Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Información y Opinión

Mediocres y sinvergüenzas son dueños del mundo y de España


Nota

Los poderes ocultos que gobiernan el mundo desde las sombras llevan décadas patrocinando a mediocres, ineptos, sinvergüenzas y débiles para que gobiernen los partidos políticos y las naciones. Con esa tropa disminuida en el poder, los poderosos han logrado dominar gran parte del mundo.

Los mediocres y los sinvergüenzas gobiernan España, con Pedro Sánchez y Pablo Iglesias a la cabeza, dos mediocres consumados y con mala leche, patrocinados y amparados por el establishment mundial. Ellos están llevando a nuestro país hacia el desastre. Los españoles nos estamos acostumbrando a vivir dentro de la podredumbre moral y el deterioro que traen consigo la mediocridad.

Desde el principio de los tiempos, el mundo ha avanzado y progresado porque los mejores gobernaban. Cada vez que los mediocres se hicieron con el poder, el mundo retrocedió. Es una constante de la Historia más que comprobada. Jamás un mediocre hizo algo grande por la civilización.

Cuando los partidos políticos aparecieron, logrando que los más mediocres, vulgares y egoístas dominaran el planeta, acabaron con la grandeza y el mundo empezó a zozobrar.

España, como en otros momentos de la Historia, está sirviendo como laboratorio donde se experimenta la bajeza del nuevo poder. España era el país ideal para que una banda indeseable se estableciera en el poder sin miedo a que sea desalojada porque las leyes permiten todo tipo de abuso político y porque la ciudadanía se ha hecho cobarde y tolerante con el abuso y el delito.
---



Poca virilidad y ninguna grandeza en esta imagen. Los dos mediocres consumados que se abrazan son hoy los dueños de la desgraciada España.
Poca virilidad y ninguna grandeza en esta imagen. Los dos mediocres consumados que se abrazan son hoy los dueños de la desgraciada España.
La escasez de verdaderos líderes y la abundancia de mediocres y sinvergüenzas en las esferas del poder son los dos rasgos principales del poder en España y, aunque con menos intensidad, también en el mundo, en este siglo XXI. Los mediocres y los golfos se han apoderado de los estados y han impuesto una política que genera rechazo, asco y vergüenza en lugar de ilusión y esperanza.

La gran revolución de los tiempos modernos no ha sido el éxito de la democracia, ni la expansión del comunismo, ni la revolución industrial, ni el avance científico y tecnológico, ni el triunfo del Estado de Bienestar, sino la revolución de los mediocres, que se han unido y organizado, tomando el poder y convirtiéndose en la clase dominante que impone su ley.

La invención diabólica de los partidos políticos, organizaciones cuyo fin es tomar el poder y disfrutar de privilegios, ha conseguido que ya no sean los mejores los que gobiernen la Tierra. La inteligencia y la virtud han sido echados a patadas de los palacios y ministerios, donde ahora imperan la mediocridad, la vulgaridad, el egoísmo, la mentira y el odio. Desde que los mediocres nos dominan, los hombres y mujeres grandes e inteligentes no tienen cabida en el poder.

Los partidos políticos están consiguiendo que la gente de valor y mérito huya de la política porque entrar en uno de esos partidos corrompidos significa abrazar la corrupción, el abuso y convertirse en depredador. Sin los mejores e infectados de mediocres y de gente sucia, algunas agrupaciones políticas son ya auténticos nidos de piratas.

Los líderes populares de la Revolución Francesa y los creadores de la independencia de los Estados Unidos (Jefferson, Adans, Madison y otros) tenían claro que los partidos políticos constituían una aberración y algo contra natura. Y los prohibieron porque veían venir que con los partidos llegaría el imperio de la mediocridad y del mal gobierno.

El general Franco también pensaba lo mismo y no dejó de advertir a los españoles que con los partidos llegarían el retroceso, la pobreza y el caos.

La mediocridad es la gran herejía de nuestra época. Los mediocres se han apoderado del mundo y lo han cambiado todo, desde la política a la religión, sin olvidar los valores, las costumbres y las leyes. El dominio que ejerce la mediocridad es letal y está destruyendo, poco a poco, todos y cada uno de los logros y conquistas de la civilización, desde la libertad a los derechos individuales y los grandes valores, pasando por la fraternidad, el buen gobierno y el reino de la verdad. Con ellos al frente, el mundo avanza hacia la tiranía y la selva.

Los mediocres que ahora gobiernan el mundo son tan arrogantes y estúpidos que no se preparan para nada porque confunden el gobierno con el poder. No saben ser fuertes, ni practican los valores y ni siquiera aprenden idiomas porque lo único que les interesa es ganar votos, disfrutar de privilegios, acceder a una riqueza que antes les estaba vedada y subyugar a los otros.

Basta echar una mirada al planeta para descubrir que la mayoría de los gobiernos están hoy presididos por mediocres. Contemplen a Pedro Sánchez, a Maduro, al gordito de Corea del Norte y a otros muchos y se convencerán.

Con ellos han perecido la verdades y las certezas, arrasadas por la mentira, la confusión y el engaño, el abuso de poder, sustituto de la prudencia y el buen gobierno, el egoísmo, la avaricia, la corrupción en todas sus facetas y un manto de impunidad que cubre a los poderosos y les preserva del castigo. Los mediocres se agrupan en esas manadas llamadas "partidos políticos" porque saben que separados no pueden lograr nada y que ni siquiera lograrían destacar en una sociedad libre y competitiva, pero saben que agrupados son invencibles. Como consecuencia, la inteligencia, el honor, el valor y la virtud están siendo perseguidos y erradicados. En los colegios, los más listos son acosados, mientras en la vida real, las personas honradas son miradas con desconfianza y apartadas del poder. El mundo que construyen estos inútiles es un infierno para los mejores y un paraíso para los imbéciles y los miserables.

Los mejores hombres y mujeres no tienen hoy cabida en esos partidos políticos controlados por mediocres. Si tipos como Julio César, Viriato, Gonzalo Fernández de Córdoba o Napoleón pidieran hoy el carné del PSOE, del PP, de Podemos, de Ciudadanos o de algunos de los tugurios nacionalistas, pronto serían expulsados o les relegarían para siempre, haciendo fotocopias.

La ley de hierro de los mediocres es que odian a la gente con valor porque se sienten acomplejados ante la grandeza y sólo se sienten a gusto ante otros que sean todavía mas mediocres, torpes y miserables que ellos.

Hoy, en un mundo dominado por los mediocres, a los políticos no se les exige nada, ni siquiera que sepan idiomas y tengan formación, principios y valores. Se exigen certificados de buena conducta y de preparación académica para ocupar puestos secundarios en la sociedad, pero a la presidencia de un gobierno, a un ministerio o a la alcaldía de una gran ciudad puede llegar un canalla, inepto y medio analfabeto. Es la política diseñada al gusto de los mediocres, una verdadera bazofia dañina para la humanidad y la civilización.

La huella miserable de los mediocres no solo se ha hecho sentir en la política sino que ha invadido también la religión, las artes, la ciencia y otras disciplinas de la vida. Los valores han sido masacrados y han desaparecido conceptos claves en el planeta religioso, como la lucha entre el bien y el mal. Para los mediocres, el bien y el mal son parecidos y ninguno de ellos sabe distinguir fácilmente la línea que los separa. Los grandes mensajes religiosos, como el amor y sacrificio de Jesucristo ("Toma tu cruz y sígueme" y "Ama al prójimo como a ti mismo"), a los mediocre les trae al pairo porque la grandeza no tiene cabida en sus mezquinos mundos de privilegios y ventajas.

Con ellos ha llegado el caos. La mentira sustituye a la verdad, la democracia es suplantada por dictaduras encubiertas de partidos políticos, los valores son masacrados, conviven con la corrupción sin pudor, jamás piden perdón a los ciudadanos, a los que desprecian, nunca dimiten, se enriquecen ilícitamente, son arbitrarios, funcionan como una mafia, cobran impuestos abusivos, despilfarran, se endeudan sin conocimiento y se creen con derecho a aplastar a todo el que les impida ejercer su dominio.

El actual rechazo y hasta odio de los ciudadanos a los políticos es la consecuencia directa de la dictadura de los mediocres. A pesar de la ayuda que reciben de la mayoría de los medios de comunicación, cómplices de la mediocridad a cambio de dinero, la gente percibe que está siendo gobernada por personas sin valores, por tipos vulgares, sin ética ni grandeza, que siempre anteponen sus intereses al bien común.

Francisco Rubiales

- -
Lunes, 25 de Enero 2021
Artículo leído 1474 veces




Comentarios:

1.Publicado por CLC el 25/01/2021 08:32
Está ya todo dicho: “Asinus asinum fricat”, o sea, el burro rasca al burro. Dios los crea y ellos se juntan. En fin.

2.Publicado por pasmao el 25/01/2021 09:54
Buenos días Don Francisco

En efecto, son muy muy muy mediocres, pero mandan menos de lo que creemos:

1/ Porque los que mandan de verdad están mas arriba. Son ese poder oculto que ha nombrado en su primer párrafo.

2/ Porque son muy, muy, muy... incompetentes. Los de arriba han intentado al elegirlos buscar un equilibrio entre mediocridad e incompetencia, de tal manera que fueran lo suficientemente mediocres para que no supusieran un problema para los de arriba; y que por otro lado no fueran tan incompetentes que se acabaran por pregar un tiro en el pie, que al final afectara a los de arriba.

Y yo creo que en la búsqueda de ese equilibrio, y sobre todo en lo que respecta a España, se les ha ido la mano en la incompetencia y no hacen mas que pegarse tiros en el pie cuyo coste quieren que asumamos el resto.

Los nuestros, los mandados por los de arriba; intentan vender el fracaso de su competencia cómo un experimento del que se puedan extraer conclusiones aplicables a otros países. Un " a ver que pasa si ponemos a un completo cretino en la sanidad; hasta cuando puede aguantar la sociedad..." etc. Y con ello aseguran su puesto, y además intentan incluso medrar en el escalafón.

Lo que tenemos que tener muy claro es que, visto el panorama, si se echara un pulso popular se los tumbaba. El problema principal es creérselo y por otro lado no prestar atención a lo que digan los medios. Lo principal es no hacer caso a lo que digan los medios.

Los medios, visto lo de USA, están comprados.

Es prioritario que el lanar actúe independientemente de lo que digan los medios.

La lucha debe ser esa. Que el lanar no atienda a los medios.

Un cordial saludo

3.Publicado por TONY el 25/01/2021 10:41

Lo he dicho en más de una ocasión no hay que intelectualizar a esta gente en este articulo se les llama por su verdadero nombre

4.Publicado por vanlop el 25/01/2021 12:24

Tienen que apoyar a los mediocres, porque los inteligentes no necesitan a nadie para alcanzar el reconocimiento. Y por supuesto, los mediocres, si quieren triunfar tienen que tener mala leche o dicho en plan más académico, tienen que ser psicópatas. Y entre ellos se reconocen como tales y se ayudan, siempre que no se interfieran.

Esta chusma tuvo todas las facilidades porque nos volvimos indolentes. El Estado nos proveía de todas las necesidades y las que faltaban, ya llegarían, porque el país crecía a un ritmo envidiable y se veía la mejora del nivel de vida. Habían desaparecido los proletarios y había una clase media creciente. No había que preocuparse por nada. Y cuando llegó la transición seguimos creyendo que el gobierno miraba por nosotros y seguimos con la indolencia, cuando comprendimos que la cosa iba de arruinarnos, ya era tarde.

En la transición se nos dijo que la solución eran los partidos, que se ocuparían de llevar a la democracia a todo su esplendor y como no había internet, nos creímos lo que decía la TV, acostumbrados, como digo, a que el gobierno se preocupara de nosotros y no nos mintiera.

Los mediocres que mandan, son además malvados, pues no reconocen su mediocridad. La persona normal, es mediocre, pero lo reconoce y tiene una actividad acorde a sus capacidades. La casta no, la casta ignora sus limitaciones y por tanto mete la pata constantemente y como no lo reconoce, sigue aumentando el desastre para ir tapando los males que provoca.

Ha mencionado algunos de la casta mundial, pero también son mediocres, Macron, el británico, que no sabe como salir del lío, Biden y en general todos ellos, con alguna excepción. Si la economía va bien, no importa lo tonto que sea el líder, si va mal, se descubren sus carencias, pero los partidos cierran filas y se apoyan entre ellos, por aquello de la alternancia.

Y en efecto, no hay líderes ni en las religiones. ¡Mediocres al poder! Es el lema que hay en este siglo, porque entre unas cosas y otras, pasará la mayor parte del siglo antes que los mediocres se vayan.

Ayer leí algo al respecto del lanar. No deja de ser una idea, que tendrá algo o mucho de verdad. La idea es que uno sigue unas ideas, que se demuestran falsas, pero como ha sido su vida durante mucho tiempo su cerebro no quiere reconocer que su mundo de valores se ha roto, porque reconstruir otro mundo de valores le supone un esfuerzo enorme y no olvidemos que le cerebro está diseñado para el ahorro. Por tanto, el lanar sigue aferrado a las ideas que, en el fondo, sabe que son falsas, pero para evitarse el esfuerzo de elaborar unas nuevas, que además no sabe si funcionarán, sigue con las viejas y falsas, que además son las de la mayoría.

Por eso, seguramente, los medios insisten en dar muchos votos a partidos que sabemos nos llevan al desastre, para evitar que el lanar haga el esfuerzo de pensar.

En cuanto al valor, es relativo. Cuando uno llega a su casa por la noche y se encuentra a una mujer y unos hijos hambrientos y no lleva nada porque no ha encontrado trabajo, no le importa ir a una manifa violenta por si tiene la suerte que le den un mal golpe y así dejar de ver a su familia hambrienta. Pero cuando llegas a casa y el problema es que lo que hay de cena no gusta y elige cada uno una cosa, te lo piensas mucho antes de ir a una manifa por si pillas un mal golpe y se te acaba eso.

El 14F veremos si el lanar ha despertado o sigue en su mente cerrada. Siempre y cuando alguien sea capaz de evitar, en lo posible, el pucherazo. Cosa que dudo pues en los USA no lo pudieron evitar, lo que nos indica que es cosa de los que mandan. Pero los ciudadanos pueden hacer algo y es publicar las actas de algunos pueblos donde se vea el desfase entre lo oficial y las actas. Eso puede hacer que algunos se pongan a pensar.

Observen el desarrollo de la plandemia. No nos dicen si el aumento de contagios se debe al aumento d elas pruebas, es decir, no nos dicen el porcentaje de contagiados respecto a las pruebas. Nos dijeron que era por culpa de las fiestas, pero la cosa sigue en aumento y ya pasaron las fiestas. Ahora nos dicen que los jóvenes hacen fiestas salvajes y que no van a encerrar. Y el lanar culpará de los presuntos contagios a los jóvenes,a los viejos, y a quien les digan los medios, pero no al gobierno que es incapaz o no quiere dar una solución al problema.

En Bielorrusia, horrible dictadura, según nos dicen, las cosas están bastante bien, no hubo encierros y la economía funciona normalmente con un número de contagios aceptable. Pero eso no lo dicen los medios. En la horrible Rusia, donde Putin mata a varios miles cada día, las cosas no deben estar mal, porque los medios no dicen nada de nada.

Respecto a África, el silencio es total y cierto que es difícil que haya contagios en aldeas perdidas, pero hay ciudades donde la gente se hacina y deberían morir como moscas, pero tampoco dicen nada.

Todo muy raro.


Pasmao

Muy buenas puntualizaciones sobre China. Es justo lo contrario que aquí. Por otra parte, ni allí ni aquí son regímenes durables y por razones contrarias. Allí, cuando los proletarios se conviertan en clase media aparecerán las tensiones y ningún régimen puede ir contra el pueblo por pacifico que se muestre y terrible el poder. Aquí, ante tanto disparate, la gente terminará echándose a la calle, especialmente cuando se acabe el dinero. Están tensando mucho la cuerda y se romperá.

Respecto a lo que dice hoy, en el comentario intento explicar por qué el lanar no puede salir del pozo y además, los medios les impiden siquiera ver que están en un pozo.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros