Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Información y Opinión

La receta perfecta para quitar el poder a los tiranos marxistas es no pagar impuestos


Nota

La mejor receta para desalojar del poder a los tiranos de la izquierda marxista es no pagar impuestos. Por eso Sánchez y su banda se rebelan cuando Madrid y Andalucía los están bajando. Sin dinero para corromper y comprar voluntades y votos, los tiranos marxistas no son nada.

El gobierno de Sánchez ha respondido a la bajada general de impuestos por parte de la derecha en España con rabia y con la creación de un nuevo impuesto para los ricos que va a producir fuga de capitales y retraimiento en los inversores y creadores de empleo. Con el ese comportamiento, las izquierdas demuestran que los impuestos elevados son imprescindibles para ellos, que de ese modo alcanzan dos objetivos fundamentales: más dinero para que el gobierno pueda ampliar su clientelismo y compra de votos y más pobreza para los ciudadanos.
---



Los depredadores fiscales se regocijan porque en el próximo ejercicio gastarán más dinero que nunca y porque van a expoliar a los ricos con un nuevo impuesto
Los depredadores fiscales se regocijan porque en el próximo ejercicio gastarán más dinero que nunca y porque van a expoliar a los ricos con un nuevo impuesto
La única receta infalible contra la tiranía marxista que se está adueñando del mundo es no pagar impuestos o reducirlos de manera drástica. Gran parte de la recaudación es desviada por los tiranos para beneficio de los partidos, de los capitostes que gobiernan y para financiar un clientelismo corrupto sin el cual la izquierda jamás ganaría una elecciones.

La inmensa mayoría de los que votan a las izquierdas en países como España y otros de América Latina que están eligiendo a líderes marxistas es porque sus votantes esperan recibir dinero y ayudas gratuitas del Estado, que bajo el dominio marxista crece sin parar, al mismo tiempo que aplasta las libertades individuales, los derechos y la prosperidad de la sociedad, a la que hace cada vez más dependiente de los políticos y sometida al poder.

La derecha ha tardado demasiados años en descubrir lo que miles de expertos y analistas políticos venimos afirmando desde hace décadas, que la clave de la lucha política está en la fiscalidad, que los marxistas parecen cuando carecen de dinero abundante y que las sociedades que cobran menos impuestos son más libres y prósperas que las que esquilman a los ciudadanos arrebatándoles gran parte del dinero que ganan con su esfuerzo.

La bajada de Impuestos en España, decretada por autonomías como Madrid y Andalucía, que también están suprimiendo impuestos tan abusivos y confiscatorios como el de Sucesiones, el que permite al gobierno robar las herencias, y el del Patrimonio, que cobra impuestos al dinero que ya los ha pagado con anterioridad, cayendo en la ilegal y ladrona "doble imposición", está sirviendo de modelo a seguir y pronto se extenderá a Castilla y León. Murcia y otras regiones.

El socialismo y el comunismo tienen su talón de Aquiles en la codicia insaciable, un vicio brutal y corrupto que satisfacen arrebatándole el dinero a los ciudadanos.

En tiempos del emperador romano Trajano, los impuestos eran de un 5 por ciento, aproximadamente, y con ese dinero el Imperio financiaba sus guerras de conquista y sus servicios a la comunidad. En la Edad media, los impuestos no superaron el doce por ciento. Pero en la actualidad, los socialistas y comunistas han impuesto el latrocinio general al ciudadano con impuestos que superan l 50 por ciento, bajo la excusa de tener que financiar el llamado "Estado de Bienestar", costoso porque debe afrontar la saludad, la educación y el sistema de pensiones, entre otros servicios.

Pero la multitud de impuestos cobrados por la fuerza, que afectan a todas las compras, al trabajo, a la propiedad y hasta a la muerte, no se emplea totalmente en el bienestar común sino que una buena parte la utiliza el gobierno, de manera inmoral y corrupta, para reforzar su poder, beneficiar a los amigos y aliados y, sobre todo, para pagar un clientelismo inmoral que compra voluntades y votos para que los sátrapas sigan mandando.

Ese Estado del Bienestar presuntamente benefactor del pueblo es una auténtica estafa porque la educación, la sanidad, las pensiones y los demás servicios pierden calidad y solvencia, mientras crecen los fondos dedicados a reforzar el poder de los gobernantes y corromper las sociedades y los individuos.

Hay partidas ocultas, fondos reservados y muchas operaciones opacas cuyo fin real es permitir que los que gobiernan se enriquezcan y que grandes cantidades de dinero escapen al control de los órganos de vigilancia. El resultado, en muchos casos de gobiernos inmorales, es la corrupción institucional, el saqueo y el expolio.

Si el pueblo se negara a ser expoliado y esquilmado por los que le gobiernan y aceptara pagar sólo impuestos imprescindibles y necesarios, las izquierdas marxistas morirían de inanición, ya que sólo pueden prosperar y ganar elecciones mediante el clientelismo más intenso y extenso de la Historia humana, justo el que ellos han construyen para mantenerse en el poder.

En España, la izquierda odia al Franquismo no porque fuera una dictadura, sino porque era un ejemplo de austeridad, ahorro económico y eficacia. Sin apenas cobrar impuestos y con un aparato administrativo veinte veces inferior al actual, sin políticos cobrando a diestra y siniestra y sin las legiones de enchufados y asesores que mantienen las izquierdas expoliadoras, el Franquismo construís millones de viviendas populares, llenó España de pantanos, creo la seguridad social, combatió el desempleo con eficacia y entregó el país a los falsos demócratas cuando el mundo entero alababa los logros del "milagro español, con crecimiento constante y con la deuda externa más pequeña de Europa, junto con Luxemburgo.

Así que reducir impuestos es, sin duda, la receta óptima para librarse corruptos y depredadores en el poder. Como toda bestia, la tiranía, sin ser alimentada, se debilita y perece.

Francisco Rubiales

- -
Viernes, 23 de Septiembre 2022
Artículo leído 806 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 23/09/2022 09:38

En efecto, con el franquismo había los mismos servicios que ahora, sólo que con unos impuestos ridículos y seguramente eso es lo que no perdonan. Y seguramente ese fue el gran proyecto de la transición, execrar el franquismo para que la gente aceptara le robo fiscal pensando que era lo democrático. Recuerdo que por entonces se hablaba mucho de los impuestos que pagaban en Alemania y muchos pensábamos, que no eran los mismos sueldos.

En el marxismo siempre ha existido la incompetencia, real o fingida, que pienso que real, porque cuando una persona inteligente estudia la situación, tiene que abominar del marxismo necesariamente y los inteligentes que quedan, lo hacen para medrar o por tradición familiar. Hay que distinguir, siempre que hay varias clases de inteligencia y se puede ser muy inteligente para unos aspectos y tonto para otros y cuanto más se es en un aspecto, menos se es en los otros. Creo que no hace falta citar ejemplos, se ven en Tv, como gentes supuestamente inteligentes en su profesión, meten la pata en cosas corrientes hasta el punto de que los que lo vemos sentimos vergüenza ajena.

Desgraciadamente el lanar vota a los marxistas. Supongo que alguien explicará alguna vez las razones por las que el lanar votaba de esa forma. Y no me refiero al lanar de la subvención, sino al lanar que tiene una buena vida y vota a los marxistas. Tal vez sea aquello del hijo tonto. "Sabemos que nos roban, que despilfarran y demás, pero les votamos porque son los nuestros y los queremos como se quiere a un hijo tonto".

Lo que ya no me cuadra es la actitud de los americanos. Son gentes sin tradición marxista, que ven empobrecerse a los países donde mandan los marxistas y sin embargo les votan. Por ejemplo Colombia. Tiene de vecino al chavismo, están sufriendo las guerras alimentadas por el marxismo, están sufriendo los refugiados del marxismo y votan a un presidente marxista.

O un pueblo tradicionalmente democrático, como Chile, que ya tuvo sus experiencias marxistas y le votan a un tipo impresentable, tan impresentable que pierde un referéndum y que amenaza con otro. Supongo que mi ignorancia sobre América es enciclopédica y por tanto no puedo explicar cosas que para otros son muy simples.

Creo que sobre los impuestos hay un concepto muy erróneo, pero tratándose del lanar, es comprensible. Los impuestos los pagan los ricos y los pobres se llevan las subvenciones. Por ejemplo, ese impuesto que va a poner el gobierno a los ricos, el lanar aplaudirá con fruición.

Pero los ricos lo son porque saben hacer dinero, si se fuera rico por generación espontánea, todos seriamos ricos o al menos, serían muchos ricos de forma aleatoria. Por tanto un impuesto a los ricos, supone que ese dinero que le van a pagar al gobierno, lo van a recuperar con creces aumentando los costes a los pobres. No es que los ricos le tengan manía a los pobres, es que hay muchos y un pequeño aumento en un producto, supone mucho dinero. Resultará entonces que los ricos pagarán el impuesto, pero acabarán siendo más ricos y naturalmente los pobres, más pobres, eso sí, felices porque cobran la subvención y los ricos pagan esa subvención.

El resultado siempre es el mismo, pobreza, porque los pobres votan a los marxistas.

Pero gran parte de la culpa la tienen las derechas, que son incapaces de explicar la situación y las razones profundas que hacen que una economía saneada, con bajos impuestos, es buena para todos, especialmente para los pobres.

También hay un paro estructural de tres millones y no hay forma de bajarlo, porque los empleos requieren una cierta especialización y los parados no la tienen, ni la van a tener, por diversos motivos, entre otros y no el más importante, porque las políticas de formación están orientadas a llevarse la pasta y procurar que los parados no aprendan.

El panorama es desolador, porque no se le va una salida razonable.



Se ha montado un buen escándalo a cuenta de lo que dijo la Sra Ministra de igual da a cuenta de los niños. Manifestó que si un niño no quiere, un adulto no puede hacer nada, pero luego reconoció el derecho de los niños a tener relaciones sexuales con quienes quieran.

En mi humilde opinión, la cosa no va de pederastia, la cosa va de si los niños tienen capacidad para decidir. En el fondo la libertad es eso, la capacidad de decidir. ¿A qué edad una persona tiene capacidad de decidir? Pues según las leyes vigentes, a los 13 años.

De modo que la Sra ministra no ha dicho nada nuevo, pues un niño con 13 años puede decidir con quién tiene relaciones. La cuestión es dilucidar si con 13 años se tiene capacidad de distinguir.

Vean esto. Cuanto menos curioso, pero si es cierto…

https://www.bitchute.com/video/TgYPbSPPHnkF/

Son unos segundos nada más, no se asusten.

Otro enlace, este a un artículo:

https://laverdadofende.blog/2022/09/22/matar-a-europa-con-ucrania-los-suecos-han-publicado-el-plan-secreto-del-pentagono/

Y aquí tienen el discurso de Putin:

https://es.sott.net/article/84362-Sin-censura-Las-verdaderas-palabras-de-Putin-sobre-la-movilizacion-parcial-de-sus-tropas-y-el-uso-de-armas-nucleares

No digo que el discurso sea la verdad, como es natural, cada uno arrima el ascua a su sardina, pero es bueno conocer lo que piensa la otra parte, es un buen ejercicio de desintoxicación mental.

Al parecer, sobre los cielos de Ucrania se están viendo objetos no identificados en gran cantidad. Como son no identificados, no se sabe lo que son. En mi humilde opinión, se trataría de prototipos experimentales de todo el mundo, para estudiarlos en condiciones reales.

2.Publicado por mentalmente el 23/09/2022 12:13
Buenas a todos,

He estado pensando sobre las ideas políticas que venden a los jóvenes, esa izquierda de nuevo cuño que tenemos, de la cual yo tengo muchas cosas malas que decir que ya he mencionado en otros comentarios.

Podría decir que la peor cosa simplificandolo es que defienden socialismo, me quedaría corto, si solamente fuera eso lo malo.

Y resumiendo, lo malo de defender esa ideología es la falta de memoria histórica, ya que si ponemos la ideología en sí misma, sin tener en cuenta nada más, se puede ver como una opción política como cualquier otra. Pero si se pone al respecto de la evidencia histórica hasta este momento, de lo que produce el socialismo, no debería ser de ninguna manera vista como una opción legítima, debería estar condenada como de las mayores aberraciones que el ser humano produce contra sí mismo.

Y eso que acabo de decir, como ya he dicho no es todo lo malo, aunque ya sería suficiente para no apoyar a esos movimientos políticos. Quizás precisamente por el hecho de que esa posición política es aún más ofensiva moralmente que en épocas anteriores donde no había todavía una evidencia de lo que produciría el socialismo.

Pareciera que ellos mismos lo supieran y entonces hubieran decidido dedicarse a enseñar una historia de España y del mundo distorsionada, en la que el horror del socialismo parece haberse limpiado. Así que como la evidencia contradice su ideología, se dedican a tapar, distorsionar o disimular la evidencia.

Concretamente una de las cosas que distorsiona parte de la evidencia es el uso de la palabra "fascismo" peyorativamente, por parte de los socialistas. Lo único que se les ocurre hacer para justificar su ideología es decir que los demás también defienden otra versión del socialismo.

Pero la cosa todavía va más allá, y defender que el franquismo era fascismo. Algo que a cualquier experto debería sonrojar por la ridiculización de la historia y simplificación que eso supone. O sea que la mejor manera que tienen los socialistas de decir que Franco era malo, es decir que también era otro tipo de socialista. Lo que parece aterrar a un socialista, el fascismo, es otra versión de su misma ideología, pero parece no cae en la cuenta su ideología es la practicamente la misma, coinciden en la defensa de un estado totalitario.

Piensen solamente en eso, la única manera que tienen los socialistas de justificar su propia ideología, es de considerar a todas las demás opciones restantes otra versión de socialismo. Y llevan años y años repitiendo una y otra vez la misma falacia. Es como que no pueden hacer otra cosa. Decir cualquier otra cosa que no sea "fascismo" a las otras opciones, no sería para ellos, un argumento suficiente. Piensen que cada vez que dicen fascista peyorativamente, podrían decir "socialista", y no cambiarían conceptualmente lo que están diciendo. Porque la historia es evidencia de que hay que temer del socialismo porque es una ideología totalitaria. El sabor que se le ponga a esa ideología totalitaria no es lo que la hace temible, la idea de someter a todo el mundo a una manera de pensar, y un estado político que lo controle todo, es la idea mala que hay que temer.

Lo que quieran hacer pensar y lo que quiera controlar ese estado político es secundario.

Un saludo.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros