Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos



Información y Opinión

Los políticos buenos ya no existen


Nota

No hay políticos buenos en la España del presente y los que dicen que lo son también son culpables del desastre, por actuar como cómplices y silenciar los abusos y delitos de sus partidos y colegas.

¿Por qué los políticos españoles son corruptos, ineficientes y mentirosos? Porque les resulta gratis. Han dinamitado los controles que establece la democracia y sin controles, frenos ni restricciones, nada ni nadie les impide ser bestias depredadoras.

"Los políticos buenos no existen". Es la gran sentencia del siglo XXI, el pensamiento que domina hoy la política mundial, el eje de las protestas y de la frustración de los pueblos. La política ha perdido todo su prestigio y hoy es universalmente considerada como un oficio de aprovechados, mafiosos y gente desequilibrada.

¿Que ha ocurrido para que ese profundo deterioro se convierta en una de las claves de nuestro tiempo? El fracaso de la clase política es inconmensurable y la responsabilidad que han contraído por haber ensuciado y deteriorado el mundo es enorme. Sin embargo, el desprecio casi universal a los políticos no es una exageración, ni fruto del despecho o de la envidia. Es el natural y racional resultado de contemplar y analizar el mundo que nos han construido desde el poder: violento, hostil al medio ambiente, injusto, contaminado, corrompido, desigual, nauseabundo y sin piedad.
---



No existen los políticos buenos
No existen los políticos buenos
Salvo los idiotizados y los que viven de la política, el resto de la ciudadanía española está contemplando asqueada la obscena danza de los pactos, los engaños, las mentiras y la indecente lucha por repartirse el botín del poder que libran los partidos políticos españoles. No hay pactos de caballeros sino regateos entre mercaderes sin honor que mienten y se engañan, convirtiendo la política, que debería ser un ejercicio de servicio y limpieza, en un oficio de rufianes.

Regenerar la política y sustituir a los actuales políticos por otros más democráticos y decentes es la mayor urgencia de la civilización en este inicio del siglo XXI, cada día más marcado por el enfrentamiento entre los que mandan y los que obedecen, entre los ricos y los pobres, entre los que acaparan y los que no tienen ni siquiera para malvivir.

La política debería ser considerada como el más noble de los oficios porque su ejercicio, en el plano teórico, significa servir a los ciudadanos y a la nación con ejemplaridad y con todas las capacidades, pero hoy es la profesión más denigrada y despreciada por los ciudadanos, lo que demuestra de manera científica y fehaciente el fracaso de los políticos y su durísimo enfrentamiento con la ciudadanía.

Quizás puedan encontrarse a buenos políticos entre los recién llegados a la política o en los niveles más bajos, pero a medida que pasan los años y se asumen responsabilidades, los políticos buenos dejan de existir porque los que no han cometido abusos y delitos son al menos cómplices por no denunciar los muchos que se cometen en su entorno.

Las encuestas reflejan en la mayoría de los países del mudo que el político es el personaje más devaluado y despreciado de la sociedad, seguido por sus "escuderos": periodistas sometidos, jueces politizados y fuerzas de seguridad esclavas del poder. En una democracia auténtica y sin la degeneración que sufrimos, esas profesiones deberían ser las más admiradas y valoradas por los ciudadanos porque deberían representar la gestión de lo público y la defensa de la nación y del sistema común.

El profundo rechazo y desprecio a los políticos es el que está logrando que los pueblos voten en contra de lo que les recomiendan sus líderes y que apuesten por fuerzas populistas y radicales que se presentan ante sus electores con intención de romper el sistema, limpiarlo, regenerarlo y cambiarlo como un calcetín. Las elecciones de Trump, Bolsonaro, Salvini y otros muchos considerados "antisistemas" o contrarios al stablishment sólo pueden explicarse desde el hartazgo del pueblo y desde la decisión ciudadana de enterrar a los viejos políticos, casi todos millonarios hipócritas acostumbrados a abusar del poder, acaparar privilegios y dinero y a servirse a ellos mismos antes que al pueblo.

Aunque los políticos no lo quieren asumir, una sociedad gobernada por políticos a los que un gran parte de la población odia es una sociedad fracasada y su Estado es fallido o está al borde del colapso.

Sin embargo, ese es el mundo que tenemos en este siglo XXI, caracterizado por Estados de los que se han apropiado las clases poderosos y de los que el pueblo ha sido expulsado sin misericordia y sin pudor, estados injustos y opresores, aunque muchos de ellos se disfracen de demócratas y respetuosos con las libertades y derechos.

La pregunta de ¿Por qué los políticos son corruptos, ineficientes y mentirosos? sólo tiene una respuesta: "Porque pueden serlo", porque el pueblo se lo permite, porque les resulta fácil oprimir y abusar, porque los ciudadanos han optado por dejarlos hacer, en lugar de rebelarse contra la injusticia e impedirles que abusen, roben y destrocen nuestras vidas. El político es como un mal empresario, que pretende cubrir una necesidad y obtener beneficios por su servicio, sin cuidar demasiado la calidad ni la decencia. El pueblo necesita ser dirigido y que otros tomen las decisiones y los políticos lo hacen, obligando a los ciudadanos a pagar un altísimo precio por sus servicios, que se traducen en impuestos altos, abusos de poder, robos y mal gobierno.

España ha sido, desde hace décadas, un país muy castigado por el mal gobierno y uno de los que han deteriorado más profundamente su democracia, hasta el punto de que es difícil localizar un problema o un déficit que no haya sido provocado o agrandado por la acción de los políticos. Los políticos españoles han alimentado el separatismo y lo han hecho crecer, el despilfarro, el endeudamiento, la corrupción, el abuso de poder en todas sus facetas, los impuestos abusivos, la desprotección de los débiles, la baja calidad de los servicios y casi todos los males, incluyendo la destrucción del medio ambiente, el desempleo, la pobreza y la terrible falta de ilusiones y proyectos comunes.

Cambiar la dinámica de la política es vital para cambiar el mundo y mejorarlo. No arregla nada echar a Pedro Sánchez del poder y sustituirlo por Casado, sino que necesitamos sustituir a la clase política entera y al sistema para que los peores y los más canallas nunca puedan acceder al poder, donde únicamente deben tener cabida personas generosas, preparadas y bien armadas de ética y valores, justo lo contrario de lo que hoy tenemos en los partidos y en los gobiernos.

Francisco Rubiales

- -
Miércoles, 19 de Junio 2019
Artículo leído 941 veces




Comentarios:

1.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 19/06/2019 08:13
"Los políticos buenos no existen". Es la gran sentencia del siglo XXI, el pensamiento que domina hoy la política mundial, el eje de las protestas y de la frustración de los pueblos. La política ha perdido todo su prestigio y hoy es universalmente considerada como un oficio de aprovechados, mafiosos y gente desequilibrada.

Este párrafo me gustaría explicarlo, por lo menos de la forma que yo entiendo:

Tengamos en cuenta que lo que es decir "políticos" como tales no comenzaron a existir hasta el siglo XX, prácticamente después de la II Guerra Mundial fue cuando en Europa (salvo USA ,Reino Unido y Francia que son otra cosa) se implantó el sistema partitocrático, cuando se establecieron los sistemas parlamentarios modernos tal como los conocemos hoy. Antes los partidos políticos no tenían la estructura, influencia y poder que hoy tienen. Todo surgió con la creación de la URSS que expandió por Europa los Partidos Comunistas con toda su estructura leninista y de sumisión al líder, y los otros partidos de cualquier ideología (socialistas, conservadores, democratacristianos, liberales, etc) imitaron el mismo sistema. En el fondo todos los partidos políticos son leninistas.

Y ha tenido que pasar casi un siglo para que nos demos cuenta que el sistema partitocrático no es perfecto, que los partidos politicos, todos, atraen a todo tipo de personas que únicamente tienen entre sus propósitos el "vivir de la política" como sea. Y con razón dice el escrito que "La política debería ser considerada como el más noble de los oficios porque su ejercicio, en el plano teórico, significa servir a los ciudadanos y a la nación con ejemplaridad y con todas las capacidades,...".Pero ésto no se cumple, salvo rarísimas excepciones.

2.Publicado por vanlop el 19/06/2019 10:29

Una acertada descripción, la gran cuestión es cómo podemos salir de eso, naturalmente, de forma pacífica, porque por la violencia acabaremos saliendo, eso es una constante histórica, que los regímenes corrompidos acaban porque otros los eliminan y se comienza de nuevo.

Lo malo no es ya que todos los políticos estén corrompidos, lo malo es que el sistema impide que las personas decentes alcancen ciertos niveles de poder.

Pero es que el sistema es pura trampa, desde el hecho que todos los partidos son la casta y da igual uno que otro, hasta el amaño de las votaciones, en mayor o menor extensión dependiendo de las necesidades de la casta.

Dice que las encuestas reflejan que el político es el personaje más devaluado y eso a pesar que las encuestas se cocinan, habría que ver los resultados en estado puro.

Los políticos lo hacen, porque pueden. Siempre es así, cuando alguien hace algo es porque puede. Y los políticos pueden porque dominan todos los resortes del poder, empezando por los medios y terminando por las votaciones. Pero a pesar que los medios presentan la cara más amable de la política, la gente no traga a los políticos, los considera un mal necesario y se resigna. Cuando la gente considere a los políticos como un mal a eliminar, vendrá esa revolución pacífica que deseamos.

Pero para esa revolución la gente tiene que participar más y no me refiero en asociaciones, que también, porque las asociaciones enseguida son infiltradas y al que intenta algo se le margina llamándole fascista. La participación tiene que ser en el bar, que es donde solucionamos las cosas y se hace hablando tranquilamente con los amigos. Los demás oyen el debate y entienden que hay mucha gente en contra de la casta y ellos mismos también hablan en contra de la casta. Y cuando todos hablen en contra de la casta es muy difícil manipular los resultados o al menos una manipulación muy descarada.

Lamentablemente las opciones no permiten un cambio profundo, pero por algo se empieza. Si los que mandan se cambian, ya no será posible el político profesional y tendrá que ser gente que tenga una profesión que le permita vivir después de dejar la cosa pública y algo se habrá avanzado, porque el siguiente paso es que se presenten gentes honradas.

Como dice, no sirve de nada echar a Pedro para poner a Pablo, pero si por abajo entran otros que ni quieren Pedro ni Pablo, algo iremos avanzando.

Fco López de ayer

La constitución la hicieron a su gusto, no sé si es socialdemócrata u otra cosa, pero sin duda muy cerca del marxismo cultural. Lo que yo digo es que a pesar de estar hecha para su conveniencia ni siquiera son capaces de hacer leyes que se adapten a esa constitución y tienen que violarla constantemente.

D. Francisco

Es cierto que se respira mejor en el blog, pero se ha perdido la respuesta inmediata a los comentarios, supongo que es el precio a pagar por la tranquilidad.

Tal vez esto sea una metáfora de la vida, que para conseguir ventajas, tenemos que pagar un precio.

3.Publicado por TONY el 19/06/2019 15:07

Puedes tener muchos titulos muchas carreras pero la honestidad y la empatia moral no se mide ni se evalua en ningun curriculum en ninguna oposición es una actitud interna por eso hay tanta BAJEZA MORAL, y tantos Maquiavelos en politica donde el fin justifica los medios

4.Publicado por Julia el 19/06/2019 17:56
Los Navarros cada vez más cerca de hacer lo mismo que Vascos y Catalanes. Ya se va a sentar en la mesa del Parlamento un proetarra. El PSOE facilita que Navarra se acerque cada vez más a la ideología Nacionalista. Esto solo es uno de los errores del bello Sánchez y todavía no es el Presidente. Cuál será lo prøximo...continuará....Navarricos la que os espera con vuestros seudopolitiquilllos...primero aprender bien el idioma que es por dónde empiezan y después más vale que apréndais inglés antes que español...Es lo que hay...

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros