Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos



Información y Opinión

La hora de los sinvergüenzas ha llegado a la política


Nota

El mundo de la política, que debería estar copado por servidores públicos inteligentes y generosos, se ha llenado de sinvergüenzas y el liderazgo mundial nunca ha caído tan bajo. Muchos países, entre ellos grandes potencias mundiales que controlan armas atómicas, están lideradas por personajes poco fiables y de escasa solidez ética y democrática dedicados a abusos como el cobro de impuestos abusivos e innecesarios que inyectan pobreza en los pueblos. La desconfianza de los ciudadanos en sus políticos y la inseguridad ante el futuro crecen por todas partes. El mundo, en manos de tipos ególatras, avarientos y pendencieros, que no generan confianza ni seguridad, retrocede y los ciudadanos se indignan porque la política huele cada día más a podrido.
—-



La hora de los sinvergüenzas ha llegado y se ha instalado en nuestro planeta. Trump, Boris Jonhson, Putin, Pedro Sánchez, Nicolas Maduro y otros muchos son ejemplos inquietantes de políticos rechazados por una parte importante de sus pueblos y capaces de adoptar decisiones inquietantes, contrarias a lo que desean los ciudadanos, que causan sorpresa y daños intensos. Uno quiere construir un muro que impida la inmigración, otros aplastan a sus opositores para mantenerse en el poder, otros son capaces de provocar el caos en medio mundo con un Brexit alocado y otros muchos pactan con socios peligrosos y arruinan la economía de sus respectivos países con deudas impagables, impuestos abusivos y decisiones alocadas. Son desvergonzados inquietantes que han accedido al poder, gente mediocre y en algunos casos posibles psicópatas desquiciados y sin valores suficientes, que controlan sistemas políticos viciados que permiten que los peores tomen el timón en sus manos.

Esos dirigentes son como virus sueltos por el planeta, con poder suficiente para infectarlo todo.

Pedro Sánchez es uno de los virus "alfa" que controlan este mundo, jefe de una pandilla de virus integrados en su viral gobierno. Son del mismo tipo de virus que aquel que destruyó la democracia en los años treinta y que nos precipitó en la guerra civil de 1936. Son virus que anteponen sus propios intereses y caprichos al bien común, que engañan las defensas de la democracia porque se disfrazan y se infiltran. Sus efectos son la injusticia, el dolor, la división, el odio, el fanatismo y la pérdida de los valores. Si te acercas a ellos estás perdido porque sus palabras son persuasivas y utilizan sin escrúpulos promesas falsas y argumentos trucados, todo para conquistar el poder y desde sus palacios y ministerios infectar todo el cuerpo.

El caso más evidente y sangrante de la infección viral en el gobierno socialista de España se observa en el Impuesto de Sucesiones y en la ministra María Jesús Montero. Esta "señora" estuvo en los oscuros gobiernos de Chavez y Griñan, en la etapa del robo de los EREs, dañó la Sanidad Andaluza, destrozó el empleo en Andalucía y nos frió a los andaluces con impuestos abusivos que arruinaban familias, espantaban empresas y generaban desempleo y pobreza. Con ese pesado y negativo bagaje en su mochila, Pedro Sánchez la premió y nos la colocó como ministra de Hacienda, puesto desde el que expresó, sin ruborizarse, su intención de acabar con todos los logros ciudadanos en la lucha contra el impuesto de Sucesiones y volver a imponerlo en todo el territorio español. Al "virus" Montero le da igual que ese impuesto esté desprestigiado, que esté desapareciendo en casi todo el mundo, que golpee, sobre todo, a las clases medias y que los españoles lo rechacen masivamente, como reflejan las encuestas. El autoritarismo y la soberbia desprecian la voluntad popular e imponen sus leyes y caprichos, aunque sean injustos y arbitrarios.

Toma nota para las próximas elecciones del 10 de noviembre porque esas son las cuestiones importantes qué nos afectan a los españoles y no la tumba de Franco. Pedro Sánchez y los suyos quieren imponer un impuesto que, según las encuestas, rechaza la mayoría de la población y que en el resto del mundo ha sido suprimido por injusto o está en abierto retroceso. El año pasado más de 40.000 españoles tuvieron que renunciar a su herencia por no poder asumir el coste del impuesto y cientos de empresas creadoras de empleo y riqueza tuvieron que cerrar tras el saqueo público a través de los impuestos abusivos a los herederos.

Si al menos tuviéramos la seguridad de que nuestros impuestos se emplean de manera justa y decente, quizás podríamos lamernos las heridas y seguir adelante, pero no ocurre eso en un país carcomido por la corrupción, en el que los grandes partidos roban y estafan a los ciudadanos con una frecuencia espeluznante y donde hay decenas de miles de políticos incapaces de justificar la riqueza que poseen. Ante un panorama de este tipo, la gente, lógicamente, teme que sus impuestos terminen en el bolsillo de algún delincuente con poder político.

Estamos en la época de los virus. En otros países hay otros similares a Pedro Sánchez por su desfachatez y capacidad para pervertir la democracia y los sistema de respeto al ser humano: Trump, Boris Jonhson, Putin, Maduro, Daniel Ortega... Su denominador común es la ambición desmedida de poder y el uso experto del disfraz de demócrata.

Todos ellos tienen similares comportamientos y camuflajes porque parecen limpios y están sucios; proyectan paz y esconden violencia; alaban la democracia pero en verdad la destruyen; se autoproclaman buenos, pero son desvergonzados; se declaran demócratas y son tiranos.

El sanchismo es un virus peligroso porque penetra en las defensas disfrazado de progreso y democracia, ocultando que es tiranía, ambición desmedida, corrupción e inmoralidad. Funciona como el ébola porque destruye las bases del equilibrio y la armonía y cuando la infección se descubre suele ser tarde para salvarse.

La única ventaja es que contra el "sanchismo" si hay una vacuna eficaz. Se llama "decencia".

Francisco Rubiales

- -
Viernes, 11 de Octubre 2019
Artículo leído 547 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 12/10/2019 09:15

Contra el sanchismo y contra todos los tiranos. Porque los tiranos acaban siempre en la indecencia moral, aparte de la económica. Sin embargo el problema es que lo primero que hacen los tiranos es corromper al pueblo y convertirlo en indecente.

Como dice es un mal de todos y cuando el más es de muchos... Tenemos una epidemia. Y las epidemias requieren medidas extraordinarias para cortarlas. Pero esta epidemia sobrepasa los medios que dispone la sociedad. Sería algo así como la epidemia de peste medieval, la gente la soportó incapaces de luchar contra ella, hasta que se extinguió sola. Puesto que no tenemos los medios ni siquiera sabemos que es una enfermedad, el remedio está lejano y seguramente se extinguirá sola, como ocurrió con la peste. Y al igual que la peste, quedaron restos ocultos que surgieron periódicamente. O tal vez, esta infección social venga de antiguo y lo que tenemos ahora es uno de sus brotes.

Curiosamente y aunque todos insisten en que ha habido periodos democráticos, nunca los hubo en España. El XIX fue un siglo de presunta democracia, incluso se alcanza su culmen en el famoso sexenio, que muchos se apresuran a llamar democrático, cuando en realidad fueron seis años de inestabilidad absoluta. La restauración, presuntamente democrática, se trató de un turnismo pactado, con manejo de votos en los pueblos y en las ciudades, sólo que en los pueblos la figura del cacique queda como más literaria. Y vino una república, fruto de un golpe de estado fraudulento. De semejante robo no podía salir nada derecho y mucho menos un régimen democrático, que necesita como premisa fundamental la limpieza. Y no digamos ya lo ocurrido con las votaciones de febrero del 36, que instauraron la tercera república, aún más fraudulenta que la segunda. El régimen del 78 no iba a ser una excepción.

Desgraciadamente es muy raro el país donde existe una democracia más o menos decente, en todos, existe democracia formal, pero en realidad no es más que el gobierno de las oligarquías, que ni siquiera tienen que ser del país. Cuando el país es rico, caso de Alemania, nadie se cuestiona la rectitud del sistema y todos viven muy felices en esa Jauja maravillosa. Como no lo cuestionaríamos nosotros si la economía fuera bien, caso del aznarato. Todos estábamos felices que aquel tipo que hizo que España fuera bien. Luego, hemos visto lo que había debajo de las alfombras, pero como sus sucesores fueron infinitamente peor, pues aún añoramos aquel periodo.

Supongo que todo esto es producto de la condición humana. Cuando las sociedades pasan hambre, aparecen buenos gobernantes, tal vez porque los malos temen a un pueblo que no tiene nada que perder, pero con sociedades ricas, salen los sinvergüenzas. Si el país es muy rico, la gente vive bien y los deja hacer, si el país es menos rico, la gente protesta, pero poco, no sea que pierdan lo poco que tienen.

Dedica una buena parte del artículo al impuesto de los muertos. No es casualidad que el sanchismo esté obsesionado, lo mismo que está obsesionado con otras cosas. Se trata de rematar a las clases medias, que son las que estorban y estorban porque son las que procuran que sus hijos estudien y de ahí salen gran parte de los contestatarios al régimen. Los hijos de los proletarios tienen como ambición ser un poco menos proletarios que sus padres, cosa nada difícil pues la sociedad evoluciona de modo que aumentan los bienes de consumo, sobre todo porque los oligarcas tiene que seguir ganando dinero y puesto que el proletario tiene más cosas a su disposición que sus padres, pues se siente feliz.

Por tanto, dispón de muchos bienes de consumo que para eso trabajas como un esclavo, peor no tengas bienes duraderos porque esos no generan riqueza a los que mandan, así que hay que desanimar al lanar a que invierta su esfuerzo en ese tipo de bienes. Y por supuesto, las pequeñas empresas deben desaparecer, esos empresarios no son proletarios y sus trabajadores tampoco en gran parte.

Si nos fijamos, el dinero que se recauda por las herencias es una mínima parte de lo que necesitan, en Andalucía nadie reclama volver al impuesto porque falta dinero a la Junta. La Junta funciona igual, luego no es una necesidad perentoria de los gobiernos. Se trata de ingeniería social, hacer que la gente no tenga bienes duraderos y por supuesto, a nadie amarga un dulce. Si la gente es propietaria, ya no es proletaria y eso no se puede permitir, porque entonces los planes no salen.

Por primera vez, publican encuestas que dan ligera ventaja al pp, uno o dos escaños, pero lo importante es el cambio de tendencia. Pero no nos ilusionemos, hablan de gran coalición. Sin embargo eso tendría algunas cosas positivas, no muchas, pero algunas. Como que Sánchez pueda ser contestado dentro del partido y eso salvaría el trasero de Dª Susana, no por el trasero en sí, sino porque representa la contestación en el pose, que es la única forma de echar definitivamente al doctor. porque o lo echan los suyos o volverá a aparecer como las pesadillas recurrentes.

Si se generalizan las encuestas que dan vencedor al pp, el psoe perderá el efecto arrastre y por otra parte, la manipulación de los votos se hará más complicada. pero no pensemos en que nuestros problemas van a acabarse, el pp es el psoe con baño de liberales, así que será lo mismo con alguna mano de barniz muy superficial.

Lo que de verdad teme la casta es que vox saque cincuenta escaños o así. Eso les dejaría con todo al aire. El problema de los partidos con pocos escaños es no pueden dedicarse a todo. Hay muchas comisiones y temas que necesitan gente. Con veinte escaños, puedes intervenir en algunas cosas, pero siempre habrá otras en donde la casta se sentirá libre. Con cincuenta escaños, puedes intervenir y criticar en todo lo que hagan, no servirá de mucho, pero al menos la gente sabrá que hacen cosas que no están bien.

Un asunto de actualidad es el desentierro. Parece que el prior ya no se opone, lo cual me induce a pensar en órdenes de muy arriba, que para eso la Sra Calvo estuvo hace poco en esas alturas.

El desentierro en sí es irrelevante. Lo importante es lo que simboliza. Sobre eso ha escrito bastante Pío Moa y les recomiendo pasen por su blog y lean los artículos al respecto. No sé si seré capaz de expresar lo importante.

El primer aspecto y tal vez el menos importante, es que supone la culminación de la memoria histórica, cuya misión es considerar al franquismo como un régimen criminal, con lo cual, los gobiernos deben proceder de la república que fue el régimen democrático aniquilado injustamente. Eso tiene una derivada inmediata; la monarquía fue cosa del franquismo y por tanto hay que traer la república. Así que, salvo que el rey cuente con valedores de mucho poder, no pasarán muchos años antes que veamos la república.

El segundo aspecto es el ataque a la religión. Una vez sacado Franco, el lugar se convierte en parque temático, sobre la memoria histórica y se derriba la cruz, que es lo importante. Alguna ministra socialista pontificó sobre su fealdad. Y una vez que se empiezan las profanaciones, ya es imparable y como se harán por consenso, nadie protestará y la religión quedará en el ámbito privado. y cuando se mueran los que ahora practican la religión, ya no quedarán practicantes y se habrá conseguido el ateísmo perfecto.

2.Publicado por pasmao el 12/10/2019 12:46
Buenos días Don Francisco

No es que sean especialmente sinvergüenzas, es que de donde no hay no se puede sacar.

Desde arriba han ido poniendo títeres que con el paso del tiempo son de peor calidad, no se si lo hacen (lo de ponerlos de mala calidad) por incompetencia de los que estan arriba o si es aposta. Pero que se le ven los hilos a los muñecos cada día mas es algo que no se puede obviar

Ahora de lo que se trata es de que el lanar sea tan lanar que no se cuenta.. de algo que hace 20 años habría cantado la Traviata.

VANLOP tiene razón en que lo que late de fondo es una ataque a la Religión. para sustituirla por la religión de Estao, por supuesto, donde los Almodovar y Cármenes Calvo de turno.. oficiarán como obispos de turnno. No muy diferentes de esos obispos medievales que traficaban con indulgencias, reliquias,.. mientras se acostaban con todo lo que se pusiera a su alcance.

Lo peor es que uno no sabe hasta que punto los que mandan en la Religión han negociado su cuota de mercado ahí, mientras algunos se desgañitan predicando en el desierto.

un cordial saludo

3.Publicado por Sandro el 12/10/2019 14:51
Naturalmente y a estas alturas de la vida nadie, bueno, casi nadie o al menos mucha gente sabemos, que los políticos nos se distingue por su honradez, sabiduría, cordura, altruismo o inteligencia... sino más bien por todo lo contrario. Por ser seres inútiles, arrogantes, inservibles, dañinos, estúpidos y descerebrados, etc, etc.... Porque hay que valer muy poco y tener muy poca dignida y amor propio como para caer tan bajo y meterse en política

Esto señores mios es lo terrible y lo tristemente trágico de los tiempos que nos han tocado vivir. Que los políticos al igual que los peridistas anden sueltos por la calle haciendose dueños de todo y de todos, creyendose los amos de todos nosotros abusando del gran número de débiles mentales que les votan una y mil veces sin pensar, que como ya dice la Biblia. "El número de tontos es infinito". Cuando el único sitio donde deberían estar todas estas larvas inúties e inservibles es en una jaula en el Zoo y nosotros fueramos allí a arrojarles cáscaras.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros