Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Información y Opinión

Creación de empleo, la gran mentira de los políticos


Nota

El actual gobierno español socialista-comunista se vanagloria de estar creando empleo, pero esa es otra de sus mentiras habituales porque lo que crea es empleo público, que no es productivo y solo incrementa el gasto y el déficit, además de contabilizar, de manera truculenta, a los empleados que están en ERTES o en cursos de formación como empleados, cuando realmente están en paro.

Cada vez que un demócrata culto y decente escucha a un político hablar de creación de empleo siente asco y bochorno ante tamaña mentira. Los políticos no crean jamás empleo productivo y solo saben destruirlo. Los políticos solo crean empleo público, que no es productivo y que incrementa el gasto,. El empleo que genera riqueza para la nación lo crea siempre el empresario que arriesga.

Pero los políticos, siempre en busca de votos para mantener poder y privilegios, mienten constantemente apropiándose de la "creación de empleo".
---



Creación de empleo, la gran mentira de los políticos
La misión de un buen político no es crear empleo sino ayudar a las empresas a que lo creen, para lo cual deben reducir los impuestos y la burocracia. Su deber prioritario es crear condiciones favorables para que los únicos que saben crear empleo, los empresarios, puedan generar riqueza sin obstáculos.

Los políticos no solo no crean empleo sino que lo destruyen con una frivolidad digna de cárcel. De cada diez puestos de trabajo perdidos en España, ocho han sido destruidos por los políticos, que asfixian a las empresas con burocracia e impuestos injustos, que pagan mal sus deudas, que subvencionan a las empresas inviables y que engordan el Estado con falsos empleos, inútiles y que sólo sirven para incrementar el déficit público y la necesidad de dinero para el Estado.

Los presidentes de Alemania, Francia, Italia y otros países de la Unión quieren que Europa se esfuerce en crear empleo y ya han dicho, con sensatez, que el único camino para conseguirlo es bajar los impuestos, facilitar la burocracia para que las empresas nazcan sin obstáculos y reformar las leyes para que las empresas puedan competir sin interferencias.

La morosidad de las administraciones públicas destruye empleo, los impuestos abusivos destruyen empleo y la corrupción galopante destruye mas empleo todavía. Ocho de cada diez parados en España son obra de los partidos políticos que gobiernan, a los que esos mismos parados, que son sus víctimas, siguen votando con una sumisión esclava y envilecida cuando se abren las urnas.

La derecha crea más y mejor empleo que la izquierda porque baja los impuestos y facilita los trámites para que crezca el tejido productivo. Además, suelen otorgar menos subvenciones, que muchas veces actúan como asesinas de empresas porque las que reciben dinero fácil pierden músculo y capacidad de competir.

En Estados Unidos las subvenciones de dinero público están tan mal vistas que apenas existen, mientras que en países atrasados y torpes, como España, otorgar subvenciones es la principal acción del gobierno, más que legislar o cuidar el orden público.

Francisco Rubiales

- -
Sábado, 8 de Enero 2022
Artículo leído 961 veces




Comentarios:

1.Publicado por A.J.S el 08/01/2022 08:48
Buenos dias
Muy buena la viñeta de hoy.
Yo lo conocía pero con el periodista veraz

2.Publicado por Yorick el 08/01/2022 09:48
Yo tengo a bien proponer una solución para acabar con el paro, la pobreza y la marginalidad en general. Es una solución socialista en la forma y en el fondo, con lo cual quizás acabara siendo más bien un problema, pero aun así la voy a exponer.

La medida es sencilla: consistiría en declarar obligatoria la limosna. Todo ciudadano estaría obligado a entregar al menos dos euros a cada mendigo que viese por la calle. Tanto a la ida como a la vuelta. En metálico o a través de Bizum. Si el mendigo estuviese en otra acera, el ciudadano debería cruzar la calle para cumplir con su obligación. Nada de escaqueos. El incumplimiento de la norma sería castigado con 10.000 euros de multa.

Los pordioseros dejarían de ser pobres y pasarían a ser millonarios. Los drogadictos, borrachos y ludópatas ya no tendrían problemas con las drogas, el alcohol y el juego (pues todo el mundo sabe que el principal problema de un vicioso es no tener con qué costearse sus vicios). El paro no existiría, pues todos los desempleados podrían incorporarse a tan lucrativo sector.

Por supuesto, todo el que se opusiese a la medida sería acusado de aporafobia e insolidaridad y debidamente encarcelado.

A muchos podrá parecerles un disparate, y de hecho lo es, pero es lo que ofrece el socialismo real y lo que lleva a la práctica en los países donde gobierna, con los resultados ya conocidos.

3.Publicado por vanlop el 08/01/2022 11:35

Blogger

Una cosa que señaló Pasmao es que no publican las actas. Esperemos que el Sr Moreno lo haga en Andalucía, pero antes, deben hacerlo en Castilla y Leon.

El problema del fraude, que lo hay aunque no sabemos su extensión, no es que lo haya, es que todos, pero todos, todos, colaboran.

Al parecer y que alguien me corrija, cualquier partido que se presente, pude pedir las actas a la junta electoral y por tanto, publicarlas. Ya se presentó una candidatura que prometía eso y nunca se supo más.

Naturalmente, lo normal se´ria que la propia junta electoral publicara las actas, sin necesidad de intermediarios, pero como no lo hace, debería ser algún partido. ¿Por qué no lo hacen? Pues aquí no queda más remedio que ponerse conspiranoico y pensar que o bien hay pasta de por medio, amenazas serias y creíbles o ambas cosas.

Los lectores de este blog tenemos que empezar una campaña en las redes, en ese sentido y hay que empezarla ya, para que la gente se vaya mentalizando y se convierta en un clamor. Si se hace durante la campaña, la gente no llega a enterarse, porque para que la gente abandone sus creencias hace falta mucho tiempo y seguramente el lanar nunca lo haga.

Luego los votos que vengan del jardín bien cultivado, pues bienvenidos sean, que en algunos pueblos, suponen mucho, pero no creo que sean decisivos, porque en las ciudades es mucho más difícil cultivar el jardín.

Luego comentaré el artículo, supongo.

4.Publicado por mentalmente el 08/01/2022 15:40
Buenas a todos,

El socialismo debería ser estudiados más a fondo, para que la sociedad comprendiera a fondo por qué este sistema no funciona, y ver exactamente donde se produce la catástrofe. De esta manera sería más difícil que surtieran efecto los mensajes populistas del socialismo que se lanzan con motivos electoralistas, aprovechando situaciones de crisis y de desesperación de muchas personas.

Una de las cosas que he observado, es que el problema en sí tanto del socialismo como de otras ideologías, no suele tener demasiado que ver con el concepto ideológico mismo, si no con elementos accesorios que siempre los acompañan, que son los que finalmente producen el desastre.

En el caso del socialismo, el accesorio que acompaña esta ideología es tanto la idealización como el empoderamiento del Estado, algo que en el caso del socialismo fascista, sí parece estar descrito en la propia ideología. Mientras que en los otros socialismos, es algo que se sobreentiende, no se hace incapié en que el Estado, una clase social que vive y cobra impuestos al resto, es quien va a gobernar y decidirlo todo, más allá del poder que ya tiene el Estado antes del socialismo.

El problema es que dichas ideologías no se llaman "estatismos", se llaman socialismos, sin embargo, son estatismos, porque es para lo que funcionan, la creencia, idealización y hasta divinización del Estado y del monarca, como ocurre en el socialismo de Corea del Norte. No se idealiza la sociedad, se idealiza cualquier poder que gobierne sobre dicha sociedad, a través de cualquier mecanismo, propaganda, coerción, violencia, terrorismo, etc.

Como he dicho otras veces, disfrazado de progreso, es en verdad una vía a la recuperación del estatus anterior a los sistemas liberales constitucionalistas, las monarquías absolutistas, los sistemas feudales.

Se puede identificar que no es el progreso, solo por ver de cerca el comportamiento y la mentalidad del ciudadano medio que vive dentro de estos sistemas. Tiene que adorar al monarca y no cuestionar nada de lo que hace, si no puede tener problemas, el resto del tiempo tratar de sobrevivir, y normalmente competir ferozmente por tratar de sacar alguna mísera ventaja sobre otros ciudadanos, aprovechando a veces la ausencia de leyes justas, de presunción de inocencia,etc.

No hay presunción de inocencia, no hay propiedad privada, no hay una justicia independiente, lo único que funciona es ponerse siempre del lado del pez más grande, del más fuerte, ya está. No hay otra cosa, que tratar de ser parte de la manada con el garrote más grande, nunca ponerse del lado más débil. La verdad muere, ya que no importa quien tenga razón, si no hacer lo necesario para sobrevivir.

Este sistema es incluso peor que el de las monarquías absolutas, al estar constantemente intentando imponer sus ideas a los ciudadanos, y estar disfrazado de progreso, y pretender que los demás son los que tienen que progresar y establecer gobiernos de este tipo. Como ocurre permanentemente en las sociedades civilizadas, constantemente azotadas por propaganda socialista sin paz, sin tregua.

Se debe comprender inmediatamente que el ESTATISMO que está de alguna manera escondido, camuflado, dentro de quienes dicen defender el socialismo, e ideologías similares, es el verdadero peligro. Lleva a la muerte no solo del estado de derecho, de los sistemas liberales, también de las esperanzas de sistemas que verdaderamente sean democráticos, gobiernos que representen de verdad a los ciudadanos.

La clave del ESTATISMO no es precisamente ponerse uno a defender el Estado, si no defender toda clase de ideas, que implícitamente requieren de la intervención del Estado para que funcionen. Por ejemplo, "repartir la riqueza", nadie se suele preguntar quien puede estar autorizado para coger el dinero de la gente y luego repartirlo en la sociedad sin que nadie espere que dicha autoridad corrompa el proceso en su propio beneficio.

Si uno solo tiene la idea de repartir la riqueza, es como si tal cosa pudiera suceder tal cual, sin pensar en como podría realizarse, Dios coge el dinero y lo reparte, pero ese Dios es en verdad el Estado, y concretamente las personas que quieren coger ese dinero son las que ofrecen ese discurso. Para una persona de ideas conservadoras es de sentido común no confiar nada en estas personas, pero alguien que está sediendo de ideas de progreso, de justicia social, y de democracia, no piensa que podrían estar engañándole, piensa que el político que le ofrece eso es su amigo, alguien que procura hacer el bien, pero que no suele tener suerte en las veces que lo intenta.

Otra idea podría ser, como la que dice el artículo, "dar trabajo a la gente", así tal cual, sin específicar como se pretende realizar esa tarea de dar trabajo, ante la mención insistente del resultado social que se desea obtener: riqueza, trabajo, justicia, salud,etc. no se hace política, solamente se hace demagogia.

Cuando un político ofrece mensajes así, uno debe preguntarse. ¿Pero no se supone que todos los ciudadanos quieren que ocurra eso y los demás políticos también? La política debe ofrecer los medios para producir lo que todos o casi la mayoría queremos que se produzca, y no dedicarse a insistir en repetir que se desean tales cosas. En eso es muy fácil estar de acuerdo, pero no se llega a nada.

El socialismo de países constitucionales vende constantemente la idea de que con aumentar los impuestos a los ricos, puede solucionar prácticamente todo, el paro, la pobreza, etc. y esto es terrible, porque es una mentira cochina como una catedral. Es una mentira cuádruple.

1. Es mentira que puedan aumentarle los impuestos a los ricos, muchos de ellos precisamente porque son ricos (entre ellos los propios políticos que venden ese cuento) pueden recurrir a toda clase de artimañas para evadir pagar impuestos, y lo harán más cantidad de ellos, si estos se suben.
2. Es mentira que si pudieran sacarle ese dinero que pretenden a todos los ricos, tendrían dinero suficiente para algo útil en un país grandísimo. Por decir algo quizás tendrían para repartir pipas de girasol gratis durante una semana a la gente. A la siguiente, semana ya no quedaría nadie a quien quitarle ese dinero. Ya no habría más pipas.
3. Es mentira que realmente les interesa subir impuestos a los ricos, lo que quieren es subírselos a todo el mundo, especialmente a las clases medias, que no suelen tener mecanismos para evadir impuestos, ni medios para defenderse judicialmente, ni para emigrar y poner sus negocios en otros sitios. Es donde realmente tienen de donde sacar, para enriquecerse ellos.
4. Es mentira que si pudieran sacar esos impuestos a los ricos, o incluso a todo el mundo, aunque les sirviera para algo, solucionarían algunos problemas, aunque tuvieran dinero para poner cien hospitales por todo el país, después de eso, se acabaría la economía, nadie querría invertir en el país, habría fuga de empresas y sería pan para hoy hambre para mañana. Al subir impuestos terminarían recaudando menos dinero, porque asfixian la economía. Que es lo que está ocurriendo actualmente.

Las soluciones tienen que ser realistas, y el socialismo puede ser muchas cosas, pero en sus discursos no es realista, vende ilusiones, vive, se mantiene a través de las ilusiones de las personas, es igual que las novelas en general, no solo las de ciencia ficción, todas las novelas tienen algo de falsedad, el socialismo se parece mucho a una historia de novela en general, y por eso vende, igual que venden las novelas.

Tenemos ese problema de que los discursos políticos que nos hacen daño, son también las historias que más venden socialmente, son las mentiras que todos queremos oir y que se hagan realidad. Hay unos buenos y unos malos que nos quieren vender que encajan muy bien con una visión acomodada del ciudadano y alejada de su interés verdadero por los asuntos públicos.

En el mercado de la cultura, venden las ideas que no funcionan, que son las que luego en la práctica producen pérdidas al resto de sectores económicos.

Nuestro deseo de engañarnos a nosotros mismos atraviesa el mundo de la cultura y termina en un voto a un partido político que vende ilusiones pero que finalmente nos costará muchísimo más dinero que no tendremos para consumir esa misma cultura que nos ha llevado a eso. Esto es ciertamente una paradoja. Que de alguna manera se tiene que resolver.

Un saludo.

5.Publicado por vanlop el 08/01/2022 19:38

No es más que una opinión personal, pero me temo que los marxistas siempre juegan a destruir empleo, para que la gente se acoja a las subvenciones y se conviertan en siervos.

Como se vio en la URSS y demás países comunistas, la servidumbre funciona durante un cierto tiempo, en la URSS gracias a los inmensos recursos naturales y la guerra (la II GM) que unificó a todos ante un objetivo tan importante, al URSS se habría desplomado mucho antes. El caso de Cuba es un poco particular, porque es el ejemplo vivo de lo que les pasa a los que abrazan el socialismo y porque tiene ayudas de algunos sectores useños.

Pero si se alcanzara el paraíso socialista en España, cuando colapsara, ninguno de estos estaría allí para verlo y por eso lo hacen, ellos no piensan en el futuro de la gente, sólo piensan, como aplicados psicópatas, en sí mismos y si hay un colapso, siempre se pueden largar al extranjero, que para eso tienen buenos fondos en bancos de todo el mundo.

Independientemente que sean tontos del antifonario, lo cual demuestra que la democracia no ha llegado a España, pues la gente vota (a pesar de los pucheros) a tipos como ese que dice que la carne española es de mala calidad y no es una casualidad, porque ya dijo que la deuda se soluciona imprimiendo dinero. Pero si es un ministro y no lo cesa el presidente, este es solidario con esas declaraciones y debería irse. ¿Alguien ha pedido, especialmente el pp, por ser más numeroso, la renuncia del presidente? Pues eso es lo que tenemos.


Según he leído, la reforma laboral, que deja todo como estaba, sí modifica una cosa y es que los sindicatos pueden movilizar a la gente en la calle. Eso es importante porque ante un gobierno de derechas, ante cualquier cosa que no guste, las calles arderán. Y con las leyes que maniatan a los policías, la situación es muy peligrosa. Y si no pueden gobernar los elegidos en las urnas y en el ordenador ¿donde está la democracia?

No importa, a los marxistas nunca les gustó eso.

Mentalmente

A los ricos no se les pueden aumentar los impuestos, porque además de llevarse el dinero si les aprietan mucho, resulta que son pocos y por tanto la recaudación no vale de mucho. Ya lo dijo aquel ministro francés de uno de los Luises.

Por tanto es mentira que con eso se solucionaran los problemas.

Los pobres no tienen para pagar, solo quedan las clases medias, que son muy abundantes, aunque en disminución y son los que pagarán. Y ya se sabe que cuando la vaca no tiene más leche, cocea. No es que las clases medias se vayan a sublevar, es simplemente que dejarán de invertir y aumentará el paro y cuando no quede dinero no habrá subvenciones y serán los mismos suyos los que les corten la cabeza, espero que metafóricamente

Pero cuesta mucho que el lanar comprenda las cuatro cosas elementales necesarias par sobrevivir en la sociedad.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros