Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Información y Opinión

El XXI es el siglo de los malvados


Nota

El siglo XXI pasará a la Historia como el siglo de los malvados. Creíamos que iba a ser el de los ciudadanos, el de la democracia o el de la libertad, pero se está convirtiendo en un bodrio infecto donde triunfan los malvados.

Los malvados son personas que disfrutan haciendo sufrir a los demás. Cuando uno de ellos alcanza la cúspide del poder en una nación, se produce un desastre de dimensiones épicas porque el malvado dispone de toda la potencia del Estado para causar daño.

Los malvados están en todas partes y se están adueñando de los grandes poderes del mundo, de gran parte de las finanzas, de los estados, de la política, de la Justicia, de los ejércitos y hasta de algunas religiones. Sobre todo se han hecho fuertes en los poderes ocultos que mueven los hilos, que han dado el paso definitivo hacia las tinieblas y han pasado a la ofensiva en su guerra por alcanzar objetivos tan siniestros y miserables como reducir la población mundial, eliminar la democracia, acabar con el voto libre, reducir las libertades y derechos y crear estados tan fuertes e invencibles que no puedes derrotarlos y que no dudan en aplastar a quien ose rebelarse con el poder de las élites.

Los malvados más peligrosos no son los que parecen monstruos, sino lo que pasan por ser normales e incluso buenas personas. Detrás de sus rostros, muchas veces hermosos, y de sus formas amables, se esconden los peores salvajes.

El poder mas oscuro se está adueñando del mundo y la resistencia está siendo derrotada.
---



Los malvados en la serie Crepúsculo
Los malvados en la serie Crepúsculo
En el pasado, los tiranos malvados que accedían al poder tenían miedo de que la comunidad internacionales acudiera en ayuda de sus pueblos oprimidos y los depusiera, pero hoy se sienten impunes porque se ayudan entre ellos y cuentan con importantes apoyos en el poder oculto que se mueve en las sombras.

A finales del pasado siglo una revista me encargó un artículo de prospectiva en el que dije que el siglo XXI sería en siglo de los ciudadanos, pero me equivoqué. Pensé entonces que después del siglo XX, que había sido el de los estados, vendría el siglos de los ciudadanos, pero nunca preví que los ciudadanos en lugar de protagonistas serían las víctimas.

Los malvados se están apoderando del mundo y están imponiendo su ley. Los forajidos se han hecho con el poder en muchos países, donde los dirigentes hasta llegan a asesinar a sus ciudadanos. Ocurre claramente en países como Venezuela, Nicaragua, Cuba y ahora en Kazajistán, pero hay otros muchos malvados agazapados en el poder causando todo el daño que pueden a sus pueblos, sobre todo en países donde las libertades y los derechos retroceden y el peligro de ser esclavo o de morir amenaza a sus ciudadanos. La lista es larga: China, Korea del Norte, Bielorrusia, Chile, Perú y otros. En otro escalón inferior se encuentran democracias en decadencia, retroceso y amenazadas por el totalitarismo, como España, un país que si no reacciona pronto puede estar en el nivel de la esclavitud.

Los asesinatos del pueblo en Kazajistán han sido una sorpresa mundial porque su presidente, Kasim-Yomart Tokáyev, parecía un aceptable demócrata y resultó ser un tirano asesino que asumió el cargo tras la renuncia de Nursultán Nazarbáyev en 2019, después de 29 años en el cargo. Tokáyev ganó las elecciones presidenciales de 2019, en las que obtuvo un 70,96 % de los votos.

En el siglo XX hubo malvados en el poder, algunos de crueldad insuperable, como Lenin, Stalin, Hitler y otros, pero su llegada al poder eran accidentes raros. Normalmente, al poder llegaban personas de mérito o simplemente mediocres hábiles apoyados por sus partidos, organizaciones que son fabricantes de gentes sin valores y que tienen gran responsabilidad en la promoción del mal en la política.

Hoy, en el siglo XXI, las cosas han cambiado y los malvados son legiones, se incrustan en los gobiernos y partidos y se extienden como una mancha de aceite por el mundo, hasta convertirse en la peor amenaza del siglo que vivimos.

Cuando se detecta a un malvado hay que apartarse de él porque su simple presencia destroza nuestra vida. Si el malvado alcanza el poder máximo, las naciones se hunden en la miseria y el dolor y la única solución es echarlo, derrotarlo, quitarle toda posibilidad de realizar el mal a gran escala.

Pueden ser de derechas o de izquierda o de ambos bandos simultáneamente porque las ideologías, para ellos son solo herramientas para hacer el mal, avasallar y destruir. En realidad son monstruos más que personas.

El problema es detectarlos porque la mayoría de los malvados saben disimular su malignidad y camuflarla, Pero hay diez signos que los identifican. Toma nota porque son de gran utilizada y pueden salvarte la vida.

1.- Niegan la verdad y la realidad.
2.- Lo tergiversan todo a su conveniencia
3.- Engañan todo lo que pueden y tienen doble vida
4.- Son simpáticos y entrañables cuando les conviene, pero todo es falsedad
5.- Mienten constantemente, pero aparentan defender la verdad. Saben usar magistralmente el maquillaje y la hipocresía.
6.- Carecen de conciencia y desconocen el remordimiento. Para ellos, las personas son juguetes.
7.- Carecen de ética y jamás se sienten responsables del daño que causan
8.- Te manipulan constantemente sin que lo notes. Todo lo que hacen tiene un fin que tú desconoces
9.- Controlan la información, compran medios de comunicación y dominan las medias verdades para alcanzar sus fines
10.- Están obsesionados por controlarlo todo

Si conoces a alguien con estos diez rasgos o con varios de ellos, que en realidad son el reflejo de defectos dañinos y letales, huye con la máxima rapidez porque son personas infectadas que propagan el mal como si se tratase de un virus.

Hay otros rasgos de menor alcance que ayudan a detectar al malvado: adoran el poder sin límites, odian la religión porque ponen trabas a su maldad, son narcisistas, vengativos y están dominados por la soberbia y la ira contenida.

Si conoces a un tiparraco de estas características, huye como alma que lleva el diablo y, si puedes, combátelo porque al hacerlo ayudas a que el mundo sea mejor. Lo que está en juego es tu propia supervivencia y la de tus congéneres. Recuerda que contra el malvado no sirven los ajos, ni el agua bendita ni el poder de la cruz, aunque si sirve la estaca que acaba con los vampiros.

Francisco Rubiales

- -
Martes, 11 de Enero 2022
Artículo leído 780 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 11/01/2022 08:21
Ayer leí algo sobre Kazajistán y comprendí que se me había pasado por alto un detalle. Y es que uno ya no es lo que era, si es que alguna vez fui.

Hace unos días escribí un artículo, que D. Francisco tuvo la amabilidad de poner en portada, hablando de la tensión en Ucrania, con acumulación de tropas rusas. Creo recordar que sostenía que era más farol que otra cosa, más bien porque la otan no es capaz de enfrentarse a Rusia.

La respuesta de occidente ha sido abrir otro frente y obligar a Rusia a dividir su esfuerzos. Realmente no sabemos casi nada de lo que ocurre en esos países, porque ya se ocupan los medios de silenciarlo, para que cuando interese nos traguemos la versión que nos den. Y eso es lo que tenemos.

Por supuesto siempre hay un tirano de por medio, pero teniendo en cuenta que es muy raro el país con auténtica democracia, no es difícil organizar una revolución en cualquier sitio.

Y esto me enlaza con el artículo de hoy. Los malvados se han apoderado del mundo. Casi todos y digo casi para que nadie vaya a salir diciendo que en tal país hay una buena democracia, los países son más o menos tiránicos, la democracia no es más que una apariencia y un machacar en los medios que funciona perfectamente. Pero si analizamos las cosas serenamente y sin prejuicios, las diferencias de cualquier país de nuestro entorno con Corea del Norte no son tan grandes.

Allí hay un partido único, con votaciones. Aquí hay varios partidos, que son el mismo y hay votaciones. Aquí se puede criticar al líder, pero no sirve para nada, porque los medios no van a publicar esas críticas y si lo hacen lo harán de forma que queden desprestigiadas y se vuelvan contra el que las hace. Nos fijamos en que los coreanos no comen, sin ver que nosotros comemos, de momento y porque es más fácil para el poder que estemos más o menos felices. Pero todo supeditado a lo que digan los que mandan.

Tengo que disentir un tanto con la premisa de considerar el XX como el siglo de los gobiernos con gente más o menos buena. Si bien es cierto que llegaban los más o menos buenos, sirvió para preparar el terreno a los malvados, que siempre estuvieron ahí. Lo que ocurre es que fue un siglo con dos guerras terribles y eso hace que la gente de valía se ponga de manifiesto, con lo cual, hubo que eliminar del poder a esa gente y en cualquier caso, fue el siglo de la preparación para la toma del poder.

El siglo XVIII fue un siglo de monarquías. Los reyes podrían ser más o menos tontos pero eran un factor de estabilidad. Fue necesario el siglo XIX y parte del XX para que desaparecieran las monarquías importantes y se necesitó el XX para que los malvados fueran tomando posiciones. Ahora ya tienen el poder.

La cuestión es saber si serán capaces de mantenerlo. Porque si bien es cierto que son especialistas en montar revoluciones contra tiranos más o menos opresores, también es cierto que como ellos mismos son tiránicos, alguien puede montarles revoluciones y como son de una mediocridad apabullante, estas revoluciones pueden triunfar con cierta facilidad.

Ellos mismos están provocando esas revoluciones, la gente comienza a tomar conciencia de su poder y sobre todo de lo malvados que son los que mandan. Tenemos un caso en Austria. El gobierno ha decretado la vacunación obligatoria y la gente ha salido a la calle. No importa demasiado si la gente consigue que el gobierno retroceda, evidentemente si lo consigue, será un paso de gigante, pero si no lo consigue, habrán demostrado que una parte del pueblo está contra ciertas cosas y lo volverán a intentar.

Otro país que considerábamos muy democrático es Australia. Con esto del tenista nos hemos dado cuenta, el lanar no, que no hay democracia que el gobierno impone al pueblo lo que le da la gana.

Tenemos la suerte de ser testigos del ascenso de los malvados. Asistimos a su ascenso, seguramente no lleguemos a ver su caída, pero nos podemos ir tranquilos, que caerán.


Las vakunas tienen los días contados. Por norma, no se ponen vacunas si hay un medicamento que soluciona la enfermedad. Ya está a punto de salir el medicamento, incluso puede que ya lo estén aplicando en algunos sitios. No hace falta tener mucha imaginación para saber quién es el fabricante y como no se ha probado lo suficiente, tendremos el mismo problema que con las vakunas, el desconocimiento de los efectos a largo plazo. Además observen que ya reconocen abiertamente que las vakunas no evitan el contagio y como tienen que decir algo positivo, dicen que evitan ir a la uci, pero las ucis están llenas de vakunados. En fin, ese medicamento curará o no, pero nos sacará el dinero, eso seguro.

2.Publicado por Blogger el 11/01/2022 09:46
Ayer publiqué durante un par de horas el comentario casi diario del troll degenerado que nos visita. Lo hice para que apreciéis lo imbécil y masoquista que es el pobre, leyendo a diario el blog y escribiendo lo que nadie lee. Es un pobre diablo que cualquier día muere de odio.

Blogger

3.Publicado por mentalmente el 11/01/2022 10:43
Buenas a todos,

Sobre el tema de los malvados, quería traer una reflexión. Como he dicho otras veces, para mí, los grandes números de seres humanos tienen que ver muchas de las cosas que nos pasan.

Esto de los grandes números en verdad viene casi desde que existe la historia. En el momento en el que el hombre abandona la vida en tribus, porque empieza a multiplicarse cada vez más, y a comerciar, a utilizar la ganadería y agricultura.

De ahí surgen la mayoría de problemas, porque hay un cambio a una vida más racional, hay que adaptarse a una nueva realidad en la que es más fácil vivir, pero en la mochila tenemos instintos arcaicos de millones de años que no tienen nada que ver con una vida racional.

Año 2000: 6,14 millones de personas
Año 2022: 7,8 millones de personas

Hemos llegado a un hito en el que además de lo anterior, ocupamos toda la superficie del planeta, y queremos ocupar también el espacio.

Además de este hito cercano, estamos cerca de encontrar maneras de prolongar la vida, acortar el envejecimiento o rejuvenecer.

Seguimos alcanzando hitos que tienen que ver con la vida racional, y casi estamos alcanzando la inmortalidad. Pero resulta que a la vez seguimos teniendo los problemas del principio. Los instintos de millones de años de evolución siguen ahí casi sin cambiar nada en miles de años de historia.

El mal tiene que ver con esa inadaptabilidad y cierta disfuncionalidad de instintos arcaicos, con atrofias que aparecen con una probabilidad y se adaptan a parasitar al resto de la sociedad. El mal es algo que está ahí desde hace miles y miles de años, y no hemos progresado practicamente nada en algo que tenga que ver con estudiar este problema. Queremos seguir subiendo las cimas más altas, pero seguimos cargando con una mochila de toneladas de peso.

Y lograr la inmortalidad. Pero yo creo que esta claro que ese humano alpinista con esa mochila tan grande que no quiere descargar, antes de tocar la cima terminará cayéndose de espaldas y rodar hacia abajo. No se puede llegar tan alto arrastrando el mal, que viene de tan antiguo con nosotros. El mal es una especie de bomba de relojería, cuando se den las condiciones, esa bomba explotará. Hay que desactivar la bomba de la humanidad.

Un saludo.

4.Publicado por Josuhe el 11/01/2022 14:01
E incluso los medios de desinformación, manipulación, adoctrinación e intoxicación mental... afines y que tienen comprados, califican a estos malvados genocidas y criminales como "grandes filátropos". Estos grandes malvados e inhumanos que se sirven de la izquierda ya que es lo que está bien visto por un sistema que está corrupto y podrido hasta el tuetano, al igual que la izquierda se sirve de una gran masa aborregada e ignorante, y que también cobran paguitas, pero que no son conscientes que muy pronto van a tener que devolver todas esas paguitas que cobraron sin producir ni siquiera un pimiento morrón y con intereses oiga.

5.Publicado por pasmao el 11/01/2022 15:56
Buenas tardes Don Francisco

Dejo un link de un reputado psiquistra, Francisco Traver, que viene cómo anillo al dedo de su post de hoy:

https://pacotraver.wordpress.com/2022/01/01/la-patocracia/

Dentro del link hay otros links también muy interesantes. Básicamente es acerca de la maldad de nuestros "gobernantes" y su conponente psiquiatrica, moral y social.

les dejo sus últimos párrafos porque son estremecedores pero lustran muy bien lo que mucho nos tememos:

" La gente común. normal, estamos cableados para discriminar lo normal de lo patológico, a detectar tramposos y a estos especímenes de manera muy precoz. Sin embargo lo que podemos contemplar hoy en día es precisamente la incapacidad de muchas personas de diferenciar los argumentos normales de los patológicos en muchas declaraciones políticas o incluso en términos de conocimiento popular. Sucede porque una sociedad comandada por psicópatas termina por influir de manera muy eficaz sobre el tejido social -sobre todo cuando los psicópatas mandan-. Lo primero que hacen es desactivar los mecanismos de discriminación de las personas comunes y lo hacen a través de la propaganda y las leyes u ofrecer explicaciones moralistas o sociológicas a sus pretensiones. Con la amenaza y el miedo consiguen que las personas comunes se retiren de la batalla cultural pues las personas comunes no están interesadas en el poder y les dejan así el camino expedito. Dicho de otra forma: una pequeña cantidad de psicópatas al mando de una nación logran

1) psicopatizar a una primera capa de la población que no eran propiamente psicópatas
2) conseguir que una segunda capa de esa población movida por su moralidad natural desarrolle cierta tolerancia a las propuestas psicopáticas movidos por una especie de sentimiento de solidaridad o de compasión
3) se cancelan y censuran aquellos que presentan batalla en las ideas y que contrarían las tesis psicopáticas y
4) y si pueden se eliminan todos los opositores hasta conseguir una masa acrítica de seguidores.

Mi opinión es que todos estos fenómenos no son espontáneos sino que son intencionales y están guiados por elites poderosas que pueden implantar cogniciones y emociones espúreas en la población general a través de diversas agendas, por ejemplo la agenda de la androginización y la agenda de la sustitución demográfica.

Es necesario señalar que nosotros los humanos no estamos diseñados para enfrentarnos al trauma o al condicionamiento clásico: somos muy vulnerables a las influencias negativas si previamente nos han incapacitado para la critica que procede del sentido común y del conocimiento acumulativo de nuestra especie. Somos muy vulnerables a los encantadores de serpientes mientras que ellos los psicópatas tienen dos opciones: o el encantamiento o el suicidio, algo que no es infrecuente en los psicópatas que no logran salirse con la suya, pues matar es una forma de poseer lo que se desea."

Un cordial saludo

6.Publicado por mentalmente el 12/01/2022 02:10
Buenas,

Quería añadir una corrección, y de paso comentar el tema, cometí un error garrafal con la población mundial. Que me he dado cuenta al repasarlo. La coma es el punto de los mil.

Año 2000: 6140 millones de personas
Año 2022: 7800 millones de personas

En 22 años, desde el inicio del siglo, somos 1660 millones de personas más.

Si redondeamos en 100 millones de muertos por el socialismo en general, incluyendo comunismo, fascismo, nazismo, etc.. Como la forma genérica de totalitarismo genocida del siglo XX hasta ahora.

Tenemos que solo en 22 años la humanidad ha repoblado 16,6 veces las muertes del socialismo.

Con esto lo que vengo a decir es que hay cierto relativismo en lo que se refiere al mal que produce el hombre, cuando desde un punto de vista abstracto, somos una especie de éxito absoluto en el ecosistema, y que no para de multiplicarse más y más.

El mal yo lo he asociado con los grandes números de seres humanos, a raíz de la racionalidad humana dominando la naturaleza, pero al mismo tiempo, cargando con instintos arcaicos.

Hay una aparente incapacidad de utilizar esa misma racionalidad del hombre para llegar a una adaptación sostenible en el ecosistema.

La función psicológica de la integración y perpetuación del grupo se pierde con las primeras civilizaciones, la ganadería y agricultura.

Porque el número del grupo es demasiado alto para que funcione con ese instinto arcaico que tiene que ver con números pequeños, personas conocidas, entornos controlables.

El número grande impide al instinto humano de permanencia en equilibrio y supervivencia del grupo empezar a funcionar de manera errática. Así se explican muchas ideologías políticas. Pero antes se explican las religiones, que brotan como una necesidad imperiosa de suplir esa deficiencia psicológica de la macropoblación.

Dejando las religiones a un lado. Habría que poner por un lado el socialismo, y por otro el nacionalismo. Luego habría que estudiar el caso del nacionalsocialismo, que junta ambas ideologías en una sola. Y también habría que estudiar el liberalismo, la ideología más compleja, ya que aporta desde mi punto de vista, una utilidad especial.

Habría que ver cual es el motivo del por qué el socialismo rechaza el liberalismo, cuando ambas ideologías pretenden solucionar problemas, y por qué solo funciona en el caso del liberalismo.

Porque el liberalismo parte de una mínima comprensión del sistema defectuoso de las macrosociedades, los sistemas de poder absoluto, el liberalismo parte de comprender medianamente el mecanismo de la humanidad, de la corrupción,etc. y que el poder corrompe. La corrupción es algo que se da en una relación viciada entre el individuo y el grupo. Esa relación viciada se soluciona con una ideología basada en principios.

¿Por qué no gustan los principios a los socialistas? Por que malinterpretan que el liberalismo es quien crea cosas como la propiedad privada. La propiedad privada no es una invención del liberalismo. Es un descubrimiento del liberalismo, el liberalismo trata más sobre comprender el mecanismo ya existente en la humanidad y mejorarlo, que sobre imponer un modelo distinto de humanidad. Por eso es difícil que funcionen los socialismos.

El nacionalismo se puede entender también como una comprensión básica de la necesidad del sentido del grupo, de la identidad del grupo, el nacionalismo complementa el liberalismo, en lo referente a tratar de entender como funcionamos desde siempre, y tratar de mejorarlo, evitando la corrupción.

Un saludo.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros