Voto en Blanco
Voto en Blanco
Voto en Blanco


Buscar en artículos:
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.

Información y Opinión

La Opinión Pública, falseada y prostituida


Nota

Estamos en la víspera de la mayor ceremonia de la democracia mundial: la elección del presidente de los Estados Unidos, la primera potencia mundial, el país del mundo donde la opinión pública tiene más poder, mucho más que la Casa Blanca, el Capitolio y el Pentágono juntos. Pero, por primera vez en su historia, los norteamericanos tienen la sensación de que el sistema les falla y que la opinión pública ya no es fiable porque está siendo manipulada y prostituida por los grandes poderes.

La democracia es un sistema en el que la Opinión Pública ocupa un lugar elevado, casi a la misma altura que la ciudadanía, pero la mayoría de las democracias corrompen, falsean y prostituyen esa opinión pública, lo que les resta legitimidad y decencia.
---



La Opinión Pública, falseada y prostituida
El derecho a la información, en democracia, se refiere más al derecho del ciudadano a ser informado con veracidad de lo que ocurre que al derecho que tienen los comunicadores y medios a informar a los ciudadanos. El derecho a ser informado con veracidad es indiscutible y es muy difícil encontrarle restricciones, mientras que el derecho a informar dependerá siempre de qué es lo que se informa. Si lo que se transmite es verdadero, entonces el derecho a informar es sagrado, pero si es falso o si existen intereses ocultos o si el objetivo es más el de manipular, desinformar o confundir, entonces ese derecho no existe.

Eso convierte a muchos medios de comunicación vendidos al poder y difusores de parcialidad e informaciones falsas o manipuladas en verdaderos enemigos de la democracia, más que en piezas importantes del sistema. De hecho, en España, buena parte de los medios de comunicación y de los periodistas están fuera de la democracia y merecen ser señalados como bastardos y enmigos de la verdad.

Para que existiera una verdadera opinión pública se necesitaría que fuera la opinión del público, no la difundida por opiniones privadas en el público. Es difícil que pueda existir auténtica opinión pública en un sistema corrompido y dominado por partidos políticos habituados a cometer el terrible pecado de anteponer una y otra vez el interés propio al bien común. La que pasa por opinión pública es la opinión hegemónica de la información dominante, repetida como un eco sin fin por la desinformación dominada.

El concepto de opinión pública nació durante la Ilustración como difusión en el público de opiniones de los grandes escritores, para la reforma del sistema político. Desde entonces, el poder creciente de los gobernantes, de los medios informativos y de las encuestas sociológicas han sustituido la opinión del público por la difusión, en el público, de creencias ideológicas de intereses particulares que puedan ser convertidos en mercadería política para el consumo de masas pasivas.

Lo que la gente cree que es su opinión, sulen ser falsedades inteligentes y con lógica aparente que han sido fabricadas en centros lejanos de creación de ideas para la propaganda de los poderes establecidos. Generalmente, en fundaciones culturales, institutos de sociología, departamentos universitarios y, cada día más, dentro de los propios partidos, donde existen áreas dedicadas a la creación de ideas, la desinformación y la manipulación, casi siempre orientadas a potenciar el poder y el dominio sobre la sociedad.

Los medios de comunicación las lanzan, los lectores las hacen suyas, creyendo que son las que pensaban. Las encuestas preguntan en el sentido esperado de las respuestas. Los partidos hacen sus programas con los sondeos. Al final, los ciudadanos, convertidos en víctimas manipuladas, son tratados como borregos y despreciados por las élites, a pesar de que la democracia los considera como los "soberanos" del sistema.

La democracia, cuando es falsa y está degradada, es un sistema hostil a la verdad, al ciudadano y a la decencia, sin legitimidad alguna, sin la mínima dignidad para que sea respetado por el ciudadano, que tiene el derecho inalienable en toda democracia, a rebelarse y luchar contra los gobernantes y sistemas inicuos.

Las elecciones jerarquizan las opiniones y convierten en hegemónicas las del partido vencedor, que entra en euforia porque ha conquistado el poder y se cree con derecho a dictar lo que es políticamente correcto. Toda una mendaz y rastrera manipulación de la verdad, que en democracia es sagrada.

La mayor corrupción de un medio es ser aliado del poder políico, olvidando que ha nacido para vigilarlo y fiscalizarlo. La mayor traición de un periodista es formar parte del cuerpo burocrático del Estado o, lo que viene a ser similar, convertirse en pieza manipuladora y mentirosa al servicio de un partido.

Todas estas reflexiones, escrupulosamente democráticas, y otras muchas que se refieren al tenebroso y sucio entramado de la propaganda y la manipulación que se ejerce sobre la ciudadanía desde los grandes poderes dominantes, son cuidadosamente ocultadas y perseguidas por el poder y por sus escuderos mediáticos, interesados en ocultar la terrible verdad de que se han convertido en enemigos de la democracia, no en piezas de ese noble sistema.

En España, el Estado de partidos ha convertido a muchos periodistas en funcionarios del Estado, pagados por el gobierno o por los partidos políticos, directa o indirectamente. Los poderosos intervienen en los medios para colocar en las tertulias y tribunas a sus periodistas amigos y por controlar el mayor número de programas informativos y locutores. El control de los medios es vital para el ejercicio del poder en una democracia corrompida como la española, al servicio de la falsedad y ajena a la sustancia de la democracia real, que es transparencia y respeto absoluto a la verdad y a la independencia informativa.

La actual sociedad española es una víctima triste de los que propagan la mentira, esconden las verdades que no le convienen y actuan siempre para beneficiar a las élites. Es una sociedad que ha perdido el norte y la ética, que premia la picaresca, la vagancia y el chismorreo impactante. Es una sociedad que ha olvidado los valores y que ha olvidado el reconocimiento del esfuerzo, de la constancia, del trabajo, de la creatividad, de lo honorable, de lo justo y de lo decente. El emprendedor que crea puestos de trabajo y riqueza es considerado malo, mientras que el ladrón que acumula dinero público ilícito sale en los telediarios sonriendo y brillando como estrella.

Muchas de estas verdades sobre la manipulación y la traición mediática están analizadas y explicadas con detalle en mi libro "Periodistas sometidos, los perros del poder", editado por Almuzara en 2009, del que reproduzco un párrafo aleccionador:

"Miles de periodistas empotrados e incrustados en la cultura dominante ignoran voluntariamente que todas las grandes gestas del periodismo en la historia comparten el mismo rasgo: se apartan del poder dominante y se impregnan de insurrección. La rebeldía frente al poder es una condición indispensable para ser periodista. Bob Woodward y Carl Bernstein fueron insurrectos cuando denunciaron el Watergate, al igual que Edward R. Murrow y Seymur Hers cuando denunciaron los abusos del macartysmo y la matanza de My Lai, en Vietnam, respectivamente... No hay un solo caso de periodista esclavo que sea recordado por la H, del mismo modo que tampoco merecen el recuerdo los militares cobardes o los médicos al servicio de la muerte. Que quede claro que los periodistas sometidos al poder solo pueden esperar poder y dinero, pero nunca reconocimiento, honor o respeto".

Francisco Rubiales


- -
Lunes, 7 de Noviembre 2016
Artículo leído 799 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 07/11/2016 09:22

Dado que la mayoría desconoce lo que es honor y el respeto, lo que importa es la pasta, porque una vez muerto, nadie se acordará ni les importa ya que ellos no lo verán. Este es uno de los problemas de la sociedad, nadie piensa en el después. Antes se trabajaba por los hijos y los nietos, hoy o, entre otras cosas porque los hijos son un accidente o pertenecen al otro progenitor y por tanto no merece la pena trabajar por nadie ni por ningún futuro, lo mejor es disfrutar del momento. No sé si esto es lo que se puede llamar una sociedad nihilista, pero al menos se le parece.

Anoche leí un artículo, a cuento de este asunto del que en España no damos la suficiente importancia, en donde defendía que los medios nos hacen creer en la lucha izquierda-derecha, cuando la verdadera lucha es entre el sistema y los contrarios.

Creo que si pensamos en el sistema opresor como esa nube difusa que engloba el poder y todo lo que conlleva, comprenderemos que las cosas no son como nos dicen, que vivimos en un mundo ficticio.

Tenemos que asumir que los tradicionales poderes del Estado, son apéndices del poder, al servicio del poder, por tanto no hay partidos de tal o cual ideología, hay partidos que representan su papel al servicio del poder. Y por supuesto el llamado cuarto poder, es, tal vez, el apéndice más importante de ese poder tan difuso como real.

Vemos como en España se ha producido de hecho un oligopolio de dos en la TV, como el gobierno y los partidos temen lo que puedan decir en los telediarios, olvidando que el telediario de la primera sigue siendo el más visto y está controlado por el gobierno. La única explicación es que todos obedecen a los mismos y las TV son un jugoso negocio y los que mandan buscan el dinero, porque nunca hay suficiente y porque el dinero es poder.

Hace mucho que se dice, en tono de broma, pero muy en serio, que tradicionalmente los partidos tenían sus periódicos, sin embargo ahora (fue poco después de la transición) es un periódico el que tiene un partido. Creo que no es necesario decir a quienes me refiero.

Como es natural, en los USA todos los medios, salvo unos pocos muy minoritarios, son del sistema y durante el último año han sido los portavoces y creadores de opinión del partido demócrata, incluso periódicos supuestamente republicanos, en el último mes apuestan descaradamente por Clinton.

Sería, no lo sé, aceptable que un medio no diga, por ejemplo, que la policía tiene pruebas de tal o cual delito cometido por la candidata, pero lo que es inaceptable es que diga que no existen esas pruebas y que todo es un invento de la policía que está vendida al otro candidato. Y eso está ocurriendo, los medios están mintiendo.

Los medios son parte del sistema, lo mismo que los candidatos, con lo cual no importa quién gane, siempre gana el sistema. De modo que en estos momentos no sabemos quien ganará, porque no sabemos lo que quiere el sistema.

También es cierto que el sistema no es un todo homogéneo, existen discrepancias y muchas veces graves, que se suelen resolver con guerras y revoluciones. Al fin y al cabo la violencia es la última forma de resolver los conflictos. Naturalmente los muertos los ponen los de siempre, los que mandan se limitan a mover los peones. Tal vez por esta lucha interna, la Humanidad tiene todavía un poco de libertad, pero todo se andará.

Y en el escalón más bajo, la gente no sabe quién es su amo. Ni los periodistas, ni los políticos de segunda fila saben nada. El conocimiento queda reservado a los directores de los medios y a los jefes de los partidos y seguramente no a todos los jefes de los partidos ni a todos los directores de medios. Las subvenciones evitan tener que dar la cara.

Vemos que todos reman en la misma dirección. Se trata de implantar una determinada forma de ver la vida, completamente opuesta a los que durante miles de años ha configurado la sociedad y que funciona razonablemente bien, debido, sobre todo, a la selección de las mejores ideas. Cuando se tiene tiempo, al final se consiguen buenos resultados.

Y vemos como se hacen leyes contrarias al bien común y como los medios dicen que son buenas y vemos como han convertido la democracia en una farsa y vemos como todos dicen que la democracia es mejor que nunca.

Pero lo que no podemos olvidar es que todos los que tienen algo de poder, están al servicio del sistema y en contra de los ciudadanos a que que quieren y están consiguiendo, convertir en esclavos.

Pasmao

Por supuesto que hay muchos decentes en los partidos, lo que pasa es que son los tontos útiles. Son gentes que piensan que pueden hacer algo por la sociedad desde dentro y seguramente consigan algunas cosas, pero al no conocer el gran juego, hacen el papel de peones necesarios y así no se explican determinadas cosas.

Por ejemplo, durante muchos años existía un acuerdo de no agresión entre la casta ppsoe, pero por la razón que sea, ese acuerdo ya no vale y han aparecido nuevos actores y lo que vemos es que el psoe puede desaparecer y el pp quedar como única fuerza con capacidad de gobierno. Naturalmente los políticos de segunda fila no saben nada, sólo que el partido parece que se hunde y la dirección del partido no acierta con la solución.

Y puesto que el político no puede saber lo que es el sistema en realidad, hay que favorecer a los sumisos que no hacen preguntas. Eso supone un empobrecimiento intelectual y que el gobierno acabe en manos de mediocres.

Liberché

Nadie le ha contestado a ese cretino y le ha dicho que los hijos de los que perdieron ya tuvieron las oportunidades para prosperar y muchos lo hicieron y por supuesto los nietos son de los que perdieron y de los que ganaron y la prueba es él mismo. No sé si su abuelo estaba entre los que perdieron, pero su padre llegó a a un puesto al que la mayoría no podemos llegar incluida la tarjeta black y él teniendo un padre tan bien situado, si no ha llegado a más es porque es un inútil.

Pero seguramente le habrán dictado la frase y los periodistas, otros inútiles, la han jaleado según les han dicho.

La financiación exterior tiene el peligro que al final se vende el país a otro país, que es lo que han hecho todos los de la casta, ponernos en manos de otros a los que los españoles no sólo no les importamos, sino que prefieren que estemos en la miseria. Al fin y al cabo si quien manda es un español, por sinvergüenza que sea, ayuda a otros españoles.

2.Publicado por SALVADOR el 07/11/2016 09:24
Hay dos clases de ignorancia : una consiste en creer saber lo que no se sabe y otra, en no saber algo y darse cuenta de ello. La primera nos transforma en necios ,la última es la que nos permite avanzar en el conocimiento de uno mismo y de las cosas.

El no saber y creer que se sabe es lo que produce el error y la equivocación, mientras que el no saber algo y darse cuenta lo evita pues preguntamos al que sabe.

La hegemonía que ejercen sobre nuestras conciencias los mensajes mediáticos nos han transformado en necios pues, a diario, veinticuatro horas sobre veinticuatro, nos convencen de cómo se piensa, qué se piensa, dónde se piensa, quiénes piensan y para qué se piensa.

Hoy el hombre cree saber lo que no sabe e ignora lo que debe saber.

La producción de sentido de los mass media radica en la selección e interpretación de las noticias que realizan a diario. Nunca la inauguración de un puente o un hospital en Bolivia, pero siempre la insulsa primaria de las elecciones en USA. Siempre un cura pedófilo, pero nunca un rabino.

El círculo mediático de producción de sentido funciona así: se lanza una idea, por ejemplo en estos últimos años, se condena al asesinato de las mujeres (violencia de género ), que luego es recogido por el discurso de los políticos como un topos insoslayable. Posteriormente se crean ONGs y organismos del Estado reivindicando ese objetivo, que terminan recaudando dinero público y privado, parte del cual será invertido como propaganda en los propios medios.

¿Quiénes son los instrumentos de este círculo mediático?: los periodistas, esos analfabetos locuaces, que no paran de hablar de lo que no saben. Hoy los periodistas, sobre todo los locutores radiales y televisivos son los verdaderos filósofos de este tiempo. Los que tienen respuesta para todo y para todos. Eso sí, siempre la respuesta es una respuesta única, la producida de antemano por los mass media que los emplean.

De modo tal que hoy y desde hace más de medio siglo, el discurso político es el producido por los medios de comunicación y no por aquellos que dicen gobernarnos. Se ha producido una subordinación del discurso político al discurso mediático, de los políticos a los periodistas y de estos,a los medios donde trabajan.

Hoy es imposible hacer política sin el apoyo de los medios y menos aún en contra de ellos. Inmediatamente se es marginado a través de la campaña del silencio, no publicando nada sobre uno. En el supuesto caso de que el agente político, cultural o social, lograra trascender, es de inmediato demonizado

En definitiva, lo que ha logrado este poder mediático hegemónico es que el hombre deje de pensar con cabeza propia a través la introducción en su conciencia de prejuicios y preconceptos que lo logran extrañar de sí mismo, de su historia y de su moral nacional.

Se nos dice qué, dónde y cómo pensar. El problema es que muchos lo cumplen a rajatabla, en vez de rebelarse y tratar de empezar a pensar por ellos mismos.

El problema es el hombre actual y su colonización mental a través de un discurso único y políticamente correcto ( consenso) .En un dialogo abierto la única igualdad posible es el DERECHO A LA DIFERENCIA . Y esta se manifiesta en el DISENSO.

3.Publicado por pasmao el 07/11/2016 12:28
Excelente artículo y excelentes posts.

Evidentemente nos manejan y nos torean como quieren. Los problemas son dos:

1/Ahora lo hacen tan mal y se nota tanto que no se si es por chulearnos o porque cada vez son mas brutos.

2/En ese nihilismo contagioso, y dado el punto 1/, es ncreible cómola cantidad de presclavos que ante la evidencia prefieren hacerse los locos aumenta día a día.

El peligro es que la idiocia de los que mandan y de los que obedecen al ser creciente incrementa el riesgo, y mucho, de que el invento acabe muy mal. Pero mal de verdad.

La ciudadanía y la opinión pública funconan cada vez mas cómo el caso de esa señora a quien su esposo ponía los cuernos de manera obvia y que reflexionaba

-que si pasaba mejor no saberlo
-que si lo sabía, que fuera sólo ella, para no sufrir mas verguenza
-que si lo sabían mas pues que no se corriera el rumor.
etc,etc..

El caso de los últimos referendums perdidos donde quienes los perdieron se quejaban de haberlo perdido sin haber ido a votar es sintomático.

Yo hace tiempo que no puedo ver un telediario sin ganas de vomitar. Por eso ya no los veo.

un cordial saludo

4.Publicado por Anro Libertché el 07/11/2016 16:07
“Medios y Periodistas”

Así es, buena parte de medios y periodistas de este país, vienen protagonizando programas de debates políticos, en radio, tv, foros y otros similares. A veces, dan la impresión antes de comenzar, que asistiremos a un show de discusiones, diatribas, y descalificaciones ad hominen, con acentos y sofismas en la intención de zaherir, complementados con esperpentos soflamas, devaluando el más puro arte literario escénicos valleinclanista.

Reunidos en banda izquierda y derecha, nuestros comunicadores y profesionales de la información y noticia, acostumbran a llevar preparados, sus argumentos con “cartucheras desabrochadas y pistolas cargadas”. Pedantes unos y sectarios otros a la vista de los telespectadores y ciudadanos, demuestran su falta de espontaneidad, con deshonestas actitudes de bufones subyugados a los intereses partidistas, que con oportunismo sutil, y a veces descarado pretenden defender, bien por desdén, o por otros intereses, ideológicos, espurios y periodísticos.

Personajes que más que informar, ser objetivos, éticos y profesionales, se erigen en protagonistas egocéntricos de la noticia, con frivolidad pasmosa y sorprendente. Y lo que es más grave y perverso, se empeñan en convencernos y adoctrinarnos, según sus ideas y criterios desde posiciones subjetivas e ideológicas, insinuando y determinando lo que debemos votar, apoyar o aplaudir por el mero hecho, de comunicar desde cualquier medio importante con supuesta gran audiencia y/o cuota share.

O sea insidiosos, bascosos e irascibles, elementos de logomaquias, y tergiversadores de información y noticias, sin fundamentos que se sostenga con papanatismos exacerbados y panegíricos discursos dirigidos a los amos que les pagan y manipulan. Y así no va, en cuanto a la ausencia de periodismo auténticamente independiente, objetivo y de investigación, con garantías y fuentes solventes, que posibiliten la información veraz, y realistas que los ciudadanos libres pensantes, exentos de vinculación a ningún partidismo demandan.

Lo más paradójico, no son sus aseveraciones para conformar y afirmar dando solidez y cuerpo a las noticias y las informaciones, sino las farsantes imposturas para darle rango de ciertos oficialismos. Portadas, editoriales, cabeceras y columnistas de páginas, cuyos contenidos, solo aportan, especulaciones y noticias vacuas, carentes de valor e interés para los lectores y ciudadanos en general, más preocupados por los asuntos cotidianos laborales y económicos que les incumben, que las noticias de los distintos portavoces de partidos y gobiernos u otras Instituciones y medios puedan comunicar.

Al igual que la casta política, los periodistas y medios en nuestro país, salvando las excepciones de rigor, se han convertidos en meros vasallos, voceras, correvediles y panfletarios del poder establecido, manteniendo las equidistancias, las indiferencias y alejados de las noticias e informaciones que emanan de los ciudadanos, sociedad civil, y otras sensibilidades sociales, en definitiva de los acontecimientos y problemas que afectan verdaderamente a los ciudadanos y contribuyentes.

Por ello, mi rechazo y desprecio para tantos mierdas y mediocres, medios, periodistas y políticos, vacuos, tríleros, mastuerzos, y felones que son plaga bíblica, más insoportable que una marabunta de ratas salidas de las cloacas.

Un saludo a todos.

5.Publicado por Antuan el 07/11/2016 21:30
Esta crisis económica en la que vivimos ha servido para abrir muchas mentes. Hay más gente de la que en principio podemos pensar que saben que todo es una mentira, lo que pasa que en estos días la gente se ha vuelto más práctica y el concepto tiempo ha cambiado claramente.
Muchas personas intentan aprovechar su tiempo al máximo, hoy en día, entre el trabajo y la cantidad descomunal de opciones de ocio que existen hay mucha gente preparada que no tiene tiempo de quedarse un ratito quieta a meditar, y los que lo hacen piensan que involucrarse en la resolución de un problema colectivo tan grande como cambiar las reglas del juego no merece la pena o será una pérdida de tiempo o un esfuerzo estéril.
Por el contrario, los que tienen tiempo de sobra para pensar, normalmente son los que realmente no piensan nada porque ni siquiera se dan cuenta del engaño, son unos ignorantes.
Por último, se encuentran el reducidísimo grupo de los que tienen tiempo, se dan cuenta del engaño y actuan para contrarestarlo de alguna manera, pero son tan pocos que sus actuaciones son testimoniales gracias a lo hermético del sitema.

O sea, que a la Luna hay mucha gente que mira pero en este caso no es suficiente con eso, hay que actuar, sólo siendo conscientes no cambiaremos nada.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros