Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos



Información y Opinión

El PSOE no es progresista


Nota

El progresismo del PSOE es falso. No para de alardear de progresismo, pero se trata solo una de las de mentiras fundamentales del socialismo español, cuidada con mimo y brazo de hierro, con la ayuda de los aparatos de propaganda y de los medios sometidos al poder, porque el progresismo les aporta millones de votos, pero no puede ser progresista un partido corrupto hasta el tuétano y cuya ideología, basada en la adoración del Estado, se parece cada día más al viejo comunismo asesino y represor y no le impide aliarse con la peor basura antiespañola y anticonstitucional.
---



Y siempre generando pobreza, con los bolsillos llenos
Y siempre generando pobreza, con los bolsillos llenos
El PSOE cree que ser "progresista" equivale a ser "de izquierdas", pero eso es falso porque hay partidos de izquierda que han sido y son profundamente reaccionarios, como el comunismo de Stalin y sus sucesores, en la URSS, o el castrismo represor de cuba, que acosa los gays y encierra a los disidentes. No hay nada tan ridículo como llamar “progresista” al socialismo y al comunismo. Comunismo, nazismo y fascismo tienen las mismas raíces hegelianas y proceden de la izquierda. Nada hay más viejo y caduco en el mundo que las doctrinas tiránicas.

Muchos de los avances progresistas de España, como los 30 días de vacaciones pagadas, el voto femenino, las viviendas sociales construidas de manera masiva y otros fueron obra de la derecha, lo que demuestra que el progreso es cualquier cosa menos un monopolio de la izquierda, que muchas veces es campeona del retroceso y el atraso.

Lo que es realmente progresista es la libertad, los derechos humanos y la exaltación del individuo sobre todo lo demás. Para muchos pensadores y analistas, el progresismo no es hoy otra cosa que un disfraz propagandístico de la izquierda, que así esconde sus tendencias comunistas y totalitarias.

José Borrell, responsableactual de la política exterior en la Unión Europea, ha declarado que el partido independentista catalán Ezquerra Republicana de Cataluña (ERC), al que Pedro Sánchez está seduciendo para que apoye su investidura, cuyo líder Oriol Junqueras está en la cárcel condenado por sedición, “no es progresista” y argumenta con razón que el nacionalismo exacerbado no puede ser jamás progresista.

Pero lo que Borrell no se ha atrevido a decir es que el PSOE tampoco es progresista, al menos por media docena de grandes razones, entre ellas porque su brutal corrupción es la antítesis del progreso y porque tampoco puede ser progresista un partido que pacta, para formar gobierno, con totalitarios, amigos del terrorismo y nacionalistas extremos que propagan el supremacismo, la división y el odio.

Al socialismo de Sánchez hay que aplicarle la sentencia sabia de "Dime con quien andas y te diré quien eres". Si fraguas alianzas con el nacionalismo de la rebelión, el adoctrinamiento y el odio, no hay duda de que eres un miserable.

Hacer que el futuro de España dependa de delincuentes encarcelados y someter el gobierno a un juego de subasteros tampoco es progreso, ni lo es la utilización del dinero público para ganar poder y crear redes clientelares, como ha hecho el PSOE en Andalucía y otras regiones de España.

Llamar progresista a un partido que, por el número de delitos cometido por sus miembros y por los muchos que están en espera de juicio, se ha convertido en una asociación de malhechores, es un disparate. Es más bien un partido cercano a las cavernas, cuando el ser humano estaba lejos de las leyes y de la civilización. Tanto el PSOE como el PP son hoy, estadísticamente hablando, las mayores asociaciones de malhechores de España, junto con la banda terrorista ETA. Si eso es "progreso", que venga Dios y lo vea.

Lo mismo ocurre con la política catalana de los socialistas españoles. Cuando Sánchez negocia el destino de España con delincuentes condenados por sedición y malversación no está practicando precisamente el progresismo.

Algunos afirman que ser progresista es, sobre todo, respetar los derechos humanos. No es cierto porque el progresismo verdadero es muchos más que eso y consiste en gobernar bien y anteponer siempre el bien común a los intereses del partidos Si nos atenemos a los derechos humanos, recuerden que el PSOE es el único partido político de España que practicó el terrorismo de Estado, que ha mantenido Andalucía en el atraso y la pobreza durante décadas, malversando y robando el dinero público, y que también es un partido que tiene a decenas de miles de militantes y cuadros que no pueden justificar los patrimonios que acumularon ejerciendo la política.

Francisco Rubiales

- -
Jueves, 26 de Diciembre 2019
Artículo leído 944 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 26/12/2019 07:40

Ha elaborado un artículo para concluir que el progresismo es bueno y que la casta no es progresista o que es falso-progresista. Y sin embargo pone una foto que define muy bien el progresismo. La foto y el artículo creo que no cuadran.

Entiendo que una cosa es el progresismo y otra el progreso. Entendiendo como progreso los avances que se hacen en las cosas y situaciones mejorables. Cita y muy bien, algunos logros del progreso, como las vacaciones y las viviendas sociales y lo achaca a la derecha. Realmente no fue cosa dela derecha, al menos en España, fue cosa del sector falangista del régimen y la falange siempre fue de izquierdas, una izquierda no marxista, que también las hay, aunque este régimen las tiene marginadas y prácticamente anuladas, porque si se dejara que lso partidos de izquierdas pudieran desarrollar sus ideas, el marxismo estaba muerto.

Pero al fin y al cabo, nuestra discrepancia de hoy, es una cuestión semántica, no de ideas. La idea principal, en la que coincidimos es que el avance de la sociedad se logra con políticos que miran por la gente y esos no se encuentran entre la casta. Y esa es la parte que nos toca, hacer que la casta desaparezca, porque mientras la casta mande, la sociedad no tiene ninguna posibilidad de avance.

Lo vemos en Andalucía, ha bastado un año con la otra rama de la casta, para que se note el avance. Porque, claro, incluso entre la casta hay diferencias. Aunque todos tienen un fin común, los medios para conseguirlo tienen sus matices. El llamado centro, tiene que hacer las cosas un poco mejor para que la gente les vote, de vez en cuando, porque entonces la otra parte de la casta desaparecería y si desaparece, el objetivo final no se alcanza.

La palabra progresismo, que en su origen pudo tener su razón de ser, ahora está tan devaluada, que llamar progresista a alguien es decirle todo eso que hace le marxismo y que nos resulta desagradable. En definitiva, es un insulto y además con mucha razón. Pero como digo, es una cuestión semántica.

2.Publicado por pasmao el 26/12/2019 12:45
Buenos días Don Francisco

Gran parte del personal vota PSOE porque gana. Les importa un bledo el prgresismo, ellos votan una opción de poder a partir de la cual piensan que podrán tener unos réditos determinados. Y punto. El progresismo en esta ecuacióm es cómo hacerle un lifting a una piedra pómez.

El gran pánico que hboe en el 2.000 en el PSOE, cuando Aznar sacó su mayoría absoluta, lo fue porque la palia fue tal que dejó de ser visto cómo una opción ganadora.

Todos esos Guerra, Felipe.. y demás aceptaron a Zapatero porque ganaba elecciones, eleccines que pensaron que jamás volverían a ganar, les dió igual el progresismo. Y se cachondearon de Rajoy, lo toleraron, al que nunca temieron ni de lejos, como temieron a Aznar, porque lo sabían intrínsecamente débil, cómo así se ha visto.l

El pánico de verdad es a VOX

Una vez visto que Trump puede ser reelegido, y que Boris ha ganado y la ha dado sopas con honda a los laboristas, algo que hace unos años parecería imposible; la posiblidad de que alguien/algo así, y aquí lo representa VOX, triunfe es lo que realmente descoloca a esas maqunarias de Poder.

Y los descoloca porque al no tener tener ideología (el PSOE) en el momento en que una opción real con una idiolegía clara sea una alternativa viable ellos dejaran de tener el favor de esos que muchas les han votado porque a se votaba al que ganaba y punto.

Un cordial saludo

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros