Voto en Blanco
Voto en Blanco
Voto en Blanco


Buscar en artículos:
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.

Información y Opinión

El comunismo asesina a su pueblo en Nicaragua


Nota

El comunismo asesina a su pueblo en Nicaragua, como lo hizo antes en la URSS y en otros muchos países, entre ellos la España republicana, donde fue derrotado por Franco. El numero de víctimas civiles asesinadas se acerca a los 400, pero hay quien dice que son muchas más porque el poder, cuando puede, oculta los cadáveres. Esa nueva versión del viejo comunismo prefiere el asesinato en masa antes que abandonar el poder. La nueva ley de hierro comunista es que nunca más ocurra lo que ocurrió en la URSS, donde el comunismo se hizo el harakiri. Ahora son capaces de exterminar a toda la población antes de abandonar sus palacios.
---



Éstos no dudan en disparar contra su pueblo
Éstos no dudan en disparar contra su pueblo
Daniel Ortega, el comunista educado en Cuba que derrotó a Somoza, está asesinando a su propio pueblo porque los nicaragüenses no lo quieren y exigen su dimisión. Es la reacción típica del nuevo comunismo, que llega al poder ganando unas elecciones y ya jamás lo abandona. El pueblo nicaragüense ya está siendo asesinado sin que la cobarde y egoísta comunidad internacional intervenga en defensa de los ciudadanos.

El comunismo del siglo XXI, una nueva versión estratégica del comunismo ideada en Cuba por los hermanos Castro y un grupo de ideólogos y estrategas del comunismo internacional, dueño ya de Venezuela y Nicaragua y con enorme influencia en otros países como Bolivia y en partidos políticos como el español Podemos, tiene clara su hoja de ruta, que dice que nunca se debe abandonar el poder, una vez conquistado, aunque haya que asesinar para impedirlo.

El nuevo disfraz de esa versión actualizada de la doctrina más cruel y asesina de la Historia se forjó en la Cuba de finales de los años 70 y en la década de los 80 del pasado siglo, con un Fidel Castro pletórico que ya pretendía tejer su red comunista mundial por todo el mundo, con la ayuda expresa de la URSS, al enviar sus soldados a Angola, el Congo, Eritrea y otros países.

Al iniciarse ese proceso de conquista estaba yo en la Habana como director de la oficina de la agencia EFE (1975-77) y conversé varias veces con Fidel sobre ese proyecto. Ante mi, el comandante analizó el intento fallido de implantar el comunismo en Portugal y expresó su gran esperanza de que triunfara en España tras la muerte de Franco, que por entonces estaba agonizando. Mas tarde, al caer el muro de Berlín, la estrategia estaba corregida y perfeccionada. No se podía conquistar el poder con las armas, como se había intentado en Angola y otros países latinoamericanos y africanos porque esa conquista despertaba enorme rechazo y colisionaba con la ruta democrática. La conquista del poder debía lograrse aprovechando las contradicciones del sistema democrático y ganando las elecciones. Una vez conquistado, desde el núcleo del poder, había que cambiar las leyes y las reglas para evitar que el comunismo fuera desalojado.

Así ha ocurrido en Nicaragua y Venezuela, países donde la tutela de Cuba es fortísima, sobre todo en materia de seguridad, infiltración en la sociedad y formación de los cuadros comunistas.

En Nicaragua, el mismo Daniel Ortega que derrotó al dictador Anastasio Somoza, se ha convertido en un nuevo dictador, pero más implacable y asesino, dispuesto a acabar con su pueblo antes de dar un paso atrás, toda una versión nueva de Stalin, adaptada al siglo XXI.

La única manera de acabar con esa plaga, que infecta no sólo a los países conquistados, sino a muchos otros donde hay grupos comunistas disfrazados y agazapados, en espera de las condiciones apropiadas para tomar el poder y no abandonarlo nunca más, es cambiando Cuba, que hoy es la cabeza de la serpiente.

La nueva estrategia comunista recibió un enorme impulso cuando el dictador venezolano Hugo Chavez se entregó en cuerpo y alma a la causa y puso los millones de dólares del petroleo venezolano al servicio de la conquista del mundo por el nuevo comunismo. En 2009, muchos de los dictadores y sátrapas que simpatizaban con esa alianza se reunieron en la venezolana isla Margarita, invitados por Hugo Chávez. Además del brasileño Lula da Silva y de la chilena Bachelet, quizás los únicos no convencidos del todo en aquella reunión de "forajidos", allí estuvieron el dictador libio, Muamar el Gadafi, Robert Mugabe, tirano de Zimbawe, Teodoro Obiang, dueño de Guinea Ecuatorial, el mariscal de campo Alí Abdulah Saleh, dictador de Yemen, coronel Ibrahim Baré Mainassara, dictador de Niger, Yahya Jamneh, de Gambia, Joseph Kabila, cleptócrata del Congo, General Mohamed Abdelazzis, presidente de Mauritania gracias a un golpe de Estado, Faure Eyadima, sátrapa e Togo, también elevado al poder tras un golpe de Estado, y Abdelasis Bouteflika, líder de la totalitaria Argelia.

A ese inigualable "aquelarre" faltaron algunos amigos y aliados, como los sátrapas amigos latinoamericanos, especialmente el "nica" Ortega, el ecuatoriano Correa y el boliviano Morales, además de los sátrapas de Siria, Irán y Bielorrusia, el dubitativo Putín, que juega las dos cartas, las de la democracia y la de los dictadores, y el enigmático español Zapatero, del que se decía que nadie en el mundo sabía lo que realmente pensaba.

De allí surgió la decisión de "invertir" también en partidos comunistas nuevos, camuflados de populismo, nacionalismo y democracia radical, pero dispuestos a alcanzar el poder sin abandonarlo jamás. Y se definió la gran meta: conquistar una cabeza de puente en Europa.

Francisco Rubiales

- -
Miércoles, 18 de Julio 2018
Artículo leído 1202 veces




Comentarios:

1.Publicado por aina dos el 18/07/2018 08:26
El fascismo pega a su pueblo en cataluña,vease 1octubre y ayer un periodista en barcelona,salud y republica

2.Publicado por pasmao el 18/07/2018 11:23
Bunos días Don Francisco.

Por desgracia ese comunismo encuentra numerosos aliados entre los capitalistas. tantos que no se muy bien hasta que punto tienen que ver con el comunismo radical made in URSS.

Las oligarquias en el poder, supongo que incluidos los descendientes de los Somoza de turno pactan con los comunistas de turno y se reparten el saqueo de los fondos publicos, hasta que la teta no da mas de si y acaban en lo que ahora pasa en Nicaragua o Venezuela.

Pero mientras tanto oligarquias de los de siempre, como ha pasado aquí, se reparten el pastel con los recién llegados, por el procedimiento de aumentar el pastel, no de disminuir su cuota, eso está claro. Y adelante que son dos días.

Cuando Franco fallecio nuestro ratio de deuda respecto PIB era del 10%. Posiblemente esas oligraquias franquistas estaban esperando en los tacos de salida, como lo corredores de 100 metros, para que cuando aquello ocurriera ponerse las botas, junto con los nuevos llegados al convite.

Por desgracia no es sólo comunismo. Si así fuera tendríamos mucho camino recorrido.. el globalismo no es mas que esa corrupción que a nivel local vemos en Nicaragua o España pero a Escala XXXXL, para que nadie pueda escapar votando con los pies.

Y la pogresia ampara la degradación en España, Nicaragua.. precisamente por eso.

Un cordial saludo.

3.Publicado por vanlop el 18/07/2018 13:42


Lo que ocurre en Nicaragua se silencia en los medios "oficiales", los del pesebre, para entendernos, que son todos excepto unos cuantos locos en internet y los bogs. Gracias a eso uno se entera de algunas cosas, como esto de Nicaragua.

Como los indios, creo que misquitos, se han puesto contestatarios, les están dando bien, porque como aquello es la selva y no hay ni censos, se puede matar sin que nadie proteste.

Salvo esto, poco sabemos de lo que ocurre allí, que es lo típico en los regímenes comunistas. Anoche leí que la policía secreta del zar, la ojrana, tenía unos 14 000 efectivos. A los dos años de tomar el poder, Lenin tenía cerca de 300 000.

Por tanto no sabemos cuantos entre policía política y milicias "populares" tiene el tirano Ortega, pero sin duda suficientes para masacrar al país sin problema. antes muertos, los opositores, que dejar el poder.

Lo ocurrido en Nicaragua es de manual. Un dictadura "capitalista" al mando de un hijo de puta de la cía, y digo la palabra malsonante porque así los llamaban en la cia, sus hijos de puta. La consecuencia lógica era que la revolución tenía que triunfar y que los nuevos amos serían tiranos más sanguinarios. Todo según el manual. Y como ha ocurrido en tantos sitios.

Eso no se entiende aquí porque, los efectos de la tiranía fueron breves y no en toda España y como estaban en guerra no se echó a ver, pero la zona roja (como les gustaba llamarse) era una tiranía comunista a imitación de Stalin.

El franquismo nunca fue una tiranía, simplemente un régimen autoritario, sin libertades políticas pero con mucha libertad personal, mucha más que ahora, por ejemplo. Por tanto ni hubo revolución ni esa posible, pues no era una tiranía y para evitar el vacío de poder se organizó la transición desde el régimen. Lo que pasa es que no se hizo como se había planeado. No entraré en si hubiera sido mejor o peor.

El caso es que para bien o para mal, aquí estamos y no nos hemos matado demasiado, por eso no somos capaces de entender lo que ocurre cuando los comunistas derrocan a un tirano y ponen su tiranía.

¿Pero por qué se cumple el manual escrupulosamente? Pues porque ambos bandos son, en la cima, el mismo. Somoza servía al mismo amo que sirve Ortega y ambos a cambio, se enriquecen.

Así que, amigo Pasmao, no es que las oligarquías pactan, es que ordenan, pues todos los tiranos, sean de la cia, como Somoza o comunista, como Ortega son peones de los que mandan, "las élites invisibles que lo controlan todo" y como lo controlan todo controlan a los tiranos, tiranuelos y por supuesto, a la casta que nos manda tan mal.

Porque si fuera cierto lo de izquierda - derecha, o capitalismo -comunismo, ya habría gente dando armas a los contestatarios de Nicaragua para que montaran la revolución. Al parecer, los protestones van sin armas. De modo que esto es lo que hay y si somos sensatos, pondremos las barbas a remojar.


4.Publicado por mentalmente el 20/07/2018 07:43
Luego se quejan de que porqué no les votan.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER

Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros