Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Información y Opinión

El deterioro imparable de la Hacienda Pública española


Nota

La Hacienda Pública española nunca ha tenido menos prestigio que hoy, ni ha sido tan despreciada y rechazada por la ciudadanía. Bajo el mandato de la ministra María Jesús Montero, la Hacienda del Estado ha adquirido una insoportable imagen de carroñera y se ha convertido, para millones de españoles, en enemiga a la que uno se somete sólo por temor.

Aunque hoy parezca imposible, hubo un tiempo, hace más o menos medio siglo, que la Hacienda pública era valorada y apreciada como asunto de todos, vinculado al bien común. Era la época del popular y célebre eslogan "Hacienda somos todos". Los españoles de entonces pagaban con gusto sus impuestos, convencidos de que de ese modo contribuían al bien común y al progreso de la nación.

Pero pronto comenzó el deterioro, impulsado por la mala gestión de los políticos, que ya corrían por la pista de la corrupción y el latrocinio, precedidos por el corrupto monarca. Las clases medias empezaron a ser saqueadas, los pobres pagaban más impuestos que los ricos, proporcionalmente, y crecieron los privilegios y exenciones fiscales para los políticos, los millonarios y las grandes empresas, La vorágine de corrupción, abuso e injusticia destrozó la imagen de la Hacienda pública, que se pudrió, más, incluso, que la política española.

El pueblo empezó a sospechar que los dineros que recaudaba Hacienda no sólo servían para que los servicios públicos fueran de calidad, sino que también terminaban en los bolsillos de los políticos corruptos, verdaderos responsables, con su comportamiento rastrero y sucio, de los actuales males de España y del profundo desprestigio de la política.
---



Aunque parezca increible, hubo un tiempo en España donde Hacienda parecía justa, honrada y decente
Aunque parezca increible, hubo un tiempo en España donde Hacienda parecía justa, honrada y decente
En este siglo XXI, Hacienda ya no sólo no somos todos, sino que es considerada un nido de corrupción, injusticia y abuso. Los recientes asuntos del IVA de las mascarillas y de la luz, que el gobierno se resistía y se resiste a bajar, aduciendo la mentira de que Bruselas les impide la reducción, a pesar de que en muchos países de Europa lo han hecho, es un síntoma evidente de que Hacienda se ha convertido en un látigo enmierdado que flagela y saquea a los españoles, con recaudadores que no merecen confianza ni respeto. La codicia exhibida al pretender aumentar los impuestos sin que la clase política renuncie a uno sólo de sus privilegios ha terminado de destrozar la imagen de Hacienda, que ha suscitado rechazo y desprecio inéditos cuando se ha propuesto resucitar e imponer por la fuerza, en toda España, el odiado impuesto de sucesiones, el que, según la ciudadanía, permite al gobierno robar las herencias con impunidad.

La voracidad recaudadora del gobierno actual es para millones de ciudadanos asombrosa, inmoral y corrupta. Nunca antes el desprestigio de Hacienda cayó tan bajo. Algunos le llaman codicia, pero es simplemente ansia de poder. Los políticos que nos gobiernan saben que el poder fluye del dinero y ellos lo necesitan en abundancia para comprar voluntades y votos, para crear clientelismo, para premiar a los fieles y para permanecer en el poder, que es lo que más les interesa. La propaganda del gobierno, según la cual los impuestos sirven para mejorar de los servicios, potenciar la igualdad y proteger a los débiles no es creíble porque el pueblo sabe que es el poder lo que obsesiona y envilece a los que nos gobiernan.

La corrupción y la caída de Hacienda en el pozo del desprecio no es obra sólo de la insaciable izquierda, sino también de una derecha que, ante el dinero, ha traicionado todos sus principios liberales y se ha hecho socialista, sobre todo en los desastrosos tiempos de Mariano Rajoy, uno de los padres de la actual desgracia de España, en los que, después de prometer reducciones, subieron los impuestos y creció la corrupción con un entusiasmo que superaba al de la históricamente depredadora izquierda.

Muchos medios de comunicación, sobre todo cadenas de televisión, generosamente comprados por el actual gobierno, hablan con hipocresía y falsedad de que en España falta conciencia fiscal y que las personas se niegan a contribuir con su dinero a las necesidades del Estado y de la sociedad, pero nadie dice por qué ocurre eso y nadie se atreve a destapar la gran mentira de que es el Estado español, manirroto, despilfarrador, atiborrado de privilegios y con más políticos y asesores a sueldo que ningún otro país de Europa, es el gran culpable del descrédito de Hacienda y del hundimiento de lo público.

¿Por qué ningún comentarista o tertuliano dice que el Estado tiene que adelgazar urgentemente y que sobran en España más de 300.000 políticos a sueldo del Estado, además de otros tantos enchufados a dedo, asesores, y beneficiados de contratos públicos indecentes y componendas corruptas?

En ocultar a la opinión pública los grandes pecados de los gobiernos, que son el Estado gigantesco y enfermo de obesidad mórbida, la corrupción que anida en los partidos políticos y en las instituciones, y la conversión de la mentira en política de Estado, está el núcleo de la decadencia y desgracia actual de España, un país que retrocede y que se hunde con más intensidad y velocidad que cualquier otro en Europa.

Cualquier regeneración de España debe empezar por limpiar la cúspide del poder y moralizar la clase política, origen y fuente de todos los males del país. Hay que cerrar las brechas que los políticos han abierto en la democracia para que los peores miembros de la sociedad, generalmente mediocres, ineptos y chorizos, alcancen puestos altos en las administraciones, tras haberse apoderado del Estado, del que han expulsado, directa o indirectamente, a las mentes lúcidas y críticas, a los verdaderos demócratas y a los portadores de valores y decencia.

En medio de ese panorama, Hacienda se aleja de la ciudadanía y reluce como el gran problema, como una suciedad pública que huele mal, sospechosa de que los dineros caigan en malas manos y sirvan más al poder que al ciudadano, a los privilegios que a la igualdad, a la corrupción y al hundimiento de España que al bien común.

Francisco Rubiales

- -
Miércoles, 20 de Enero 2021
Artículo leído 1325 veces




Comentarios:

1.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 20/01/2021 07:44
La gran mayoría del dinero de los impuestos en España va a parar a pagar los gastos derivados de la enorme Deuda Pública del Estado, intereses y amortización. Es una pescadilla que se muerde la cola, pues para que el Estado y las demás administraciones puedan tener liquidez es necesario emitir nuevamente deuda.

Los grandes beneficiados de este déficit son la banca y los políticos, ya que el Banco Central Europeo termina adquiriendo esa deuda y se produce una monetización encubierta del déficit del Estado. En definitiva, que se emite más dinero para pagar la deuda, por esta razón el Estado siempre será deficitario, y despilfarrador.

2.Publicado por pasmao el 20/01/2021 08:52
Buenos días Don Francisco

Incluso hace ese casi medio siglo del que usted nos habla, si Hacienda estaba ligada a ese embrión de Esatado oligárquico y corrupto que había, Hacienda ya era de ellos y no éremos todos. Otra cosa es que tan ilusionados cómo estábamos pudiéramos verlo.

E insisto, con temor a repetirme mas que el ajo,que quien acabó por dotar a Hacienda de herramientas para convertirse en un organismo cómo el que es ahora no fue Zapatero, por malvado que fuera, si no Rajoy con MONTORO, a la cabeza.

Montoro que ahora debería de estar en la cárcel por haber facilitado (haciéndose el loco) los recursos necesarios a los nazionalistas catalanes para su akelarre del 1-O. Eso que el Juez Marchena en sus ensoñaciones no consideró cómo digno de abrir pieza separada para que pasase de testigo a acusado, pero que para cualquiera que sepa como funcionan las cosas en España fue mas que obvio.

Recordemos también el caso de la Infanta. donde no querían que se presentase la acusación popular porque Hacienda no éramos todos y a quien eran esos (sobre los que luego cayeron de manera inmisericorde) pirados que por libre querñian acusar a la Infanta &family de lo que se les acusó.

En éste momento Hacienda es mas una Inquisición al servicio de intereses bastardos, aterrandio todo lo posiblke, que un organismo interesado en recaudar. Les interesa recaudar cómo instrumento de su poder, pero no como propósito de su función.

Podrían recaudar mucho mas si hicieran las cosas bien. Pero es que no se trata de hacer las cosas bien, Se trata de que se sepa quien manda.

Yo por mi parte cada vez que cae un premio gordo del Euromillón o similar fuera de España me sonrío porque al menos el 20% de ese pastizal no vendrá aquí y no se usará en alimentar a nuestra casta corrupta.

Un cordial saludo

3.Publicado por vanlop el 20/01/2021 10:14

Como no miro la TV no sé si la Sra Montero se ríe del personal o no, pero sí recuerdo al Sr Montoro que encima de asfixiarnos con los impuestos, se reía, de modo que si la Sra Montero no se ríe de nosotros, algo hemos ganado.

En realidad no creo que ellos metan la mano en le cajón, ellos tienen otros medios para enriquecerse y cuando se marchan, están las jubilaciones doradas como consejeros de empresas, que es una forma de ganar un pastizal sin dar ni golpe. El dinero lo usan para comprar votos y voluntades, a estas alturas con los pucheros, más compra de voluntades que de votos, pues con voluntades adictas, los pucheros ni se ven.

Y claro, hay que darles una nómina a los de abajo, que en general son unos inútiles incapaces de ganarse un sueldo en la empresa privada. Pero sobre todo está el despilfarro. Como son unos inútiles, dependen de los técnicos, observen que hay técnicos y asesores para todo y estos técnicos tampoco tienen ni idea y permiten que lo que debe valer uno, valga tres y así vamos.

Por otra parte, hay que asfixiar a las clases medias, eliminar las pequeñas empresas y que queden sólo las grandes,que son tan ineficientes como el Estado y esto de eliminar a las pequeñas empresas lo dicen sin que se les caiga la cara. Pero hace mucho que dejaron atrás la vergüenza, justo cuando convirtieron al pueblo en lanar.

La idea del robo institucionalizado es muy simple: los que pagan a hacienda son los ricos, eso no va conmigo, yo soy pobre. Ahora han descubierto los 'pobres' que están pagando iva pro las mascarillas y que están pagando iva por la luz, pero no importa, volverán a votar a los mismos.

Y si la gente vota a los mismos, tenemos lo que nos merecemos. Desgraciadamente ese es el problema de la democracia, que se cae en la demagogia y se consigue que los tontos voten a los listos y la gente sensata tenga que pagar los desmanes de la chusma. Por eso, las democracias acaban siempre en desastre.



Vean esto:

http://pensaresgratis-mafiappsoe.blogspot.com/2021/01/q-trump-una-farsa-que-no-se-sostienete.html

Ni entro ni salgo, Trump ya es historia y da igual lo pasado. Sí hay que reconocerle algunos méritos o muchos méritos, que cada cual piense lo que crea justo. Pero entiendo que se deben conocer todos los aspectos.

En la misma página hay un par de entradas sobre los efectos secundarios de la vacuna. Tampoco entro en esto, porque nadie sabe nada. Con unos científicos incapaces de aislar el virus tras más de un año, creo que está todo dicho. Porque hay una enfermedad, eso está claro, pues la gente enferma y se muere, pero si es un virus de tal tipo o no, es otra cosa y ni siquiera se sabe si es un virus. Tampoco queda claro si lo que ocurre es cosa de las vacunas o no. Lo único claro es lo que decía el filósofo: sólo sé que no sé nada.

Fco López

No sé si China tiene deseos de venganza, porque los pueblos pasan página y los gobiernos van a lo práctico, no hay más que ver la cantidad de chinos que se afincaron en Gran Bretaña desde hace más de un siglo.

Seguramente a principios del XIX habría un cierto consumo de opio en China, pero nada importante. Fueron los británicos los que llevaron masivamente el opio de Afganistán a China. Eso provocó las guerras del opio, no sé si fueron iniciadas como peleas entre mafiosos, aunque uno de los mafiosos fuera el gobierno británico o fue cosa de los estados desde el principio. El resultado fue que los británicos se impusieron ante un ejército minado por el consumo de opio e impusieron a china sus condiciones.

Como dato anecdótico, resulta que la plata española, como consecuencia de esto, acabó en el banco de Inglaterra. Durante tres siglos, los chinos vendieron a España objetos, principalmente sedas y porcelanas, a cambio de plata, a los chinos no les interesaba el oro, es más creo que cambiaban oro por plata. Toda esa plata la utilizaron luego para comprar opio, así que la plata acabo en el banco de Inglaterra.

4.Publicado por TONY el 20/01/2021 11:02
Si eres un pequeño autónomo y tu gestor se equivoca en tu declaración de hacienda, enseguida Hacienda en tono amenazante te amenaza,y va por tí

Sin embargo ya vemos como Hacienda hace la vista gorda con las grandes fortunas, hace amnistias fiscales, y les da grandes privilegios para regularizar su situación, gente corrupta, que ha llevado su dinero a páraisos fiscales,y han empobrecido el pais, tratandolos con guante de seda,la comnivencia de Hacienda con los poderosos es vergonzosa,
si hubiera habido una fiscalización igual para todos, no habría pasado esto con el rey emerito que con su vergonzosa conducta ha manchado todo su pasado y no digamos yá la corrupción y el enriquecimientio lícito del clan de los Pujol donde todo el mundo lo sabia menos Hacienda que casaulidad verdad.

Desgraciadamente Hacienda no somos todos, ese slogan de que todos somos iguales, es solamente un slogan vacio carente de toda veracidad

5.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 20/01/2021 14:11
Comentando la fotografía, decir que parece que es un anuncio de los primeros años en que se empezó con la campaña del IRPF y el Patrimonio. Por entonces la gran mayoría de la gente no se imaginaba lo qué iba a ocurrir con los políticos y su fraudes de todo tipo. Es curioso lo que dice el anuncio..."Ahora, Hacienda somos todos", es decir, que consideraba que antes (con Franco) no lo era, que era sólo de los franquistas. No sabía la gente que Hacienda pasaría a ser de los políticos, que al llegar cada uno a su cargo lo primero que pregunta es "¿Qué presupuesto tengo?", para disponer de él a su antojo, aplicando únicamente lo que le dicte su "política", su personal visión de las cosas, o ...como dice el escrito " los dineros caigan en malas manos y sirvan más al poder que al ciudadano, a los privilegios que a la igualdad, a la corrupción y al hundimiento de España que al bien común.". O peor todavía, como dijo la Vice..."El dinero público no es de nadie",como si estuviera ahí por arte de magia.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros