devoción. La cultura es la realidad de la vida cotidiana. La cultura cristiana define nuestra moral, nuestra ética, diaria’ .

Detrás del conflicto entre el Oriente y el Occidente de Europa está el rechazo al orden construido en el mundo por la Socialdemocracia, una ideología surgida para poder introducir el marxismo dentro de los sistemas democráticos y libres de Occidente, cuyo gran efecto ha sido el de potenciar la fuerza del Estado y de los gobierno, a costa de aplastar el poder y la influencia de los ciudadanos. La "Europa de los ciudadanos no existe" porque en su lugar se ha construido una impresentable y miserable "Europa de los políticos", una estructura burocrática implacable que se dedica a cobrar impuestos y a construir un mundo frívolo y jerarquizado, donde el poder y la riqueza está en los políticos y sus empresarios y aliados, una Europa que en opinión de muchos observadores y analistas está arruinando el original proyecto de integración europea y que, según numerosos partidos y políticos de los países del Este de Europa conduce a lo mismo que conducía el comunismo, aunque por caminos más suaves e hipócritas.

Francisco Rubiales


- -
Viernes, 5 de Enero 2018
Artículo leído 956 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 05/01/2018 08:39

Tener experiencia de la vida permite prever de alguna manera el futuro. Los países del este tienen esa experiencia, que adquirieron con mucho sudor y mucha sangre y ven el futuro muy claro. Los países occidentales ya han olvidado esa experiencia y se dejan arrastrar por los cantos de sirena.

Recuerdo que todos admirábamos la socialdemocracia sueca, eran mis años universitarios y aunque donde yo estudiaba no había mucha politización, sí se hablaba de ciertos temas políticos y uno de ellos era lo bien que se vivía en Suecia, con su régimen socialdemócrata. Y especulábamos que lo natural es que nuestro régimen, evolucionara hacia una socialdemocracia al ceder dogmatismo las izquierdas, el comunismo, no se pensaba en otra y las derechas, representadas por el régimen, pues tampoco conocíamos la verdadera derecha.

Han pasado los años, el régimen cedió el paso a la casta y la socialdemocracia lo impregnó todo y lo que parecía una evolución convergente de los extremos, se ha convertido en un sistema de desigualdades, en el que la derecha más tiránica hace lo que quiere sobre un lanar que cree que vive en el paraíso porque recibe unas cuantas migajas en subvenciones, que le permiten vivir con cierta holgura material, que le conduce, como todos los vicios a desear más y a estar cada vez más insatisfecho.

El gran éxito de la socialdemocracia está en Suecia, tan admirada por todos. Ahora ha perdido el empuje y se ha convertido en una sociedad aterrorizada con una parte importante de musulmanes, que están transformando la sociedad a velocidad de vértigo y los suecos incapaces de defender su cultura, porque esa cultura no existe, dejó de existir hace mucho, antes de la inmigración masiva, porque se habían entregado a disfrutar de los bienes materiales, que el estado, generoso, les regalaba.

Y ese es el camino que nos han impuesto a todos. Se trata del placer por el placer, un deseo creciente con una satisfacción decreciente. Cada vez mejores coches, con cantidad de aparatos que no sirven para mucho, pero que te permiten presumir, sin embargo, el placer que sentías conduciendo un seicientos, ya no lo sientes.

Nos han metido en la espiral del placer y toda nuestra vida está enfocada a conseguirlo, es una búsqueda constante sin alcanzarlo nunca o alcanzando partes que te obligan a buscar más. Y mientras perdemos nuestras raíces sociales, nos transculturizamos y la Historia nos muestra el fin de todos los pueblos tranculturizados.

La inmigración masiva no es la culpable. Se han encontrado con sociedades inanes y ocupan el vacío. En los países del Este, las sociedades tienen cierta fuerza y por eso la inmigración no tiene nada que hacer. Se pueden poner vallas, pero si la sociedad no es fuerte, las vallas terminan cayendo. Eso es lo que no entendemos en esta sociedad sin valores, que son los valores los que llevan adelante la sociedad.

2.Publicado por Anro Libertché el 05/01/2018 19:31
LA DERECHA Y LOS CONSERVADORES EUROPEOS, SON FALSOS IMITADORES DE LAS POLÍTICAS SOCIALES, QUE POR CONVENIENCIA, PRETENDEN SUPLANTAR A LA SOCIALDEMOCRACIA.

Discrepo parcialmente de su artículo, mi estimado Sr. blogger. La Socialdemocracia, como idea, modelo y sistema político pese a sus errores, ha venido constituyendo un referente en las formas de administrar los recursos de los Estados, cara a los ciudadanos y consiguientemente, un estilo único de protección en defensa de los más desfavorecidos. Si la Socialdemocracia, ha tenido y tiene innumerables fallos y errores, no ha sido por su dogmatismo en sí misma, sino por las praxis y pragmatismos en muchas de sus facetas y aspectos, como consecuencia de los excesos y abusos de los dirigentes políticos que la han gestionado.

Bien es cierto, que todos los excesos Estatistas, disminuyen libertades y derechos individuales y colectivos. También es verdad, que todas las izquierdas en la Europa Occidental, han sido despilfarradoras con los gastos públicos y sociales, pero no es menos cierto, que la única forma de mantener y competir en las economías de libre mercado, sin tener que recurrir a las doctrinas integrales marxistas, ha sido y sigue siendo, las políticas reguladoras y moderadas Socialdemócratas, sin tener que ser excesivamente intervencionistas. Salvo como es obvio, en las políticas para la preservación de los recursos naturales, ecológicos y energéticos, donde solo el Estado debe tener su principal fundamento para su administración, conservación y redistribución, en beneficio de la sociedad.

Por lo tanto, no creo que el fin de la Socialdemocracia, sea una realidad contrastada e irrefutable, por mucho que dirigentes políticos y gobiernos centro europeo se empeñen en ello. Entre los cuales se encuentran, como los más “contestaros” los gobiernos de Hungría y Polonia. Ambos países y gobiernos, viene presentando batallas a la UE, y al mismo estableschiment, según ellos, por la lejanía y abandono de la cultura y tesis Cristiana por parte de los dirigentes políticos y burócratas de la UE.

Las declaraciones del presidente húngaro Viktor Orbán, y su portavoz Zoltán Kovács, en el sentido de que Europa, no puede abandonar los principios y fundamentos de la cultura Cristiana, no significa en mi opinión, que la Socialdemocracia, como idea, sistema y modelo político que ha venido predominando en la mayoría de países europeos, durante las últimas décadas, sea el chivo expiatorio de la “decadencia” de la actual UE y sus principios más básicos e inherentes, o el declive de la cultura y civilización Cristiana.

Precisamente Hungría y Polonia, y sus respectivos gobiernos de signo ultraderechista, no pueden dar lecciones en materia Cristiana, al resto de países de la UE, por asuntos como los refugiados y otras de índoles legislativas y Jurídicas, incluida la Islamofobía de la que son tan acérrimos enemigos. En consecuencia, no pueden venir ahora después de tantas décadas, impregnados de Comunismo a presumir con frivolidad, veleidades y cursilerías de mejores Cristianos. Ambos Estados y gobiernos vienen incumpliendo sistemáticamente multitudes de acuerdos, normas y pactos, por las cuales la comisión europea no va a permitir ni tolerar. Hay quienes opinan que todo viene originado, como trasfondo por las divergencias y cambios en las políticas monetarias. Recordemos que ambos países, no pertenecen al grupo de la zona Euro, y por tanto sus economías como sus monedas, el Zloty Polaco y el florín Húngaro, vienen fluctuando en los mercados bursátiles, tanto en su cambio y valor con fuertes inestabilidades respecto al Euro.

Y lo siento, pero las doctrinas e ideas de los conservadores y derechas tradicionales Europeas, siendo más benévolas, progresivas, abiertas y avanzadas que la derecha, cainita religiosa e hipócrita española, nunca jamás, defendieron, postulados, doctrinas e ideas en favor de los parias, pobres y desfavorecidos, salvo la de proclamar con mantras cínicos y falsos, tergiversando a su favor los valores y doctrinas del Cristianismo más integral en sus variadas ramas e instituciones religiosas.

Por otra parte, la supremacía predominante que en pasadas décadas tuvo la Socialdemocracia en Europa, son hoy meros residuos en muchos países europeos, donde prevalecen gobiernos Cristianos demócratas y liberales, en definitiva, son los conservadores europeos las mayorías que integran todas las comisiones y los que llevan las riendas y todo el peso en la UE. Muy diferente es, que gobiernos ultras, conservadores y derechistas, apliquen por conveniencias, políticas sociales, siempre identificadas con la Socialdemocracia. Impulsora y promotora ancestralmente de todo lo que conocemos como “Políticas Sociales” como vanguardia y defensa de los más desfavorecidos.

Como bien dijo, un gran Socialdemócrata, como lo fue Olof Palme : “No estoy en contra de existan ricos, estoy muy en contra de que existan pobres”. Todo lo cual, es un valor puramente Cristiano, es decir, ayudar al más necesitado, dar al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios.

De ninguna manera, ni en modo alguno, las ideas y fines políticos conservadores y ultra liberales, le llegan a la suela de los zapatos a las ideas y principios Socialdemócratas, en cuanto a la buena fe, en la defensa de los valores más sagrados, como las libertades, los derechos humanos más inherentes, la protección de las necesidades básicas de subsistencia, la coexistencia pacífica y la debida dignidad, y reconocimiento que merece todo ser racional pensante, tanto en sus aspectos dogmáticos como pragmáticos.

Igualmente difiero, que la Socialdemocracia sea la antesala como disfraz, para alcanzar el Comunismo totalitario. Ningún gobierno europeo se ha servido de la Socialdemocracia, para implantar, regímenes comunistas algunos. Prueba de ello, fue la postura totalmente en contra de Wily Brand, por la construcción del muro que dividió Berlín y las limitaciones fronterizas entre las dos Alemania en 1961 por parte del bloque pro soviéticos y las autoridades comunistas alemanas.

Entre defender la Socialdemocracia, y el ultra conservadurismo liberal, existen grandes diferencias abismales que redundan en negativo para los ciudadanos más torpes, débiles y menos avispados, y todo ello, porque para los Estados y gobiernos ultra conservadores, prima el materialismo más descarnado, los egoísmos personales y colectivos con afanes individualistas de proyecciones personales con fines de enriquecimientos, permitiendo, que todo vale en las libres economías de mercado, sin normas reguladoras que controlen las mismas, donde las especulaciones, ilegalidades, chanchullos mercantilistas laborales y económicos sean la panacea de los más listos y granujas vinculados a los poderes establecidos.

Ni la Socialdemocracia, es la solución perfecta, ni mucho menos el conservadurismo liberal. Entre ambos conceptos, y en el centro del equilibrio, está la búsqueda de encontrar lo más justo y ecuánime.

Atte un saludo a todos

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER

Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros